domingo, 13 de noviembre de 2011

Sale uno a pasear un domingo de otoño y reclama la primavera


Sale uno a pasear un domingo por la tarde y olvida por un momento que estamos en campaña electoral o que los países caen uno tras otro, como fichas de dominó, en las fauces del dios mercado. No es extraño: si antes nos creíamos los dueños del dinero ahora los dueños son otros y deciden por nosotros. Es lo malo: la sociedad europea se ha olvidado de que Europa solo lo es si conserva alguno de su sellos de identidad, como la cohesión social. Si se olvida, quizá obtenga aquello que sembró en otros países, cuando marcaba las dinámicas del mundo. Sale uno a pasear un domingo por la tarde y percibe que definitivamente el otoño está ya aquí, que vendrá el invierno y estallará la primavera, no necesariamente por este orden. Es otra de las consecuencias de lo revuelto que está el mundo. Tal y como están las cosas, quizá necesitemos ya la primavera para sacarnos de los cuarteles de invierno.

35 comentarios:

Luis Antonio dijo...

Enhorabuena por la actuación musical de tu hija.

Me encanta la estación del otoño y todo lo que conlleva. Otra cosa es el otoño de nuestras vidas o el otoño social y político por el que estamos pasando.

Un abrazo

elisa...lichazul dijo...

pues te dejo besos primaverales desde este Chile que queda a un klik de tus dedos Pedro

MariluzGH dijo...

Sí, yo también añoro esa "primavera" querido amigo.

Un abrazo

Isabel Huete dijo...

Yo sólo quiero meterme bajo una manta frente al fuego, escuchando a Chopin, y dejar que las horas pasen. Son malos tiempos para soñar. Besicos, Pedro.

Campurriana dijo...

Por Galicia ha brillado el sol e, incluso, ha calentado. Para mí fue como un regalo.
Está bien por un momento olvidar la actualidad que nos acecha.

María dijo...

Solo de pensar lo que aún nos espera, me congelo por dentro, por fuera, la mente se me hiela, me entra un frío invernal, me paralizo y bloqueo, y creo que ni siquiera el regreso de la primavera y del verano será suficiente para entrar en calor de luz y de esperanza hacia una economía más recuperada...

Un beso.

Asun dijo...

Más vale que al menos en lo meteorológico el otoño está siendo bastante primaveral y nos hace poder disfrutar durante unos instantes y olvidarnos de la vorágine política y económica.

Besos

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Afortunadamente, cuando salimos a pasear, es tanta la belleza del otoño -como lo será la de la primavera- que consigue, a ratos, hacernos olvidar "los fríos" que nos vendrán.

Abrazos

Spaghetti dijo...

No sé si habrá dos inviernos seguidos en Burgos pero pasarán más de dos otoños antes de que llegue la primavera a la economía. Aquellos que prematuramente veían brotes verdes es porque miraban las plantas de marihuana de la terraza.

Merche Pallarés dijo...

Ay, mi niño, estoy tan asqueada de las "encuestas" y las "mayorías absolutas" del PP que pregonan todos los medios de (in)comunicación que ya ni me fijo si estamos en otoño. Para mi es el invierno de mi existencia... Besotes melancólicos, M.
P.D. ¡Qué falta de respeto a los ciudadanos que ni siquiera hemos votado todavía!

Merche Pallarés dijo...

Por lo menos tu foto es muy bonita...

Txema dijo...

Sale uno a la calle (si se atreve) y se encuentra con que a la vuelta de la esquina los mercados han cambiado un gobierno.

La primavera siempre ha sido época de revolución, ¿será así de nuevo? Ojalá querido profesor Ojeda.

Saludos

XuanRata dijo...

El ángulo de la luz contradice el calor, algo no encaja, hay que reprogramar el sistema.

Anna Jorba Ricart dijo...

Me temo que esta sucesión de estaciones seguirán su curso...y nos adentramos tanto si queremos como si no, en el invierno, irremediablemente...
Un abrazo.

Montserrat Sala dijo...

Creo lo mismo que Anna Jorba: Queramos o nó el invierno va e venir. el otoño financiero persistirá.Mucho me temo. Saludos profesor.

ANABEL dijo...

Tal vez olvidar no sea la panacea,pero pasear ordena la mente, aunque sea un poquito. ¡Qué más da cuando llegue la primavera!, la cuestión casi, casi sería poder seguir paseando. En cuanto a mercados, compras, dinero...creo que me va a reventar la cabeza: cada día lo entiendo todo menos.
Besos

La Zarzamora dijo...

Aquí estamos viviendo también una primavera otoñal.
Miedo me da ese invierno que agazapado espera despertar sus garras.
En cuanto a las primaveras tan esperadas sus frutos están amaneciendo ya podridos...
Un caos lo que se avecina. Pero sigamos caminando, sí.

Besos, Pedro.

Juan Navarro dijo...

Mientras las estaciones las marque la órbita del planeta, sabremos que las estaciones cambian cada tres meses. El problema es que hay inviernos que no vienen en diciembre, sino de la mano de los ogros y uno no sabe cuánto tiempo están dispuestos a quedarse. Los vence siempre la primavera, claro, pero no hay primavera si no hay voluntad de traerla, y, en este momento, esa voluntad me parece adormecida.

Neogeminis dijo...

De veras les deseo una pronta primavera-en el más amplio de los sentidos-
Un abrazo

trupitomanias dijo...

Me gusta el otoño...
Que nos traerán estos vientos??

SAUVIGNONA dijo...

nosotros la decadencia del pais hace años que la sentimos...es como vivir en un eterno invierno...

por alli el domingo reclama laprimavera ...pues aqui el verano nos golpea la puerta

besines pedro!
:D sau

Abejita de la Vega dijo...

El invierno va a ser largo, difrutemos del otoño.

Besos

enletrasarte(Omar) dijo...

Pero fíjate, amigo profe, desde que nos gobierna la pseudaizquierda, nuestra deuda externa es algo más del doble ¡¡pero ahora PRESTAMOS dinero a través del FMI!!!
...
parece una ironía, pero lo irónico es el capitalismo en donde capitalizar un banco en crisis que darle de comer al pueblo,

bastó para mi!!
saludos

♥ Sussy* dijo...

Hola!
en realidad es muy dificil luchar con todo eso pero no imposible, en realidad me parece genial muy interesante tu texto me encanto!
fue un gusto pasar a leerte
tienes un blog maravilloso
muchos saludos feliz dia.

Euphorbia dijo...

Este invierno será excesivamente duro para muchos.
Qué plan.

José Núñez de Cela dijo...

Un bello paisaje junto a una luz adecuada hacen transformar el otoño, el invierno, o cuanto nos agobia. Otra cosa es que ejerza alguna influencia en quienes no han conocido la cordura.

Joselu dijo...

Invierno, invierno, estoy necesitado de invierno. De noches frías tras cortos días en que el viento helador sople como por un órgano de huesos, y mi espíritu se acurruque entre las mantas, mirando por la ventana y mirando el paisaje yerto y nevado. Quiero un invierno que dure medio año, quiero vivir el invierno lejos de los países mediterráneos y sentir treinta grados bajo cero en mi piel. Quiero invierno, y no quiero que llegue la primavera... Al menos ahora no.

Myriam dijo...

Me gusta la luz de tu foto para estos tiempos revueltos.

Gabiprog dijo...

Me gusta el sol
y la lluvia también
eso sí, si estoy bajo una sombra...

:)

virgi dijo...

Ya puestos, que venga rápido el verano.
Besitos

Chencho dijo...

Los malos tiempos hay que pasarlos para más tarde disfrutar los buenos. Llegará la primavera, no lo dudes.

J. G. dijo...

No sé, vivimos malos tiempos y los pronostico peores, eso sí prefiero olvidarme de todo y sumergirme en la literalidad del otoño como tal.

Aldabra dijo...

hay que ir adaptándose al meido según lo que nos toque en cada momento, ya nada es como antes, todo avanza a un ritmo vertiginoso.

y todos aquellos que se adapten mejor al medio serán los que sobrevivan más facilmente.

biquiños,

Ele Bergón dijo...

Nada es eterno y puede que este túnel del invierno tenga su salida en una hermosa primavera.

Besos

Luz

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Amemos a natureza e deixemos que ela contínue com a sua ordem natural...
Ao olhar a tua foto esqueço, por momentos, estes tempos que correm, desgastos e desgastantes.

Um abraço Pedro
oa.s