jueves, 8 de septiembre de 2011

Eduardo Mendoza y noticias de nuestras lecturas


Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943), es uno de los novelistas de mayor éxito de crítica y público en España desde que publicara en 1975 La verdad sobre el caso Savolta, su primera novela. Aquella novela (que ganó el Premio de la Crítica), aparte de su calidad, apareció en un momento oportuno que contribuyó a darle un significado especial como uno de los títulos que abriera, tras la muerte del dictador Franco (la obra fue escrita con anterioridad), lo que después se llamó novela de la transición española a la democracia.

La mayor parte de su narrativa se centra en un agudo análisis crítico de la sociedad española del siglo XX, en especial de Barcelona, ciudad que trató como espacio literario personal. Su técnica narrativa es propia de la postmodernidad: complejidad del individuo que intenta sobrevivir en una sociedad en la que las grandes ideologías son solo normas hipócritas que atan más que liberan, mezcla de géneros, uso de modalidades literarias que hasta ese momento no eran convencionalmente aceptadas (como la novela de detectives o el género negro), presencia del humor como parte esencial de la trama, de la temática y de la caracterización de los personajes (singularmente del desencanto, como aprendiera en el Quijote).

Quizá Riña de gatos (Premio Planeta 2010), la obra que nos ocupará durante este mes en el club de lectura de La Acequia, pueda parecer una obra menor en la bibliografía de Eduardo Mendoza, pero merece la pena como acercamiento a este autor que ha dejado títulos imprescindibles para la historia de la narrativa del siglo XX como el ya mencionado La verdad sobre el caso Savolta, El año del diluvio o La ciudad de los prodigios.

Lectura de la obra de Bécquer

Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, despide a Bécquer desde el páramo burgalés en el que ha pasado el mes de agosto. Un hermoso adiós.

En este enlace podrás encontrar las instrucciones para seguir la lectura de la obra de Bécquer en La Acequia, con los índices de las entradas. Si me he olvidado de alguien, avisadme para corregir el error.


Noticias de la lectura del Quijote


Si alguien quiere conocer de primera mano la versión del traductor morisco del Quijote, que consulte sus palabras, publicadas gracias a Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, que sigue incansable dando voz -e ilustración fotográfica oportunísima y divertida- a los sencundarios de la novela.


La lectura del Quijote se convierte en proyecto permanente de La Acequia (en este enlace) al que se puede incorporar todo aquel que lo desee en cualquier momento y, por lo tanto, seguiré  publicando, periódicamente, las noticias correspondientes.

Próximas lecturas

De octubre a enero: Sonatas de Valle Inclán. El orden de lectura de estas novelas no corresponderá con el de la cronología interna de la obra sino con el de su publicación, para experimentar cómo construyó Valle la biografía de su personaje y cómo lo recibieron los lectores de su época



12 comentarios:

Myriam dijo...

Interesante el artículo que enlazas de la experiencia de Mendoza con el Quijote.

¡Ya llevo 22 Capítulos leidos y me gusta!

Besosossos

Merche Pallarés dijo...

Yo no lo he leido todavía y no creo que lo haga hasta octubre. Mendoza me agrada. He leido "La verdad sobre el caso Savolta" y "La ciudad de los prodigios" que me gustaron mucho. Seguiré con atención tus análisis y las de los colegas. Besotes mendocinos, M.

Hernando dijo...

Es cierto es posible que Riña de gatos sea una obra menor de él, deja Barcelona como espacio literario (La ciudad de los prodigios es un ejemplo de lo bien que describe las calles de Barcelona por donde transcurre la novela) para hacerlo en un Madrid de los meses de febrero y marzo del 36.
Ya iremos hablando, pero digo que es menor porque tal vez le falte profundidad en lo que tú llamas "agudo análisis crítico de la sociedad" yo añado y de las obras de Velázquez que menciona y de los personajes de la novela.

Asun dijo...

Hasta las pasadas navidades, cuando me regalaron "El asombroso viaje de Pomponio Flato" no había leído nada de él.
Más tarde, en Mayo o Junio, y sin saber que iba a ser la lectura de Septiembre, leí "Riña de gatos", y la verdad es que me atrapó desde el principio. Intentaré cogerla otra vez en la biblioteca para recordar los detalles de los que vayas hablando con más precisión, porque aunque no hace mucho que la he leído los pequeños detalles se me escapan.

Besos

Abejita de la Vega dijo...

Mendoza se me cayó con "La ciudad de los prodigios", no recuerdo por qué...

Me regalaron "Riña de gatos" las navidades pasadas. Me puse con su lectura cuando estaba comentando los de Esquivias y...no llegué a terminarlo. Echaba de menos la complejidad de Esquivias, tal vez.

Este verano me lo llevé al páramo, lo leí otra vez y me gustó. Debe ser que hay lecturas que, como las bicicletas, son para el verano. O en enero tenía yo demasiadas lecturas. No sé lo que pasó.

Besos, Pedro, me pongo con el comentario.

pancho dijo...

Nos enfrentaremos a E. Mendoza casi partiendo de cero. Digo casi porque creo que leí la Verdad del caso Savolta hace muchos años, ahora que he visto los títulos.

Lo que tengo entendido es que es un escritor que ha contado con gran apoyo editorial, algo que siempre ayuda y que para merecerlo hay que ganárselo antes. No es fácil tampoco que el gran público lector, el que lee cuatro o cinco libros al año te reclame una y otra vez. Los grandes lectores leen de todo, pero de ésos hay pocos.


Por lo que he leído de la novela, se trata de un autor qué sabe cómo enganchar al lector desde la primera página. Después baja su intensidad.

Con el título, ¿se refiere a los gatos como los madrileños castizos?

marijose dijo...

Riña de gatos me ha enganchado, voy por el capítulo 28 y me gusta mucho.

São dijo...

Desconhecia o autor, mas quando for a Espanha procurarei comprar um livro seu.

Bom final de semana, querido Pedro.

mujer asilvestrada dijo...

En su tiempo me divertí mucho leyendo a Eduardo Mendoza, las primeras obras suyas que cayeron en mis manos fueron el misterio de la cripta embrujada y el laberinto de la aceituna,no son sus mejores trabajos,lo sé, pero debo decir que solo he leído otro autor más divertido que él, el poco conocido Álvaro de Laiglesia, con su, morir con las medias puestas.

Con posterioridad llegó a mis manos la ciudad de los prodigios y quedé fascinada por la literatura de Mendoza.
Un saludo.

Euphorbia dijo...

Me gustó muchísimo La ciudad de los prodigios hace muchos años pero no conecté con su estilo de humor en otros libros como El tocador de señoras...
De éste he leído el primer capítulo (septiembre es un mes complicado) y me ha gustado el viaje en tren del protagonista.
Seguiré en ello.

Paco Cuesta dijo...

Interesante el enlace con el artículo de El Pais. Queda entendida la clave de la lectura: acercamiento a un autor, en mi caso desconocido.
Gracias Pedro

MIMOSA dijo...

Comenzada está la lectura y se presenta de lo más amena, de las que enganchan fácilmente y no puedes dejar de leer.
Besos Pedro