miércoles, 25 de abril de 2012

Ciclogénesis explosiva


Hubo un tiempo en el que la araña tuvo miedo de las tormentas. Hoy, más sabia, sigue tejiendo su tela porque sabe que después de cualquier borrasca seguirán cayendo en ella los insectos. Quizá con mayor insistencia, porque, aturdidos, buscan refugio en donde no lo hallarán nunca.

29 comentarios:

Spaghetti dijo...

Espero que "Petra" no haga estragos personales y que las arañas puedan seguir alimentándose.
Un abrazo desde esta tierra de tormentas tropicales y huracanes.

Juan Navarro Fernández-Pacheco dijo...

No sé cómo interpretar tu parábola, porque hay quienes se afanan en tejer una profusa red para que nada cambie y parece que nosotros, en lugar de rebelarnos y desgarrarla, nos dejamos atrapar en ella. Y, efectivamente, nada cambia.

lichazul...elisa dijo...

la que teje sabe donde van las uniones y dónde está la hebra principal...

besos

pluvisca dijo...

la foto es preciosa

Las ara;as tejen muy y muy sabiamente, sus telas resisiten mucho, mucho...mejor no caer en ellas...

besos

Antón de Muros dijo...

¿Es acaso nuestro destino ser "insectos"?
¿Cómo evitar el aturdimiento?

Abrazo.

Antón.

Anónimo dijo...

La culpa no es de la araña, ella hace su trabajo...
El nuestro, pensar como evitar, su bien tejida tela. Y actuar!

E R dijo...

Las arañas tejen telarañas y los insectos viven intentando no caer en ella. El sistema teje telarañas y el hombre se pasa la vida intentando salir de ella. A los insectos le va mejor que a nosotros en el juego, ellas tienen una oportunidad, nosotros no tenemos ninguna, salvo que nos paremos fuera de la telaraña –algo imposible- y rompamos los hilos que la forman para que el resto escape y logre destruir el entramado que nos condena.

Di respuesta a tu comentario, gracias por volver como si el tiempo no hubiera pasado.

Un rencuentro que me pone más que feliz.

Edgardo
HologramaBlanco

Merche Pallarés dijo...

Estoy de acuerdo con varios de los comentaristas que mencionan lo de la red y a ver cómo evitamos quedar atrapados.
Pero yo quería comentar sobre "Petra" y ese término tan rimbombante de ciclogénesis atómica o algo parecido(como no lo veo no me acuerdo si es exactamente así) para una borrasca de toda la vida aunque por las voces de los locutores parecía que llegaba la tormenta del siglo. Huracán y ciclón ¡todo junto! ¡Qué exagerados! y como les encanta meternos miedo... Besotes incrédulos siempre, M.

virgi dijo...

El abuso de terminologías poco usadas sirve como distracción, así pensamos en otras cosas y además admiramos a los que saben más que nosotros. Tácticas eternas.
Besos

Txema dijo...

Qué sería de la araña sin la inocencia de los insectos? Estos son víctimas sin querer pero no son capaces de cambiar.

saludos

pancho dijo...

Mira si serán resistentes, flexibles y adaptables que aguantan el balanceo de una tropa de elefantes.

Joselu dijo...

Un lector de El País argüía que la ciclogénesis explosiva es ni más ni menos que un "huracán" extratropical, pero por razones eufemísticas se elide este nombre por otro más tranquilizador. Así que lo que estamos recibiendo estos días es un "huracán" ni más ni menos. Y los "ajustes" son hachazos al estado del bienestar.

Hernando dijo...

Mi parábola es: como los bancos que saben que cuando pase la tormenta, seguirán prestando dinero, seguirán ganando dinero, seguirán especulando y aplastarán todo aquél que caiga en sus redes, siempre bien unidas y fuertes por una legislación favorable.

Abejita de la Vega dijo...

La araña sigue tejiendo su tela y los insectos siguen refugiándose en ella.

Uná ciclogénesis es una borrasca con nombre inflado.

Besos

Myriam dijo...

Te leí anoche, pero hasta que me levanté y comprobé que no me había convertido en un insecto, no viene aquí a dejarte mis saludos.

Neogeminis dijo...

En todo se puede hallar un lado favorable, si se sabe buscarlo...
Un abrazo.

Marina dijo...

Qué miedo da lo que cuentas, compañero.
Un fuerte abrazo.

São dijo...

Esperemos que os insectos, mais tarde ou mais cedo, abram os olhos e comecem a pensar!!

Besos, querido amigo mio.

enletrasarte(Omar) dijo...

ah ¿eran arañas lo que nos sujetan?
interesantes palabras amigo, un abrazo

María dijo...

Cómo me gusta la foto tejida entre las letras de sus sílabas.

Un beso.

El Gaucho Santillán dijo...

Aqui se dice "A rìo revuelto, ganancia de pescador".

Buena imagen


Un abrazo.

Isabel. dijo...

Es que nos parecemos a los animales más de lo que nos parece, muchas veces, son más listos que nosotros. Besos Isabel.

Delgado dijo...

Resulta más cómodo autoengañarnos buscando refugio donde sabemos que no lo vamos a encontrar que buscándolo allá lejos, pues hay que moverse.

Estrella dijo...

Aturdidos o no, siempre acaban en la red. ¿Será que se van ellos solitos porque así se sienten más seguros, a pesar de todo?

Aldabra dijo...

los que siguen cayendo con mayor insistencia y muy aturdidos, son los nuevos parados... y no encuentran refugio Pedro, ningún refugio ni esperanza.

biquiños,

Asun dijo...

¿Será que las arañas se han crecido y creen poder hasta con la plaga de insectos?
Debería tener cuidado, porque igual no es tan omnipotente como cree.

Besos

Kety dijo...

Como te las compones para hacernos reflexionar siempre.;-))

XuanRata dijo...

Su poder es la paciencia; sus hilos, nuestra necesidad de no seguir cayendo.

Paco Cuesta dijo...

Perseverar es una de las formas de conseguir resultados.