sábado, 26 de enero de 2013

La única salida del callejón sin salida


España ha llegado ya a los seis milllones de parados. Más de un cuarto de la población activa del país está sin trabajo. Más de un millón y medio de personas viven en unidades familiares en las que no entra ningún tipo de ingreso económico regular. Las estadísticas afirman que más del 50% de nuestros jóvenes están fuera del mundo laboral, que nuestros recién licenciados se marchan de España en número creciente y que los mayores de cincuenta años, cuando pierden su trabajo, difícilmente pueden encontrar otro y que muchos de los que optan por capitalizar el paro y abrir pequeñas empresas con esos recursos terminan cerrándolas en uno o dos años con más deudas que antes de iniciar esa aventura como emprendedores. Las organizaciones que se dedican a asistir a los desfavorecidos están desbordadas y los niveles de solidaridad, que en España son altos gracias a las redes familiares, están a un paso de superar el punto crítico de ruptura. Mientras tanto, la prensa no deja de destapar casos de corrupción en los que se manejan cifras escandalosas pero que difícilmente podrán tener consecuencias penales puesto que han prescrito o tapan en sus primeras páginas las noticias que más nos afectan con casos menores.

Pero esta mañana ha amanecido un día calmado. La temperatura ha subido, han marchado las nubes y el sol ha dejado su huella en las calles. Es posible salir de este callejón: tenemos que ser conscientes de que basta con caminar en dirección contraria. Desandar: participar más en la política diaria, no consentir comportamientos deshonestos a nuestro alrededor, dar ejemplo de lo que exigimos a los demás, cargarnos de valores cívicos, comprender que el enriquecimiento fácil y rápido solo es producto de la habilidad para la estafa y el engaño, comprender que todo lo que sucede en el orden público nos afecta en lo privado, tener el coraje de hablar y no callar en las cuestiiones públicas. Y reservarnos diez minutos al día para apreciar cuando sale el sol, como hoy. Permitirnos ser felices en medio de tanta podredumbre, pero con esa felicidad que no depende del ruido ni de las luces falsas del parque temático en el que se había convertido nuestra sociedad en las últimas décadas..

25 comentarios:

Myriam dijo...

Amén

Lichazul dijo...

acá está la cumbre del CELAC y UE , todos bellos pa'la foto oficial
el primer ministro español dió algunas pautas sobre el negocio de los automoviles, pero en general ha sido parco con la prensa, todos se atienen al protocolo
Entre ellos arreglan el mundo y se forman alianzas donde los empresarios se ven fortalecidos , ojalá el chorreo alcance para el pueblo

abrazos

Campurriana Campu dijo...

Siempre hay lugar para un rayo de sol...

m.p.moreno dijo...

No se ve salida y el alargarse tanto en el tiempo pesa sobre los ánimos de la gente.

ibso dijo...

Hasta en este callejón, sin aparente salida, hay una luz.
Quisiera que mi hija no heredara el miedo a sufrir sino el coraje para luchar, y esto solo se puede trasmitir con el ejemplo.

Marina dijo...

Lo haremos Pedro, pero solo porque personas como tú lo dicen.

Besos

Merche Pallarés dijo...

Estoy con MYRIAM y MARINA. Besotes solidarios, M.

Casía dijo...

A partir del 29 una parada más, me mandan para casa, la empresa aunque elogia mi trabajo me dice que ahora mismo es inviable renovarme. Así que me quedan "los lunes al sol"

Abejita de la Vega dijo...

Ayer salió el sol por estas tierras meseteñas, un paréntesis entre los días grises y fríos.
Demos permiso a la felicidad todo lo que podamos, todo lo que nos dejen. Está en nosotros, la solución dentro de uno, como reza tu barojiana entrada anterior.
Besos

María dijo...

Hay tantos millones de parados, según leí el otro día en la prensa, como habitantes tienen las tres ciudades más grandes de España: Madrid, Valencia y Barcelona, y dentro de poco también como Sevilla.

Un beso.

São dijo...

Querido Pedro, assino contigo.

Porém, em Portugal as coisas estão tão más , que e esperança é muiyo pouca...

Bom resto de fim de semana

virgi dijo...

Espero que podamos hacer lo que dices. Yo me permito esas felicidad, pero a veces me entra un gran complejo de culpa viendo tantos sinsabores.
Besos

pancho dijo...

Con este país no hay quien pueda. Si hemos llegado hasta aquí con el peso de tanta historia a cuestas, lo que queda para ver la luz es como una
canción.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Mirar la salida del sol creo que debería ocuparnos más de diez minutos, quizás una hora , más o menos, cada día.

Un saludo

Montserrat Sala dijo...

Si profesr tienes toda la razón, pero mirar y encandilarse con la tibieza del sol, se bonito siempre qe detras haya un buen tazón de leche con galletas para desayunar. Y este privilegio no lo tienen todas las familias, según datos de algunas O.N.G's.
Es para pensar. Pedro.
Saludos cordiales.

dafd dijo...

Está claro. Hay que atar en corto a nuestros gestores (y a nosotros, esto va de ida y vuelta), y hay que indignarse. No vale eso de que el escándalo es para los carcas. Todos tenemos que tener un hueco para el escándalo. Pero no para bobadas, sino para cosas que nos importan a todos como el bienestar común.

Hoy está pegando fuerte el sol. Como esto siga así vamos a empezar a ver prematuros brotes en los árboles en un periquete. Y se nos van a eclipsar los sutiles ocres y grises del campo.

Paco Cuesta dijo...

Estamos tan apegados a muestras creencias que somos incapaces de no apoyar "al propio" con nuestro voto aunque lo haga mal. De esa forma APOYADOS EN NUESTRO APOYO, siguen sin ponerse de acuerdo, con el único objetivo de estar en la cúspide de la pirámide. La base sigue aguantando.

Lola dijo...

Dicho queda...

Luis Antonio dijo...

Releeré tu segundo párrafo hasta que logre creérmelo. Lo necesito.

José Núñez de Cela dijo...

Acertadísimo! Si salimos de esta será ejerciendo nuestra conciencia cívica con todas las consecuencias, manteniendo nuestra capacidad de luchar por ser felices y ser conscientes de ello, cuando lo somos.

Saludos!

enletrasarte (omar) dijo...

es que algún día aprenderemos que política no es votar o abstenerse, política es vivir cada día, trabajar, salir de compras, estudiar, tener tiempo para uno, sanarse, tener un techo, oportunidades...política es ser
.
ahhhhh, los políticos, los políticos es otra cosa, culpa nuestra que sean una casta y siempre estén colgados de la teta
.
deberíamos apuntar a tener REPRESENTANTES, mandatados por los ciudadanos, que vayan y hagan las leyes que respondan al interés general, al bienestar general, a velar por aquellos que generan las riquezas del país
y rotación, che, rotación nada de pegarse a los sillones
.
¿la paga? no más que un maestro, no más que un oficial carpintero, no más que un funcionario
.
ya ves, estoy para el manicomio
un abrazo
(ey Profe, todavía espero, ¿ta?)

Isabel Barceló Chico dijo...

Suscribo tus palabras, querido amigo. Si no tomamos conciencia de ciudadanía y de las posibilidades reales que tiene el ejercerla, nos quedaremos en el lamento, con los bolsillos vacíos y la moral por los suelos. Un abrazo.

Aldabra dijo...

es difícil abstraerse de toda la podredumbre y ver el sol pero se puede hacer, y debemos hacerlo.

biquiños,

Camino a Gaia dijo...

Nos queda la desinformación de la cadena de televisión pública, convertida ahora en la orquesta del Titanic. A la corrupción hemos de añadir la confusión sobre las causas de esta crisis mundial, y con esa confusión, la incertidumbre.

No creo que economistas ni políticos consigan arrojar ninguna luz, porque ninguna luz puede iluminar de forma suficiente las salida que no queremos ver.

Un saludo

impersonem dijo...

Dices mucho y lo dices bien...

Un abrazo.