martes, 10 de abril de 2012

La crisis y la cohesión social. Editoriales de La Acequia


video


Sustituir la caridad y la beneficiencia por la cohesión social fue uno de los grandes logros de las sociedades modernas. ¿Están seguros los que piensan que podemos quebrar la cohesión social para retornar a la caridad y la beneficiencia?

Como comprobarán los más asiduos lectores de La Acequia, 
persevero en la experimentación con el formato y el riesgo que ello supone.

24 comentarios:

Manolo dijo...

Quieren salvar sus almas y sólo pueden hacerlo a través de la limosna. Eso de la cohesión social son "chorradas" que llevan a que tengan que evadir sus pingües beneficios a paraísos fiscales y no puedan disponer de ellos cuando y como quieran.
Salud_os

Isabel Barceló Chico dijo...

Ellos no abandonaron nunca la idea de la beneficencia, no te engañes. Te lo dice quien ha vivido ese asunto (profesionalmente) de cerca.

lichazul...elisa dijo...

la beneficiencia es un arma del populismo más fácil y mediático
sin duda los gobernantes y los que se candidatean nunca dejarán de usarla

el video me resulta inquietante, ese pelo rebelde adrede es un mensaje que no se puede dejar ni obviar,esa mirada y tono suspicaz me dice que no podemos quedarnos en mansedad absoluta

Besos

pd...me gusta que te arriesgues

ibso dijo...

¿Y quien dice que se logró?. Seguimos interpretando el mundo de forma individual, aislada e incluso atemporalmente. ¿Acaso ha existido alguna vez la cohesión social a nivel planetario?. Si no es así, jamás ha existido a nivel de naciones.
¿Quién fabrica nuestra ropa, nuestro calzado, nuestra tecnología?. ¿Quién produce nuestro alimento?. ¿A cuantos se oprimen para que podamos llenar el depósito de nuestro coche?...

Antón de Muros dijo...

Persevera en la experimentación, Pedro.

Un abrazo.

Antón.

Spaghetti dijo...

Has decidido arriesgarlo todo.
La palabra escrita y escogida,
La voz con el mensaje,
y la propia imagen.
Ya no hay opción para el receptor.

Neogeminis dijo...

Los que sostienen la teoría del desborde -los que menos tienen sobreviven con lo que les sobra a los que tienen en exceso- piensan que esa es la forma adecuada de sostener las necesidades de los menos favorecidos. Sin duda les alimenta el ego saberse indispensables a la hora de decidir quién recibe sus dádivas.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Tu sigue experimentando! Faltaría mas...
Como va el país ni caridad ni beneficiencia vamos a tener cuando seamos millones y millones. Besotes cohesionados, M.

Txema dijo...

Es que ellos no lucharon jamás por esa cohesión.

saludos

Campurriana dijo...

Me da miedo pensarlo...meditarlo profundamente.

Myriam dijo...

Has puesto sobre el tapete una pregunta que debería erizar la piel de los políticos con más de dos dedos de frente y más de un 10% de honestidad.

Besos

Myriam dijo...

PD- Me parece genial que experimentes, ya que ésta es la base de la Creatividad y de la Innovación. Lo peor que puede pasar es que guste poco o que guste mucho, jajaja, pero jamás dejas al receptor indiferente.

dafd dijo...

Me ha sorprendido el planteamiento. Cohesión por un lado, beneficencia por otro. La verdad es que es un eficaz resumen del drama de la economía al que asistimos estupefactos.

moderato_Dos_josef dijo...

La cohesión social... Si, puede que haya existido en algunos lugares aislados, pero no mucho más allá.
Hoy vivimos el desplome de todo un sistema social: El capitalismo.

Saludos.

Aldabra dijo...

¿y que sería de la creación sin la experimentación?

nada.

respecto a la caridad, la mal entendida caridad porque la caridad no es dar lo que nos sobra.

biquiños,

enletrasarte(Omar) dijo...

aunque te expresas en pocas oraciones, no es simple, puesto que en las relaciones sociales siempre es bueno que el más fuerte, el más asegurado en la vida, sostenga al más débil, al más alejado de la dignidad
.
claro está que ello no significa altruismo, subvención o beneficencia,
sino que desde el punto de vista de los principios cabales de los derechos humanos, se impone como solidaridad -->que es muy distinto
.
bueh, da para charlar mucho
.
un abrazo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Os doy las gracias por colaborar en este nuevo empeño. Me preocupa lo que dice mi querido SPAGUETTI. ¿Con este formato el receptor se queda ya sin opciones?
Os aclaro que La Acequia no dejará de ser lo que ha sido hasta ahora y que estas entradas, como os dije, aunque no desaparecerán del todo, no serán las más habituales en el blog.
En este período de vacaciones de Semana de Santa me dedico a probar nuevos formatos. Es bueno, como decís varios, probar y correr estos riesgos para saber dónde están los límites que no quiero traspasar.
Por eso mismo os agradezco los comentarios en este tipo de entradas.

El Gaucho Santillán dijo...

Aqui, en Argentina, las "señoras de la sociedad rural", no dejaron de hacerlo nunca.

Parece que les levanta la autoestima.

Un abrazo.

Jan Puerta dijo...

Riesgo mederado amigo. Moderado sin duda.
Un abrazo

Asun dijo...

Creo que la caridad nunca ha dejado de estar vigente, si bien es verdad, que no a los niveles de hace unas décadas.

Aldabra dijo...

He vuelto ahora para ver el vídeo, que antes no he podido y me doy cuenta de que la transcripción no es exacta.

Al escribir el texto has omitido la palabra revolucionarios y la palabra social, después de la última cohesión. Y has cambiado regresar por retornar.

La segunda palabra no tiene tanta importancia como la primera, para mí, porque la palabra revolucionario en el texto imprime mucha fuerza.

Retornar y regresar no son lo mismo, para mí, en este texto le viene mejor regresar (regresión).

En fin, es algo a tener en cuenta.

biquiños,

Ele Bergón dijo...

A los amantes de la caridad y la beneficencia, no les interesa la cohesión social, por eso la quiebran.

Al tener el texto escrito y el escucharte te digo lo que he hecho:

Primero te he escuchado, después lo he leído y luego al tenerlo que pensar, lo he vuelto a releer.

Besos

Luz

Paco Cuesta dijo...

Tal vez, el mensaje hablado requiera unos medios de grabación-transmisión diferentes. Tal vez.

LA ZARZAMORA dijo...

El problema es que hoy una gran mayoría ya vive de caridad y beneficiencia... y poco puede ofrecer.
Besos, Pedro.

Tú sigue dándole :)