miércoles, 19 de octubre de 2011

Limón amargo


Que no se me olvide anotar, en la libreta, huir de la gente que viste la vida de limón amargo.

39 comentarios:

MIMOSA dijo...

Me lo apunto pero ya!!
Besos.

Anna Jorba Ricart dijo...

Pues es verdad, ya bastante enrevesadas están las cosas como para codearse con acidas gentes.
Un abrazo endulzador.

elisa...lichazul dijo...

me vas a botar?
a veces visto así
no siempre voy de lila o azul

además no se prepara un buen pisco sour sin limón jajaja


besos Pedro

Joselu dijo...

De acuerdo.

María dijo...

Es cierto, esas personas dejan un sabor amargo.

Un beso.

rubo dijo...

Gran verdad!!

Myriam dijo...

¡Somos dos!

Myriam dijo...

y la foto, parece de una dulce mandarina... jejeje

Asun dijo...

¿En la agenda solo?

Yo me lo voy a apuntar en la frente, en los brazos, en las manos... Bien visible para que no se me olvide.

Besos

J. G. dijo...

la imagen es un auténtic placer visual

Juan Navarro dijo...

Has escrito amargo, no agrio. El limón es agrio, pero sabroso. Quienes convierten lo agrio en amargo, incluso confundiéndolo, es porque quieren envenenar la vida, la ven como un veneno (el amargo es el sabor de los alcaloides) o pretenden convertirla en veneno. Lo anoto.

Campurriana dijo...

Buen consejo. Consejo de madre.

Spaghetti dijo...

No es fácil distinguirlos a primera vista, a veces van disfrazados de media naranja!!

São dijo...

Pois que não se te esqueça...mas não me incluas, rrsss

Besos, querido amigo mio.

Txema dijo...

Me parece sensato.

saludos

La Zarzamora dijo...

:)
Cuando aparecen en mi agenda les echo un poquito de tequila y sal...
Besos, Pedro.

Isabel Romana dijo...

Yo no necesito ni anotarlo: huyo despavorida en cuanto los olfateo. Besos, querido amigo.

Manolo dijo...

Sí y frecuentar a los que endulzan ese mismo limón.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

¡Cuánta razón tienes! Besotes de limón endulzado, M.

Abejita de la Vega dijo...

Boicoteadores de felicidad, si te toca tenerlos cerca...tás apañao.

Besos, miro la foto a ver lo que veo.

Hernando dijo...

No saben lo que se pierden, deben de saber que la vida la pueden vestir de la dulzura de una cereza, de la vistosidad de una fresa, de ese color otoñal de la castaña, o de los múltiples colores que nos ofrecen las uvas, del color de la humildad de una endrina silvestre, el de la bondad y exuberancia de un melocotón..........etc.

JESUS y ENCARNA dijo...

Que fue primero? .... ¿el huevo o la gallina?.Creo que nadie nace destilando amargor en la vida, es la propia vida la que nos amarga.
No es que este amargado, pero ultimamente he notado el amargor en algunas gentes, espero no haberme contagiado, tan solo lo uso para los cubatas y los vermouts.
Saludos cordiales.
Jesus

pancho dijo...

Hay abundancia de caravinagre entre las tribus ibéricas. Usan el testuz para morrar (embestir decía Don Antonio, demasiadas connotaciones de nobleza en esta acción, digo yo) y Federico se los pasaba así de cerca: El día se va despacio/la tarde colgada a un hombro/ dando una larga torera/ sobre el mar y los arroyos / Y más.

José Núñez de Cela dijo...

A veces resulta difícil no vestirla así, pero, que carajo!, hay que intentarlo no?.
Estoy contigo

Chencho dijo...

Yo cuando las veo les echo azúcar y salen corriendo.
Saludos

Omar(enletrasarte//masletrasarte) dijo...

Bueh...te has puesto filosófico, puesto que la oración -aún cuando parece advertirnos sobre atuendos- cala más allá del lienzo y la apariencia.
Cala, el terrible gusto del inhumano.
saludos afectuosos para vos

Neogeminis dijo...

ácido y amargo...todo junto...insoportable!

Un abrazo.

Cornelivs dijo...

Suscribo. Ademas, es conveniente huir de ellos: su tristeza es contagiosa.

Un abrazo.

Euphorbia dijo...

Eso es una buena idea. Yo rehuyo a cualquiera con tonos ácidos o amargos.
Besos

Montserrat Sala dijo...

Ácidas, amargas, picantes, saladas,
Tampoco me gustan. solo que yo ya lo anoté hace bastante tiempo.
Abrazos, profesor.

María dijo...

Pues yo, leídos los comentarios PEDRO, voy a ser la nota discordante, porque pienso que estas personas necesitan más que nadie que alguien les endulce un poquito... ningún limón es tan amargo como para que con un poco de azúcar sepa todo lo rico que sabe el limón... además, igual que se viste uno, se desviste y se cambia de ropa... no huyas de ellos, en cuanto les veas...¡¡¡ atízales con el azucarero!!! si ellos huyen de ti ... entonces sí, la cosa no tiene remedio:-)



Un besito, PEDRO.




PD
Muy curiosa la foto a mi también me recuerda más a las mandarinas o las naranjas... a lo mejor sí... necesitan un poquito más de sol jajaja

jg riobò dijo...

Qué mejor libreta que los renglones de color limón.

BEATRIZ dijo...

Podría entrar en esa lista,jajaja...pero me ha gustado el post. Cuánta energía cromática.

Saludos.

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Pode até que surjam algumas gotas de limão amargo, pois a vida não é sempre doce, mas temos que contrariar essa tendencia.

Linda foto Pedro, ilustrando as tuas palavras.

Abraço
oa.s

mojadopapel dijo...

Tienes toda la razón...y aunque a veces es inevitable sentirse así nunca debe trascender a los demás porque la gente huye de los tristes.

Gelu dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Tengo mi agenda llena de estas notas que se me olvidan.

Recordarme que debo revisar -con frecuencia- estas CITAS propias: "Cuando tenga el día de limón amargo, autoimponerme una cuarentena", ¡¡importante!! "procurar evitar contagiar a los demás."

Saludos.


P.D.: Quizás sea por la hora del pica-pica del vermuth, pero en la fotografía veo unas patatas fritas, en su punto, muy al alcance de la mano.

Paco Cuesta dijo...

Pongamos tierra de por medio.

Camino a Gaia dijo...

Ni amargura ni lamento.
Como dice Leonard Cohen debemos llevar nuestras derrotas al terreno de la dignidad y la belleza.

impersonem dijo...

Dicho sea sin acritud ¿no? jejeje

La vida y los sabores de las relaciones sociales... complicado asunto... demasiadas perspectivas, matices, etc. Cada uno somos cada uno y nuestras circunstancias y lo amargo y lo dulce forman parte de nosotros y de ellas...

Abrazos.