lunes, 31 de octubre de 2011

Disolución de noche (Truco o trato)


¡Ah, la noche! Cuántas sorpresas aguardan a quien sabe contemplarla en todos sus minutos en este otoño extraño. Alguna te muerde en el punto exacto de la boca del estómago que la necesitaba: el cuello.

23 comentarios:

OceanoAzul.Sonhos dijo...

o mistério da noite


um abraço Pedro
oa.s

santisima MUERTE dijo...

La niña blanca es para sus fieles una protectora en un México convulso y para los incrédulos un esqueleto engalanado de túnicas

Lola dijo...

Me quedo con el trato, al igual me dan alguna chuche jejejejeje. Besos pedro

Delgado dijo...

Yo ya he sufrido ese chantaje y me quedo con el trato, a partir de ahora en España ya sabemos lo que toca.

Malditos niños yankis!!

Juan Navarro dijo...

Si el estómago tiene una boca, parece natural que tenga cuello. Ahora bien, si en el estómago se concentran todas las aprensiones y miedos, ¿dónde colocamos la alegría y la esperanza? ¿En el corazón? Ahí no hay boca ni cuello, porque el corazón donde se halla la ternura de los dedos.

Abejita de la Vega dijo...

Sorpresas tienen las noches...

Estas tradiciones exportadas me horrorizan, dentro de nada comeremos pavo el Día de Acción de Gracias, no sé qué gracias serán esasa; pero lo comeremos. Que vayan plantando arándanos por esos terrenos perdidos.

Besos, feliz puente.

Joselu dijo...

¡Ah, esa noche con realidad de vampiro onírico que nos secuestra y nos hace vivir instantes que nos ayudan a soportar la realidad de la vigilia!

José Antonio del Pozo dijo...

pasar la noche juntos, sea trabajando, sea lo que sea, es ya en sí un trato inolvidable, porque su envoltorio es único.
saludos blogueros

Euphorbia dijo...

Estoy con Abejita. Yo ayer comí castañas y panellets y que no me cuenten de Holloween porque pienso ser irreductible, hasta que deje de serlo.
Besos

Merche Pallarés dijo...

¡Odio Halloween en España! No pega ni con cola y espero que NO lleguemos a celebrar Thanksgiving (Acción de gracias) como dice ABEJITA, eso ya sería el FIN de nuestra idiosincrasia y autonomía cultural. Pero esperad a que llegue el PP al poder (que no pasará si salimos todos en tromba a votar a quien sea menos a ellos) que España se convertirá en el 52 o 53 (ya no me acuerdo) estado de los USA. Al tiempo. Besotes que no mordiscos, M.

São dijo...

La noche no me gusta...
Besos, amigo mio.

MariluzGH dijo...

No me gusta "jalouin"... en mis años mozos, tal día como hoy nos íbamos al campo a asar castañas y acompañarlas con anís.
Y no comprendo qué significado tiene el "truco o trato"...

un abrazo :)

Merche Pallarés dijo...

Por cierto eso de "truco o trato" a mi tampoco me dice nada. En inglés es "trick or treat" que significa "truco o regalo" significando que o das un regalo (hoy en dia caramelos) o los que vienen a tu casa te hacen una barrabasada (bueno, un truco). Por lo menos eso es lo que significaba en Canada cuando salía con mis amigos a hacer las rondas de Halloween. Que en ese país, es una tradición centenaria pero NO aquí en España. Besotes de nuevo, M.

MIMOSA dijo...

La noche de los Finados, como aquí la tratamos, donde nuestros ancestros se reunían para debatir mientras degustaban los frutos típicos del tiempo, las castañas asadas con un "buchito" de ron miel para combatir las noches gélidas que trasnochan en los campos. Espero sea esa la tradición que perdure con los años.
El cuello mejor dejarlo a cobijo.
Besos.

Myriam dijo...

Eso pasa por tratar de ser contorcionista y volverte un nudo en la noche disoluta de este otoño tan extraño.


Besos
(Como he perdido mis poderes, lamentablemente, no podría desatarlo. Ya sabes que ando sin palo de escoba)

virgi dijo...

Si te digo la verdad, no entiendo eso de "truco o trato", así que no sé que preferiría...
Besos, Pedro

elena clásica dijo...

A mí tampoco me gusta el "Halloween", como tradición importada y desvirtuada. Ahora, los vampiros, y prestar de vez en cuando el cuello a sorpresas prohibidas, uy, esto sí, ¡y mucho! jajaja. Ni truco, ni trato, ¡mordisco!
Besazos.

María dijo...

Me gusta más el día que la noche, por eso mismo me parece más bonito el verano que el invierno, porque hay más día, más luz, menos noche... me cuesta adaptarme unos días al horario de invierno.

Un beso.

Asun dijo...

¡Pues sí que tienes el estómago revolucionado que se te ha subido hasta el cuello!

¿O es el cuello es que ha iniciado su peregrinaje hacia el estómago?

Creo que necesito una clase de anatomía.

Un beso.

Ah, y póntelo donde quieras que yo ya no me aclaro.

La Zarzamora dijo...

Cuidadito con ese cuello ;)
Besos, Pedro.

jg riobò dijo...

Chupasangres.
Se mueve a al velocidad de la luz.

Aldabra dijo...

truco y trato, juego y compromiso, la combinación de ambas es lo más adecuado para mí.

biquiños,

Ele Bergón dijo...

Pues a mi me parece que has hecho un microrrelato erótico. Me gusta. Y también la foto.

Un abrazo

Luz