sábado, 1 de septiembre de 2012

Y en esto llegó septiembre


Y en esto llegó septiembre. Cambio la hoja del calendario de la cocina y anoto cumpleaños, inicio del curso, compromisos, devociones. Y apunto: llegó septiembre. El verano me ha dejado sabor lento e íntimo, como si hubiera sido un paseo continuo entre tomillo, encinas y pinos, con el canto insistente de las chicharras de fondo. De los de antes, en los que el tiempo era propiedad de uno mismo. Un verano de andar lento y hacia dentro. O hacia arriba, subiendo por el otero. De vez en cuando una parada para serenar la respiración, limpiar el sudor y beber un poco de agua. Desde la cima se ve el otoño, que se anuncia malencarado y sucio. Cuando oscurece, hay una línea de horizonte en llamas. En esto, alguien hace que los días se acorten, las noches refresquen las mañanas y llega septiembre.

21 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Llegó septiembre tras un verano lento con mucho canto de chicharras. Un horizonte en llamas es lo que tenemos. Ánimo a todos.

Que tengas un buen 2012-2013, a pesar de las dificultades. Un abrazo especialmente fuerte.

Besos, Pedro.

Sir Enry Baskerville dijo...

Regresamos muchos en este Septiembre tras unos dias de merecido descanso; me gusta ese mirar al interior de uno mismo al que haces referencia.
Hay que acometer este otoño, a pesar de todo lo que se prevee, con toda la esperanza y sin miedos.
¡ah!... anota en tu calendario, mi 60 cumpleaños, dentro de unos dias...¡jejeje!
Recibe un abrazo.
Anna J.R.

mojadopapel dijo...

Sabor lento e íntimo ¿Donde está ese sabor?... tan escaso.

Montserrat Sala dijo...

Si por fin als noches ya nos refrescan las mañanas. y llegó Septiembre, el nuevo curso, seguir con el blog...La rutina vaya. Y ademas apetece.
Como somos de volubles! nos cansa todo!
Celebro no obstante, que haya sido como parece, un verano como los de antes, cuando el tiempo nos pertenecia por completo,cuando las angustias no coataban nuestras vidas. y cuando llegar al otoño era una gran alegria.
Con añoranza, te mando un saludo muy cordial.
.

Campurriana dijo...

Tu saloncito es especialmente íntimo, especialmente acogedor. Septiembre se presenta duro y los meses que le siguen también...pero ahí estamos nosotros para suavizarlo con sonrisas.

Precioso post.

Myriam dijo...

¡Feliz regreso y muy buen comienzo de curso! y para el resto, ánimo.

Besos

Ele Bergón dijo...

Pedro, me encanta tu verano, el mío, por unas causas o por otras no ha sido tan plácido.

Esperemos el otoño que se adivina calentito en muchos sentidos,pero el verano también lo era y sin embargo en tus entradas, se respiraba esa paz interior que has podido disfrutar.

Un abrazo y feliz regreso.

Luz

Edurne dijo...

¡Y en esto llegó septiembre!

Ya no hay vuelta atrás...
Lo caminado, lo que queda por caminar, es nuestro, adentro, afuera, arriba o abajo, pero nuestro.
Y ese horizonte en llamas, también es nuestro. Habrá que aprender a domarlo, domeñarlo, que me gusta más...

Pues aquí estamos, los que habéis vuelto, y los que no nos hemos ido. Aquí estamos, prestos para la batalla (que se presume dura y larga, ardua, sucia y malencarada, como dices tú muy bien dicho...)

¡Nada, beberemos del agua de esta acequia y refrescaremos el espíritu!

¡Bienvuelto!
Un abrazote y ¡hala, a las barricadas!
;)

Spaghetti dijo...

En septiembre se limpia el aire y se posan lentamente las pavesas del horizonte. Dejamos una cálida estela de recuerdos y paseos para volver a una realidad que parece construida por manos ajenas en nuestra ausencia.
Bienvenido sea Septiembre y se cumplan poco a poco las esperanzas mientras caen las hojas.

Merche Pallarés dijo...

¡Bienvenido querido profe! Por lo menos ha llegado el fresco que es de agradecer. Veremos que nos depara este, por otro lado, precioso mes de septiembre. Besotes otoñales, M.

virgi dijo...

Y llega, dorado y audaz, dispuesto a refrescar las dificultades que nos rodean.
O eso es lo que espero de él.
Besos

María dijo...

No me ha hecho falta arrancar las hojas del calendario para saber que septiembre ya estaba aquí... se nota porque los días son muy cortos pero sobre todo porque han bajado bastante las temperaturas, hace frío, parecen de otoño.

Lo peor es que vamos a tener un otoño más bien caliente en cuanto a movilizaciones, Pedro, la cosa va a estar algo revuelta, como dices se anuncia un otoño algo oscuro.

Ya nos contarás cómo fue tu comienzo de curso, deseo que sea feliz.

Un beso.

BLOGOSFERIA dijo...

LLEGA SEPTIEMBRE Y NOS ORGANIZA ESTE OCIO EN EL QUE TAN BIEN NOS HALLÁBAMOS!!SALUDOS!

mj dijo...

Sí, aquí está septiembre, y hace fresquito, menos mal...
Un saludo Pedro

Juan Luis Garcia dijo...

Para mí septiembre tiene ese puntito de esperanza e ilusión que da volverse a sentar frente a un cuaderno nuevo y aún en blanco. Un nueva vida.

Espero que nadie pretenda emborronarlo (demasiado)

un abrazo

Isabel dijo...

¡Hola Pedro!. Ya de vuelta, otra vez a la rueda. Con las pilas cargadas (aunque no estoy segura), comenzamos septiembre con la triste esperanza de que las cosas, por lo menos, no empeoren. Un saludo a todos. Isabel.

Lichazul dijo...

bien por tu regreso Pedro
besos

pancho dijo...

El olvido se nutre del tiempo que no se apunta, del que no deja huella y se borra del recuerdo. Entramos medrosos en un septiembre incierto.

Asun dijo...

Llegó septiembre aunque algunos todavía tenemos el verano pegado a nosotros, sin por el momento poder dejarlo atrás, señal de que ha sido agradable y provechoso.
Sé que tengo que cambiar ya el chip, pero me resisto viendo como nos viene el otoño.

Un beso.

Aldabra dijo...

con paciencia y con salud, todo llega... hasta nuestro último momento.

biquiños,

Paco Cuesta dijo...

Cambiar la hoja del calendario produce siempre nostalgia.