lunes, 15 de octubre de 2012

Hartazgo


Estoy harto. Estoy harto ya de que todo parezca imposible, harto de que vengan a decirnos las mayores barbaridades y bajemos la cabeza, de que nos expliquen como a niños consignas tan viejas y desgastadas que ya no servían hace un siglo, harto de que hayan conseguido que nadie mire por el otro y piense que mientras a él no le toque nada nada pasa, harto de aquellos que no alzan la voz contra lo que pasa por temor a que los señalen, harto de que cualquier mediocre ejerza, aprovechándose de la situación, de dictadorzuelo y tenga incontinencia verbal aplaudida por los rencorosos y por los cobardes, harto de que algunos confundan la dignidad con la soberbia y se muestren despiadados y fríos ante un gesto de acercamiento o humanidad, harto de que muchos quieran escapar de la situación pisoteando si hace falta o buscando la corrupción y la inmoralidad como norma de vida, harto de que nos quieran hacer creer que solo hay una salida en la que, además, han instalado un peaje, harto de que nos vendan como gestión lo que es ideología, harto de que se confunda a las víctimas con los verdugos, harto de que no haya valor humano que no sea pisoteado, harto de que ni la dignidad nos dejen, harto de que quieran echar de un sistema que no vale ya nada a los débiles, a los pobres, a los enfermos, a los desfavorecidos, estoy harto de que nada le importe a nadie, harto de vivir encogido y atemorizado, harto de que nos conduzcan hacia el camino de la sumisión.

Por eso, voy a buscar la sangre donde se encuentre de verdad y tenga el calor preciso de lo humano. Voy a buscar el abrazo de los amigos, a buscar la mirada de los que sufren, a buscar el amor y la generosidad, a buscar a los que saben decir perdón y perdonar, a buscar a los que, piensen o no como yo, saben que hay cosas que no pueden hacerse, que no pueden decirse. A buscar el corazón que no esté helado, que aun tenga algo de latido. Y la palabra que tenga el sabor exacto y valga la pena ser pronunciada.

34 comentarios:

Esther Gato dijo...

Palabra que tenga el sabor exacto y valga la pena ser pronunciada.
Nunca mejor dicho!!

Enry Baskerville dijo...

Ofrezco un abrazo amigo coincidiendo con esta declaración de conceptos que has expuesto.

Anna J R

Campurriana dijo...

Cuando has mencionado la sangre ya me has asustado, Pedro. Luego seguí leyendo...

Yo también estoy harta. Creo que debemos buscar la luz en nosotros mismos. Estos de las alturas de cargo (que no de categoría personal) no van a solucionarnos la vida. Nunca.

Nieves LM dijo...

Todos estamos muy hartos, quizá deberíamos hacer como tú,buscar lo auténtico, lo cercano. Muchos besos Pedro.

Lichazul dijo...

cruzando el charco está mi abrazo pa'ti, con muchas energías pa'que no te falten y pa'que repartas
ahí te van no uno sino muchos apapachos

besos

Alimontero dijo...

Pedro...he sentido tanta empatía con esta entrada que comprendo lo que "indignadamente" expresas.
Una impotencia que nos lleva a un buen paso, mirar y buscar lo auténtico, lo cercano, y como bien dices: A buscar el corazón que no esté helado, que aun tenga algo de latido. Y la palabra que tenga el sabor exacto y valga la pena ser pronunciada."

Por suerte, existen otros tantos que buscan, anhelan lo mismo!

Te abrazo con todo mi corazón!!

besos Pedro,

Ali

Caminante dijo...

Pedro... esto es una carrera de fondo y no podemos permitirnos flaquear, pese a todos los pesares, pese a que en temas que entendemos trascendentales no seamos más de... 500 ¡y es Madrid!

Un abrazo y buena noche

PAQUITA

María dijo...

Me uno a tu grito, me uno a tus palabras, me uno a tu texto en este hartazgo, nos pisotean, nos hacen ser verdugos, culpables, esta democracia parece haberse acabado, solo queda dictadura.

Me ha encantado tu grito.

Un beso.

mojadopapel dijo...

Harto ya de estar harto, ya me canse...hubo un tiempo en que las canciones protesta era el único modo de acción contra lo establecido... tus palabras me han recordado aquellos tiempos de reivindicación..puede ser un comienzo Pedro.

Spaghetti dijo...

Pedro comparto tu hartazgo. Desde la distancia siento el dolor por los que estáis en España a merced de unos políticos insensatos y me uno a la lucha de la palabra, del grito pidiendo el cambio y la transformación del sistema.
Aquí y ahora es un tiempo de elecciones (ya me han llegado papeletas electorales, que con solo verlas, son un ejemplo de democracia), y todo gira en torno a la campaña. Además del presidente, se votan senadores, diputados,fiscal general del estado, miembros de la corte suprema del poder judicial y otros cargos de cada estado (School Board, corte de apelación,etc), todos en listas abiertas con nombres y apellidos...pero además en la misma papeleta (que es enorme y doble como una revista) se votan 11 enmiendas a la constitución, bien explicadas, que la gente aprueba o rechaza.
Todo esto, que parece la panacea del contribuyente, no hace a la gente más feliz y las injusticias siguen campando a sus anchas. Pero al menos los políticos parecen representar al pueblo que los elige. Es una democracia fuerte y consolidada.
Un fuerte y solidario abrazo

VAMOS dijo...

Campaña de apoyo a la celebración de un referéndum promovida por la Cumbre Social: 'Porque no se puede concurrir a las elecciones con un programa y gobernar con otro'

Merche Pallarés dijo...

Harta es poco... ¡Estoy hasta la coronilla!... Tener que aguantar lo que nos rodea... Besotes hartos, M.

Natàlia Tàrraco dijo...

Harta, menos de la sangre roja como la de mis hermanos, menos de su mirada y sus anhelos, caliente, tíbia, fluye aún la sangre.

Dr. Krapp dijo...

Magnífico. Se nota que te sale de las entrañas.

Abejita de la Vega dijo...

Estamos hartos de estar hartos, un abrazo muy grande.


Anónimo dijo...

La rosa de los vientos me ha de ayudar.... estoy harta de tanto político inutil, tanto cacique y tanto faraón tiraduros.
Un saludo,

Anónimo dijo...

Buscar el corazón que no esté helado, que aun tenga latido. Y la palabra que tenga el sabor exacto y valga la pena pronunciarla.

También estoy muy harta, pero tus palabras siempre están llenas de esperanza y creo que dicen que es lo último que se pierde, preciosas palabras, yo también busco corazones que tengan latido, que no estén helados.
Gracias, Pedro.

Rita.

mj dijo...

Creo que todos y todas nos sentimos indentificados con estas palabras tuyas Pedro. Un grito visceral desde lo más profundo...Gracias.
Un beso

Montserrat Sala dijo...

Todos estos artos profesor. Y el que no lo esta, ése Pedro no se trata con al gente de la calla. Ni los conoce no le importan. Vive en su mundo de cristal y lujos.

Me estraña mucho que no lo supieras de antemano
Te mando una abrazo del oso. ¿Esto si que sabes como és?...
por si acaso te lo explico. Es un abrazo muy grande, y lento, muy lento tirando a torpe,pero al mismo tiempo muy fuerte. Pués eso.

Myriam dijo...

Es que no es para menos, estando las cosas como están.

Por otro lado, siempre quedan los afectos sinceros de familiares y amigos de verdad, que es lo realamente valedero en la vida.

Un abrazo

São dijo...

Muchas gracias, querido Amigo, por tus palabras !

Parabéns por este texto tão profundo e pela coragem de continuares sendo um ser humano de verdade.

Abraço com toda a estima, Pedro.

Ah, compartilhei no facebook

pluvisca dijo...

Si, hartos, pero lo peor es esa sumisión y esa frialdad ante tanta injusticia...

Camino a Gaia dijo...

Es algo mucho mas grave que el camino a la sumisión, es el camino al matadero. Vivimos bajo el gobierno del crimen económico organizado. Cuando son ellos los que hacen las leyes, las buenas personas se convierten en proscritos.

Camino a Gaia dijo...

Es algo mucho mas grave que el camino a la sumisión, es el camino al matadero. Vivimos bajo el gobierno del crimen económico organizado. Cuando son ellos los que hacen las leyes, las buenas personas se convierten en proscritos.

virgi dijo...

Que nuestro hartazgo sea el motor para empezar de cero.
De cero, porque no hay nada que rescatar.

Ele Bergón dijo...

Un abrazo muy fuerte de otra que también está harta, pero que piensa seguir luchando.

Luz

Señor De la Vega dijo...

Mi querido Señor Ojeda,

Hermoso y necesario alegato; evidentemente me gustó el fondo y me encantó la forma y todo el ritmo; poesía de la buena.

Suyo, Z+-----

XuanRata dijo...

Una de dos: o estamos tan hartos que ya no somos capaces ni de levantarnos de la mesa, o es que todavía estamos esperando el postre, y llegará el postre, seguro.

pancho dijo...

Diecisiete voces como otros tantos gritos de empacho que sirven de contrapeso a los que más alto se manifiestan. Hacerse la víctima se vende más y mejor. La batalla del lenguaje está perdida porque treinta y siete años de democracia no han conseguido despojar la retórica hueca de los cuarenta anteriores de peste autoritaria que nos repobló.

Y decías cuando esto empezó que “de valor, vamos tirando”. Algunos nos conformaríamos con recoger el que desechas. Faena bien ceñida, cargando la suerte y abriendo el compás.

Aldabra dijo...

mis hartazgos no son muy diferentes de tus hartazgos... poco puedo añadir.

llevo tiempo construyendo una burbuja donde esos hartazgos me salpiquen lo menos posible... no quiero contagiarme de todo ese egoismo, de toda esa corrupción, de toda esa maldad manifiesta...

y sigo en ello... haciendo muros de amor, de comprensión, de tolerancia, de respeto...

biquiños,

Marina dijo...

Creo...que me voy contigo.

Besos

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

No quiero estar harta, aunque la situación sea para no estar de otro modo.
Afortunadamente se puede salir de este estado anímico sabiendo que hay personas que buscan la verdad, que tienen corazón, que utilizan las palabras cálidas de la generosidad y en su trabajo transmiten lo mejor de ellos mismos, y sus gestos sinceros son abrazos.
Desde el comienzo de la lectura de su texto me ha venido a la cabeza la canción de Serrat:
Harto ya de estar harto, ya me cansé
y veo que coincido con el comentarista del día 16 de octubre a las 10,20.

Saludos

Isabel Huete dijo...

Muy harto tienes que estar para que te hayan explotado las palabras de esa manera. Son palabras precisas y sentidas, llenas de coraje y razón. Las comparto plenamente y las hago mías. Aquí siempre tendrás el abrazo que necesites, el apoyo y el cariño.

Estrella dijo...

Mejor dicho, imposible. Lo suscribo todo, Pedro.