domingo, 30 de octubre de 2011

El miliciano que saltó sobre Gadafi


Lo peor de esta fotografía no es la fotografía en sí misma. Omran Shaban, el miliciano libanés que ha declarado ser uno de los miembros del grupo de perseguidores que capturara finalmente a Gadafi cuando intentaba esconderse en una alcantarilla, posa con las pistolas que pertenecieron al dictador: una de ellas, la famosa pistola de oro. ¿Serán de oro sus balas también? Quizá Gadafi quisiera defenderse de los hombres lobos al no reconocerlos como hermanos o precisamente por reconocerlos de su condición. ¿Omran Shaban adoptó esta pose voluntariamente o fue el fotógrafo quien se la sugirió? Hemos visto a este milliciano en vídeos, tras el linchamiento del dictador. Dejaba que otros tomaran por un momento la pistola dorada, siempre atento a recuperarla para conservarla como trofeo. Posiblemente haya ensayado este gesto decenas de veces antes de hacerse esta foto: cuando llegó el fotógrafo la sangre se le había enfriado ya. Seguro que había contado en cientos de ocasiones su relato hasta hacerlo cada vez más lejano de la realidad. Lo peor de esta foto no es Omran Shaban. Quizá este joven miliciano haya visto muchas cosas en esta guerra que le hayan endurecido la mente, más que el rostro, que aun conserva la juventud necesaria para que le quede mucha vida por delante en la que esta foto pueda pesarle como una losa que lo aplaste o pueda llevarlo a ser considerado un héroe nacional. O simplemente, sea olvidado poco a poco y hasta sus amigos más íntimos huyan de él dentro de unos años para que no les vuelva a relatar cómo capturó a Gadafi en una alcantarilla. El azar le puso en el lugar adecuado para saltar sobre Gadafi cuando este quería huir. Quiénes somos nosotros para cuestionarle. Nosotros mismos podríamos encontrarnos en una situación de este tipo y dejarnos llevar por la sed de venganza colectiva: al llegar ahí sabríamos de torturas de amigos y familiares, habríamos visto morir en el frente a nuestros compañeros de armas y Gadafi se habría convertido en algo más y algo menos que una persona (un símbolo y una rata), arrebatándolo toda la humanidad sin dejar ni el gramo que hubiera bastado para tener piedad de él y entregarlo a la justicia. Lo peor de esta fotografía no es el fotógrafo, Cristóbal Manuel, que vio la oportunidad de hacer una fotografía histórica y la hizo aunque todo en ella sea previsible y recuerde a fotografías de otros ejecutores de dictadores o de aquellos héroes del oeste americano -ladrones de bancos o sus captores- o los personajes de decenas de películas de ficción que hemos visto tantas veces que podemos confundirlas unas con otras. Lo peor de esta fotografía no es que un medio de comunicación como El País la haya publicado en primera página: todos los periódicos del mundo lo hubieran hecho (esta sí, porque no todos quisieron publicar las fotografías o el vídeo del linchamiento en primera). Lo peor de esta fotografía no es que todos los lectores nos hayamos parado a mirarla en la portada del periódico, con la curiosidad de saber más detalles, incluso los menos relevantes y más miserables, de la muerte de Gadafi, cuyo tiranicidio no tuvo nada de la belleza de los que nos han transmitido las leyendas históricas.

Lo peor de esta fotografía es que el rostro de Omran Shaban se parece demasiado al nuestro y lo hemos visto cada mañana al peinarnos frente al espejo y que nadie, ni los tiranos, ni los grandes poderes que gobiernan el mundo, ni nosotros mismos, evitará que dentro de unos años vuelva a publicarse porque en otra parte del mundo haya sido imposible sacar del gobierno a un dictador sin que Omran Shaban haya tenido que saltar sobre él para capturarlo.

34 comentarios:

silvi dijo...

Sabes lo que pienso...el ojo por ojo,no sirve.Símbolos o ratas,esta demostrado son lo mismo.Esto me saca.Besos.

Juan Navarro dijo...

Todos los procesos brutales y violentos, en los que la vida de las personas no vale más que la bala que acaba con ellas, terminan de la misma manera: convirtiendo en víctimas a todos, víctimas y verdugos, en la medida en que todos quedan desprovistos y vaciados de su condición humana. Todos, excepto quienes los instrumentalizan y buscan y obtienen beneficio o renta de ello. Ha pasado con el terrorismo y en Libia. Pasó en los balcanes y pasa en Siria. Los únicos realmente odiosos son los que se nutren de los cadáveres. Este pobre captor seguramente será un analfabeto que alguien se habrá encargado de enardecer. Como ha ocurrido al revés con algunas víctimas del terrorismo de ETA.

São dijo...

Que posso dizer-te senão que tens razão e que é chocante toda esta violência onde o mundo mergulhou?

Lembro Gandhi: " Olho por olho e ficaremos todos cegos".


Uma semana excelente para ti e para os teus, Amigo mio.

Raul Rentero dijo...

Finalmente, después de todo lo ocurrido, ¿qué diferencia hay entre las prácticas brutales del dictador y las prácticas de aquellos que se tomaron justicia contra él? ¿esta es la democracia para Libia? Seguramente si yo fuera Libio quizás pensase de otra manera, vaya usted a saber
un cordial saludo
RAUL

Marina dijo...

¿Puedo suscribir tus palabras como he hecho otras veces? Sencillamente porque yo no sabría decirlo mejor...quizá más alto, pero no mejor.
Un beso compa.

Spaghetti dijo...

Buen análisis de la foto y sus significados.
He leído el texto en "El País.com" que se parece más a una novela de hazañas bélicas que a una noticia y no me acostumbro a esas cosas contadas de esta manera.
Un abrazo

Campurriana dijo...

No se puede juzgar a la ligera y tenemos tanta facilidad para hacerlo.
Pedro, no podrían haberlo dicho mejor, como comentaban por ahí arriba...
Muy buen post.

Neogeminis dijo...

Me parece una magnífica reflexión. Lo pero de todo es comprobar que la violencia sólo genera más violencia y que cuando se desata tienen el poder de transformar a una persona común y corriente en una bestia insensible que hasta se jacta de matar.
La guerra es el mismo infierno aquí en la tierra.

un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Ví la foto pero no leí la crónica ni he visto videos sobre el tema porque, francamente, me asquea. Se están pasando los tribunales internacionales (dónde estos sátrapas deberían ser juzgados) por el forro. ¡Indignante! Besotes sin balas de oro ni de plomo, M.

virgi dijo...

Hola Pedro.
Muchas veces, queriendo ser "politicamente correctos" juzgamos los hechos con mucha ligereza. Es terrible lo que le hicieron, pero creo que en esa situación, bajo los efectos del odio, la euforia, la guerra, la venganza, el rencor...cualquiera de nosotros hubiera hecho lo mismo y quizás, mucho más.
Somos más animales de lo que creemos.
Un abrazo grande.

Lola dijo...

Acertado tu post, la vida no pertenece a nadie y debemos dejar que la justicia haga su labor, aunque a veces podamos sentir que esta no existe. Besos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Tienes razón Pedro, lo peor es que es un hombre, como nosotros. Pero yo pienso que los medios trataron el tema con sensacionalismo.
¿Para estar informados necesitamos ver un espectáculo tan denigrante?
Un abrazo.

José Antonio del Pozo dijo...

"¡Clemencia! ¿Es que no conocéis la clemencia?", fueron al parecer las penúltimas palabras del tirano libio, él, que jamás la tuvo con nadie. El miliciano posa como James Bond en una de sus pelis, quizás aleccionado por alguien, buscando adrede instalarse en el inconsciente colectivo general. Pero la muerte atroz de Gadaffi guarda a mi parecer puntos de contacto con la sensacionalista y morbosa sociedad que vivimos.
saludos blogueros

Omar(enletrasarte//masletrasarte) dijo...

Algunos años de nuestra vida, pasaron bajo tiranías. Entonces ¿la idea es matarlos a todos?
Toda muerte requiere dignidad.
Ni la bomba terrorista ni el asesinato a sangre fría de un tirano son el designio humano ¡por favor, apartémonos de ese camino!!
Tengo fotos de Aznar, del Rey, de Zapatero, de Merkel, Obama, Putin, de muchos abrazándose al extinto tirano...no era tirano entonces??
saludos

Abejita de la Vega dijo...

¡Socorro!

Delgado dijo...

Interesante reflexión, muchos "debatistas profesionales" han criticado la actuación de los milicianos en la captura, pero hay que estar allí para juzgar realmente.

Silvia dijo...

PEDRO:MUY BUEN ESCRITO..
SOMOS COMO EL TIRANO SI TENEMOS LAS MISMAS CONDUCTAS,,
PARA PENSAR LO TUYO..
BESOTES
SILVIA CLOUD♥

Kety dijo...

La violencia engendra violencia.

Txema dijo...

Toda una tesis sobre el comportamiento pretendidamente humano.

Es posible que quienes condenamos ese comportamiento lo hagamos sentados cómodamente en nuestro sillón.

Es posible también que en ese lugar y en ese tiempo hubieramos hecho lo mismo.

Saludos

Hernando dijo...

El miliciano o milicianos que mataron al tirano, lo que siempre he pensado es; en esos momentos a qué fuerzas interiores obedecen para hacer una cosa así contra el tirano? Es odio? es venganza? es un ajuste de cuentas? es soñar con um mundo mejor para su pueblo? es matarlo para que no vuelva a suceder? es crear un antecedente por si hay Gadafitos escondidos entre los que gritan democracia para el pueblo? Jamás he tenido una respuesta y me pregunto en esa situación cuál sería mi repuesta?

Nieves LM dijo...

Todos los hombres, cualquier hombre es capaz de perpretar la mayor hazaña y la mayor ruindad. En estos casos de muerte al dictador no tengo claro de qué se trata realmente.
Besos.

XuanRata dijo...

Completamente de acuerdo, Pedro. Aunque ya sabemos que la Historia es la ficción que se elabora a partir de los hechos, y seguramente sea esa la única manera, el relato, de saber algo acerca de lo ocurre, la verdad es que esta trivialización absoluta que cultivan los medios de comunicación da un poco de rabia.

pancho dijo...

La guerra pervierte todos los sentimientos humanos. Las imágenes que nos han llegado de Sirte recuerdan las ciudades alemanas bombardeadas en la segunda Gran Guerra o la ciudad de Belchite de la nuestra. El final del dictador no es más que una anécdota en medio de tanta barbarie y destrucción, otros acabaron en la cama o colgados y expuestos boca abajo. Las guerras son tortura y asesinato en su acepción más cruda, sin manoseo de significado (como decía J. Marías en el paisito) en muchos casos porque antes se ha ignorado la decencia y los acuerdos internacionales por parte del ajusticiado.

Anónimo dijo...

Hoy y mañana tiene lugar una de las celebraciones populares más profundamente enraizadas, y que ha sido desde siempre el referente más sólido del imaginario popular mexicano: el día de muertos.

En la actualidad, una de las manifestaciones más extravagantes derivada de esos festejos es la devoción por la figura de la Santa Muerte,
Pueden ver documental en

http://www.rtve.es/alacarta/videos/documentos-tv/documentos-tv-nina-blanca/1236890/

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

La fotografía está hecha en un interior. ¿Se llevó el arma?. ¿Es un posado?. ¿Cuántas veces ha repetido el gesto?...
Crueldad en el tirano, y crueldad en las gentes que han crecido y soportado la inclemencia.
El pueblo seguramente tendría razones para aborrecer al personaje; pero hechos de esta clase sólo hacen pensar en la inhumanidad y en lo necesario de una justicia justa, tan difícil de conseguir.
¿Tan difícil es la honradez en los hombres?

Y poniéndonos al nivel de la fotografía, y entrando ya en el morbo de la curiosidad, ¿la bala que disparó el miliciano era de oro? .
¿Habría visto Gadafi la película del Agente 007?. ¿Dónde adquirió el arma?.¿Quién las fabrica?. ¿Quiénes tienen armas similares?...

Y aterrizando: Todo ésto, ¿sirve para algo?. ¿Por qué se permitió, durante tanto tiempo, el hacer del dictador?

Saludos.

Myriam dijo...

He estado hasta el cuello de trabajo y etc, por eso no pude venir antes a comentarte este artículo:

Da asco todo ésto del miliciano. Me entero de los detalles por tí, esas fotos son, en efecto, vomitivas (como todo el suceso).

No dejo de pensar en las comparaciones de los asesinatos de éste, Sadam Husayn y Bin Laden.

En fin, lo dejo aquí...

Paco Cuesta dijo...

Yo añadiría otro "peor". Alguien puso precio a Gadafi vivo o muerto.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro.
Se invento el fuego, se inventaron las armas y la Madre Natura seguia su particular forma de vida y evolucion, los Dioses nos otorgaron eso que llamamos inteligencia, al parecer los animales y la Natura en si, en general, no parece que merezca nuestra atencion y sobre todo el aprendizaje que como Madre nos muestra.
Se inventaron las armas y sus sofisticaciones, cosa del poder, tambien este, hallo la manera de ser fuerte e inalterable por los siglos de los siglos, en general....Creemos que debemos cambiar el mundo que nos rodea utilizando esas mismas opciones que los poderosos(en general), utilizan, aun a expensas de las muestras verdaderamente inteligentes que la filosofia de algunos seres humanos,(en general), nos indican.
Hacemos esfuerzos por destacar la Paz y el Amor entre tod@s.
Sera posible que alguna vez en el futuro sepamos erradicar todos esos terribles errores que estan en nuestras espaldas y lograr una convivencia respetuosa e inteligente?????, De momento lo que nos han enseñado(en general), es a batallar y matar incluso por dinero, a todo aquello que nos han inculcado como molesto de necesidad,(veanse las revoluciones incluida esta de Libia).
De momento todabia no hemos aprendido a ser justos y honrados, quizas entre otros valores humanos es lo que nos hace falta y en general.
Saludos Cordiales.
Jesus

Gabiprog dijo...

No encuentro mi reflejo cuando todo el rebaño se detiene delante del espejo...

Aldabra dijo...

si supiéramos todo lo que seríamos capaces de hacer llegado el momento, nos moriríamos ipso facto.

buena reflexión.

biquiños,

BlueShell dijo...

A violência, seja porque motivo for, nunca é solução para nada: pelo contrário - se repuduz em mais violência. E se esperamos um mundo de Paz...oh...ilusão...
Lamentável.

te abraço.
BShell

Anónimo dijo...

Me sorprende el tratamiento de esta noticia.

Sóis educadores, es decir, se supone en vosotros una formación respetable (referido a la cantidad) y además, una educación atópica.

Gadaffi podría ser el demonio, (EE.UU y sus medios de comunización, es decir prácticamente todos, demonizan y desdemonizan a gusto) pero una información razonable también debería valorar e incorporar esta información.

Por ejemplo:

1) En la asamblea número 66, creo recordar, de la ONU, fue el único capaz de decir la verdad sobre la inoperancia de este organismo, sometido al chantaje de unos pocos países, principalmente occidentales. También habló de la injusticia del TPI, que sólo juzga a africanos, habiendo bastantes más asesinos políticos fuera de África.

2) Se opuso al programa militar norteamericano, el Áfricacom, en África (y eso que se había deshecho de sus principales armas de largo alcance, a instancias de sus "amigos" occidentales (los mismos que le facilitaron a Sadam Hussein armas de destrucción masiva para utilizar en la guerra contra Irán).

3) Había creado un fondo de 70 mil millones de euros para el desarrollo de África. Había un proyecto de carretera y vía férrea, en colaboración con otros países no occidentales, que era fundamental para ese continente.

4) No se habla de la situación social de la que disfrutaba Libia, que como Irak o Siria son atípicos en África, pudiéndose decir que estaban en un nivel de primer orden. Gracias a los sheriffes vengadores, Irak y Libia ya no cuentan en ese orden.
Sus hospitales era los mejores de África, y en África hay muchos países de niveles varios, por ejemplo Sudáfrcia. Ahora tienen que enviar a los heridos o enfermos más graves (y supongo que más importants)a Europa.
Mientras Israel tiene un índice de pobreza del 23,6% y España del 17, Libia lo tenía de 7% (siete)(fuente index mundi, C.I.A.)
Los automóviles, gasolina, vivienda, y más que no recuerdo (conté hasta siete elementos) estaban altamente subvencionados.
Era una fuente muy importante de trabajo para los países limítrofes, hasta el millón y medio de personas.

Anónimo dijo...

Los jóvenes que por alguna causa razonable no trabajaban, tenían una importante salario social.

5) El otro "coco" del mundo occidental es el islamismo (no el de Arabia Saudita o Qatar, claro) pero Afganistán o Irak, que eran países laicos, gracias al laico occidente, son ahora regímenes islamistas (y en qué grado Afgasnistán: cuando las actuales doctoras formadas en el anterior régimen desaparezcan, se producirá un grave problema de salud femenina, ya que estas no pueden ir a la universidad y un hombre no puede ver a una mujer desnuda, aunque sea paciente.

6) Lo de países democráticos y no democráticos ya empieza a sonar a tomadura de pelo, sabiendo lo que aquí sabemos sobre el bipartidismo, no derecho a campaña electoral de aquellos que no votan PP/PSOE, poder excluyente de los bancos, uniformismo informativo en cuanto los medios de comunicación son empresas privadas, antipúlicas, con información sesgada y privada de empresa.
Para mayor vergüenza, la UE es un estado (muy particular, sí, pero estado), que sin embargo no tiene ni gobierno ni parlamento, sino sucedáneos inoperantes.
Libia tenía un sistema que se articulaba sobe las tribus, como Qatar tiene una "democracia" sin partidos y que nadie le reprocha. No séporque lo que vale para uno, no vale en un momento determinado para otro. Menciono Qatar porque en unos meses se ha puesto a la cabeza de las iniciativas ¡occidentales!

7) Gadaffi sería muy asesino, pero quienes se están muriendo ahora son sus hijos (y hace años, cuando Reagan, una niña pequeñita) y conciudadanos libios a manos de extranjeros.
Tiene mucha gracia que un continente, el nuestro, que ha organizado:

a) ¡TRES GUERRAS MUNDIALES!
b) otras, innumerables, coloniales,
c) que navega encabezado por un país (EEUU) que ha tenido 126 guerras en su corta historia, más otras acciones (como botón de muestra baste el apoyo a Franco durante 40 años)

esté tan preoucpado por asesinos que tienen petróleo.
Los otros asesinos no peoucpan ni al Sº Gral. de la ONU, ni al fiscal del TPI, Sr Ocampo, ni a la UE, ni a Amnistía Internacional (que sesgado organismo, ni a Israel, el pueblo de Dios.

En EDUSO he leído varios atículos muy interesantes que tratan sobre la idea de que el educador social ha de ser un profesional muy sui generis, que ha de tener mucho cuidado con los conceptos, como por ejemplo, el de prevención, cargado de ideologío. Y es cierto, pues, ¿no hablan estos pacifistas del conflicto armado precisamente de guerras preventivas para resolverlo todo?

Un saludo, y al margen de esta nota, mi enhorabuena por una profesión que, como la de trabajo social, me ha soprendio por su contenido progresista.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Estimado ANÓNIMO: Me temo, si es como parece que tú la has interpretado, que no he sabido escribir bien la entrada. Yo no quería hablar de Gadafi en ella: no era el tema. Siento que hayas interpretado que sí quería hacerlo y sobre ello hayas hablado en tu comentario, puesto que de lo que yo hablaba era de nosotros (cada uno de nosotros), de las potencias occidentales y de los medios de comunicación.
En cuanto a tu comentario, aunque no venga a comentar mi entrada sino a abordar el tema de Gadafi, quizá te sorprendería la gran cantidad de tiranos que han hecho lo que tú escribes pero se han querido perpetuar en el poder a costa de sus poblaciones. Quizá Gadafi, como tantos otros tiranos (de una u otra ideología, de una u otra época), tuvo su momento. Pero estaba claro que ya no era éste.
Algún día tocará hablar de Gadafi.
Por lo demás, te invito a dos cosas: leer con calma las entradas antiguas de La Acequia. Y a ponerte un nombre, aunque sea pseudónimo, con el que me encantaría poder dialogar cuando quiera volver a este espacio.