martes, 19 de julio de 2011

Fosas


Si no damos solución adecuada a los costurones de la tierra siempre tropezaremos con la historia.

29 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

lamentablemente siempre estamos Repitiendo la historia Pedro

Besos

Neogeminis dijo...

Tantos huesos esperando ser desenterrados, clamando que nunca se los olvide!

Conmovedor.
Un abrazo.

Juan Navarro dijo...

No hay historia si no recuperan su dignidad las víctimas. Y no hay dignidad en las cunetas, sino en las tumbas donde figura nombre y apellido.

María dijo...

Huesos que quedarán ahí en la memoria de la tierra.


Un beso.

Asun dijo...

Hay demasiadas costurones a falta de un buen drenaje y un buen zurcido. Mientras no se haga seguirán supurando.

Besos

Marina dijo...

La historia es la memoria del mundo, pero al parecer tiene alzheimer.
Besos

Euphorbia dijo...

Después de 75 años y aún estamos en éstas, de vergüenza.
Besos

Natàlia Tàrraco dijo...

La historia es infinidad de costurones dolorosos en los huesos, la piel y en la memoria.
Un abrazo.

Txema dijo...

Es una ignominia que esgto continúe así.

Saludos

Hernando dijo...

Se ha tenido mucho tiempo para coser hasta con hilo de oro los costurones hechos por la sinrazón de unos fachas sanguinarios (sentirían placer cuando fusilaban y dejaban regueros de sangre humana en la tierra y cadáveres en las cunetas?)Todavía veo por plazas y al lado de iglesias por los pueblos de Castilla sobretodo, monumentos a los caídos por Dios y por la Patria y los otros por qué ideales cayeron que ni siquiera tienen un digno descanso ?
Se necesita un reconocimiento, una memoria histórica para que a los mal llamdos perdedores, el bando contrario o rojos se les restablezca el honor, la humanidad por los ideales que lucharon y creyeron en ellos y así cerrar con fraternidad ésta herida.

Omar(enletrasarte) dijo...

como el dolor es tan grande, os dejo unos versos, que me consuelan, que me ponen del lado de los muertos por pensar...
.
entre el terrón y la piedra
un pie descalzo y la herida
como se arrastra la hiedra
veo que arrastran la vida
.
arriba el aire es impuro
sobre toda dignidad
los diablos con su conjuro
me ocultaron la verdad
.
es con tus manos, hermano,
es a todo corazón
ningún esfuerzo es en vano
si buscamos la razón
.
pero no odies te lo pido,
busca solidaridad
si tu pasado es obstruido
descúbrelo con verdad
.
repite conmigo al viento
nuestra historia hará justicia
pongamos el sentimiento
aboliendo la malicia

Anna Jorba Ricart dijo...

Memoria de muchos desmemoriados...

Montserrat Sala dijo...

Cuabdo mas leo y me informo sobre el asunto, ms rabia contenida tengo, He llegado a la conclusión que no me convienen estas lecturas y estas horribles imágnes.
Voy a pasar hoja.
Saludos

Merche Pallarés dijo...

No se lo que decir ante tanta ignominia. Lo único es que espero que a la larga todas las víctimas sean resarcidas y encuentren un reposo digno como se merecen. Besotes pro-Memoria Histórica, M.

La Zarzamora dijo...

Sí, hay que darle el costurón, por ahora todo han sido remiendos...
Besos, Pedro.

Martine dijo...

Hermoso y emocionante Entrada, Pedro, como los comentarios, él de Hernando me ha conmovido...
Besos.

Aldabra dijo...

me parece muy muy triste no poder enterrar o incinerar a los muertos de uno, es lo peor.

biquiños,

Lola dijo...

Cerrando en falso y con falta de tacto en cuanto a las personas se refiere, las heridas vuelven a abrirse para sangrar y hacer un daño que es irreparable......

Abejita de la Vega dijo...

Nunca más una guerra incivil.

pancho dijo...

Es intolerable que después de 36 años de democracia todavía queden gabias llenas de asesinados de la guerra.

Los políticos son los culpables de que las leyes no se cumplan.Es necesario que las calicatas ocupen la piel de toro en su búsqueda. Si la inutilidad de las leyes es por falta de recursos, que se organicen colectas o lo que sea, pero la búsqueda no puede parar si queremos que el hueco de las dos españas no se enanche.

MariluzGH dijo...

Pues todavía hay quienes lo niegan, querido amigo.

Cuánta delicadeza en tus palabras para un tema tan doloroso (y humillante)

un beso

Cecilia Alameda Sol dijo...

Como en una serie de la tele: mientras no se salden cuentas con la injusticia del pasado, los espíritus de los muertos que no debían haber muerto seguirán rondando a los vivos reclamando reparación, justicia y memoria.

SAUVIGNONA dijo...

hola pedro...paso a djarte un gran saludo y mucho cariño...


sauvignona

Luis Antonio dijo...

Desde Caìn y Abel que seguimos... así.

virgi dijo...

Heridas mal cerradas, apreciado Pedro.
Besos y besos

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Maese Pedro, la bipolaridad de la historia de España, en cuanto se refiere a la Guerra Civil y sus desastres es sentida por aquellas gentes que quedaron vivos en uno y otro bando incluidos los que estaban en medio, las decisiones y acciones de los politicos, ahora y antes, siguen siendo erroneas, pues permiten que los medios resalten a placer y dependiendo de las ideologias algunas partes que para mi entendimiento, no explican con claridad la realidad que llevo a esas tristes y honrosas muertes en las familias españolas.
La sangre derramada de unos y otros,por ideologias, por errores y odios, por desconocimiento, por venganza, por miedo....
Es sangre que emana de heridas abiertas en el recuerdo y que con todo el respeto he de pedir la paz en estos corazones que todavia arrastran esa penosa historia, de la que tambien formo parte.
Españolito que al mundo bienes te guarde Dios de una de las dos Españas que ha de helarte el corazon.
Jesus
P.D. Querido amigo he de agrdecer tu visita en nuestra casa y tu comentario que me ayuda a sobrevivir.Gracias.

Myriam dijo...

Deberíamos de una vez por todas dejar de tropezar con las sangrientas piedras ignomes de la historia.

Estrella dijo...

Pedro, mi padre, que hoy tendría 99 años si viviera, fue sargento republicano. Soy su hija pequeña y me tuvo siendo ya algo mayor. Lo quise, y lo sigo queriendo con toda mi alma, como él a mí. Siempre me turbaron sus ojos. Había algo en su mirada que no he sabido interpretar hasta que fui adulta. Era la derrota, la de aquella guerra pero también la de la vida. Mi padre era hombre de pocas palabras y de largos silencios, pero estoy segura, conociéndolo como lo conocía, que ante esto diría "que dejen a los muertos descansar en paz". Había perdido la fé en casi todo.

Pero en fin, está claro que uno debe enterrar a sus muertos con la dignidad que se merecen. Y nadie debería ponerle trabas a eso.

Un abrazo.

Gabiprog dijo...

Qué difícil remendar la memoria sin utilizar el hilo del odio...