jueves, 26 de julio de 2012

Todo tiene su tiempo


A mi hija

Todo tiene su tiempo. Agarró la tabla y miró las olas. Todo tiene su tiempo. Sabía que ninguna de las del día  sería la perfecta, pero qué importaba: el mar estaba allí como reto. Nadie pone las olas aunque muchos quieren controlar el acceso a las playas. Por eso, más que nunca, hay que echarse al mar: a pecho abierto, buscando con la proa la entrada en el momento justo. No nos privarán del sol, de la arena, de la risa. Al menos, eso no podrán arrebatárnoslo: descubrir que todo se reinventa cuando uno lo vive por vez primera. Incluido el mundo.

40 comentarios:

virgi dijo...

Esa esperanza me mantiene: que haya gente que aún sea capaz de reinventar este mundo. Lo de este país lo veo más difícil.
Besitos

Myriam dijo...

Todo toma su tiempo y ahora es tiempo de mar.

La foto es preciosa, Pedro.

Besos

Myriam dijo...

Seguro que se pone contenta con tu dedicación.

BLOGOSFERIA dijo...

El alma de cada uno,no podrán arrebatárnosla...con eso no podrán!!!!
Preciosa imagen!
Saludos!

Lichazul dijo...

todo a su tiempo
incluida la esperanza

besos

Fer dijo...

Me recuerdas a esos bellos versos Bíblicos:

"Todo tiene su tiempo. Para cada suceso bajo el cielo existe un tiempo determinado..."
(Eclesiastés 3, 1-8).

Es esencial estar de acuerdo con el tiempo: venga el oleaje que venga. Quien opone resistencia pierde la serenidad interior y la alegría de vivir, o como tú mismo dices, permite que se las arrebaten.

No hablo de resignación ni de dejar de echarse al mar a pecho abierto para encontrar las mejores olas, sino de la certeza de que la vida siempre nos lleva a las polaridades de las que estamos hechos, y debemos aceptarlas para no perder la tabla en medio del mar. Te lo digo a ti para que se haga carne esta certeza en mi misma.

Hoy te nutres del amor por tu hija: me complace más que el amor de las películas, aunque también amo el cine.

Un saludo, Pedro.

Bertha dijo...

Que sensación de libertad da ver el mar... me encanta!

Que lo disfrute y tú tambien.Es tiempo de ello.

Un saludo Pedro.

El Gaucho Santillán dijo...

Está bien, Don Pedro.

Le dejo a usted la arena y las olas.

(Yo soy mas de mujeres y vino tinto)

Un abrazo.

Pd : al que se atreva a robarme el tinto lo mato.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Para su preciosa hijita y para usted este poema de amor.
Todo tiene su tiempo.

Abrazos

Neogéminis dijo...

Que nunca se nos apague el fuego del entusiasmo. Sin ella estamos acabados.
Hermosa luminosidad la de la foto!

XuanRata dijo...

Más allá del mito fotográfico del instante decisivo (¿cuál no lo es?) está el instante abierto, aquel en el que se proyecta lo posible y su ilusión inagotable. Imagen que abre los ojos y el corazón.

Un abrazo, y si me permites, otro para tu hija.

Kety dijo...

Ellos miran con ojos claros, la esperanza no se arrebata así como así.

Besos

Edurne dijo...

El mundo está para comérselo, a cualquier edad y en cualquier tiempo... Y aunque se nos atragante.

Para comérselo, ya sea desde la cresta de una ola, a ras de suelo, con la arena arañando nuestras plantas, con la bruma y el salitre rascando nuestra piel...

La experiencia de la primera vez en todo es inolvidable, y atesorarla, un deber, porque, en los malos tiempos, rescatar esas sensaciones será como agarrarse a un clavo ardiendo.

Un beso, y feliz tiempo de mar!
;)

Abejita de la Vega dijo...

Nadie puede privar de la alegría a quien ve el mundo con ojos nuevos.
A por las olas, muchacha.

Besos, feliz verano, nadie nos lo robará.

Merche Pallarés dijo...

Me alegro de ver la playa de día... ¿Te llevaste el ordenador? Preciosa la foto. Me gusta. Besotes soleados, M.

Lola dijo...

Que esa filosofía marque nuestras vidas. Un beso

mj dijo...

Todo tiene un tiempo de gestación, pero ahora, desde este vientre social que nos arrebata hasta el aire que respiramos tenemos que aprender de lo sencillo...
Un beso

Pamisola dijo...

A por el mar
a por el mar que ya se adivina,
a por el mar
a por el mar promesa y semilla
de libertad
a por el mar, a por el mar...
L.E.Aute.

y a jugar mientras llega septiembre.

Saludos

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

nadie podrá arrebar nuestras llamas interiores de las reservas morales, ni con hambre, ni con palos, ni con exilio
.
la dignidad gana
.
saludos

Asun dijo...

Los retos que se nos presentan están ahí para abordarlos. Algunos serán de fácil resolución, y otros, como los que se nos avecinan, requerirán de toda nuestra fuerza.

Un beso, y a seguir disfrutando de la playa.

Natàlia Tàrraco dijo...

La mar nunca es igual, tiene su tiempo y su música variable.
Disfrútalo amigo.

Ele Bergón dijo...

" Nadie pone las olas..." pero ellas están ahí para elegirlas porque cada persona en su tiempo, sabe cual es la suya.

Me ha emocionado esta entrada.

Supongo que tu hija estará orgullusa de tenerte como padre.

Un abrazo

Luz

JOSÉ IGNACIO RESTREPO dijo...

Bella postal, Pedro...La filigrana poética y la política, hoy van lejos de mis manos, como renegadas aleves y mellizas...abrazos...

Isabel Huete dijo...

La mar, ¡cuánto la echo de menos! Me tomaré mi tiempo en la pequeña calle en la que vivo. Ahí fuera no hay mar, pero hay marea.

Delgado dijo...

Todo tiene su tiempo, y lo malo de ello es que por eso mismo, por esa dependencia del tiempo, también tiene su final; lo sabio y certero es saber aprovecharlo bien sin pensar en ocasos luctuosos.

Camino a Gaia dijo...

No perder nunca lo que somos. La vida sigue ahí. En los peores momentos lo mejor y lo peor sale de nosotros. Nada nos impide ser mejores de lo que somos.

Euphorbia dijo...

No sé de qué es tiempo ahora, sinceramente, pero exactamente en este instante, para mí, es el de pasar a saludarte después de mi largo e imperdonable silencio.
Espero ir rematerializándome, si no en mi blog, que lo dudo, al menos pasando por los vuestros.
Un fuerte abrazo, Pedro.

Aldabra dijo...

y ese momento de echarse al mar y dejar que las olas te lleven en su vaivén, es único, por eso hay que disfrutarlo como si fuese un tesoro.

biquiños,

PiliMªPILAR dijo...

Todo tiene al menos un momento.
El tiempo no asegura su reloj inapelable.
Bien haremos mirando eternamente el mar, que no acaba.
Y tiene su tiempo verdadero.

Un abrazo

Paco Cuesta dijo...

Y bracear hasta la extenuación sin rendirse.

Lichazul dijo...

te echo de menos Pedro, ojalá des luces

besos

María dijo...

El mar, caminar entre olas, entre la fina arena, envolvernos en sueños...

Deseo que estés disfrutando de tus vacaciones, y esperamos tu regreso, ya estoy echando de menos tus entradas.

Un beso.

PD.- Espero que sepas quién soy es que cambié de imagen.

LA ZARZAMORA dijo...

Y las olas en su vaivén nos llevarán a esos instantes de recogimiento, risas y dulce far niente con aquellos que nos importan de veras.
Disfruta de estos momentos todo lo que puedas.

Besos, Pedro.

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Preciosa foto y maravilloso texto.Saludos cordiales.

Lichazul dijo...

FELIZ CUMPLEVIDA!!!!
besos y abrazos

Alimontero dijo...

queridísimo... no me digas que estuviste de cumple y yo me lo perdí!!! no tiene perdón de Dios!!

Pues ahi va,... ♫♪feliz, feliz en tu día... amiguito que tengas hoy día.. que logres la paz en tu vida y que cumplas muchos mas!! ♫♫

te abrazo de todo corazón Pedro querido!
muacccccc!!

Ali

SAUVIGNONA dijo...

nadie puede sacarte esa pequeña gran alegria que sientes al hacer algo que te gusta o estar con personas que te resulta maravillosa su compania...pueden quitarte muchas cosas los gobiernos...pero esas cosas que simplemente son muy nuetras no nos la podran sacar...


besines pedro y espero que estes muy bien

:I sau

María dijo...

¿Cuándo regresarás a La Acequia? otros años nos dejabas alguna entrada entre semana, se echan de menos tus leteras.


Felices vacaciones.

Un beso.

Alimontero dijo...

Hola Pedro, paso a vesitarte, dejarte mis saludos y volver apreciar la bella imagen que nos dejaste.

Bello regalo a tu hija...muy bello.
Y como bien dices, todo podrán quitárnoslo, menos nuestra ilusión, el reinventarse.

Un abrazo y feliz verano Pedro!

Ali

Mariluz G H dijo...

Y esa es su frutración querido amigo, no nos pueden arrebatar los sentimientos y las sensaciones que provocan.

un abrazo grande