domingo, 12 de agosto de 2012

Noticias de agosto


Sé que debo volver, todos los sabemos. Pero he querido agarrarme a agosto como si pudiera hacerlo durar un año entero. Soy feliz -hace tiempo que no lo era tanto- pero estoy muy preocupado: por mi hija, por mi gente, por cómo está cambiando el mundo en Europa y cómo se ha destruido la utopía que parecía regirlo todo. Sé que la mayor parte de los países -y aquí lo he escrito para denunciar el egoísmo de gran parte de los europeos en las últimas dos o tres décadas en las que la riqueza nos hizo caer en la ceguera en la que viven todos los imperios su decandencia- no ha vivido como aquí lo hemos hecho: pero se había gestado un tipo de sociedad y un concepto de vida al que podrían acogerse el resto. La mera formulación del estado de bienestar provocaba cambios en las sociedades que no lo tenían, como la mera construcción de la idea de ciudadanía cambió la historia en su tiempo.

Pero han cambiado las normas de juego sin que nadie nos haya pedido nuestro voto para ello: ahora quieren hacernos creer que ya no es posible la educación ni la sanidad universal, que la cultura es un privilegio y no un derecho, que inevitablemente una parte de la gente -un tanto por ciento creciente de cada país, un tanto por ciento de los habitantes del planeta- debe quedar fuera del sistema para que el sistema siga adelante y que las distancias entre la clase que controla el mundo financiero y las clases medias se agranden; que la injusticia social, la discriminación, los privilegios de clase, la insolidaridad sean la inspiración de nuestra legislación, que se encamina a abandonar el espíritu generoso con el que se ha construido lenta pero progresivamente desde el siglo XVIII para dar paso a otra que se escribe desde el recelo. Y así no se hace futuro, solo construimos murallas y rediles.

La Acequia volverá el día 15 de agosto. A partir de esa fecha también visitaré de la forma habitual los blogs amigos.

39 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Compartimos tu felicidad, Pedro. Y la de tu hija, qué foto tan bella.
Este verano tan extraño nos ha dado la vuelta a muchas cosas, pero no renunciamos a la felicidad.
Tememos por el futuro de los más jóvenes, incluso de los jovencísimos. Temo por mis sobrinos e incluso he llegado a temer por mi sobrina nieta.¿A tanto hemos llegado?

Besos y disfruta de agosto.

Marina dijo...

Hola Pedro, al final no te vemos en Béjar en agosto...cierto es que no dijiste de qué año jajajaja.

Yo he disfrutado mucho este verano de mis hijas, pero tb con el recelo de saber que tienen un futuro más que incierto, más que complicado.

Preparamos niños y jóvenes para competir en un mercado laboral prácticamente inexistente, para un trabajo que les estará más que negado y todo porque los mercados financieros (Los alemanes) han comprado una deuda de un país a un porcentaje tan elevado que prefieren enriquecerse unos pocos a que los habitantes de ese país vivan con cierta dignidad.bueno, de ese país llamado España y de algunos más.

De nuevo nos invade Alemani, sin tanques, sin bombas...pero dejará el mismo rastro de cadáveresy otro, paralelo, de grandes fortunas que bailarán sobre nuestras tumbas....

Ufffff creo que hablo demasiado. Sorry

Que en tu cara continúe esa expresión... creo que voy a copiártela.

Varios besos corazón.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Todos estamos preocupados por el futuro y algunos por el presente de nuestros hijos. Verles que se licenciarion con notas brillantes y que están a punto de terminar una segunda carrera universitaria y encontrarse, no en paro, sino trabajando en régimen de semi-esclavitud. A mí se me rompe el corazón cuando la oigo decir que va a marcharse a la otra punta del mundo y que no va a regresar jamás, que en cualquier lugar del planeta va a estar mejor que aquí aunque sea vendiendo cocos a los turistas en alguna playa perdida del Caribe... Puede sonar a broma aunque no lo es, lo piensa y cualquier día va a hacerlo. Sé que habla en serio porque es lo mismo que pienso yo frecuentemente. Escapar de aquí a donde sea antes de que todo se venga abajo.
Me alegro de que hayas tenido un buen agosto.
Un abrazo fuerte.

LA ZARZAMORA dijo...

:)

Me alegra saberte feliz.
Sigue apurando esas horas, y esos días que aún te quedan.
Tiempo habrá para intentar arreglar el mundo y ese futuro que tan empañado estamos dejando.

Besos, Pedro.

Lichazul dijo...

la realidad es así, todos formamos una selva
Bienvenido a la jungla Pedro

el sistema es cruel, es lamentable, de la utopía se sacan lecciones, creerse seguro en la burbuja tiene un costo que tarde o temprano se paga

en las sociedades organizadas no todos pueden ser reyes


besos

Lola dijo...

Es preocupante ver como todo esta cambiando segun clases, en España ha costado muchisimo dar oportunidades y ahora de un plumazo todo vuelve a ser poco a poco como hace 30 años. Vamos para atras y la clase media desaparecerà en favor del rico màs rico y en perjuicio del pobre màs pobre. El futuro de mi hijo de 22 años me preocupa, estoy contigo. Un beso

Jan Puerta dijo...

“Desgraciadamente” los que tenemos ese don del pensar como norma y esa sensación de vacío después de haber expresado nuestras ideas, no nos queda otro remedio que seguir remando en un rio demasiado turbio para ello.
La codicia, es sin duda una de las peores bacterias a las que nos exponemos a diario. Es mortal con nuestra conciencia y benigna con nuestros despropósitos como ser humano. Querer tener más parece ser la única horma capaz de amoldar nuestros zapatos de cristal.
Somos frágiles y el presente nos lo demuestra a diario.
Confiables y predecibles solo esperamos milagros para mantener el mismo estatus ante los ojos atónitos de quienes nunca pueden tener nada. Ni siquiera un poco de dignidad para seguir en la lucha diaria por su supervivencia.
Personalmente me cuesta mucho entender a la sociedad. Me esfuerzo a veces por intentar comprender las razones de tal o cual objeto que se nos presenta como la panacea de nuestro criterio, cada vez más mermado por la tecnología. A duras penas, acepto la “evolución” a la cual estamos siendo sometidos. No me avergüenza no saber hacer funcionar un teléfono móvil de los llamados, última generación. En este proceso no me importa ser el último de la clase. A deshonra es aceptable, asumible y didáctica en gran medida.
La cura de humildad que necesita el ser humano es tal que necesitaríamos algo más que políticos, lideres e ideas de equilibrio entre lo que necesitamos y aquello que es prescindible.
Los imperios que se han sustentado en hilos de gran brillo pero falsa consistencia, terminan por ser castillos de naipes que se desmoronan irremediablemente, alcanzando a las clases más desfavorecidas. Los mejor preparados, léase aquellos que no tienen conciencia ni escrúpulos, siguen viviendo donde las apariencias son deseables y las miserias simples propinas.
No hace mucho, observábamos a los pobres emigrantes del continente africano llegar a nuestras costas en precarias pateras llenas de ilusión. Hoy en día, nuestra apariencia decadente solo atrae a los políticos ansiosos de seguir viviendo en su cuento de hadas. Lástima que este cuento no tenga hasta ahora, un final feliz.
Un abrazo Pedro.

María dijo...

¡Cómo me alegra volver a leerte Pedro! venir a "La Acequia" es algo que no puedo dejar de hacer porque este rincón es algo especial para mí, unas veces entro desde el silencio y otras dejando la huella de mis letras, pero es que tus entradas unas me sirven para reflexionar, con otras aprendo, forma ya parte de mi mundo habitual.

Espero que hayas disfrutado de unas felices vacaciones.

Todos estamos preocupados, muy preocupados, vamos hacia un rumbo algo desconocido, vemos cómo se están cargando la educación y quieren privatizarla, y que quienes pueda estudiar, lo hagan, quiénes no, que se queden a verlas venir, esto no deberíamos consentirlo.

La educación no deberían de haberla tocado porque es la inversión del futuro, en cambio, para ellos, no parece que tenga tanta importancia.

Jóvenes que han terminado su carrera se están yendo a Alemania para poder trabajar, porque aquí en España no hay trabajo, y allí ofrecen muy buenos sueldos.

Gracias por volver, Pedro, te esperamos por aquí el día 15.

Un beso.

Montserrat Sala dijo...

Hola profesor: Te imaginaba así, com estás en al foto. Sereno, feliz y acompañado, oteando el horizonte, por si llegan, los que aún no han llegado, nubarrones que con sus rayos y truenos, nos manden directamente, al precipicio, donde todos estamos abocados.
Tu lo ves claro y yo también.
Solo nos queda, conformarnos y dejar que la tempestad amaine. Y no permitir que la esperanza se apague de nuestra vida.
Te envio, un fuertísimo abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Preciosa la foto. Lo demás muy deprimente pero sigo pensando que LOS CIUDADANOS que somos LA MAYORÍA algo podremos lograr si estamos unidos y nos rebelamos quizá no tan pacíficamente... Besotes enfervorizados de indignación, M.

Caroline Godtbil dijo...

É maravilhoso saber o quanto estás feliz e aproveitando esse teu momento e compartilho contigo tua opinião e teus receios em relação à sociedade que emergirá dessa nova ordem mundial cujos objetivos não são mais o bem comum e sim o próprio sistema.
De qualquer forma a humanidade seguirá em frete só não sei sevo "Evoluindo". Me parece mais que "INvolui"!.
Beijo.

Neogéminis dijo...

Sigue estando en nosotros el poder del voto para hacer que las cosas lleguen a ser diferentes. Si no como lo fueron, como por derecho merecemos que sean!
A no decaer en nuestros sueños e ideales!...no nos dejemos engañar!
Un abrazo

Sir Enry Baskerville dijo...

Me alegro de verte bien en la foto observando ese paisaje de mar y de sol...aunque es ser realista el pensar en las dificultades que se avecinan, a los que ya tenemos una edad y sobre todo a esa juventud, a la que nunca deberia escatimarse el paso hacia su futuro.
Recibe un abrazo.
Anna J.R.

São dijo...

As tuas reflexões dizem com verdade o risco que corremos, mas agradou-me muito saber que estás feliz.

A foto está estupenda.

Um apertado abraço, querido amigo mio.

Isabel Huete dijo...

Feliz de saberte feliz y cabreada con el mundo. Creo que lo he dicho todo. Besazos.

virgi dijo...

Disfruta mucho de esos atardeceres donde se te adivina sereno y feliz. No sabemos lo que nos espera a la vuelta de la más proxima esquina.
Un fuerte abrazo.

Myriam dijo...

¡Qué linda foto, Pedro!

Esther dijo...

Que maravilla de foto!!!

Tesa dijo...

Qué será de nosotros...

XuanRata dijo...

Brilla el sol y uno se pregunta si eso quiere decir que va a llover en septiembre. Mi hijo en cambio ya espera con cierta ilusión que empiece el nuevo curso, aunque lo oculte a lo mayores porque sabe que eso no está bien visto.
Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Vivir el presente, ese agosto ante la mar, conviene, es necesario, pero sin perder de vista lo que siempre tenemos delante, es imposible aislarse del todo.
Hasta pronto.

José Núñez de Cela dijo...

Sentirse feliz por un lado requiere de preocupaciones por el otro, me temo, aunque en el momento en que vivimos esas preocupaciones rozan el terreno de la angustia por nosotros, por los nuestros y por nuestra sociedad en vías de extinción. Ahora más que nunca es necesario (vital) aprovechar lo momentos felices para tratar de trasladarlos a nuestro alrededor y que nos sirvan para fortalecernos ante la que va a caer.
Saludos!

Aldabra dijo...

me quedo contigo y con tu hija, con el mar, con la puesta de sol... con esa imagen tan sosegada que nos ofreces... del resto no quiero hablar, hoy no.

biquiños,

Edurne dijo...

Todo lo has dicho, y muy bien dicho.
Lo han corroborado tus asiduos.
Yo, me uno porque si me suelto... mejor que me agarren!

hay que volver, inevitablemente hay que volver, aunque nos gustaría quedarnos perdidos en el limbo de ese estado irreal...
Siempre nos quedará París!
;)

Un besote y hasta pronto!
;)

(¡Ah, me he leído "El lector de Julio Verne" por recomendación tuya. Me ha conmovido hasta el tuétano!)

Spaghetti dijo...

Me diste la bienvenida... espero verte de nuevo para la despedida.

Delgado dijo...

Disfruta cuanto puedas, pues la puerilidad te estará esperando cuando vuelvas a la rutina del día a día, esa nunca descansa.

Un abrazo.

mj dijo...

Sí, las normas han cambiado, y nada es igual excepto para aquellos que creen en una urna y los que deciden estar a favor de esta locura que se levanta sobre nuestros derechos. Pensar que estamos númerados y márcados por el poder absoluto asusta...

Un abrazo y bonita foto.
mj

ibso dijo...

Las normas del juego nunca han cambiado. Lo que pasa es que ahora nos afectan en nuestra propias carnes su cruenta injusticia. Despertar, aunque sea a base de palos, siempre será bueno.
Un abrazo.

pluvisca dijo...

Como no nos movilicemos...caeremos al abismo...

Besos

Mariluz G H dijo...

Ay, Maese Pedro, que nos tomaron bien el pelo con el tan traído y llevado "Estado del bienestar".

Malos tiempos nos quedan por ver y vivir porque, aunque derroquemos a los que nos malgobiernan, ¿quién o quienes romperán la tendencia de seguir favoreciendo a los bancos y empresarios usureros?

Disfruta el momento ante ese mar inmenso junto a tu hija y los tuyos y dejemos que la noche difumine las sombras.

Besos mediterráneos

Lichazul dijo...

MUCHAS GRACIAS!!!
por cada una de tus huellas
vienes como el sol trayendo primaveras a mi rincón

besos

Julita Fernández dijo...

Disfruta Pedro con los tuyos, te lo mereces.
Después de la tempestad viene la calma. Con cierto recelo, es verdad, pienso que las aguas volverán a su cauce...
El futuro de los jóvenes está difícil, yo tengo 3 hijos y también me preocupo por ellos.
Un abrazo

Pamisola dijo...

Felicidades, por ser feliz.

Y veremos que nos trae septiembre de nuevo, además de lo que ya sabemos.

Saludos.

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

te lo haré sencillo amigo, enseña aprendiendo y aprende enseñando, porque como un eslabón de la cadena no debes conformarte solo eslabón, sino que es vital ser parte de la cadena que nos lleva al futuro,
.
mi admiración de siempre

PiliMªPILAR dijo...

Debe ser cierto que solo un paisaje es capaz de albergar plena serenidad.
Y será: No hay más que contemplar la foto, delicioso.

Todo vendaval amaina.
Éste en el que nos hemos abocado sin saber muy bien por qué sinrazón, no lleva pintas de extinguirse fácilmente.
Las cuentas no han salido clars. Nunca salen claras sobre todo porque quienes han operado números lo han hecho con falsas calculadoras.
Y por toda enmienda y/o solución, se estrecha más y más la mordaza hsta que quedemos estrangulados.
Agosto: Vírgenes y fiestas
Agosto, frío al rostro
Agosto y arde España.

Mientras, existairá , ¡oh! esta 'La Acequia' en que poder beber palabra, agua y salud.
¡Salud!
Un abrazo, Pedro, profesor

Ele Bergón dijo...

Me alegra que seas feliz y que vuelvas con toda tu energía y clarividencia, así podremos disfrutar de tus magníficos escritos que nos hacen reflexionar.

En la foto se nota vuestra serena felicidad.

Un abrazo

Luz

Estrella dijo...

Bonita y entrañable la foto, Pedro.

El panorama no pinta muy bien, no.

Saludos

Paco Cuesta dijo...

Cuando, no ha tanto tiempo, la ignorancia ocupaba a los pueblos aceptábamos lo establecido; hoy el conocimiento debe provocar la rebelión. Lamentablemente sabemos contra que, pero no como.

dafd dijo...

El caso es que nos están diciendo, más o menos, que ese estado de bienestar es el culpable de todo. Si lo hiciéramos desaparecer, entonces nuestra prima se relajaría, nuestra deuda sería menos agresiva, nuestras exportaciones aumentarían, nuestro paro acabaría, nuestra vida cambiaría.