viernes, 10 de febrero de 2012

Pulmones


Siempre me ha llamado la atención cómo algunas personas se oxidan desde dentro, como si tuvieran los pulmones cargados de viento ácido.

36 comentarios:

Myriam dijo...

Esos pulmones necesitan mucho aire; mucho viento con oxígeno.

Gracias por tu felicitación por mi cumple y besos.

XuanRata dijo...

Pulmones como branquias, el cuerpo como armadura. Solo falta la escafandra.

La foto y el título dejan un poco sin respiración.

elisa...lichazul dijo...

tarde o temprano nos oxidamos querido Pedro
ojalá no lo hagamos en solitario

BESOS (hartos)

Jan Puerta dijo...

La dureza del corazón provoca estados irreversibles.
Un abrazo

Anna jorba ricart dijo...

Asi es y de tal manera que a veces nos falta el aire puro que neutralice ese ácido.
Un abrazo.

Humberto Dib dijo...

Posiblemente tengan vientos ácido... pero hay que tenerlos lejos.
Un abrazo.
HD

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Para los estragos del tiempo, se necesita sol, aire puro y una buena ventilación.
Y siempre atención y cuidados.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Desde que he dejado de fumar, mis pulmones están llenos de viento del sur :) Besotes oxigenados, M.

Natàlia Tàrraco dijo...

De los pulmones al cerebro ácido, y no es culpa del tabaco.

La foto muy, pero que muy apropiada, cazador de fragmentos.

Francisco O. Campillo dijo...

"Hay que salir al aire" ya lo dijo José Hierro.
Abrazos oxigenadores ;-)

Abejita de la Vega dijo...

Hay que salir fuera de uno mismo para no oxidarse. ¡Qué buen juego te han dado esas rejillas butaneras!

Buen fin de semana

Agustín dijo...

No lo pienses; mas cada respiración cada suspiro cada jadeo, cada vez que la vida asoma con su mejor cara, nuestro tiempo se oxida, damos paso de la creación humana a la obra de la naturaleza

No confundamos nuestro óxido con las personas que se esclerotizan desde dentro llegando a convertirse en piedra atacadas por un mal llamado miedo

Vive desgasta tu cuerpo fatiga tu el alma “Siente”

Quevedo “polvo será mas polvo enamorado”

Delgado dijo...

Una foto muy bien traída, todos nos vamos oxidando un poquito cada día, la cuestión es saber a que velocidad lo hacemos.

pancho dijo...

Son los que sólo abren la boca para herir. O usan la cabeza para embestir: "Es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza." A.Machado.

José Antonio del Pozo dijo...

el óxido del Tiempo hace crecer mazmorras en los pulmones del cerebro.
saludos blogueros

Lola dijo...

Un interior que se va deteriorando poco a poco.... se tragan la hiel para hacer daño y no saben que algo les queda dentro. Un beso Pedro

Joselu dijo...

Todos nos oxidamos, de ahí la proliferación de productos con antioxidantes. Oxidarse es consustancial a la vida, al devenir implacable.

Asun dijo...

Uuuuyyyy esos pulmoneeees!!!... Qué mala pinta tienen!!!

Ahora mismo te paso el tubito de oxígeno y te mando al neumólogo, que tiene que estar al llegar.

Besos desoxidados.

LA ZARZAMORA dijo...

Habrá que procurarse sin más tardar un 3 en 1...
;-)
Besos, Pedro.

São dijo...

o post está estupendo, mas só de pensar em pulmões (e corações) oxidados me falta o ar....

Fuerte abrazo, querido amigo mio.

José Núñez de Cela dijo...

La oxidación interior, tarde o temprano, se hace evidente en la superficie; no puede ocultarse por mucho tiempo.

J. G. dijo...

y más detallista no ha podido ser.

J. G. dijo...

y más detallista no ha podido ser.

Ele Bergón dijo...

¡Qué buena y oportuna la foto y qué bien combinado con el texto!
Sí, hay personas así completamente oxidadas por dentro, cuanto más lejos estemos de ellas mejor.

Un abrazo

Luz

virgi dijo...

Genial.
Besos

Estrella dijo...

La foto me trae a la mente un pez agonizando fuera del agua. Es impresionante.

María dijo...

El óxido del interior es la angustia que se puede llegar a sentir en algunos momentos, sin que nada se pueda hacer.

Un beso.

Luis Antonio dijo...

Debe ser cosa de la "humedad" circundante. Hay climas tan enrarecidos...

MIMOSA dijo...

Probablemente porque no se oxigenan lo suficiente y se reconcomen en sus adentros, olvidando que más vale cuidar lo que no se ve, que lo que salta a la vista.
¡Qué circule el aire!

Besos, cargados de oxígeno!!!

emily1 dijo...

no me gusta el "óxido", ni por fuera ni por dentro!
un saludo Pedro!

David C. dijo...

Impresionante.

Paco Cuesta dijo...

Tal vez generan humedad sin pararse a pensar la causa

Paco Cuesta dijo...

Tal vez generan humedad sin pararse a pensar la causa

Gabiprog dijo...

Yo creo que esos acidos provienen siempre del estomago... Son estomagos que reciben siempre demasiado... Cuestión de voracidad...

jg riobò dijo...

Extraordinaria entrada.
La apunto para óxidos.

Aldabra dijo...

algunas personas se oxidan, se pudren, se amargan... los humanos somos capaces de eso y de más.

bqñs,