viernes, 17 de febrero de 2012

Reparaciones


De pronto te vence el cansancio y te permites un día en el que bajas los brazos. Pero solo un día, que no se debe dar ocasión para que en vez de reparaciones hagan con tu vida un solar.

No pude publicar ayer la entrada habitual correspondiente a la lectura
 de las Sonatas de Valle-Inclán.
 Lo haré mañana, espero que podáis disculpar el retraso.

30 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Hay que bajar los brazos de vez en cuando. Pequeñas reparaciones pero necesarias. En tu caso, no hay peligro de convertirte en un solar.

No hay nada que disculpar.

Besos, Pedro.

María dijo...

Cuando el cansancio se apodera del cuerpo y de la mente, lo mejor es llenarse de oxígeno y descansar todo el tiempo que se necesite.

Nada de disculpas.

Un beso.

Myriam dijo...

Es de sabios escuchar la sabiduría del cuerpo que pide a gritos descanso...

Myriam dijo...

Un fuerte abrazo

Anna dijo...

Pedro, me atrevería a decir que por prescripción facultativa hay que darse un descanso...
Mira yo, estoy empezando a respirar aire más puro....
Un abrazo fuerte.

pancho dijo...

Hay arreglos que relucen más que el sol, que te renuevan y te dejan como nuevo.

Isabel Huete dijo...

Los brazos sólo merecen la pena ser levantados para abrazar. Besis.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Con unos retoques quedará nuevo.
Nos gusta el edificio.

Reciba nuestro abrazo.

J. G. dijo...

yo descanso después de dormir la siesta los viernes, no con la siesta, sino con sus horas posteriores,relax, pensar en otras cosas, tele, música, letras, lo que sea, da igual, sea cultura o mera basura, las circunstancias de esos momentos de esa parte de la semana lo merece.

elisa...lichazul dijo...

hay que tomarse no uno sino varios dìas Pedro
y disfrutar a concho ese solar , pues no siempre se da el cuerpo y las ganas

BEsos

MariluzGH dijo...

Querido amigo,así mismito me siento desde hace unos días... ni publico ni visito ni me satisface la lectura... en fin... paciencia

abrazos para ti y mi deseo de un buen finde

virgi dijo...

Un par de días, para ver la vida desde otro ángulo.
Besos

Montserrat Sala dijo...

Ay! Pedro: Otra foto imposible. Seria que te has inspirado, mientras descansabas tendido en esta esqu1na?. Y de pronto te has dado cuenta?

No me hagas caso, estoy de broma.
Me ha gustado tu enfoque. Saludos.

Luis Antonio dijo...

Mientras haya manos expertas y piezas de recambio, bienvenidas sean las reparaciones...

Asun dijo...

Yo estoy en fase de brazos caídos y de vez en cuando me permito levantarlos. Hay veces que con un día no es suficiente. Si el cansancio pide que sean varios días en vez de uno, creo que hay que hacerle caso.

Besos

MIMOSA dijo...

Uno debería poder bajar los brazos en total serenidad,no uno sino todos aquellos que hagan falta, a sabiendas de que, habiendo delimitado nuestro espacio, éste se respetará.

Besos Pedro.

LA ZARZAMORA dijo...

¿El descanso del guerrero?
Besos, Pedro.

São dijo...

Temos que deixar que repousemos um dia de vez em quando...para que tenhamos mais força em prosseguir o objectivo.


António Machado é um poeta que muito me agrada.


Bons sonhos, amigo mio.

XuanRata dijo...

Solar es esta foto, con ese resplandor que separa la esquina, que abre el rincón.

Paco Cuesta dijo...

La holganza es, en ocasiones, necesaria medicina.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

quizá sea eso amigo que bajé los brazos más de la cuenta...un abrazo

Isabel dijo...

Pedro, ¿podrías decirme por qué no puedo entrar en tu blog por tu último comentario, como siempre? Pincho en La Acequia y me sale la entrada del 3 de Febrero. Gracias.
Isabel.

Kety dijo...

Hay días que cuesta levantar los brazos, pero hay que levantarlos.

Un abrazo

Camino a Gaia dijo...

Descuidar las labores de mantenimiento puede tener efectos indeseados.
Un saludo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

ISABEL: no sé a qué se debe esto, quizá sea un error de Blogger, porque yo no he cambiado nada. ¿Le sucede a alguien más? Espero que sea algo pasajero.
Gracias por preocuparte por mí en tu anterior comentario. Un beso.

emily1 dijo...

en el descanso encuentro poesía, la mayoría de las veces...
un saludo Pedro

Aldabra dijo...

a veces pasa, Pedro, y es que el cuerpo es más sabio que nuestra propia razón y es él quien se encarga de decir, Hasta aquí hemos llegado y luego ya se verá.

bqñs,

Isabel dijo...

Pues sigo igual. Tengo que hacer cuarenta cosas para poder entrar en tu último comentario. Debe ser mi ordenador. Un beso y gracias por contestarme. Isabel.

gabiprog2 dijo...

Si bajar los brazos es para romper rutinas, más bien deberiamos hablar de victoria, o casi...

Lola dijo...

Un buen libro... extremoduro y palante.... Besos Pedro