viernes, 19 de abril de 2013

La luz del gallinero


En las explotaciones avícolas nunca es de noche. Potentes focos fingen un día continuo para las gallinas enjauladas con el objetivo de que produzcan sin parar. Las aves tienen todo a su disposición: comida, agua, medicinas. Les falta, claro, la libertad, pero una gallina no sabe lo que significa este concepto. El ser humano lo tiene peor: puede comprender el concepto de libertad pero casi nunca lo ejerce y exige más luz y menos noche. Y se cree el amo del gallinero sin darse cuenta de que está dentro de la jaula.

20 comentarios:

Pamisola dijo...

O sí se da cuenta, pero se conforma.


Abrazos

elisa lichazul dijo...

sin duda lo sabe (el hombre), pero no hay de otra, no hay donde escapar

besitos

ibso dijo...

¿Quién nos enjaula?

Estrella dijo...

¿Y eso no será miedo? ¿Miedo a salir de la jaula y darse cuenta, porque lo intuye, del vacío tan inmenso que hay fuera de esos barrotes y de lo solo que está ante sí mismo ese amo de la nada?

José Luis Ríos Gabás dijo...

Bueno, en Internet nunca es de noche. En el matadero del pueblo donde vivo los turnos son continuos, nunca paran. Cuando era joven, más bien adolescente, las noches eran noches, los días, días, los domingos, domingos.

Un abrazo

mojadopapel dijo...

Nuestra vida en sociedad es un autoengaño...es el sistema perfecto para sentirte solo.

Spaghetti dijo...

Creo que esas pobres gallinas están peor que muchos y mejor de otros, éstos últimos renunciarían a la noche de un año por comer tres días seguidos.
sa...luz )que la apaguen.

virgi dijo...

Pronto ansiaremos ser como las gallinas, con un lugar donde dormir y comida en la mesa.
Besos

Abejita de la Vega dijo...

Conozco gallinas que picotean a sus congéneres para hacerse más sitio, eso creen ellas.

Paco Cuesta dijo...

¿No será que confundimos libertad con eso que se ha dado en llamarse signos externos y que en consecuencia cuanto más perseguimos estos más carecemos de aquella?

Myriam dijo...

¡aaaaaachifffffffffffff! lo siento, tu foto tiene mucho polvo y ácaros... hasta aquí llegan, ni puedo pensar en el texto... ¡ahhhhh.... chuuuuf!

Campurriana Campu dijo...

Yo creo que cada vez nos damos más cuenta...

Merche Pallarés dijo...

Ay, Pedrito, Pedrito... ¿Qué tiene que ver la foto que has puesto con las gallinas? Besotes patidifusos, M.

María dijo...

¡Qué razón tienes, Pedro! que los seres humanos lo tenemos peor porque comprendemos el concepto de libertad pero... ¿para qué nos sirve sino la practicamos?

Un beso.

fiorella dijo...

Coincido con tus apreciaciones.Un beso

Anónimo dijo...

Sumergidos en el día no podemos ver la noche,pero esta es muy necesaria, nos renueva a un nuevo día.
Gracias por tus palabras y tu blog.

Rita.

mpmoreno dijo...

Curiosa comparación. Y sin embargo es mejor saber aunque no puedas disfrutarlo, pero creerse el amo cuando uno está atrapado es una insensatez, lo que no quita que sea la realidad de la vida.
Pilar

José Núñez de Cela dijo...

Para que mis gallinas salgan del gallinero ato a la perra. Cuando la desato, guardo las gallinas. Estas operaciones las hago obligado a mi vez.
La libertad de unos condiciona la de otros.

dafd dijo...

Es una tentación emerger del sueño de nuestra esclavitud a la libertad, como también es otra tentación sumirnos en ese bonito sueño de sumisión (bonito porque perdemos la conciencia de nuestra cautividad). Pero la tentación misma en un sentido u otro, ¿no formará parte del sueño?

Aldabra dijo...

somos marionetas, hace mucho que lo tengo muy claro... claro que dentro de lo que son los hilos siempre podemos rebelarnos un poquito y ponérselo difícil a quien nos mueve.

biquiños,