jueves, 12 de abril de 2012

Urtaín como revista de época y noticias de nuestras lecturas.



La tragedia del personaje Urtaín se agudiza con la revista de época que contiene la obra. Todo lo que rodea al personaje nos devuelve a un tiempo, no tan lejano: los gestos, las palabras, los tipos sociales que rodean al boxeador. El subrayado de las canciones -que no son solo telón de fondo sino parte del montaje que hace avanzar el argumento y se implican con él- despierta la parte emocional más directa del espectador. Aquella sociedad que se aprovecha del boxeador para hacerlo imagen del triunfo, para convertirlo en juguete de feria, para reírse de él sin compasión o maltratarlo -es una parte menos evidente de la brutal violencia que se ejerce sobre el protagonista pero más eficaz en su desmoronamiento-, está retratada como revista de un tiempo que no fue mejor sino más cruel. Y que explica no solo como decoración sino como parte activa, el drama. El espectador no puede sentirse ajeno puesto que ha de tomar partido: puede pensar que Urtaín no es él, pero no puede evadir su propio espejo.

Noticias de Urtaín

Paco Cuesta sigue su acertado enfoque de narración de la vida de Urtaín: toca ahora verlo en su inicio de boxeador, a través de los ojos de la gente del momento.

Myriam, en su análisis de la violencia en Urtaín, nos ofrece un magnífico comentario de las cuestiones técnicas de la adaptación y la clave de interpretación de las escenas con mayor violencia. Imprescindible.

Noticias de Don Quijote

Mª Ángeles Merino nos debía un secundario: Rocinante. Y nos paga la deuda con holgura al hablar de la aventura de los yangüeses del capítulo 15 de la primera parte. Cómo nos hace disfrutar de la lectura...

7 comentarios:

Myriam dijo...

Quiero agradecerte a tí por habernos hecho esta magnífica propuesta de lectura (y conducción) y a Studio 1 Rtve.es, que me permitió a mí desde Israel, haber podido compenetrarme en esta soberbia Obra teatral que bucea en la vida de José Manuel Ibar Aspiazu a quien no había conocido hasta ahora. Quiero agradecer a mis compañeros de lectura que me llevaron desde la propuesta teatral del personaje a la persona histórica del boxeador y a la época. Y por su puesto, quiero agradecer a los creadores e intérpretes de esta Obra que me ha llegado al alma

Abrazos

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Gracias por todo.
Nunca pensé que dedicaría un tiempo al boxeo, ni directa ni indirectamente. Y menos, a estas alturas de mi vida, pero he sentido una gran curiosidad por analizar -de forma diferente- detalles que a pesar de que viví en esa época, no había sabido valorar en su medida, y que se pueden apreciar en este momento.
El trabajo de todos los compañeros ha sido excelente. Y con sus aportaciones animaban a seguir buscando. Aún debo pasarme por sus blogs, releer sus entradas y añadir en forma de comentario algunas ideas pendientes de teclear.

Abrazos

enletrasarte(Omar) dijo...

sin lugar a dudas, los tiempos han cambiado, ya no es tanta la brutalidad...aunque sufren el rigor y las consecuencias,
saludos amigo

El Gaucho Santillán dijo...

Creo que la violencia no se va.

Solo toma formas mas sofisticadas.

Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

El retrato de su entorno refleja perfectamente una época que desgraciadamente aún persiste en otros lugares.

Merche Pallarés dijo...

Estoy con MYRIAM. Una obra genial y muy bien representada por ese elenco magnífico de actores. Gracias. Besotes noqueados, M.

pancho dijo...

He faltado una semana del mundo de internet y ya me siento desfasado, la actividad bloguera ha sido frenética y novedosa, para leer y reflexionar con calma. Es lo que tiene internet; no te puedes echar a dormir ni un minuto.

Se echa de menos en la obra una visión progresista del momento. No todo era franquismo y sumisión. Ya por la época teníamos el disco y las canciones del álbum doble de Paco Ibáñez en el Olympia que nos sabíamos de memoria y las canciones de los franceses: Brassens, Brel, Moustaki...
También estaban Triunfo, Cuadernos para el Diálogo o el diario Informaciones.