domingo, 29 de abril de 2012

tomados de uno en uno

Pero la verdadera lección de Palabras para Julia viene tras constatar que la vida nos la hallamos sin sentido si dejamos que nos la expliquen otros:

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.

Aquí es donde José Agustín Goytisolo introduce la clave generacional, puesto que el sentido de la vida es aquel que estemos dispuestos a darle con la conciencia que nos caracteriza como seres humanos. Una vida con sentido explica la de todos:

Un hombre solo una mujer
así tomados de uno en uno
son como polvo no son nada.

(...)

Tu destino está en los demás
tu futuro en tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Llegó un momento en que este tipo de literatura cayó en desuso como las armas superadas por otras más modernas. Es natural. Siempre pasa y es bueno que así sea: el arte se ajusta a cada tiempo histórico. pero el tiempo ha vuelto a cambiar y el arte debe repensarse. Desde hace décadas hemos perdido la conciencia social en occidente: éramos ricos y parecíamos progresar de forma continua y nada podía pararnos. Todo nos llevaba hacia nosotros mismos en un carrusel de consumo que nos creaba la ilusión de una juventud permanente, trampantojo tras el que se ocultaba la verdadera cara del sistema que habíamos aceptado. Suele suceder que las épocas de abundancia son las de mayor epicureísmo: no queríamos el dolor, ni el sufrimiento, ni los problemas. Y la mala conciencia la lavábamos con donaciones siempre que nos desgravaran en los impuestos. Pensábamos que jamás retrocederíamos y que el mundo nos sonreía con sincera amabilidad y que los banqueros eran nuestros amigos. Cerrábamos los ojos ante la corrupción de nuestros políticos porque había suficiente en nuestro plato. Curiosamente, toda la ideología que se nos ofrecía en los estantes más vistosos de los supermecados tendía a disgregarnos. Incluso cuando comenzó la crisis nunca parecía que pudiera llegar hasta nosotros. Pero ha llegado. Y ahora miramos en la despensa de nuestra casa y no hay más productos que los que compramos en aquellos días de abundancia. Todavía hoy, cuando abrimos las cajas en las que vienen empaquetados, leemos las instrucciones que nos informan de cómo consumirlos en solitario para obtener los beneficios en nuestra libreta del banco y podernos distinguir del resto porque, se nos dice, el esfuerzo siempre es recompensado a cada uno en su justa medida. Como si fuera cierto. Se ha creado una nueva religión según la cual cada uno tendrá el paraíso en la vida si cumple las normas impuestas, pero ¡ay! de aquel que no cumpla, que vivirá el infierno en vida. Como si hubiera un paraíso terrenal así, bajo esas reglas que ahora campean invictas, con el suficiente espacio para todos y sin querubines que guarden los accesos.

A diferencia de lo que sucede en la religión, en la historia de la humanidad no hay posible salvación individual: tenemos hijos, tenemos amigos, tenemos amores. Somos sociedad y un individuo solo existe si hay otro individuo. Solo aquellos que se amputen de la vida las emociones podrán vivir en sí mismos. Es una opción. Pero qué vida más triste, qué vida más indigna. Otra cosa es aquel que se aparta para llevar en sí todas las tristezas del mundo para penarlas. Igual que hay eremitas en todas las religiones, los hay en la conciencia social y son necesarios para ayudarnos a pensar el mundo de otra manera.

El momento es tan extremo que ni siquiera huyendo con todos los tuyos podrás encontrar un lugar en el que no te atrapen, como podía suceder en otros tiempos. No puedes estar ya ciego porque aquello que antes sucedía en países lejanos ocurre ahora en tu barrio. Ya no hay lugares a los que no lleguen las manos que puedan helarte el corazón. Si aun lo tienes.

21 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

yo no huyo
estoy dispuesta a dar la vida
que apenas soy una metáfora en todo el universo
claro que no hay mayor soledad que la de hacer el camino sin amor que le acurruque a uno de vez en cuando,

y aunque nos vistamos de corazas,
en par es mucho mejor caminar

besos

lichazul...elisa dijo...

pd...y bajo este sol, ahora ustedes son la historia repetida de esta América Latina tantas veces precaria y aún precaria, tantas veces errantes e inmigrantes que abre sus brazos a los que vienen del otro lado del océano a buscarse su suerte

en el mismo pellejo les vivimos con el corazón solidario

Spaghetti dijo...

Julia se llamaba su madre y Julia se llama su hija ... y las palabras a la hija son un poema, una canción de trovador y un mensaje para todos y para todos los tiempos, porque la historia tiene sus retrocesos y los que lo saben se sorprendieron más con los cantos de cisne de la "sociedad del bienestar" que con la realidad que ahora nos asalta.
J.A.G. también dejó palabras emocionantes para su madre Julia en "final de un adiós".
Yo no tengo padres ni hijos, pero siento y sentí las palabras de los que los tienen ... porque hijo si que fuí.

Merche Pallarés dijo...

¡Cuán cierto! Ya no hay paraisos donde refugiarse, la larga mano de la globalización lo acapara todo. Besotes melancólicos, M.

Myriam dijo...

Pues si: una vida con sentido, es una vida con conciencia y con valores que la sostengan y eleven.

La crisis actual no es económica sino moral o ética. Tenemos que redefinir los valores y pasar de la ética del tener a la del Ser. Ser pleno, con conciencia pura.

La crisis económica es una consecuencia de esa pérdida o falta de valores no la causa de que hoy estemos mal.

Y no estoy de acuerdo en que ahora estamos peor que antes en la Historia recordemos: Hiroshima, Nagasaki, Trevlinka, Buchenvald, Aushvitz, Los archipiélagos Gulag, la caida del Imperio Romano, cualquier caida. Pompeya, La peste negra, la hambruna China en la época de Mao y el gran salto hacia adelante, ... etc, etc....

Lo que sucede en que en esas
épocas no teníamos a los Medios de Comunicación Masivos "globlizados" bombardeándonos con todo lo más negativo y morboso, generando miedo y malestar, pero informando responsablemente muy poco.

Hay miles y miles de ejemplos de organizaciones y personas individuales que luchan día a día solidariamente por mejorar el Mundo en que vivimos, pero lo hacen en silencio porque no tienen tiempo para fantochadas, sino para la acción directa y proactiva basada en valores solidarios y en el saber que más allá del ombligo propio hay otro ser que sufre.

Besos y perdona, desde ya, la extensión de mi comentario.

Myriam dijo...

digo: Auschwitz. Vale

Abejita de la Vega dijo...

Vivir fuera y vivir dentro, vivir para mí y vivir para los demás. Así es una vida con sentido. Y cada una tiene un sentido diferente, incomprensible para los demás.

Besos

Anónimo dijo...

Clave generacional, efectivamente este poema de Juan Goytisolo, lo cantabamos, a menudo, acompañadas de la guitarra muchas tardes en el colegio mayor (1970/75)) y nunca pensé que en la situación actual, se me pusiesen los pelos como escarpias.

Delgado dijo...

Aguantar con estoicismo y no dejarse llevar por el hastío vital. Es lo que toca, tiempos vendrán mejores, con crisis así o nos hacemos más fuertes o nos hacemos más fuertes, no hay otra opción.

Un saludo

Isabel Huete dijo...

No sé si la situación de desamparo en la que estamos actualmente servirá para quitarnos de encima el barro del sucio charco en el que nos metimos, en épocas de vacas gordas, convencidos de que era el lago de los cisnes. Ojalá sea así porque, de no serlo, acabaremos no ya convertidos en estatua de sal sino en bloque de cal viva.

pancho dijo...

"Un hombre solo una mujer/ así tomados de uno en uno", palabras dispersas que se huyen, perdidas entre el aullido del fracaso. Fruto malparido de simiente mal caída. Supervivientes que se dan la espalda.

Asun dijo...

Ha llegado el momento de que vuelva a renacer esa conciencia social y de que nos unamos y miremos por todos.

Besos

Bertha dijo...

Es tan malo el pesismismo como tomarselo todo a pitorreo los extremos se tocan.Pero si que tenemos que entender que es mal de muchos por lo que entre todos y de la mejor de las maneras ir encaminando las cosas con valentía.

A mí la austeridad me fastidia porque hay responsabilidades pero es de todo lo menos feo.Se aprende a vivir con lo que se tiene.Pero hay gente y...muchísima que no han tenido ni siquiera esta oportunidad...y por no tener ni el derecho a la perreta.

Un abrazo Pedro:)

Ele Bergón dijo...

Hermos poema de Agustín Goytisolo. Siempre me gustó.
Me quedo con los versos que hablan de la alegría

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego.

......
Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

y donde no se pierde la esperanza

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella, tú verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor, tendrás amigos.

En fin, ya sabes que soy una pesimista mal informada.

Besos y debemos seguir adelante.

Luz

Joselu dijo...

Es difícil volver a adquirir -o conquistar- la dimensión social cuando todos -o la mayoría- nos hemos hundido en el individualismo. He vivido otras épocas más sociales, en que las cosas se percibían de modo diferente… No sé si el arte puede ayudarnos, o contribuir de nuevo a fomentar ese "nosotros" que tenemos tan olvidado. Escribí también sobre JAG en UN LOBITO BUENO. Un saludo.

enletrasarte(Omar) dijo...

bueno, a esta altura no se van a quedar tocando mientras el Titanic se hunde ¿no?
porque no se trata de un sector, etnia, religión determinada, creo que todos tenéis el agua al cuello
..
dice las estadísticas 24,44 de desocupación
dice la vocera del gobierno en 2015 la desocupación 'caerá' al 22,5
joder!!
en 60 años la abatirán ¡pués!!
mi solidaridad

Gelu dijo...

Buenas tardes, profesor Ojeda:

Conservo entre las páginas de un libro de poemas, un artículo pág.17, de ‘El Periódico’ del 23-29 mayo año 1994, en LA PIEL DEL TIEMPO, firmado por Arturo San Agustín , que es para copiar entero, pero que lo hago sólo del párrafo final:
"Cuando uno tampoco puede más y dice aquí me quedo; cuando alguien le recuerda a uno que no sirve para nada, lo mejor, siempre, es acudir a José Agustín Goytisolo, a quien, según él, su padre le decía, moviendo así la cabeza, que no servía para nada.

Y ayuda. "

Dejó un enlace, con : algunos de sus versos, porque “Sobre los grandes hombres siempre hay ciertos detalles...”

Dejo este vídeo Poesía urgente-Gabriel Celaya-Paco Ibáñez

Saludos

P.D.: Mi hijo, con una compañera violinista, tuvo la suerte de poder poner la parte musical, en una maratón de poesía que se hizo en la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona) en el año 1998, y que contó con la presencia de José Agustín Goytisolo.
Al año siguiente, el 6-mayo-1999, la 2ª maratón se hizo en homenaje a J.A.G.(había fallecido el 19 marzo), y hubo la intervención de Carme Riera, Joan Perucho, Joan Margarit, Eduard Sanahuja, Miquel de Palol...
En esta ocasión también la música acompañó los versos.

LA ZARZAMORA dijo...

"Un hombre solo, una mujer así tomados de uno en uno son como polvo y no son nada..."
Hubo un tiempo en que los valores sociales tenían aún cierto sentido.
El individualismo precoz de estas nuevas sociedades que hemos ido creando, nos lleva a ser polvo, o nada(cabe que esperemos despertar, y seamos polvo, más polvo enamorado...)
;-)
Besos, Pedro.

dafd dijo...

Todo son mensajes contradictorios: nos lo merecemos, no nos merecemos lo que nos está pasando. Pero cuando tocan una conquista social, ¿es que hay que aceptarlo, acaso, sin oposición? Pues en muchos medios me dicen que sí, con toda la pachaza.
Yo soy cada vez más tonto. Mejor, dos tontos. Por eso, cada vez desconfío más de los argumentos. Los encuentro sofismas, aunque, no sé, todo es tan oscuro.

Paco Cuesta dijo...

Acabamos de dejar el boxeo y me viene a la mente otro título: Más dura será la caída

Aldabra dijo...

me quedo con el amor siempre:

Un hombre solo una mujer
así tomados de uno en uno
son como polvo no son nada.

Y cogidos de la mano me siento capaz de todo.

biquiños,