viernes, 13 de abril de 2012

Balance de una semana de pruebas

En La Acequia, esta semana hemos estado de pruebas. Como sabéis los visitantes habituales, he probado el videoblog: con imágenes y recitado de textos; con editoriales en los que hablaba directamente sobre temas que me preocupan estos días. Os agradezco a todos el interés mostrado en estas pruebas, los matices y críticas que me habéis hecho llegar por varias vías (comentarios directos en las entradas, correos electrónicos, etc.). Una de las cosas más interesantes de la web 2.0 es la inmediatez en las reacciones. Aunque este blog lo escribo yo, desde el principio, como recordaréis los más antiguos lectores, se ha creado una comunidad en red que ha propiciado el intercambio sereno de ideas y que es una de las cosas que más me satisfacen de este proyecto. No creo equivocarme si digo que todos nos encontramos cómodos aquí. La Acequia nunca ha rehuido la intervención en cuestiones de actualidad y las polémicas y en el blog me he pronunciado ideológicamente sobre temas de actualidad, pero siempre se ha hecho desde la serenidad de la opinión que tiene en cuenta las ideas de los demás. Pienso que el diálogo nunca se hace con ruido. Y que ya hay demasiado ruido en el mundo que nos impide oírnos.

El salto al videoblog es algo que me rondaba la cabeza desde hace tiempo. Tiene varias dificultades: en primer lugar, en La Acequia ya hay una costumbre, una forma de encontrarse con las entradas y esto debe respetarse siempre; en segundo lugar, exige una ténica y una práctica que todavía estoy lejos de dominar (me habéis señalado, con acierto, la poca naturalidad lógica de quien inicia un camino o los defectos en el sonido). En el debate se ha suscitado una doble cara interesante del videoblog: por una parte, algunos apreciáis que con este formato llega mejor el mensaje y se conoce más de cerca al autor; por otra, la presencia de la imagen y la voz de quien opina parece dificultar la reacción de quien visita el blog, que se convierte más en un espectador que en un comentarista. Dicho de otro modo: el videoblog puede llegar a más gente pero puede reducir el número de las aportaciones de los visitantes a través de sus comentarios.

Es innegable que el videoblog es el producto que mejor resume e integra las características técnicas de este formato: tanto para la opinión y la información como para la creación. Sin embargo, todavía necesitamos la palabra escrita para meditarla con calma y espero que esto sea así durante mucho tiempo. De hecho, algunos habéis reclamado el texto de los poemas recitados o de las frases pronuciadas en el video.

Como sabéis, uno de los objetivos que me llevó a escribir La Acequia fue la experimentación con este formato y el estudio académico, desde dentro, de un fenómeno que por entonces comenzaba y hoy es una práctica habitual. Por eso, no dejaré de probar cosas nuevas y de agradeceros la sinceridad en la opinión.

La Acequia seguirá como hasta ahora, con el predominio de la palabra escrita y la imagen fotográfica. Pero también incorpora el videoblog -bien para proyectos de creación como los varios que he publicado ya en los meses pasados, bien para la opinión crítica sobre aspectos de actualidad-, aunque lo haré con cautela y procurando mejorar las cuestiones ténicas y la naturalidad en la expresión. Pienso que los tiempos que corren y los que vendrán van a ser muy duros para todos y que es hora de participar en las cuestiones de actualidad de todas las formas posibles. Sé que mi video-editorial sobre los globos sonda en materia de educación, a pesar de todas sus deficiencias formales, circula ya en Internet de una forma en la que no podría hacerlo una entrada normal de La Acequia.

Más que nunca, gracias a los que hacéis que cada día me siente ante el ordenador con nuevas ilusiones.

27 comentarios:

J. G. dijo...

Pues yo voy al revés que tú, es decir, cada vez menos fotos, sólo letras y letras, las imágenes despistan al lector de lo importante.

Un saludo y apoyo tu decisión.

lichazul...elisa dijo...

Adelante Pedro, nada mejor que experimentar y tratar de buscarse nuevos caminos y lo mejor llegar a más personas, ya que esa es la finalidad...comunicar pensamiento y sentir

besos

Antón de Muros dijo...

Muy bien, Pedro.
Por mi parte recibo con beneplácito lo "clásico" y lo "experimental" de La Acequia.

Un abrazo.

Antón.

Nieves LM dijo...

Perfecto, te seguimos igualmente, también por FB. Un besazo.

María dijo...

Siempre está bien experimentar, todo lo que sea avanzar, y crecer, bienvenido sea, y contigo creceremos todos un poco más.

Un beso.

São dijo...

Fico satisfeita com a continuação do modelo classico, mas acho interessante que experimentes outros modos de chegar até nós.

Para mim, por todos os motivos, agrada-me muito mais a expressão escrita.

Bom final de semana, querido Pedro.

Fer dijo...

Siempre hay cierta resistencia al cambio. Sin embargo, el blog me parece un medio fantástico para innovar, para amalgamar diferentes formas de comunicación: texto, fotos, pinturas, imágenes, música, video, y cada vez habrá más herramientas. Es muy estimulante el cambio para quien lo encara, más allá de la resistencia de algunos receptores.

Concuerdo con la idea de apoyar la poesía con texto, porque es cierto que el sonido no ayudaba a captarlo. Implicó un esfuerzo.

En cuanto a encontrarse con la imagen, la voz y la opinión del autor del blog, me resultó una experiencia muy original y humanizante. Por primera vez pude visualizar y escuchar a la persona detrás de los textos que suelo leer. Me gustó tanto como me sorprendió conocer de forma más real a alguien con quien sólo tengo un vínculo virtual.

Me pasa que noto que cada vez más bloguers optan por un nick y eligen no mostrar su rostro, empleando imágenes que los representan, poniéndose gafas o hasta mostrándose sólo parcialmente. Ese anonimato que preservan, tal vez acertadamente, no me ayuda en lo personal como seguidora, pero es algo que me pasa a mí. Tal vez sea prudente no exponerse con rostro, nombre, apellido, perfil con datos verídicos y mail en un blog. Yo me lancé a hacerlo así, y no me ha traído demasiadas complicaciones. Tú te la juegas al mostrar mucho más, y eso creo que suma.

Un saludo y adelante.

Isabel Huete dijo...

Las innovaciones siempre necesitan un tiempo para consolidarse, así que ánimo porque acabarás haciéndolo de p.m. :))

Campurriana dijo...

Gracias a ti, Pedro.

Merche Pallarés dijo...

Todo lleva su tiempo como dice ISABEL HUETE pero experimentar, innovar--para el que sabe hacerlo (NO es mi caso...)-- siempre es positivo. Suerte. Besotes innovadores, M.

Natàlia Tàrraco dijo...

Pedro, suelo incluir imágenes en apoyo a mis escritos, suelo subir reportajes fotográficos de algún viaje con fotos todas mías, suelo incluir vídeos de música, animación, ilustraciones que hice...apoyo tus ganas de innovar, tu dinamismo, opino que cualquier iniciativa que enriquezca el blog es positiva, te aplaudo y te animo a seguir en ese sentido.
Todo tiene su aprendizaje, poco a poco le irás tomando el pulso.
En la Acequia aprecio los contenidos, las opiniones que se vierten, los comentarios, las personalísimas fotos que incluyes, es un blog dinámico y elegante, en él siempre se aprende algo o se disfruta.
Aunque a veces no participe en el seguimiento de las lecturas, por falta de tiempo diría, siempre estoy atenta a tus entradas sobre cualquier tema, existe una muy saludable intervención de personas dispares en los comentarios.
Dije que no me atrae escuchar la recitación de un poema porque distrae mi concentración y la manera interna que tengo de interpretarlo, personal, sin embargo ya dije que entiendo que resulte muy atractiva a otras personas.
En definitiva, Pedro, no se trata de innovar por innovar, se trata como tu haces, de probar, de curiosidad, de aprender.
Un besito, gracias por tus comentarios a mi blog, jejeje, siempre extremadamente breves, condensados.

Kety dijo...

Desde un lugar de la Mancha
un abrazo cervantino
Hasta pronto

Joselu dijo...

Personalmente me produce pereza cuando veo un vídeo colgado en un blog. Entiendo que puede ser interesante, pero de entrada ha de superar una fase de reticencia por mi parte. Prefiero leer. Entiendo la experimentación que llevas adelante. Con frecuencia escucho música cuando leo blogs o escribo. Detenerla y ponerme a ver y escuchar un vídeo por interesante que pueda ser, me retrae. Soy más de letras, lo que no quiere decir que, efectivamente, un vídeo puede ser vehículo de expresión sumamente solvente. Saludos cordiales.

Pamisola dijo...

Está bien, de vez en cuando dar un sobresalto que otro, la cuestión es que sea interesante y eso, cómo el arte, es tan subjetivo.
Casi sin darnos cuenta seleccionamos, con toda la libertad y eso también está bien.

Saludos

Manolo dijo...

No veo que sea incompatible que los dos formatos, el audiovisual y el escrito, aparezcan juntos. A mi, personalmente, me haces un favor. Sobre todo por el audio. Pero también entiendo la postura de Joselu, porque me pasa lo mismo. Al aparecer los dos formatos, te colocas ante la inmediatez del vídeo y te queda el escrito para analizar o degustar más despacio. Algo así como escuchar la radio y luego leer el periódico con más reposo.
Un abrazo.

Lola dijo...

Con mi respeto a todas las opiniones, pienso que la imagen no está reñida con las palabras... ella da pie a lo que vas a encontrar después, pero eso sí... es mi opinion. Gracias a ti Pedro por tu esfuerzo para hacer lo que nos llega. Besos

Edurne dijo...

A mí este blog me parece interesantísimo,sea en el formato que sea.
Te leo, te escucho, admiro la capacidad que tienes para crear expectación, diálogo, reflexión, hasta polémica...
También aplaudo tus ganas de innovar y experimentar con las nuevas tecnologías.

No me prodigo en comentarios todo lo que quisiera, pero de verdad que desde que te visito asíduamente, has dejado en mí el gusanillo de asomarme cada vez que publicas algo y animarme a "beber" el agua de esta acequia.

El otro día, con el vídeo de tus reflexiones acerca de la educación, de pronto me asaltaron las llamas de esas hogueras que me suelen quemar por dentro y por fuera, cuando los temas me son tan cercanos...
Me "apunto" a tus preocupaciones, totalmente.
El lunes nos toca enfrentar el tercer trimestre de este curso,y, como hablaba ayer por la tared con una antigua compañera, la duda, la incertidumbre, la rabia, la preocupación, nos inundan por completo.
Es como si fuéramos Don Quijote peleando contra esos gigantes imaginarios, pero que en este caso son totalmente reales.

Y a mí, que me encanta mi profesión, que siempre he disfrutado con ella, ahora me acucian las dudas y los miedos...

En fin, dicen que siempre que llueve escampa! No sé, quiero ser optimista, soy optimista, pero... están cayendo chuzos de punta!

Gracias por este oasis que es tu acequia, y sobre todo por compartir!

Un abrazo!
;)

Neogeminis dijo...

Creo que no hay que ser tajante a la hora de aprobar o rechazar nuevas propuestas. Nada es definitivo, aunque en un momento lo parezca y quizás lo que más entusiasme (al menos a mí) de las posibilidades expresivas del formato blog, es que se puede ir variando, alternando, innovando, experimentando, según lo estimemos conveniente. Se me ocurre que la buena actitud de los lectores frecuentes aportará a la tolerancia y a la sana manifestación de opiniones, sea cual fuera el formato.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Gracias a ti de cualquier forma que sea.

Besos

Jan Puerta dijo...

No hay que cerra nunca ninguna puerta a la comunicación. El formato siempre es lo de menos si uno es capaz de transmitir.
Un abrazo

virgi dijo...

Yo creo que lo que hagas, te saldrá bien. Cuando tenemos decisión y las ideas claras, las cosas se van colocando poco a poco. Y siempre es positivo practicar cosas nuevas.
Te esperamos.
besos

Spaghetti dijo...

Si es un videoblog, habra que comentar desde otro video, para ser ecuánime... vamos a ver que pasa.

LA ZARZAMORA dijo...

Tú sigue experimentando...
A mí la proyección de ciertas imágenes me aterra.
Pero tú te manejas bien.

Besos, Pedro.

Asun dijo...

Al fin y al cabo, lo que cuenta es comunicar, independientemente del formato que se utilice. Por supuesto que habrá algunos que nos resulten más fáciles que otros, pero puede que también sea por falta de hábito. Con el uso a todo se acaba acostumbrando uno.
No creo que el videoblog pueda llevar a la reducción del número de aportaciones de los visitantes. Quien sienta la necesidad de comentar algo, de exponer su punto de vista, lo hará tanto si el texto lo ha escuchado como si lo ha leído. Eso sí, como dice SPAGHETTI, tendremos que responderte de la misma forma, así que ya nos podemos poner manos a la obra para perfeccionar nuestra técnica :)

Un beso.

Raúl Urbina dijo...

Resulta curioso: por lo que aparece en algunos comentarios, hay quienes (¿qué son los receptores de los blog, solo lectores?) prefieren la lectura a la videoescucha. Es una tendencia tradicional, sin que esto sea despectivo y sea tomado como algo peor. Lo curioso del caso, es que parece que la presencia de un vídeo supone un esfuerzo adicional. Esto hubiese sido tomado justamente al revés hace unos años.

Lo que sí está claro es que todas las explicaciones acerca de la oralidad y de la escritura que se daban en las aulas hace unos años han quedado rotas en pedazos con las nuevas prácticas comunicativas (estoy trabajando sobre ello y dentro de algunos meses tendré los resultados de mi estudio).

En los blogs cabe todo (por eso caben todos). Y creo que es muy bueno, a veces, tensar cuerdas para tensar la conciencia de recepción.

Paco Cuesta dijo...

Entiendo, y ya insistí en ocasión anterior que es perfectamente válido y loable, pero requiere una técnica diferente; la imagen y la voz se queman más que la palabra escrita.

Aldabra dijo...

gracias a ti por escribir, por innovar, por compartir...
biquiños,