viernes, 31 de mayo de 2013

Campos de Castilla gira en Baeza y noticias de nuestras lecturas.

 
Esta entrada debió publicarse ayer, jueves, 
pero unos problemas informáticos me lo impidieron. 
Os pido disculpas.

Campos de Castilla gira en Baeza. La enfermedad y muerte de Leonor, cambia el poemario, arrasa al poeta por dentro y descoyunta el plan inicial. Antonio Machado -que concibe para España la forma moderna de las Obras poéticas completas publicadas en vida del autor y que con él van evolucionando- comprende que la experiencia biográfica por la que está pasando debe ser introducida en el mismo poemario y no en otro diferente: esta opción no solo trasforma Campos de Castilla, haciéndolo crecer mucho sino que inicia en España una línea poética basada en la literaturización intensa pero reconocible de los hechos vividos. Ya escribí aquí que no conozco mejor expresión literaria del duelo que la que se contiene en estos poemas. La tonalidad de la voz se hace más íntima, el ritmo más ligero pero, a la vez, más profundo. Y Machado, desde Baeza, recuerda con tanta intensidad Soria que la sueña despierto. Campos de Castilla queda así, partido en dos miradas al paisaje: la que se da de forma presente en él, antes de la muerte de Leonor, la que se da en el sueño, después de ella. Y todo queda atado con la epístola a su amigo José María Palacio. En ella se va graduando la pregunta -¿es ya primavera?- para suplicar un gesto -que lleve flores a la tuma de su esposa-. Queda, así, constituida una de las formas más fecundas de la poesía española del siglo XX, que aún perdura.

Noticias de nuestras lecturas

Pamisola comenta la acertada forma epistolar que elige Machado para escribir a José María Palacio y nos trae el recuerdo de la voz machadiana de Serrat.

Paco Cuesta también comenta con todo acierto la epístola a José María Palacio y sabe cómo situar Campos de Castilla en la obra de Machado.

Gelu sigue con su selección de poemas y enlaces machadianos. También nos trae a Serrat y un enlace con un video de la sobrina de Machado que no os podéis perder, para fijars después en el territorio castellano...

Luz del Olmo se sube a un viaje vagón de tercera, con Machado...

Mª Ángeles Merino llega a una de las honduras temáticas de Campos de Castilla: hombre y Dios en el paisaje castellano, sueño y realidad. Imprescindible.

Kety recuerda y conversa con Machado, Unamuno y Azorín, nada menos.

Excelente entrada de Pancho uniendo biografía y ritmo. el poeta, el agua y las campanas...

---

Pancho llega al retrato más hondo de Juan, el hermano del protagonista de Aurora roja. Inmejorable forma de abordar la construcción de este personaje por Baroja.
---

Si me he olvidado de alguna de las aportaciones, hacédmelo saber. Gracias.

La próxima semana terminamos con el comentario de Campos de Castilla. Recordad que, como final de curso, leeremos en junio El Hereje de Miguel Delibes. Terminaremos con un encuentro en la ruta que sigue en Valladolid las trazas de esta novela. Tendrá lugar el 13 de julio. Aquellos que aún no me hayáis escrito para participar, hacedlo cuanto antes. En los próximos días os responderé a todos personalmente.

8 comentarios:

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Intentaré pasar este enlace que nos ofrece el manuscrito de la carta que Antonio Machado envió a su madre cuando Leonor estaba enferma.
En el epistolario que se conserva, al igual que en sus obras, podemos apreciar la categoría de los sentimientos de nuestro poeta.
¿Qué otra cosa es la poesía?

Abrazos.

Abejita de la Vega dijo...

La mejor expresión de duelo de nuestra literatura, a medio camino entre la de Jorge Manrique y la de Miguel Hernández en su elegía a Sijé. La más bella, sin restarle méritos a los otros dos.

Me viene muy bien el enlace de Gelu, conozco esa carta a través del libro de Gibson y, para mí, es la prueba: Machado era poeta siempre, en su vida personal también. Por el contrario, cuando leímos a Bécquer entramos en contacto con una carta a sus suegros...vulgarísima, qué desilusión.

"Campos de Castilla" no sería la gran obra que es sin ese giro copernicano que le hace dar la muerte de Leonor.

Me gusta tanto esta obra que he de agradecer al profesor que me la hizo conocer. De nada, Vicente.

Dedicaremos otra a Machado.

Besos, nos vemos en tu tierra.



Myriam dijo...

Cuando hablas de "la lituralización intensa pero reconocible de los hechos vividos" supongo que te refieres a la sublimación de las emociones intensas en la obra de arte, que es llevada con tal maestría y delicadeza, que se diferencia muy bien de lo que es un vómito de emociones sentidas por el escritor-poeta en un momento dado por una situación vital específica.

En detalles como éstos se mide la talla de un escritor-poeta, creo yo. De ahí la grandeza indiscutible de Antonio Machado.

Besos

PD- llevo retraso con las lecturas de los trabajos de los compañeros, peor de apoco me estoy poniendo al dia. Algunos he leído y son estupendos. Abrazos a todos y mil perdones.

pancho dijo...

Solo queda ya una entrada más para terminar Aurora Roja, pero la narración que hace Pío Baroja para presentarnos la muerte de Juan es de lo más emocionante que yo haya leído, nada que envidiar a ningún poeta. Incluso comparten los lirios, primeras flores de la primavera como expresión del dolor.

Me encanta la mezcla que hace Machado de expresiones populares y cultas y su humor. Se nota que se lo pasaba bien haciendo poesía.

Muy interesante el apunte de la influencia de la poesía de Machado en autores posteriores.

elisa lichazul dijo...

nada ...solo un abrazo y buenas energías pa'ti Pedro
pásalo chancho como decimos por acá

Tomás Martinez dijo...

La tarde está muriendo
Como un hogar humilde que se apaga.

Allá, sobre los montes,
Quedan algunas brasas.

Y ese árbol roto en el camino blanco
Hace llorar de lástima.

¡Dos ramas en el tronco herido, y una
Hoja marchita y negra en cada rama!

¿Lloras?... Entre los álamos de oro,
Lejos, la sombra del amor te aguarda.

Pamisola dijo...

Maravilloso poeta, Machado, y volver de vez en cuando a sus poemas es necesario.
Felicito a tú blog, por esta iniciativa que anima a la lectura a todos los que te frecuentamos y también a todos los que además colaboran de una manera muy notable, con sus intensas entradas para que la lectura sea mucho más interesante.

Mi agradecimiento por incluirme entre ellas esta semana, teniendo en cuenta mis escasas colaboraciones.

Abrazos.

Paco Cuesta dijo...

La experiencia comparativa del Machado de Soria y Baeza es una clave esencial para comprender la obra.
Un abrazo