domingo, 21 de octubre de 2012

Juego de luces en las copas


Juego de luces en las copas. En la tuya aún queda hielo. Una parte del mundo está en crisis y la otra ni siquiera puede permitírselo pero hoy me declaro egoísta y aspiro tan solo a esta suavidad cálida de tu piel. Quiero atesorar este tiempo decantado en la caricia. Porque merecemos este milagro en el que todo se ha remansado como si el mundo entero se hubiera aquietado en una grieta inadvertida. Quizá sea verdad que todo se ha de perder para ganar lo que importa. Y poder apreciarlo porque ya nada distrae de la esencia.

21 comentarios:

Esther Gato dijo...

;)

María dijo...

Se egoísta alguna vez, Pedro, por ello, no te sientas mal, y disfruta de la esencia de esos instantes de felicidad que tienes merecido, disfruta de ese juego de luces en las copas, disfruta de esos pequeños milagros que nos depara la vida, a veces.

Un beso.

mojadopapel dijo...

No es egoísmo atesorar el tiempo decantado en la caricia...sino puro disfrute. Aprovéchalo.

Lichazul dijo...

salú!
;)

São dijo...

Querido amigo mio, mereces esse egoísmo, mereces ser feliz junto a quem amas!

Que seja estupenda a tua semana, Pedro

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

Me llevó su entrada a esa frase de Erich Fromm "Si una persona ama sólo a otra y es indiferente al resto de sus semejantes, su amor no es amor, sino una relación simbiótica o un egotismo ampliado."

Creo que la pulsión humana entre el egotismo y el altruismo; entre el amor correspondido en los nuestros y el amor a todos los demás, (con recompensa o sin ella de amor); es un dilema personal en la vida, y un ciclo básicamente social en un tiempo más amplio.

Por eso, parece que debamos partir de tierra quemada (la quemada por todos); y cuando lo humano es de nuevo la única savia y humedad con la que contamos en el paisaje, se muestre natural y fácil el altruismo, y al dejar de ser nosotros el centro por un momento o los nuestros simbióticos; ampliamos la caricia, recuperando con ello la humanidad y el camino perdido como especie, mejorando.

Suyo, Z+-----

Merche Pallarés dijo...

¡Chin, chin, poeta! Besotes solidarios, M.

Natàlia Tàrraco dijo...

Me fascinan tus imágenes, de creca todo es otro mundo.
Démenos una trégua merecida y amorosa. Besito lunero.

Anónimo dijo...

La vida es para vivirla y disfrutarla, para nada creo que seas egoísta, lo que si que es cierto, que la mayoría de las veces, tenemos que perder para ganar y darnos cuenta el valor de lo perdido.
Disfruta a tope de lo que tienes, como se suele decir solo se vive una vez

Rita.

La Gata Coqueta dijo...



Después de un largo periodo de tiempo, tiempo que a veces no se comporta como nosotros quisiéramos y si como le preceden las situaciones…

Regreso emocionada a recrearme por este vergel, donde las rosas acompañadas de las letras se mecen creciendo bajo la luz de tu sonrisa.

Te dejo como bienvenida, un abrazo de golondrinas interpretando los trinos del cariño y la fantasía.


Atte.
María Del Carmen



Abejita de la Vega dijo...

No es egoísmo, es buscar un refugio, para luego salir al exterior.

Besos

Jan Puerta dijo...

Merecer más no es signo de egoísmo. Equidad tal vez.
Y si el milagro se produce, la demanda, quedara en una leve queja de esas que el tiempo, se encarga de hacer olvidar.
Un abrazo

Isabel dijo...

Me alegra verte feliz. Disfruta y vívelo intensamente. Besos Isabel.

virgi dijo...

A disfrutar.
Mucho, todo lo que puedas.
Besos

XuanRata dijo...

Mientras quede hielo en la copa hay lugar para seguir compartiendo pequeños mundos.

Aldabra dijo...

texto intimista, delicado, suave como la caricia que describes.

biquiños,

mj dijo...

Quizás todo esto que está ocurriendo sea para algo más de lo que aparentemente parece. Quizás perdiendo salgamos ganando.
Tu texto invita a la reflexión.
Un abrazo

pancho dijo...

Replegarse sobre uno mismo en tiempos de tribulación -como los caracoles- es una tentación a la que es difícil sustraerse. Es humano, no todo el mundo tiene el valor necesario para vencer el miedo al frío gélido de la intemperie.

LA ZARZAMORA dijo...

Eso no es egoísmo, sería sencillamente vivir el instante, querer y dejarse mimar.
El descanso del guerrero, bien merecido.

Besos, Pedro.

Ele Bergón dijo...

La crisis de los pueblos o tiene por qué coincidir con la crisis de las personas, cada uno tenemos nuestro tiempo así que vivámoslo.

Besos

Luz

dafd dijo...

Es complicado. La esencia es un núcleo eterno de hielo. Pero nadie lo percibe igual.