lunes, 3 de septiembre de 2012

Aún queda mar


Aún queda mar dentro de nosotros. Lo que aprendimos aquella mañana de bruma mirando con serenidad las olas que rompían sin que pudiéramos ver el horizonte del que venían no lo olvidaremos nunca. Arte de marear para este invierno de galernas que se nos echa ya encima.

30 comentarios:

Myriam dijo...

Galerna, que linda palabra para viento borrascoso, que no conocía.

Mientras tengamos mar, tendemos esperanza.

Besos mareados

Fernando Lopez Fernandez dijo...

Cierto Pedro, aún queda mar. Un saludo

El Gaucho Santillán dijo...

Aún queda capacidad de asombro.

(poca, pero queda)


Un abrazo.

Campurriana dijo...

Me encanta el sabor del mar. Como estuve hace poco dentro de él, noto al mojarme los labios su salitre. Esta sensación me trae tantos recuerdos...

Neogéminis dijo...

Sí, por fortuna.

=)

Montserrat Sala dijo...

El mar lo tendremos siempre ahí, y posiblemente cada dia mas grande.
Y la bruma. Definitavamente el verano es recuerdo. Ahora las galeras!
Saludos, profesor.

Sir Enry Baskerville dijo...

adelantamos el tiempo y estamos matando al verano que todavia está vivo...
yo quiero ver aún, en días de borrasca, la luz que aclara el horizonte.
Anna J.R.

Abejita de la Vega dijo...

Siempre queda mar. Siempre quedan trigos. Siempre nos quedará París.

Besos

Kety dijo...

El mar, como una madre, siempre esperando.

Feliz regreso.
Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Capearemos la galerna en el horizonte marino, aprendemos el oficio marinero o naufragamos.
Besito.

JOSÉ LUIS MORANTE dijo...

Yo creo que los que somos de tierra adentro percibimos mejor la sinestesia del mar. Me ha encantado la fotografía y comparto cada una de las palabras de tu reflexión. Un abrazo.

José Núñez de Cela dijo...

Aún queda, sí, aunque lo quisiéramos eterno y que sus olas no nos lancen a la realidad que nos tiene preparada.

Lichazul dijo...

útero insondable a él volveré
besos
hermosa foto

Anónimo dijo...

Galerna, preciosa palabra y preciosa entrada la de hoy.
Un placer volver a tenerte después de tu ausencia.

Rita.

HUMO dijo...

Que bueno que nos estamos secos!

=) HUMO

María dijo...

No, no queda mar dentro de mí, este año no he podido disfrutar de sus olas, de esa playa, de esa brisa que nos regala el mar, la maldita crisis que desde hace tiempo nos está azotando nos está haciendo grietas a muchos millones de personas, aunque esto no es nada para lo que se nos avecina y está por llegar.

Me gusta la imagen, Pedro, porque de esta forma he podido saborear durante unos minutos y de cerca, el mar y su arena, gracias por compartirla.

Un beso.

pancho dijo...

El horizonte abrumado de olas da lecciones de mar.

pluvisca dijo...

El mar alimenta...siempre

Besos

Asun dijo...

Yo todavía llevo su aroma impregnado en la piel, y espero que me dure mucho tiempo, aunque sin galernas. Estas llegarán aunque no las esperemos.

Poco a poco voy regresando después de haber disfrutado del mar en buena compañía.

Un beso, Pedro.

Ele Bergón dijo...

Afortunadamente sí, aún queda mar en nosotros por eso podremos soportar el invierno.

Un abrazo

Luz

Aldabra dijo...

a mí no es que me quede mar dentro, es que una parte del mar vive en mí, permanentemente.

biquiños,

Anónimo dijo...

Preciosa foto,hermosa playa.Un verano sin un baño en el mar,no seria verano.Besos

Spaghetti dijo...

que envidia la galerna...por aquí, aires huracanados se llevaron el mar a otra parte.
salud-os

Humberto Dib dijo...

Muy bueno, Pedro, me gustó sentir ese mar que aún queda dentro de nosotros.
Un abrazo.
HD

Pamisola dijo...

Los de tierra adentro tardamos en acostumbrarnos a que por mucho que callejees por ninguna calle aparece el mar.

Una escapadita, y ya está.

Saludos.

Merche Pallarés dijo...

Secundo todos los comentarios tan marineros :)) Besotes de galerna, M.

El Deme dijo...

Vamos si queda mar, mucho más que tierra...
Saludos a los pueblos de Burgos.

mojadopapel dijo...

Guardaré marea para este invierno.

virgi dijo...

Preciosa foto. La galerna no acaba de formarse, será que cada día coge m´s fuerza.
Besos

Paco Cuesta dijo...

Mar de fondo