lunes, 29 de octubre de 2012

Sobre Halloween como metáfora

Hasta hace más o menos una década, la celebración de Halloween en España era algo extraño que se veía solo en las películas y en las series de televisión norteamericanas. En España, lo que se celebraba -si se celebraba algo- era el Día de Todos los Santos, ni siquiera la noche previa. Antiguamente se celebraba más el Día  de los Fieles Difuntos, que no hay que confundir un día con otro, aunque ambos pertenezcan a un sustrato común de cambio de estación y ciclo de la naturaleza y recuerdo de las personas muertas. De hecho, la repetida costumbre de reponer el Don Juan Tenorio todos los años por estas fechas, se debe más a esta última festividad católica que a la primera. En algunos lugares, especialmente en zonas rurales y de montañana, se mantenían tradiciones sobre ritos nocturnos, casi siempre de origen pagano mezclado con creencias católicas.

Halloween se introdujo primero en las pantallas de cine y televisión y luego en los colegios, como parte de las clases de inglés en los centros de enseñanza. Con la facilidad con la que en España incorporamos cualquier tradición festiva, se ha introducido sin más en las fechas más comerciales del año y se ha generalizado entre niños y jóvenes. Incluso en los lugares en los que ni en Carnaval se disfraza ya la gente, es común ver por el día y la tarde a los niños vestidos de esqueletos y brujas y por la noche a grupos de muchachos y muchachas de lo mismo pero con un punto alcohólico. No está mal que la gente se divierta, por supuesto. Es sano y recomendable mientras no molesten a otros. Y si muchos se olvidan durante unas horas de los problemas actuales disfrazándose, será sano para ellos.

Pero Halloween es una señal, como lo es el predominio entre los niños y los adolescentes de las grandes superficies comerciales con su oferta de cine, ocio y negocio sobre las formas en las que nos divertíamos los españoles hasta hace poco. No es una tragedia histórica, por supuesto, puesto que siempre hay cambios en las tradiciones culturales. Pero los cambios son siempre síntomas de la fragilidad de unas propuestas sobre las triunfantes. Ahora bien, si nos acogemos con tanta alegría a tradiciones foráneas, solo hay que constatar que nuestra vida es cada vez menos nuestra y más de otros. No es malo, pero luego que no nos extrañen las consecuencias.

Como esta es una entrada absolutamente demagógica (haber elegido trato), terminaré diciendo que comenzamos celebrando Halloween -con disfraces y complementos fabricados en China- y continuamos dejando que gestionen nuestra política y nuestras finanzas otros. Quizá no sea tan malo. Toca recoger velas.

24 comentarios:

amelche dijo...

Y, encima, la pésima traducción de trick or treat, supongo que para que se repitan también las tes en español. Porque treat, no es trato. En todo caso, sería tratar bien, darle un trato especial a alguien, agasajar.

Jan Puerta dijo...

Yo, que me precio de visitar muchos cementerios no celebro la festividad en si. Como tampoco le tengo mucho aprecio a Papa Noel. Quizás nos educaron mal. Y el reciclaje de mayor ya me pilla a la defensiva.
Un abrazo

Esther Gato dijo...

Noche de brujas.Trucoo,trato.
Niños por las calles tocando en las puertas,esperando que les den caramelos.Lo pienso,y me translado a la infancia.

Bertha dijo...

Pienso y, es mí modesta opinión que siempre que se sepa adoptar las costrumbres o celebraciones con mesura no pasa nada.Yo no lo celebro pero imparto talleres y en cambio veo el Tenorio cada año y voy al cementerio a llevar flores a mís difuntos.

Pero en el aula de diseño tengo que explicar el porque de esta celebración...me refiero a Halloween.Porque es parte del programa en cambio no les digas nada del día de Santos Difuntos porque pasan olimpicamente.

Estoy contigo es parte de la fragilidad de nuestro sistema educativo.Porque el saber no ocupa lugar se puede integrar todos los conocimientos sin manipular ninguno...Pero esto es lo que hay o lo tomas o los dejas te diran...cómo en mí caso.

Feliz Halloween para quien lo celebre.

El Gaucho Santillán dijo...

Este tipo de "fiestas", son alentadas por la preclara dirigencia empresarial y politica.

Por que será?

Un abrazo.

Neogéminis dijo...

Hoy en día la globalización no respeta fronteras.!
=)

Abejita de la Vega dijo...

No me gusta nada el Jalogüin ese. Todo empezó en las clases de inglés, los profes de esa asignatura son los "culpable".

Teniamos que haber insistido en los tenorios e ineses, los que no somos de inglés, mea culpa. Fragilidad de nuestro sistema educativo, así es, y complejo de inferioridad ante lo extranjero.

Besos

Aldabra dijo...

somos marionetas teledirigidas.

biquiños,

Anónimo dijo...

Yo tampoco comparto la festividad de Hallowen, me quedo con las nuestras.

Rita.

José Núñez de Cela dijo...

"nuestra vida es cada vez menos nuestra y más de otros"

Esta es la triste realidad.

El triunfo de Haloween, su penetración en nuestro supuesto imaginario colectivo, es puro marketing, sin ningún arraigo en nuestra cultura, aunque por otro lado, ¿a qué cultura nos referimos?
Las tradiciones también precisan renovaciones y si vienen de fuera, parece que se les hace más caso.

Gastón Avale dijo...

Se cruzan las culturas, se fusionan y dan lugar a más estrategias de mercado. Los cambios de este tipo no son algo que pasa en la sociedad sino algo intencional. Las consecuencias ya las estas viendo y estas siendo parte de ellas... Nuestros políticos mirarán siempre afuera a esas primeras potencias que parecen haber encontrado la clave del éxito... Pero los que entendemos el mundo sabemos que esto no es así en absoluto! Un buen texto para reflexionar un abrazo.

HOLBEIN no Jalogüin ese dijo...

En Mexico celebran en estas fechas el dia de los muertos, tradición muy arraigada.
En el 1998 estuve por allí para visitar el Burgos en el estado de Tamaulipas (fronterizo con Texas). Y lo que me "chocó" es como este "Jalogüin" está desplazando a manifestaciones centenarias.
De todas formas, en la Capital Federal,pude oir por la radio El Tenorio.
Te mando alfabeto tipografico, para que puedas utilizarlo el dia de difuntos para anunciar La ACEQUIA.

mj dijo...

Halloween es otra manipulación más. Totalemente comparto lo que dices. Cada vez menos somos nuestros.
Un beso

Dia de los MUERTOS dijo...

honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza desde el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.
Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años

pancho dijo...

A menudo se da el caso de gente que se avergüenza de las propias tradiciones. Consideran cutre, rancio y casposo lo que nos ha hecho ser como somos y ya de paso se entregan sin condiciones a las modas del imperio. De hecho, no hay país europeo que se haya abrazado al american way of life con más convicción y más desapego hacia lo propio que el nuestro. Y no contentos con exigir perdón a los que apoyan las tradiciones, las acosan y las prohíben porque dicen que tienen más votos que los otros. En este punto no deberíamos olvidar que también Hitler ganó elecciones democráticas y de demócrata tenía bien poco. Y en esas andamos cuando lo mejor sería guardarse, ponerse de perfil y replegarse hasta que pasen los huracanes que nos tienen acobardados.

Merche Pallarés dijo...

Todos los años la misma historia... Halloween... y el 14 de febrero Saint Valentine's... Fiestas que aquí no existieron NUNCA pero que debido al mimetismo y americanismo papanatas de nuestros "próceres" nos las están embuchando. Pronto también celebraremos Thanksgiving aunque no tengamos nada que agradecer a peregrino alguno... Besotes anti festejos foráneos, M.

Marina dijo...

Mira corazón, no te digo hasta dónde estoy de Jaloguin porque las monjas me enseñaron a ser educada...pero ya te lo puedes imaginar.....menuda trampa son los P.... colegios bilingues, pero los votamos, con lo cual ajo y agua.

¿Nos vemos el sábado?
Besitos

Alimontero dijo...

AJO Y AGUA???? JAJAJAJAJAJA, que tiempo que no "escuchaba" este dicho.. "ajo-derse y Agua-ntarse"
Mi hizo gracia, perdóname!

Ud, Maestro Pedro, como siempre expresando el pensamiento de todos, has pensado en postular a un cargo en el Ayuntamiento? hombres como tú necesitamos todos...

besos,

Ali

XuanRata dijo...

Lo más curiosos es que mi suegro (setenta y tantos años) cuenta que en su infancia el día de los difuntos se ponían calabazas en las ventanas con una vela encendida en su interior. Aquí en el norte somos (eramos) un poco celtas. Así que mira por donde, resulta qu estamos recuperando nuestras tradiciones. Lo del truco o trato, no. El aguinaldo se pedía en otras fechas, pero la verdad es que todas son buenas para pedirlos.

erobleto dijo...

Interesante el tema transcultural. Imagínense que nosotros en centroamérica, y en particular Nicaragua por la cercanía geográfica y la presencia de tantas invasiones norteamericanas en nuestra historia, tenemos no sólo el haloween arraigado en las costumbres comerciales, la música en inglés, los términos en inglés en nuestro idioma cotidiano, sino hollywood y las otras manifestaciones de la cultura "del sueño americano".
Sn embargo conservamos tradiciones muy fuertes como la celebración del día de difuntos, la gritería de la purísima concepción, las festividades patronales en todas las ciudades y comarcas del país, etc.
Va saliendo una nueva cultura, adaptada y quizas mejorada. Porque no podemosnnegar el factor información y medios en la intromisión de esas costumbres. El mundo cambió. Si no, veamos el twitter hoy...!

elena clásica dijo...

Querido Pedro:

Comparto del todo tus ideas. Por una parte la idea de exorcizar a los malos espíritus, llámense nuestros miedos con diversión, fiesta y valentía enmascarada me parece estupenda. No tanto el absurdo carnaval, tan "alcoholizado" en la noche, como apuntas, desarraigado de cualquier motivación profunda, artística, cultural, social o histórica. Ya no se conoce más "convidado de piedra" que algún Godzilla pleno de efectos especiales, si no, no da miedo, porque no tiene presencia. Y si no existe, ¿cómo va a producir escalofríos? ¿Qué es, entonces, lo que estamos conjurando?

Qué fiestas tan hueras son estas.

Un enorme abrazo, querido amigo.

Estrella dijo...

Seguramente también ha contribuido al auge de esta celebración, o al debilitamiento de nuestra manera tradicional de celebrar Todos los Santos y el Día de Difuntos, el hecho de que los españoles, sobre todo las generaciones jóvenes, ya no somos una sociedad creyente, somos una sociedad laica. Hemos dejado de ir a misa y de celebrar rituales religiosos. Las fiestas católicas, navidad, Semana Santa, etc. las asociamos a la diversión, vacaciones, consumismo, materialismo. Todo menos la espiritualidad o el recogimiento. Por eso triunfa Halloween. A esta sociedad de consumo tan nuestra es lo que le interesa. Lo demás ¿a quién le importa?

Triste que desechemos lo nuestro.


Lichazul dijo...

acá se dice: dulce o travesura, y aunque ha tomado fuerza lo gringo , tenemos arraigado como latinoaméricanos otro modo de ver este recordatorio por nuestros ancestros y familia

vamos al cementerio en masa a estar con quienes nos preceden en este camino hacia otra dimensión

flores, cantos, velas, ofrendas, en fin es una especie de conexión emocional y sensitiva

besitos

dafd dijo...

A ver en qué da toda esta absorción a que estamos sometidos.