domingo, 16 de octubre de 2011

Un 15 de octubre necesario






La persistencia en el tiempo del movimiento que comenzó en España el 15 de mayo pasado y del que ya hablamos aquí y su extensión internacional en los últimos meses como modelo de protesta (especialmente en Israel, Bruselas y Nueva York) se ha concretado en la última convocatoria de ayer sábado 15 de octubre, que ha sido un éxito tanto en España como en el resto de los países en los que se ha convocado. El movimiento no pretende responder a quienes en mayo insistían en su carácter episódico y tampoco a quienes le exigían propuestas concretas definidas en programas políticos al uso. Esto ha quedado para los comités de los partidos políticos tradicionales que han acogido, con oportunismo evidente, algunas de las quejas manifestadas por los que han participado en las asambleas y en las movilizaciones.

Este movimiento no es una revolución tradicional sino la manifestación de una evidente indigación contra el desarrollo de los sistemas parlamentarios actuales en un formato radicalmente moderno. Sin embargo, no es un movimiento antisistema sino la evidencia de que los partidos políticos y los representantes elegidos democráticamente por los ciudadanos se han olvidado de la extensión del concepto de democracia en tiempos como los que vivimos a principios del siglo XXI, con singular claridad en los países como España, en donde la clase política se ha alejado cada vez más de sus representados generando una peculiar política de ficción burocratizada, algo así como el tópico ideal ilustrado de todo para el pueblo pero sin el pueblo, que pone en riesgo evidente la respetabilidad del mismo sistema, con los peligros que eso ha supuesto siempre en la hsitoria de las democracias liberales. La degeneración lógica de esta situación se ha puesto de manifiesto tanto en los años de abundancia con la corrupción generalizada basada, en el caso español, en el suelo urbanizable y el sector inmobiliario, como en la crisis puesto que la clase política se ha demostrado incapaz de cooperar por el bien común y de hacer propuestas que vayan más allá de las medidas exigidas por los mercados financieros. En el caso español, la mediocridad intelectual del debate político es alarmante y demuestra que no se debe a electoralismo sino a que, sencillamente, nuestros políticos no dan para más.

Los ciudadanos se han cansado ya, como ponen de manifiesto estas movilizaciones. Evidentemente, son más las personas que se quedan en casa, pero eso siempre ha ocurrido, por lo que no podemos manejarlo como evidencia crítica. A la calle se lanzan los más concienciados de querer participar en la vida pública para mejorarla. Es decir, aquellos que están en condiciones de plantear las posiblidades de cambio.

El desarrollo de las concentraciones ha vuelto a ser ejemplar y sitúa de nuevo en el debate sociopolítico al movimiento del 15 de mayo, en especial ante la inminencia de las elecciones del 20 de noviembre. No porque vayan a cambiar su previsible resultado: es todavía muy pronto para que un movimiento de este tipo encuentre la forma de canalizar en votos el descontento de una manera eficaz en el entramado de la ley electoral. Pero su regreso a las portadas de los periódicos auguran que, ante la profundización en la crisis que parece previsible en el próximo año y el también esperable resultado electoral que dejará prácticamente todo el sistema político español en manos de un único partido, el 2012 el movimiento del 15 de mayo tendrá una presencia mayor y, con la experiencia, más eficaz.

Por ahora, la jornada de ayer sábado queda como un recordatorio necesario de que hay un gran sector de la población española -y mundial- descontento e indignado y que comienza a hallar la manera de intervenir en la vida política no solo como manifiestación de la opinión pública.

26 comentarios:

Juan Navarro dijo...

Fue un día hermoso. La sensación de que el ser humano nunca estará solo en su tarea histórica fue extraordinaria. Aunque, de momento sólo estamos acumulando entusiasmo, también tengo la sensación de que "los otros" pueden empezar a pensar que los ciudadanos empiezan a elegir otro camino y eso los puede dejar en la cuneta.

elisa...lichazul dijo...

como lo dije en otro blog, queda tarea y mucha para nuestros descendientes en lograr que todos los cambios se hagan , los que urgen y los que llevan a una mayor equidad

Los jóvenes tiene hoy más fuerza, ellos han de remover a los enquistados saurios de las cúpulas de poder, con la garra de sus ideas que aún no están contaminados, y son empáticos con el otro

acá también fue día de protestas, tres convocadas por distintas agrupaciones
llevamos un año con protestas todas las semanas, pero este gobierno es ciego y sordo
y lo peor es que cuando viaja a las grandes ciudades pone de ejemplo el movimiento ,todo de la boca para afuera,porque acá es todo lo contrario

Besos Pedro, sigamos buscando estrellas

el ciudadano más plecaro dijo...

Recordemos al catedrático de Anatomía e Histología, Premio Nobel de Medicina y Fisiología en 1906, fallecido el 17 de octubre de 1934

La Zarzamora dijo...

Sí que es necesario. Aunque por aquí no logra despegar por multiples razones, sin contar que tuvieron lugar las primarias del P.S.

Besos, Pedro.
Un lúcido análisis, como siempre.

BlueShell dijo...

Olá, aqui em Portugal, como dizes, também tem havido manifestações de descontentamento; e esperam-se mais: contra o despotismo dos políticos de gabinete, contra a incompetência de quem nos governa(ou desgoverna)...

Gostei do teu texto..
Obrigada,
Boa semana de trabalho, colega.

Merche Pallarés dijo...

Deberíamos manifestarnos una vez al mes, por lo menos. Besotes pro más manis, M.

José Núñez de Cela dijo...

Cada vez son/mos más. Cada vez es más necesario.

Txema dijo...

No sé si servirá de algo. Cada día que pasa estoy más desanimado y pesimista.

saludos

impersonem dijo...

Ni siquiera despotismo ilustrado Pedro, más bien lo que ha abundado ha sido un nepotismo camuflado (a veces descubierto, por ostentoso, pero como si nada) y una endogamia en la cúpula de los partidos que reflejan claramente el sistema que nos ha regido y que, de no poner remedio, nos seguirá rigiendo.

Está bien esto de manifestarse y alzar la voz, y que ello tenga cobertura mediática, pero si no se le dota de estructura política (organización para alcanzar lo demandadado dentro de los márgenes legales establecidos y posibles) y se presenta a las elecciones, este movimiento se diluirá en el tiempo por falta de resultados...

Creo que de este movimiento debería haber nacido una plataforma que concurriera a las elecciones del 20N aunque fuera con un progama de mínimos, al fin y al cabo la campaña no les iba a costar ni un euro, está hecha, pues ya se ha ido haciendo desde el 15 de mayo...con una aceptación (simpatía de la gente hacía este movimiento) muy alta, lo que supondría un número suficiente de votos como "para entrar en el congreso a través de las urnas" (que dijo el Sr. Bono) a exponer el criterio que le rige y el ideal que le mueve y no estar esperando sine die a que la voluntad ajena de los que legitiman su estancia en dicho congreso a través de dichas urnas salga a escucharlas o a recogerlas.

Yo siempre digo que la unión hace la fuerza y la organización el resto... o lo que es lo mismo, la unión sin organización está condenada al fracaso: por la falta de resultados que generará desilusión, apatía, cansancio, y agotamiento de los nímios recursos con los que de inicio se cuentan...

Quienes integran este movimiento no deben parcelarlo en el innúmero de intereses de cada grupo que lo integra, han de crear un ideario donde quepan los intereses de todos, y han de buscar su consecución y ejecución a través de los mecanismos político-legales que rigen el orden social al que pertenecemos... de no hacerse así, mi opinión es que todo esto está muy bien, es muy bonito, pero dentro de no mucho solo serán paseos y gritos en la calle... todo es política y es dentro de la política donde está la solución, como partido o como plataforma o como movimiento ciudadano... pero si no se dota de personalidad jurídica político-propia, y concurre a elecciones, repito, se diluirá en el agua de borrajas que beben siempre los perdedores... está muy bien parar un desalojo, pero ¿no estaría mejor tener la potestad político-institucional que facultara para crear la norma legal que los regule evitando las situaciones dramáticas que cada día vemos? (esto lo digo como ejemplo y como basamento de todo lo anterior)... es básico para este movimiento el conseguir el poder político, o siquiera una representatividad, a través de los mecanismos legales que nos rigen: CONCURRENCIA A ELECCIONES, LA MÁS URGENTE.

Esta es mi humilde opinión, que pudiera ser errónea de principio a fin... no sé.

Un abrazo.

impersonem dijo...

nimios, quise escribir.

José María Souza Costa dijo...

Precisas vim ao Brazil, deliciar sua paisagem, seu mar, e a culunária, desta maravilhosa Terra.
Felicidades, siempre ey siempre

Gabiprog dijo...

Un nuevo paso, espero.

Pero me cuesta sonreir ante el 20N...

José Antonio del Pozo dijo...

"los ciudadanos se han cansado, como ponen de manifiesto estas movilizaciones"
entonces, cómo es previsible ese partido único que al parecer pronosticas.
Si las gentes del 15-M formaran un partido en torno a las ideas básicas que defienden ¿no arrasarían? ¿no podrían entonces hacer realidad sus ideales? ¿ese partido único sí sería bueno?
pues tu texto tiene la virtud de abrir muy sabrosos interrogantes
saludos blogueros

Abejita de la Vega dijo...

Una nueva fuerza ha nacido, no cabe la menor duda. Leeré bien tu entrada esta noche, merece una lectura mejor que ésta con prisas.

Besos, Pedro.

Omar(enletrasarte//masletrasarte) dijo...

La sedienta democracia deberá beber de su propia sangre, o solo será una cáscara.
¿Qué significo con esto?
Que como "gobierno del pueblo" deberá representar sus intereses o sobrevendrá su extinción.
¡lo anecdótico es que los políticos en campaña, no dicen ni pío!!!
un abrazo y fuerza!!

El Gaucho Santillán dijo...

Aquì tambien hubo una manifestaciòn.


Pero yo no fui.


No permitìan lanzallamas.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

JOSÉ ANTONIO DEL POZO: quizá deberíamos ser más prudentes con las expresiones. Como bien sabes, he dicho un único partido, no un partido único. La diferencia entre ambos conceptos es tan evidente que no se te puede escapar y, por lo tanto, confundirlos es confundir lo que yo he dicho en mi entrada.
Por suerte, el Movimiento del 15 de mayo nunca generará un partido único ni un único partido, por mucho que lo deseen sus críticos para deslegitimarlo.
La Acequia se ha mostrado, siempre, como un espacio para el debate y el intercambio de ideas. Gracias por colaborar en él.

MIMOSA dijo...

El grito principal que se oyó fue: "ésto nos pasa por quedarnos en casa"
Y es cierto, la postura cómoda de dejar que sean otros quienes resuelvan, dejando a los idealistas que batallen y luego lucrarnos de los avances,.........en los días previos a la manifestación, me harte de oír: "¿para qué? ¿De que sirve salir a la calle si todos sabemos quién saldrá elegido y nada podemos hacer? ¿Acaso nos escucha alguien?"
Si seguimos pensando de ese modo, si seguimos apoltronados, siempre a la espera, en un eterno punto suspensivo..........no conseguiremos que se produzca el cambio, cambiar muchas cosas pequeñas harán una cambio grande, abogo por ello.
Besos Pedro

Asun dijo...

Seguirán siendo más los que se quedan en casa, pero son muchos más que antes los que salen a mostrar su descontento.
Esta vez está siendo diferente.

Un beso

Isabel dijo...

Excelente Pedro. Parece que vamos despertando del letargo. Besos Isabel.

Ele Bergón dijo...

Muy buen análisis de este movimiento 15-M que está empezando pero que nos aporta una chispa de esperanzay que puede prender pE llevarnos a otra sociedad menos injusta.

Un abrazo
Luz

Paco Cuesta dijo...

Ignoro si los políticos serán capaces de escuchar la voz y obrar en consecuencia, si no fuera así habría que mostrar la fuerza del voto

José Antonio del Pozo dijo...

pues te agradezco, Pedro, la precisión, pero lo que no entiendo es como a la vez "los ciudadanos se han cansado ya, como ponen de manifiesto estas movilizaciones" y "el esperable resultado electoral que dejará practicamente todo el sistema político español en manos de un único partido".
De la misma forma, el asambleismo, la ocupación ilegal de las calles y la negación de la democracia representativa, con todos los respetos, me parecen tendencias antidemocráticas de libro.
Por supuesto, muchas gracias por fomentar en La Acequia el debate y el intercambio de ideas.
saludos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

JOSÉ ANTONIO: el hecho de que estas movilizaciones pongan de manifiesto un hartazgo no quiere decir que se provoque un voto hacia determinadas opciones, precisamente lo que sucederá es que la mayoría de los que piensan en sintonía con el Movimiento del 15 de mayo no buscan -ahora- un posibilismo político.
Me temo que llamar antidemocrático al Movimiento del 15 de mayo es hacer demasiado caso al libro de la democracia decimonónica y a los medios de comunicación que ahora lo exponen como biblia política mientras que toleran con demasiada manga ancha lo que hacen los políticos que les son afines.
El asambleísmo del 15 de mayo no es antidemocrático. En cuanto a la ocupación ilegal de las plazas -que no de las calles- habría mucho que hablar y aquí no hay espacio para ello, así que te emplazo para una entrada posterior. Tampoco veo en el 15 de mayo una negación de la democracia representativa, sino su fortalecimiento: de hecho, las democracias más sólidas en occidente tienen formas participativas que en España ni se han demandado hasta ahora por los ciudadanos ni se han fomentado por los partidos que han gobernado. El problema es que si se hace de la política -como se ha hecho en España desde los años noventa- una forma de presentarse a las elecciones y no una forma de democracia, quien atenta contra la democracia no es el ciudadano que se echa a la calle a demandarlo, sino los políticos que han convertido en administración su misión y a los que les cuesta tanto dar cuenta de lo que hacen.
Me temo también que no podemos confundir el 15 de mayo con algunas cosas anecdóticas -en cuanto a su cantidad- que han sucedido en algunas concentraciones: esa es la intención de algunos medios de comunicación, interesados en definir el todo por la parte para sacar provecho mediático y político.
Y, en fin, el 15 M, es solo la epidermis del descontento ciudadano. Si los partidos con capacidad de gobernar no lo tienen en cuenta, lo veremos crecer y tomar otros caminos, algunos de los cuales no nos gustarán, por supuesto, pero la sordera y el desprecio por la opinión pública que manifiestan muchos políticos suele traer estas cosas.
Saludos.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

Empiezo a convencerme que lo mejor que podía pasar en estos años de recortes constantes en lo público y futuro deterioro de la calidad de vida, es el nacimiento de un activismo social con deseos de conformar una red social concienciada, horizontal y crítica, democrática y solidaria, no-violenta y responsable, política y apartidista, sin ejes identitarios, abierta y transparente.
Y lo mejor de todo eso, es que la inteligencia solidaria que la recorre, nace, no de ideólogos pasados, sino de participantes heterogéneos en redes y foros diversos, sin edad ni dogmatismos, que buscan formulas de futuro; pero además su esencia ha decidido llegar a los extremos de los pueblos de los barrios y tocar la calle, recuperar las plazas, pero no para embriagarse de fiesta sino de palabra, de debate de diálogo, de soluciones justas.

Existen riesgos dentro de las plataformas, pero los he visto sortearse en todas con soltura; mientras los de fuera, en nuestros gobiernos y poderes garantistas, crecen por ineptos las grietas, arriesgando la quiebra de años de andadura en un Europa que fue ejemplo, y rozan por el abuso de mercaderes del beneficio, en una inestabilidad que llama a lo violento, cada vez en más países.

Empiezo a convencerme que con una movilización de estas características podremos confiar más en el colchón de cordura del 15M que en nuestros gobernantes y dormir más seguros, esperando mejor futuro y más pacífico que si no existiese.

Saludos cordiales y Suyo, Z+-----

Señor De la Vega dijo...

Le dejo un programa de difusión alternativa de las manifestaciones en los espacios públicos calles y plazas de Madrid 15 días antes del 15 de Octubre, no es todo el trabajo realizado en el 15M en ese periodo, ni todas las plataformas aparecen, ni por supuesto todas las personas que ya son cientos de miles; y el nuevo programa se centra por sus medios técnicos y la propia estrategia del 15M distribuida en una esquina de Madrid -Sol y aledaños-, y algunos Grupos de Trabajo, pero el espíritu es sin duda muy parecido en cualquier rincón de la península y extrapolable a sus diferentes plataformas.

Audiovisol&TeleK_Amanece que no es poco 1/2
Audiovisol&TeleK_Amanece que no es poco 2/2

Suyo, Z+-----