viernes, 16 de diciembre de 2011

Quizá haya algo más triste que la vida pero ahora no lo recuerdo.


45 comentarios:

Myriam dijo...

Estar lejos...

Myriam dijo...

Un beso, Pedro.

José María Souza Costa dijo...

É para refletirmos
Uno abrazo, Pedro

Campurriana dijo...

La vida es durísima, ¿para qué engañarnos?...

También a veces nos hace regalos increíbles y esos dulces entre tanta amargura vaya si merecen la pena...casi siempre...

He aprendido algo estos últimos días en los que he perdido a alguien muy especial para mí...y es que la serenidad es TAN importante...

Un abrazo, Pedro.

elena clásica dijo...

"¿Quién, si yo clamara, entre las cohortes de los ángeles
me oiría?

Y aun cuando uno de ellos, de pronto, me estrechara contra su corazón,
¿no me desvanecería bajo su existencia poderosa?
Porque lo bello
no es más que ese grado terrible que todavía podemos soportar,
y si lo admiramos tanto es solo
porque impasible, desdeña destruirnos.
Todo ángel es terrible. Así pues, me contengo
y ahogo el clamor de mi oscuro sollozo."
Rilke.

Nada más terrible ni más triste que la vida, querido Pedro.

Un abrazo.

Luis Antonio dijo...

Pues ahora que lo dices...tengo que darte la razón.

Lola dijo...

La falta de ella amigo mio, la falta de ella....... no lo olvides. Besos Pedro

Marina dijo...

Seguramente el abandono y el desamor...pero no pensemos en eso. Los amigos palian todo lo que no tenemos.
Beso cielo.

Merche Pallarés dijo...

Pedrito ¡Qué entrada más triste! No me gusta. Esas colillas son las últimas que yo he dejado abandonadas porque sigo pensando que la vida es bella y vale la pena luchar por ella. Besotes ilusionados, M.

La Zarzamora dijo...

No, no lo hay...

Besos, Pedro.

Montserrat Sala dijo...

Te creo, profesor, pero hay momentos, lo puedo afirmar, que existen realidades, mucho mas tristes que la misma vida aunque no los recuerdes.
pero de haberlos, hailos.

Un abrazo esperanzado

Mar dijo...

Buuuf...vaya entrada. Mas triste que la vida, es la muerte. Por jodido que uno esté, la vida nos regala pequeños instantes de felicidad, que solo por eso merece la pena.

Besos desde la roca que me cobija.

Mar (...la vendedora de humo)

Roberto dijo...

...perder la memoria:olvidarme:qué soy, quien soy...

Anderea dijo...

Lo más triste y lo más alegre.

Lo es todo.

También la ausencia, el coraje, el recuerdo del amor, de la alegría, de lo que era cotidiano y seguro, de lo que nos protegía, nos alimentaba, nos hacía ser, sin darnos cuenta, ser felices, admirarnos y disfrutar...

El dolor, la desesperanza, la desesperación, la falta de aire, de aliento...

El aire, entrando poco a poco, desordenado y haciendo su cura apenas perceptible...

Respira, Pedro, hasta el llanto, la rabia, y más allá... hasta que vuelva el descanso, poquito a poquito, cada día algo más, lo cotidiano, la vida que no duele. Sin traiciones, sin esfuerzo...

La vida es lo más triste que recuerdo y lo más alegre.

Perdóname este largo y torpe comentario de tirita y desahogo.

Que sea un día mejor, Pedro.

Abejita de la Vega dijo...

Estar vivo y no estar, es lo más triste.

De tu foto, me intriga esa sombra, ese rastro oscuro.

Txema dijo...

Si, la no vida. Pero eso no lo podemos recordar.

Un abrazo

pancho dijo...

Es triste que el mundo camine sin tenernos en cuenta. Pero también es vida que nos ignore.

Francisco O. Campillo dijo...

¿No seremos nosotros quienes la hacemos triste?

São dijo...

Não ter saúde, por exemplo.

ânimo, querido Pedro.

Natàlia Tàrraco dijo...

¿Tal vez la muerte?
Me fumo un cigarrillo, a ver si me pongo alegre.
Besito.

Spaghetti dijo...

Nada más triste ni más alegre que la vida. Todo se compensa.

Isabel dijo...

Lo más triste de la vida, para mí es la muerte. Por eso, ésa frase, la podría decir un muerto, si pudiesen hablar.

Julita Fernández (Profesora) dijo...

Muchas realidades insulsas, que la mayor parte de las veces podrían evitarse, ayudarían a vivir la vida
sin ansiedades, sin desamores, sin cobardías, y con mucha más valentía.
Un abrazo

MariluzGH dijo...

También me falla la memoria, amigo; dejémoslo ahí

dos abrazos y un beso

Isabel Huete dijo...

La vida tiene momentos muy muy tristes, hasta me atrevo a decir que son auténticos agujeros negros que absorben toda nuestra energía, pero sólo es una parte. El resto, la totalidad en su conjunto, el universo vital, es lo más bello que podemos tener y debemos disfrutarlo. Pero hay que poner empeño, haya que luchar por ello.

impersonem dijo...

Tal vez... pero yo también solo recuerdo las tristezas de esta vida y algunas tan presentes que no preciso de memoria alguna... y basta con mirar... y pensar... para coincidir en tu misma reflexión.

Un abrazo.

Cosmo dijo...

Es desolador y triste esperar la muerte de un padre mientras la enfermedad avanza ,asimismo como la partida de una queridísima bloguera que va preparando su partida dejando todo cerrado,despidiéndose dándose de baja del vínculo que le unía a ese montón de amigos que llevamos un año esperando que su cáncer remitiera.Es la vida que duele

virgi dijo...

Mejor no lo recordarlo, ya nos tocará a la puerta.
Otro beso

Alimontero dijo...

Hola querido Maestro, son las Fiestas que nos recuerdan la infancia, aun con papá y mamá, sabiendo que entonces "los problemas no existían" y hoy crecimos...muchos sobrevivieron...y los muchos agradecidos como otros malditos por la ingratitud....
soy de las que piensan que el hombre hace y llena su corazón con pobreza o riqueza....

Tus imágenes siempre me sorprenden, aunque mas tu contenido....

Te abrazo a corazón lleno!!

Ali♫♪

María dijo...

Después de la angustia que he sentido estos días pasados al ver a un ser querido entre la vida y la muerte, creo que, a pesar de las circunstancias negativas que nos ofrece la vida, es lo mejor que tenemos, y debemos valorar y abrazar cada día que amanece.

Un beso.

Asun dijo...

El olvido, la muerte, la ausencia... Casi mejor, voy a darle al botón de no recordar por unos instantes.

Un beso, Pedro.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Lo más triste en la vida es la tristeza, con causa o sin ella.

Un abrazo

Joselu dijo...

Un rincón en donde se arraciman colillas, humildes colillas, que han tenido una vida efímera. Un fragmento en la orilla, en el margen, en la espuma de los días, libro extraño y fantástico en el que Boris Vian escribió en su prólogo que la vida es fea, excepto el amor en sus distintas maneras o la música de jazz de Duke Ellington o de Nueva Orleans. El resto es feo y merecería desaparecer. Prefiero mil veces a un pesimista lúcido que a un optimista irremediable lleno de pensamiento positivo al estilo de Jorge Bucay.

Neogeminis dijo...

No, no tiene por qué ser triste la vida...lo verdaderamente triste es empeñarse siempre en verla así, en lugar de construir la alegría a nuestro paso. Yo creo que somos nosotros los que, en definitiva, hacemos de ella lo que nuestro espíritu disponga.
El optimismo no se encuentra. Se construye, se alimenta, se comparte, se fomenta...

Un abrazo cálido!

Un abrazo.

Neogeminis dijo...

ups! se me fueron dos! jejeeje

Campanilla dijo...

La vida es mucho más dura para unos que para otros... ese es el misterio, que tal vez tenga su respuesta en la reencarnación. Yo me pido ser la pequeña Lulú.

jg riobò dijo...

No hay algo más triste.

Euphorbia dijo...

Objetivamente, la vida es una mierda (con perdón). Lo único que podemos hacer es magnificar los momentos buenos que, aunque escasos, deben servir para que sigamos a flote. Es lo que hay.

Hernando dijo...

A veces la vida tiene un regusto amargo, como cuando vuelves a encender un cigarrillo que habías dejado medio consumir, y lo inicias, a veces el inicio de otra circunstancia en la vida te deja un regusto de amargura.

XuanRata dijo...

Tal vez no merezca la pena recordarlo.
Saber tomarse una copa con la tristeza, todo un arte y tan neceario.

Paco Cuesta dijo...

Últimamente estoy por llevar la contraria. Una planta se seca sin cuidados, una vida es triste sin cuidados afectivos. Hagamos como el girasol: buscar la luz.

SAUVIGNONA dijo...

lo que dijo PACO CUESTA es muy lindo ..me parecio tierno lo del girasol...

hay muchas cosas tristisimas con estan contenidas en la vida misma..


besines pedro !
:)sau

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Fortes palavras Pedro...

Que saudades tinha de vir aqui ler-te.

Desejo-te um Feliz Natal e um Excelente Ano Novo.
Obrigada pela tua presença, durante estes ultimos meses, lá no meu Oceano.

Um forte abraço
oa.s [cecilia]

Aldabra dijo...

tu frase y la foto me provocan escalofríos.

creo que estás muy triste Pedro, tal vez no se te note por fuera pero esa frase sólo puede escribirse desde una profunda tristeza (espero que tan sólo momentánea, un fogonazo).

biquiños calurosos (de cariño, no de temperatura)

elisa lichazul dijo...

cada quien teje su vida del color y de la textura que le gusta
la tristeza es un matiz dentro de nuestro recuerdo

abrazo apapchado