domingo, 23 de octubre de 2011

El final de ETA

En España, la noticia de la semana pasada fue el comunicado de ETA anunciando el final definitivo de la violencia terrorista. Como han señalado los analistas, aun faltan muchos pasos: la disolución de la banda, la entrega de las armas, los procesos judiciales que correspondan, la situación de los presos etarras, etc. En el momento de satisfacción que provoca el saber que comienza un tiempo en el que nadie se sentirá amenazado por los terroristas, todos debemos acordarnos, en primer lugar, de las víctimas antes de cualquier análisis. Ha sido mucha la sangre vertida.

Aunque, por la experiencia con esta organización terrorista y otras similares, aun cabe la lógica reserva y el miedo ante posibles escisiones internas que provoquen nuevos atentados, el final es inevitable: hace mucho tiempo que ETA estaba acorralada por las fuerzas policiales y contaba con un soporte sociológico dispuesto a la violencia cada vez menor. A esto hay que añadir la asfixia económica y el anacronismo que representa una organización de este tipo en Europa, lo que le privaba de cualquier simpatía y apoyo internacional.

Lo de menos es la retórica con la que se han despedido y la insistencia en hablar de conflicto armado y de igualar a las víctimas. Quien se quede con el texto literal de su discurso, solo puede entrar en una espiral de sordera.

De todas las formas, el final de los atentados terroristas y la previsible extinción de ETA voluntaria o no, anunciada o no, nos deja ante el problema político. Y aquí, por mucho que nos duela, ya no pueden prevalecer las víctimas sino la eficacia de la negociación política y la apertura de miras para favorecer la convivencia incluso entre los intransigentes. Esto estará en manos del partido que gane las próximas elecciones generales que se celebrarán el 20 de noviembre. Previsiblemente, este partido será el conservador Partido Popular. De cómo gestionen sus dirigentes los próximos meses en este aspecto dependerá la forma en la que sanen las cicatrices.

31 comentarios:

Francisco O. Campillo dijo...

Comparto la esencia de tu posición. Y creo que debe haber una negociación. Sin embargo, no sé hasta que punto esa negociación debe ser "política".
¿Debemos mirar hacía otro lado ante quienes tienen las manos manchadas de sangre? Porque de eso se trata en resumidas cuentas.
Por otro lado, no creo que exista ningún problema para quienes defiendan -desde la tolerancia- posiciones independentistas. Como no lo ha habido hasta la fecha.

Joselu dijo...

El nuevo gobierno ha de tener en este tema cintura política. Pienso que el PP en el ejercicio del poder será más prudente que lo ha sido fuera del mismo en la oposición. Actuar como si nada hubiera cambiado sería un error. Ahí están 250000 votos esperando ir a alguna lista abertzale. Puede que varios diputados abertzales vayan al parlamento de Madrid como lo fueron en los primeros tiempos de la democracia. Si Bildu aprende a hacer política únicamente con medios democráticos, habremos dado un paso muy importante. La reconciliación será tarea de muchos años. Hará falta una petición de perdón por tanto dolor causado, pero eso no significa que hayan de ponerse de rodillas. A veces cuando uno lee determinadas cosas en prensa de derecha, se tiende a pensar que les venía mejor una violencia limitada que una ETA disuelta y que entregue las armas.

Esperemos tener altura de miras y referentes claros. Hay que felicitarse por este final, que sólo es el principio.

Abejita de la Vega dijo...

Me alegró esta noticia, aunque tenga mis dudas, como casi todos los españoles.

Me gustaría darme una vuelta por el Goierri en que viví doce años, hablar...

Besos

La Zarzamora dijo...

Tengo muchísimas reservas al respecto.
Y todavía no logro hacer un análisis objetivo. Me parece que todavía es pronto para las felicitaciones.
Besos, Pedro.

Juan Navarro dijo...

Que el primer muerto de ETA fuera Melitón Manzanas, un torturador sádico y sangriento, y otro de los primeros Luis Carrero Blanco, mientras que dos de los últimos fueron Ernest Lluch y Francisco Tomás y Valiente, indica la deriva de ETA. De todas formas, no hay que distinguir entre víctimas, nadie tiene derecho a segar la vida de nadie, aunque unas nos duelan más que otras. ETA, ayer, no pasaba de ser ya un grupo mafioso dedicado a la extorsión. Habrá que tenerlo en cuenta. Y habrá que tener en cuenta que la sociedad no tiene derecho a la venganza, aunque algunos continúen traspasados por el dolor. Y habrá que vigilar para que algunos, estén donde estén, no busque sacar ventaja ni trate de obtener réditos ni haga del fenómeno ya agotado un instrumento, como ha ocurrido en el pasado. Y convendría no olvidar una cosa: es posible, muy posible, que entre ellos todavía quede algún loco que vuelva a mancharse las manos de sangre.

María dijo...

Mira que es dificil en estos tiempos escuchar o leer noticias positivas, pues ésta ha sido una de ellas.

Ojala que cumplan sus palabras de abandonar definitivamente la violencia, y que entreguen cuanto antes sus armas.

Un beso.

elisa...lichazul dijo...

toda violencia debería extirparse, pero cuando el poder es el fin, mis dudas siempre asoman

besos Pedro

Asun dijo...

A partir de ahora habrá que hilar muy fino en las negociaciones políticas que tengan lugar para dar forma al futuro, porque intransigentes quedan todavía muchos. No va a ser fácil, pero tampoco imposible.

Besos

Spaghetti dijo...

¿Negociar con asesinos? ¿qué beneficios se les pueden conceder?
Han anunciado el cese de la violencia pero no la disolución de ETA, y lo han hecho ahora, antes de las elecciones, ante un gobierno que se va y que hace sospechar posibles negociaciones a cambio de la necesitada propaganda electoral del PSOE. Si por el contrario este anuncio fuese proclamado con la llegada de la derecha al gobierno sería un triunfo para el PP aún sabiendo que son los últimos estertores de la banda, como dices.
Hay ya demasiados análisis sobre el tema, pero en mi tierra, el que la hace la paga sin contemplaciones.

Spaghetti dijo...

Corrección, con todo respeto al comentario de Juan Navarro: Antes de Melitón Manzanas ya hubo al menos otras dos victimas mortales de ETA y el atentado a Tomás y Valiente fué en febrero de 1996 ... y después hubo muchísimas más victimas mortales, porque ETA no ha dejado de matar hasta el año pasado, sin contar heridos y otros atentados sin víctimas pero sembrando el terror, como el atentado a la casa cuartel de Burgos hace solo dos años por el que pretendían un gran número de víctimas.

São dijo...

Não sei, não...mas não confio nessa organização nem no que afirma.

Oxalá desta vez seja séria a sua declaração!

Boa semana, meu bom amigo.

Neogeminis dijo...

La sociedad española deberá optar: si de ahora en más apuesta a la convivencia sin más requerimientos que abandonar las armas, o si decide no renunciar ha juzgar la violencia del pasado.Supongo que se generará debate.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

La única concesión que yo haria a esos criminales es acercarles a las prisiones de Euskadi pero cumpliendo totalmente sus condenas. Y ya veremos, si gana el PP, como gestionan el tema aunque ellos sí tendrán el apoyo del PSOE y no les machacarán como ha venido haciendo el PP al PSOE durante toda la legislatura que no les han dado ni agua. En el momento de votar, no nos olvidemos de este detalle. Besotes pro un Euskadi en PAZ, M.

Txema dijo...

Creo que has hecho un análisis muy correcto. Lo que pasa es que hay lugar para la desconfianza porque de esta gente se puede esperar cualquier cosa.

saludos

Antònia Pons Valldosera dijo...

Magnífico post, Pedro. Es lo que debió haber prevalecido desde el principio de la democracia. Creo que se intentó pero no llegó a buen puerto.
No es políticamente correcto distinguir entre las víctimas aunque sea inevitable el pensarlo.
Esperemos que el nuevo gobierno esté a la altura.
Un abrazo.

Delgado dijo...

La violencia tenía que acabar y parece que acabó, ahora la convivencia ya es otro cantar y llevara más tiempo. Creo que hay mucho rencor por ahí.

pancho dijo...

Se agradece que se enfunden las pistolas y se desactiven las bombas para proclamar diferencias e identidades distintas entre los hunos y los hotros.

Gabiprog dijo...

Barajar las cartas del perdón y del arrepentimiento requiere jugadores sin trucos en las mangas...

Omar(enletrasarte//masletrasarte) dijo...

Oh, mi querido amigo Pedro, ¡qué tema este!
En primer lugar creo en la desmovilización (recordemos el IRA, el sandinismo, el ERP colombiano, etc.)
Cuando ello sucede, todo debe ser de hilado grueso, porque si se ponen a ver hilando fino TODO es irreconciliable.
Me sale decir AURRERA EUSKAL HERRIA
y desearos que aquellos que por alguna razón tienen vestigios del franquismo, no entorpezcan el designio cercano y deseado de la paz.
Por la resolución pacífica, un gran abrazo

mojadopapel dijo...

No queda más que el camino pólitico y espero que el buen entendimiento y formas no enturbien esta esperanza nacida con el abandono de las armas...¡ojalá!.

Isabel dijo...

Hay cicatrices que no sanan, por lo menos para las personas que han recibido la violencia asesina en su entorno cercano. Otra cosa es, a nivel general, el cubrir con velo los sentimientos y dar paso a la esperanza y la paz. Isabel.

impersonem dijo...

Está bien que esto haya llegado, ya era hora... pero todavía queda mucha tarea por hacer, que no será fácil por lo que conlleva...

Abrazo

Alejandro Kreiner dijo...

La noticia es buena, esperemos que se cumplan las expectativas.

Saludos.

Jan Puerta dijo...

Si no van a atentar más, ¿para que quieren las armas que siguen apareciendo en diferentes zulos?
Un abrazo

Mar dijo...

A mi me ha parecido todo una tomadura de pelo y una ofensa para las victimas. Pero alguien se cree esto de verdad?...vamos se acercan las elecciones todo esta pactado fijo. Me asquea todo esto que no veas.

Un beso desde la roca que me cobija.

Mar (... la vendedora de humo)

MIMOSA dijo...

Siempre habrá un rescoldo de dudas por sofocar; después de tanto tiempo, ver este adiós como un fin definitivo crea incertidumbre y escepticismo.
La mayoría de la sociedad piensa bajo el dolor y reavivando viejas heridas, y así nunca se podrá llegar a la aceptación total del fin. Obvio, que las negociaciones serán en mesa política, y mi pregunta es, ¿qué se antepondrá primero en esa mesa? ¿La condición humana, las previsiones y medallas políticas o la conciencia en su medida justa y equilibrada?
Esperemos que las gestiones a realizar caigan en buenas manos y que todos estén dispuestos a aportar los gramos de inteligencia necesaria.

Besos Pedro, de lunes.

Isabel Romana dijo...

Estoy de acuerdo con tu análisis, Pedro. Ojala se imponga la cordura en el nuevo gobierno. Besos.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

Cada día yo concluyo que los violentos asesinos, ya sea de donde sean, fatalmente se parecen hasta hacerse indistinguibles.

No se puede decir lo mismo de las víctimas, pero las diferencias existen en la calidad de los que fueron violentados o muertos y no para exculpar al violento, al asesino.

Hablando de ETA y los criminales y violentos que la han formado y soportado, hace 43 años deberían haber decido no cruzar la línea de la muerte y hace 36 tuvieron una oportunidad perdida para cesar de ejercerla y luchar en democracia (aunque imperfecta).

Lo hacen ahora, nunca es tarde para los que veremos más paz y menos crimen; deberían pagar por ello en proporción al crimen cometido, no más que otros criminales, tampoco menos; y que no se olvide que ha sido demasiado tarde para muchos, por eso mi recuerdo a todxs y sus seres queridos.

Un saludo, Z+-----

Paco Cuesta dijo...

Todo sería más fácil si no primasen los intereses electorales. Da pena.

Euphorbia dijo...

Da miedo pensar si el PP sabrá estar a la altura de las circunstancias. Su caverna mediática ya hace días que demuestra no estarlo.
Un beso

Cesar dijo...

A mi también me da más miedo la intransigencia sectaria (a ambos lados?)que las lágrimas, fingidas o no, de algunos políticos. No sé hasta que punto habría que ponerse una venda y tratar en el Congreso los pasos a seguir. Ni uno sólo fuera de la ley. La serenidad ayuda mucho en estos casos.