lunes, 25 de junio de 2012

Limones y clavos


Se me llenó de conjuros la noche del sábado. Limón y clavos. Sé que un conjuro no es más que la expresión de un deseo y que estos no se consiguen si no se lucha por ellos. Nada es, en verdad, gratuito: ni el amor, ni la amistad Ni la vida. Ni mucho menos, la muerte. La noche de San Juan vino con fuego para quemar todo lo que nos pesaba. Me siento más ligero pero hay cicatrices que no pesan aunque duelan.

34 comentarios:

Alimontero dijo...

La noche de San Juan....recuerdo haberla pasado en un pueblo de Galicia....lloviznaba, y en la tarde ofrecían a todo el mundo, pescado, papas cocida y vino tinto....;-)
todo esto transcurría con un grupo de músicos...bellísimo e inolvidable!

El fuego purifica, nos hace ligeros, las cicatrices del alma necesitan algo más que una Noche de San Juan....tambien siento eso Pedro...

Mis saludos de todo corazón!!
;-)

Ali♫♪

lichazul dijo...

bien por tus conjuros y sortilegios
acá fue una noche especial, llena de miradas al espacio , la luna creciente y las estrellas titilantes, oler el aire de la noche madurar el reflejo

besos y buena semana pa'lante

Rebecca dijo...

hola Pedro,
yo todavía no he tenido la oportunidad de celebrar en Espana una noche de San Juan con hoguera y dem´s Extras.
Pero sí os deseo que puedan celebrar los pedidos cumplidos

un abrazo^^

Isabel Huete dijo...

Tú lo que tienes es una fogata por corazón! :)

Delgado dijo...

Esa noche la he pasado visitando dos hogueras, quizás así la fuerza mágica del fuego tenga doble acierto, quizás, el tiempo lo dirá.

María dijo...

Yo nunca he disfrutado ni conozco la noche de San Juan, ya me gustaría ver la hoguera y quemar todo lo que me pesa.

Un beso.

Anónimo dijo...

Pedro, la amistad siempre es gratuita, de otra forma no es amistad.
El amor tiene el precio que estemos dispuestos a pagar por el. Algunas veces resulta muy caro y como en los sentimientos no es bueno regatear, lo mejor es dejarlo pasar de largo.
Lucha por tus deseos, pero recuerda que algunas veces lo mejor que nos puede pasar es que no se cumplan, para que después no escuezan

mojadopapel dijo...

El dolor es un "quejio" del cuerpo o del alma... ¡quéjate mucho!,señal que estas sintiendo.

Bertha dijo...

Mís noches de San Juan las bonitas!. Las recuerdo en mí época de adolescente y no tanto.Cuando salí por primera vez con mí primer amor.Los conjuros las promesas...Tienes razón; hay que luchar por lo que se quiere.Nada es gratis.

Un abrazo.

virgi dijo...

Limones que desconsuelan, te ha quedado un bodegón minimalista.
Besos

Merche Pallarés dijo...

Las hogueras de San Juan me gustan pero lo que no aguanto son los cohetes y petardos. No soy nada forofa de esta fiesta pero para los que estais acostumbrados reconozco que os sintais purificados y hagais conjuros por si las flies... :) Besotes limoneros sin clavos ni espinas... (bonita foto) M.

Montserrat Sala dijo...

Tu hablas de los conjuros y yo te salgo por peteneras:
Yo utilizo los clavos para clavarlos en una cebolla y cocer los pies de cerdo antes de ponerlos al definitivo guisado. Les da una sabor especial.
prueba y veras.
Te he leido, alguna vez que te apañas y haces comida para ti y tu hija....
Que tengas una feliz semana. supongo que sin alumnos. Saludos desde la comarca de l'Alt Urgell

XuanRata dijo...

He visto incluso medios limones erizados de clavos como treta para ahuyentar a las moscas en verano (no sé si el remedio funciona porque hay moscas para todo y para todos). Nunca había reparado en que esta asociación ha de provenir seguramente de la imaginería cristiana. Aunque en una fiesta tan pagana como la noche de San Juan todo se mezcla y se actualiza.

Abejita de la Vega dijo...

Medio limón con clavos...pensé que era para las moscas. Si es un conjuro hay mucho que conjurar.
Que haya sido eficaz.

Besos

pancho dijo...

Noches de fuego en camas inventadas para no dormir. El peso del dolor y el sabor cítrico de las lágrimas de la mirada dorada del sol funeral. Que desinfecta y nos salva de las colinas de martillos y los clavos del madero curvo de los besos con sal.

LA ZARZAMORA dijo...

He disfrutado de muchas noches mágicas de San Juan.
La más dulce fue en Campello, Alicante.

Y aunque las cicatrices no pesen, duelen... y su marca es indeleble.

Pero tras quemar todo lo malo, como bien dices, ahora iremos por todas.

Un beso, Pedro.

Natàlia Tàrraco dijo...

Al rico limón del limonero, verde como el verde limón, y los clavos de aromas, no de daños, para después de la noche más corta, ligero de pesos, con chanclas veraniegas para calzar las cicatrices. Y a las moscas, esas eternas golosas, se las ahuyenta con clavos clavados en los limones.
Besito

Juan Luis Garcia dijo...

Los deseos corren tan rápidos como la felicidad. Mejor ir ligeros.

SAUVIGNONA dijo...

hola pedro como estas??
si nome equivoco en la noche de san juan se hacen fogatas?? bueno mira el lcavo de olor me sugiere a rica mermelada casera...y esos limones ni hablar ....estan espectaculatres.-.. perdon si no se muy bien de que setrata esto de la noche de san juan...


besines y espero que estes muy bien
SAU

:D

fiorella dijo...

Hay cicatrices que duelen y como, pero todo pasa.Un beso Pedro.

Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...

Cuando se ha quemado todo lo que pesaba, el bálsamo de romero, cura lo otro y no falla, nunca falla.

Besos

Yo con esos limones haría una rica limonada adosada con unas gotas de buen vodka

Asun dijo...

Una vez echado el lastre al fuego y hechos todos los conjuros lo que queda es poner la vista al frente y caminar en pos de los deseos, porque aunque las cicatrices duelan no debemos dejar que nos lo impidan.

Un beso

El Gaucho Santillán dijo...

Si no llevas cicatrices, es que no has vivido.

Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Las cicatrices forman parte de nuestro ser, por eso son tan nuestras y algunas son producidas por el fuego.

Un abrazo

Luz

Estrella dijo...

En algún libro leí que todo se paga, con la vida o con la muerte, pero se paga.

Sólo por oler esos limones recién cortados ya vale la pena el conjuro.

Pamisola dijo...

Una buena manera de evadirse de la realidad. Me gustaría creer en esas cosas. Me quedo con la fotografía cómo casi siempre me atrapa el colorido.

Saludos.

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

toda una parábola,
va mi abrazo

Kety dijo...

Creo que es una forma de celebrar una fiesta, el único bálsamo para las cicatrices es el tiempo.

Un abrazo

Kety dijo...

Creo que es una forma de celebrar una fiesta, el único bálsamo para las cicatrices es el tiempo.

Un abrazo

Kety dijo...

Creo que es una forma de celebrar una fiesta, el único bálsamo para las cicatrices es el tiempo.

Un abrazo

Aldabra dijo...

las cicatrices, poco a poco, van doliendo menos, y se van haciendo menos visibles... el tiempo hace el resto.

por cierto, no hay que olvidar que el limón es muy cicratizante y regenerador, mi madre se los restregaba por las manos cuando las tenía agrietadas por algún motivo.

biquiños,

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Não conheço a noite de San Juan... Concordo contigo quando dizes que nada é gratuito, há que trabalhar e lutar por aquilo que se quer, sem desistir, com presistência mas essencialmente com verticalidade e honestidade.

Quanto às cicatrizes, pois...ficarão para sempre.

Um abraço Pedro.
Cecilia

Paco Cuesta dijo...

El fuego no lo cura todo.