sábado, 14 de julio de 2012

Róbame


Cuánta belleza cabe en tu susurro. Todo es ya complicidad y mirada desde el mismo momento en el que me hiciste sentar a tu lado con ese gesto tan tuyo. Amanecerá y vendrá la batalla: habrá que tomar las calles, pero queda noche que compartir y aun la alondra no anuncia el día, queda noche de verano y todo está -todavía- en calma. Es pronto, es pronto aun y hay una red de caricias y anuncios de besos que me ata a este momento en el que ya he dejado todas las puertas abiertas. Róbame, me dices, antes de irte pero no te vayas, cuando te vayas y cierre la puerta de casa, imaginaré que todo ha sido un sueño, pero no te vayas. Y no puedo, porque ya todo el deseo se concentra en tus labios, solo labios, solo susurros, solo mirada, solo cuello. La brisa mueve -¡con qué cuidado!- la cortina: tu ventana a la calle, donde habrá que estar mañana.

21 comentarios:

Montserrat Sala dijo...

Que magnífica escena, la protadgonizada por estos dos monstruos del Star-Sistem,Holywoodiense. Grace Kelly, fué para mí, una beleza tan grande, que ni a pesar de los años, ha habido otra igual, capaz de eclipsar su elegancia y si exiquisto porte.
Ssludos profesor.

Lichazul dijo...

un gesto y las puertas del cielo se abren a pesar de toda la realidad que nos rodea

besos

María dijo...

Belleza en la mirada, en la brisa que acaricia, en la sonrisa que abraza.

Un beso.

Bertha dijo...

Tienes mucha razón en este enunciado nadie tiene derecho a molestar o dañar a nadie.

-La noche es larga para seguir disfrutando de cada momento!.-Una pareja muy elegante no he tenido el gusto de ver esta película pero forma parte de los tantos clásicos.

Un abrazo Pedro.

Myriam dijo...

y los sueños, sueños son, pero .... ¡no te vayas!

mj dijo...

Todas las puertas abiertas para traspasar los límites delirantes que la noche ofrece. Por la mañana todo tendrá otro sabor con aroma trascendido...

Precioso texto Pedro, ¡cuánta belleza!
Un abrazo

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

Siempre ha gozado de un romanticismo seductor la idea de robar a los ricos... (incluso si el fin del botín no eran los pobres).

La literatura y el cine, han jugado su rol en hacer crecer el mito, de esos ladrones de guante blanco y modales exquisitos... dicen que la policía, ha preferido conferirles capacidades exageradas, cuando les resultaba imposible su captura... y que las damas (o caballeros) hicieron otro cuarto de lo mismo, cuando las joyas o el dinero no fue lo único que les robaron en sus cuartos privados.

Cary Grant con su carisma aportó su gesto irónico en este clásico de Hitchcock,... Rogert Moore con "el Santo" permitiría imaginar al perfecto ladrón en muchas más aventuras fantásticas... y no olvidemos a Groucho Marx ejecutando sus habilidades de truhán ingenioso con empresarios y señoras adineradas, esta vez con la ayuda o torpeza de sus geniales compinches.

Sin embargo, la realidad casi siempre superó la ficción y una de las historias menos conocidas y más inspiradoras, la ejecutó un inteligente dandy internacional de origen mallorquín llamado Eduardo Arcos Puch durante los años de entre guerras en el siglo XX.

Por cierto, me alegra que usase esta escena repleta de baratijas, y que como regalo nos dejase el balcón abierto a un soplo de inimitable romanticismo de 24 quilates y brillantes frases,

Suyo, Z+-----

Abejita de la Vega dijo...

Los ladrones que proliferan últimamente por aquí no son tan elegantes.
Besos, feliz verano.

Asun dijo...

Habrá que aprovechar el verano y los besos que con él lleguen, pero sin perder de vista las calles, que también nos necesita.

De momento aquí va un beso.

Isabel Huete dijo...

Me tienes catatónica con estos post! :))

Merche Pallarés dijo...

Nunca había oido hablar de Eduardo Arcos Puch que menciona nuestro SEÑOR DE LA VEGA. Lo leeré con calma mañana. Besotes de beddy-byes, M.

XuanRata dijo...

Un remanso de intensidad en La Acequia. El verano es al época de dejar la ventana abierta.
Un abrazo.

virgi dijo...

Es precioso lo que has escrio, Pedro.

elena clásica dijo...

La cuestión es que conocer esos labios, la manos, los ojos que atan puede ocurrir en el momento más inoportuno, en el lugar más extraño o arriesgado o con la persona menos indicada.

Morboso siempre Hitchcock, qué grande.

Besazos, querido Pedro.

celtas gumiel dijo...

Cary grant un hombre carismático y Kate Kelly una belleza inigualable, sin duda, una pareja maginifica como margnífica es la frase: Cuánta belleza cabe en tu susurro.

Isabel Barceló Chico dijo...

Bellísimo texto para una película inolvidable. ¡Cómo han cambiado las cosas! Entonces podíamos sentir aprecio y admiración por los ladrones. Un abrazo, querido amigo.

Gisa dijo...

Um sussurro que me leva a ficar.
Gosto.
Um grande bj querido amigo

Lichazul dijo...

más besos te dejo para esta semana Pedro

:D

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Me encantan estas entradas.
En el programa de mano de cine que tengo de 'Atrapa a un ladrón' no pone fecha de proyección -en Burgos- pero sí puede leerse que la película era autorizada para mayores de 16 años.

Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Esos ladrones de besos deberían estar todos tras las rejas... pues en un suspiro y un latido se llevan las mejores joyas.

Sonrío.

Besos, Pedro.

Paco Cuesta dijo...

Hoy, posiblemente sea tachada de sensiblera la escena. A mí me parece hermosa.