martes, 17 de enero de 2012

Del neoliberalismo aplicado a los trasplantes


Una empresa alemana ha comenzado a operar en España recabando muestras y datos personales de posibles donantes de médula ósea. La forma de introducción de esta empresa privada en España que, según las autoridades españolas es ilegal, es especialmente sensible: España es el país del mundo con mayor número de donantes y uno de los primeros en desarrollar tanto la gratuidad de los trasplantes como las técnicas médicas que los hacen posibles. Es más, se ha desarrollado una conciencia de alto civismo y unos procedimientos asistenciales que son todo un ejemplo en el mundo: es uno de los grandes logros de la sanidad pública española, un hecho diferencial con el resto del mundo y un valor añadido para la sociedad.

Esta empresa alemana ha operado sin ningún permiso nacional pero podría ser que la amparase la regulación europea, que tanto favorece ahora la despiadada compentencia según las leyes del mercado también en la sanidad. De hecho, ante los requerimientos de la Organización Nacional de Trasplantes -todo un ejemplo de eficacia de gestión-, esta empresa ha amenazado con una demanda porque considera que la ONT obstaculiza la libertad de empresa.

España y, por lo general, Europa, era un territorio que aseguraba un bienestar general medio a su población. Parece que eso se ha terminado y que algunos, aplicando las normas del neoliberalismo y las leyes del mercado, han decidido que la sanidad no es un derecho sino un privilegio al que se accede con dinero y seguros privados o sectoriales. En efecto: Europa era un territorio privilegiado. Lo normal, en el mundo, es que haya comercio de órganos, que se pague por los trasplantes tanto al hospital que lo realiza como al donante o a la familia del donante. Lo normal, en el mundo, es que haya gente que vende un riñón para pagarse la comida o, incluso, que se asesine o se secuestre para conseguir órganos de forma criminal. Lo normal, en el mundo, es que aquellos que no tienen dinero no tengan  ninguna posibilidad de acceso a unos servicios públicos de sanidad que vayan más allá de la asistencia básica o que deban esperar a la labor generosa de alguna ONG.

Parece que lo que era una construcción sólida que diferenciaba a Europa comienza a agrietarse. Europa, cada vez más, se parece al resto del mundo porque una de las consecuencias de esta crisis ha sido que las estructuras de equilibrio y cohesión social que se habían logrado en el último siglo, se han entregado decididamente a las leyes que impuso Europa al resto del mundo.

24 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

He leido la noticia y realmente me ha preocupado...
las cosas se contaminan rápido y España que ha llevado el tema de los transplantes de una manera ejemplar, puede tambalearse, porque los nefastos hábitos enseguida se adquieren y más cuando se pone en juego otros intereses.
Recibe un abrazo.

Delgado dijo...

También he visto la noticia, y lo más sangrante es que grandes deportistas los promocionaban, probablemente ignorantes del apartado económico, o eso quiero creer.

Isabel Barceló Chico dijo...

Es vomitivo. Se me parte el corazón. ¡Y pensar que nuestro sistema de transplantes era el modelo a seguir en todas partes! En fin, no sé cómo nos extrañamos de lo que estamos viviendo. Veamos cómo reacciona ahora el Ministerio de Sanidad... Un abrazo, querido amigo.

jg riobò dijo...

En el ras del suelo no se nos ve.

J. G. dijo...

y nuestro salvapatrias de moda sin decir nada

elisa...lichazul dijo...

es horrible, nada raro que por estos lados llegue y se implemente una empresa parecida, tendemos a copiar sistemas y modos de vida que vienen del llamado primer mundo


besos Pedro

La Gata Coqueta dijo...



No soy un poeta,
soy un principiante
de palabras rimadas y pensadas
para no herir los sentimientos
de quienes las lean cuando se acercan
cual inexperta mariposa
a besar el aroma de los acantilados.

Cada día se vive un verso diferente,
motivo de sobra ilustrado
para continuar el camino
con la vista fija en el horizonte,
apoyado en la esperanza y el sosiego
no permitiendo el retroceso
al más endeble de los pensamientos.

Un beso de amor y ternura

María del Carmen


Manolo dijo...

Y la tendencia es a que mejoren ello y empeoremos nosotros.
Tus ilustraciones ya van a ras de suelo, pero en las ciudades hay niveles más bajos: las alcantarillas.
Salud_os

Hernando dijo...

Es posible que se tenga que pensar en una Europa en vez, de dos velocidades, en dos Europas distintas una la neoliberal que todo lo pudre y la otra esa Europa clásica, humanista, pensadora esa Europa en donde nació la democracia.Y en casos muy concretos, cada día se dice más, españolizar Europa.
En cuestión del chorizo, choriceo y no dimitir, eso seguirá siendo made in Spain.

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Sublevación es la solución

Myriam dijo...

¡Escalofriante!.

Que bien haces en arrojar luz sobre este tema, para que esa Empresa alemana no capte personas incautas o inocentes en España, ilegal e inmoralmente.

Un abrazo

Myriam dijo...

PD- Supongo que la Ministro de Sanidad, Sra Mato, tomará cartas en el asunto inmediatamente.

São dijo...

Sin palabras y sin ánimo, amigo mio!

Como se diz em Portugal: estamos entregues aos bichos...

Besos, Pedro

Aldabra dijo...

me quedé estupefacta cuando escuché la noticia.

las crisis, las guerras... sacan lo mejor y lo peor de cada uno, tú lo has comentado en alguna ocasión ¿no?

biquiños.

Neogeminis dijo...

Tanto en salud como en seguridad y educación no deberían tolerarse la aplicación de las leyes "de mercado", ya que los "bienes" con los que trata son nada más ni nada menos que vidas humanas.

Un abrazo

El Gaucho Santillán dijo...

Todo es dinero.

Existen corporaciones farmacèuticas que apoyan ONG`s que estàn a favor del aborto, solo porque entonces podrìan investigar con "celulas madre" para cremas "anti age".

Un asco.


Un abrazo.

Montserrat Sala dijo...

Pues sí que vamos listos. Algo en lo que íbamos por delante de muchos paises europeos, que era un aliciente buenísimo para todos los profesionales de la medicina, y esperanzador para los que no tienen otra salida a su patologias, van los señores Inquisidores y zás. y ahora va a ser que nó.
ante esta poca sensibilidad, solo tengo que decir: lo haceis fatal,
marianico el corto, y compañía.
Saludos!!!

MariluzGH dijo...

Ayer lo escuchaba en la radio y me quedé helada. Me temo que este gobierno no va a hacer nada por impedir la proliferación de esta práctica porque tendrá que doblegarse a la todopoderosa Alemania. Un asco.

De lo mejorcito que tenemos en este país y nos lo están dinamitando. ¿Y no vamos a salir a la calle?

un abrazo, Maese Pedro

Asun dijo...

Lo escuché ayer por la mañana en la radio y me quedé de piedra.
Aprovechando la precariedad económica de cada vez más personas van a acabar transformando el altruismo en un mercado.
Lo que dices, dentro de nada sólo sobrevivirán quienes se lo puedan pagar.

Un beso, Pedro.

Lola dijo...

Es muy fuerte siiiii y lo peor es que una manzana podrida echa a perder toda una bandeja... Un beso

Luis Antonio dijo...

Esta información, si cabe, incrementa la preocupación que me embarga últimamente...

Gabiprog dijo...

¿Cómo llamará la historia a estas décadas?
¿Revolución?, ¿evolución?... ¿involución?...

Paco Cuesta dijo...

Al final, la globalidad, terminará con la solidaridad.

impersonem dijo...

En fin, los negocios y sus imperativos.

Yo no soy europeísta Pedro, nunca lo he sido, y son extensas las razones que tengo, y cada día estoy más seguro de mi postura...

No sé que va a pasar con la sanidad, con la educación y con todos los servicios públicos que siendo de todos y para todos no tardarán en ser de unos poco y para muy pocos... se está privatizando el Estado (territorio, derechos, sevicios, etc.)... no sé... estamos en una época extraña... temerosos del mañana pero petrificados por tal miedo... dejando que nos arrebaten todo los conseguido... ¿por qué?

Un abrazo.