sábado, 11 de junio de 2011

El Movimiento del 15 de mayo. Algunas conclusiones parciales.


Las acampadas del Movimiento del 15 de mayo se están levantando. El Movimiento se refugia, en los varios foros de Internet en los que se debate, en movilizaciones concretas y asambleas en los barrios de las ciudades en las que más ha calado. Es hora, por lo tanto, de hacer un primer balance.

Sin duda alguna, el Movimiento ha sido un éxito: entre otras cosas, ha conseguido poner de manifiesto la indignación de miles de ciudadanos ante la situación política española actual y romper con el tópico de que la sociedad española era conformista y mostraba un carácter pasivo ante lo que está ocurriendo en estos años de crisis económica; ha movilizado un número sin precedentes de personas tanto en las manifestaciones, en las acampadas en las plazas como en las asambleas en las que se debatían los temas que más preocupaban a estos ciudadanos; ha generado, casi de la nada, una organización social que durante la mayor parte del tiempo ha funcionado sin conflictos, sin personalismos y que ha conseguido la atención de los grandes medios de comunicación de todo el mundo; ha despertado las simpatías de muchas decenas de miles de personas que no participaron en las acciones concretas; ha elaborado, sin tener por qué hacerlo, listados de temas a debatir y de propuestas, todo ello con la dificultad lógica de un movimiento que se constituía en grupos de trabajo y asambleas ciudadanas; ha generado una potente imagen colectiva que ha quedado plasmada en una iconografía, unas consignas y unas dinámicas que permanecerán en las actitudes colectivas durante mucho tiempo; ha demostrado que, en tiempos como estos de globalización del mercado, la sociedad puede impulsar movimientos de concienciación y protesta.

La deriva final del Movimiento era la esperada de una movilización de este tipo, aunque conserva mayoritariamente la impronta inicial. En esto no puede haber sorpresas. Las acampadas debieron terminar mucho antes para evitar determinadas situaciones y no dar pie a que los críticos del Movimiento y los medios de comunicación que los amparan pusieran la lupa sobre incidentes minoritarios que restaban fuerza a lo conseguido y que intentan desacreditarlo. Por una parte la dificultad de detener una inercia de un movimiento masivo y, por otra, las acciones policiales de la Plaza de Cataluña de Barcelona, hicieron que la presencia física en las plazas del Movimiento continuara hasta ahora.

No es lógico exigir a un Movimiento de este tipo la elaboración de un programa político, como se ha hecho insistentemente o pedirle que cambie en un mes un sistema con tantos anclajes: ni era su pretensión inicial ni es razonable esperarlo, así que pedir o esperar esto es no comprender el Movimiento y medirlo con una vara inadecuada. Algunos advertimos sobre la trampa que contenía esta exigencia. Sin embargo, en los debates se han llegado a conclusiones en las que se pone de manifiesto no tanto las soluciones como los lugares en los que el sistema democrático español actual tiene fisuras que a nadie puede pasar desapercibidas. No debe exigirse más finura de análisis político.

El Movimiento del 15 de mayo no debe desecharse como algo anecdótico producto de las circunstancias económicas. aunque sean estas las que lo han provocado finalmente,  es la evidencia de que el sistema político actual tiene debilidades que lo ponen en riesgo, de que la clase política española ha estado demasiado tiempo mirando hacia el interior de las dinámicas de los partidos y poco o nada hacia la sociedad, de que la ciudadanía puede organizarse cada vez más eficazmente cuando vive una situación concreta como amenaza.

Por último, el Movimiento del 15 de mayo no es algo irrepetible. Como movimiento heterogéneo se dividirá, se refundará, quedará atomizado y habrá enfrentamientos entre las varias plataformas surgidas de él, pero ha marcado el camino a seguir en el futuro para muchos ciudadanos que no se ven representados ni por los grandes partidos políticos ni por los medios de comunicación más importantes ni mucho menos por los organismos financieros. La mayoría de estos ciudadanos aspira a que el sistema los ampare, otros han desistido ya de esta pretensión. Si no se escucha a unos y a otros, las calles volverán a ser ocupadas y las convocatorias electorales serán cada vez más decepcionantes y convulsas.

41 comentarios:

Lola dijo...

A mi por mi parte, me parece bien que la gente empiece a decir que está harta de como se gobierna, que unan sus voces para decir ME NECESITAS, SIN MI NO ERES NADA, estamos en un mundo muy conformista y eso creo, amparandome a mi modesta opinión que deja las riendas sueltas al abuso y la opresión del más debil. Un beso

elisa...lichazul dijo...

que los líderes tengan a bien tomar estas ideas y nuevas propuestas para hacer de las políticas de estado algo mucho más inclusiva con quienes hacen el poder vivo de toda democracia sana
y se instalen cambios y acciones propositivas que vayan en beneficio directo de la masa y de los electores así como de todos los ciudadanos

Besos Pedro buen fin de semana

Myriam dijo...

Me gustaría que la clase política leyera todo tu análisis y conclusiones sobre este Movimiento y aprendiera algo, porque más claro imposible.

Mejor dicho: que la clase política aprenda la lección y que adote las medidas pertinentes.

Besos

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Que la clase política, los financieros y los medios de comunicación, hagan exámen de conciencia y analicen la situación, en la que se encuentran ellos y los ciudadanos.
Y que sean conscientes, por su bien y el de todos, que en este barco vamos todos, y que los ciudadanos son los que reman, y llevan tanto tiempo haciéndolo, que hay muchos que están muy preparados para conducir la nave, mejor que ellos.

Ha habido mucho esfuerzo generoso y desinteresado en estas manifestaciones, y continuará la unión pacífica y multiplicada.

El resultado se verá en las próximas votaciones.

Un abrazo.

Campurriana dijo...

Felicito a esas manos silenciosas. Me uno a ellas. El movimiento 15M ha sido un aviso para la clase política. Estoy de acuerdo con lo que comentas en esta entrada, Pedro. Y también espero que esa llama no se apague nunca, que nunca protagonicen las campañas electorales únicamente los cartelitos ridículos de sonrisas blanqueadas.

A ver qué ocurre ahora. Estaremos al tanto.

MariluzGH dijo...

De las poquísimas satisfacciones que este año 2011 me había brindado hasta el 15 de mayo.

Sigo creyendo que el cambio es posible. Además, visto el resultado (¿contradictorio?) de las elecciones, tal vez en el 2012 las cosas no estén tan claras para la derecha.

Y los medios de comunicación deberían ahora ser coherentes con su principio básico y empezar a comunicar porque se les está viendo el plumero a todos ellos.

Un abrazo agradecido, amigo Pedro :)

Spaghetti dijo...

La movida ha hecho historia y permanecerá en la memoria. Pero prefiero pensar que no se acaba con el desmantelamiento de las acampadas, que solo son puntos suspensivos ... (continuará)

Neogeminis dijo...

Sin duda que esta etapa del movimiento ha sido un éxito. Ahora se verá como se concreta la nueva etapa.
Ojalá no decaigan los ánimos.
Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

El 15-M ha sido glorioso pero lástima que haya ganado el PP en, prácticamente, todas las autonomías porque son los que menos importancia dan a este movimiento. Ni se enteran. El único que sí se entera y creo que lo tendrá muy en cuenta es Rubalcaba. Veremos qué pasa en las elecciones generales. Si hay mucha abstención, votos en blanco o nulos, nada que hacer. Ganará el PP lo cual será desastroso. No quiero ni pensarlo. Besotes escépticos, M.

Goathemala dijo...

Sobre todo ha marcado el camino de que la política puede vivirse en la calle y la democracia articularse desde ella sin las crispaciones e intereses de los partidos.

Anduve ayer por Sol y comparto tu punto de vista, mejor finalizar ahora las acampadas que se estaban desnaturalizando. Mejor atomizarse para reunirse con fuerza en breve.

Estaremos expectantes y apoyando a la vez.

Un abrazo.

Txema dijo...

Tu excelente análisis, querido profesor, choca, como señala acertamente Merche Pallarés, con un hecho incontestable: la derechona ha barrido.

Hace unos días en una reunión de IU Abierta, grupo al que pertenezco, comenté precisamente este extremo.

¿Cómo entender que, precisamente, esa idignanción masiva y contundente, no se haya trasladado a las urnas?

un abrazo

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Txema: todo se andará.

Ni los políticos, ni los medios de comunicación, ni los estamentos financieros, ni la mayoría inmensa del empresariado desea lo que el movimiento 15M pide/pedimos. No lo desea en absoluto, lo tema y lo desacredita sin parar, mintiendo y tergiversando, que es lo que siempre han hecho.

A esa gente ya no se le cambia: son mayores bien apoltronados en sus diversas parcelitas de poder y dinero.

Pero todo se andará: quizá la solución sea echarles, a todos.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Un análisis certero, que convendrá que conozcan los jóvenes y menos jóvenes que participan en el movimiento.
No se olvide que este movimiento se dijo al margen de los partidos desde el primer momento: no pidieron votos para nadie (aunque rechazaron claramente a los políticos corruptos, algunos de los cuales se mantienen en sus pedestales después de las elecciones), no se identificaron con ningún partido y no quieren convertirse en partido. Trampas les han tendido muchas, pero han sabido salir de ellas. Y no han perdido la admiración de quienes siguen pensando que la política necesita una gran limpieza, un cambio visceral, una renovación. Yo soy de las que sigo admirándoles

pancho dijo...

En la manifestación de ayer por la mañana un chaval llevaba una pancarta de cartón que a lo de "No hay pan para tanto chorizo" añadía " nos embargaron el molino" Yo habría puesto: Y se llevaron el molino, la molinera y la maquila entera".

Ha hecho más este movimiento por la regeneración democrática que todos los partidos y organizaciones en décadas de corrupción, amiguismo y ubre del común.

Excelente resumen de conclusiones

Natàlia Tàrraco dijo...

Me vale como primer análisis, la cosa continua, creo, veremos...

Txema dijo...

Pues que ande rápido que ya soy mayor y quiero ver el cambio de una vez.

Saludos

Paco Cuesta dijo...

Las campañas electorales, ya son decepcionantes, lo deseable sería que de todo este movimiento los ciudadanos saquemos una lección y obremos en consecuencia a la hora de elegir y reclamar cumplimientos de falsas promesas.

Merche Pallarés dijo...

Lo único que va a cambiar es una Bastilla a lo bestia. Ha llegado la hora de una verdadera revolución a la francesa a nivel mundial. Poner a todos los corruptos, ladrones, facinerosos y mentirosos bajo la guillotina. Empecemos por Valencia y Baleares. Somos LA MAYORÍA. No lo olvidemos. Besotes revolucionarios, M.

Euphorbia dijo...

Creo que el movimiento tiene que ir trabajando para despertar conciencias y seguir en la calle no con acampadas indefinidas sino con acciones puntuales que les ponga el dedo en la llaga a los políticos y que siga recordando que estamos aquí.
De todas maneras, creo que ya podemos ir haciéndonos a la idea de lo que ocurrirá en las generales porque quizá no hay tiempo suficiente para despertar todas las conciencias necesarias.
Besos

La Zarzamora dijo...

Esto no se ha parado aquí, ya está anclado en la conciencia colectiva.
Besos, Pedro.

enletrasarte dijo...

Mi querido amigo, ¡cuánta esperanza hemos depositado en la marea perfumada de juventud!
Puede que no se advierta como movimiento político, pues no hacen la tradicional, vetusta y anquilosada política...¡pero esta es la política renovadora!
como toda renovación, titubea, se entrevera, tiene vaivenes, pero confío arribará a buenas cosas.
Y no están cansados de los dos partidos, sino también de los que son tributarios de 'acuerdos' de tomaydaca...
Un abrazo solidario

Juan Navarro dijo...

Me llena de optimismo que se consolide la clara idea de que, además del botellón marginal, hay una sociedad dinámica e imaginativa que quiere y se propone hacer las cosas de otra manera, como si pretendiera acabar con una pesadilla. Tendrá que confiar en sí misma y en su propia fuerza: hay un suelo de 8,5 MM de votantes bajo el PP, aparte del suelo PSOE, IU y, en general, la política tradicional, incapaz de aportar una sola idea novedosa para cambiar las cosas. Estos datos no son muy alentadores. El movimiento, sí.

Isabel. dijo...

Yo también espero que sirva como un toque de atención importante para los políticos. Que sepan mirar y escuchar al ciudadano de a pie, que vean más allá de sus propios intereses y busquen soluciones oportunas. Besos Isabel.

Carlos Alberto dijo...

Me llena de satisfaccion, pues dimos el gran paso, dando un toque a esta politica,defendiendo lo que nos pertenece.Espero sirva a la larga. Gracias por volcarte de lleno.

Un abrazo.

Martine dijo...

Mi esperanza es que ya nada será como antes. No puede, ni debe serlo, tiempo al tiempo..
Nos quejabamos ( me incluyo) del pasotismo de la juventud ¡Qué ejemplo está dando!

Besos esperanzados .

Antonio Aguilera dijo...

A este movimiento le queda mucha vida. Estoy muy involucrado y siento cómo todos loa que participan tienen muchas ganas de seguir trabajando.

Creo que una de las cosa más importantes que ha traido esta movida ha sido la vuelta, por parte del ciudadano, a tomar conciencia de que hay que ser participativo. que en unos años que nos hemos dormido y hemos dejado hacer a sus anchas ("creyéndonos ricos por las migajas que nos dejaban" P.Ojeda, 15-M) nos han hundido en la más grande las ruinas.

Em Priego, además de la Manifestación del 19-J, seguiremos con la presentación pública de diversos libros que hagan comprender al común de los mortales, quienes son los que nos han llevado a la situación de desesperación actual y qué pretendían (saquear nuestros bolsillos y nuestra mente, desde luego que lo consiguieron)

virgi dijo...

Está plantado y seguirá creciendo. Ha sido un aldabonazo bien fuerte y un gran signo del hartazgo.
Fui el 15, ya me preparo pal' 19.
Besos

(un análisis estupendo)

Abejita de la Vega dijo...

Si ha servido para que los políticos reflexionen sobre sí mismos, no habrá sido en vano.
Carlos III luce un amarillo casco de currante, en nuestra Plaza Mayor. Ayer hubo incidentes...

Un abrazo

J. G. dijo...

estoy con ellos, antes no pasaban de una mera manifestación con una camiseta con mensaje

Ele Bergón dijo...

Soy optimista y creo que el 15-M va a continuar. Por supuesto va a tener muchos problemas. La tarea no es facil, pero ellos lo saben. Y aunque parecen despistados, poco a poco el propio camino les dira por donde ir.

El sabado estuve con ellos en la toma de posesion del nuevo alcalde en Velilla de San Antonio que por primera vez tiene mayoria simple el PP. Se acordo entrar al Centro Cultural donde se celebraba el evento. Decidimos identificarnos con una prenda blanca y no hacer nada. El centro estaba a rebosar y cuando el Sr. Alarilla tomo el baston de mando, solo recibio los aplausos de las primeras filas, el resto optamos por el silencio o el gesto de cruzar las muñecas en señal de que no nos gustaba. Ellos, los nuevos concejales estaban tensos, se noto nuestra presencia y creo que el alcade tomaria nota de una presencia grande de ciudadanos que le miraba en silencio. Se ha acordado el ir a los plenos, e iremos.

A los politicos no les gusta este movimiento, pero tienen miedo de decirlo en alto, por algo sera.

Buen analisis

Un abrazo

Luz

Camino a Gaia dijo...

Creo que el movimiento 15M ha dado de sí mucho mas de lo que muchos esperaban y ha conseguido la movilización que ni izquierda o sindicatos han conseguido frente a este derrumbe social que ha seguido a la crisis. Puede por tanto, que no sea hora de juzgar con prismas anacrónicos lo acontecido y seguir haciendo cábalas sobre su futuro, sino de aprender de lo que nuestros jóvenes, a los que dábamos como generación perdida, pueden enseñarnos.

Hay dos cuestiones que mucha gente no entiende
1ª)¿Por qué los sindicatos no han tenido esa capacidad de movilización? He oído muchas razones, pero la que me parece mas sencilla es que sus interlocutores han quedado en el cuadro. La crisis se ha barrido buena parte de la pequeña y mediana empresa, lo que ha convertido al paro en el problema principal de los trabajadores, y para hacer una huelga primero hay que estar trabajando.

2ª)Txema lo plantea de forma clara ¿Como es posible que haya barrido la derecha? No creo que el movimiento 15M haya tenido mucho que ver con eso. Mas bien despierta la conciencia de estar jugando a un juego con las cartas marcadas. El principio de la movilización ha sido muy claro: Democracia Real Ya. Creo que mucha gente tiene claro que no importa demasiado a quién se vote, que los poderes representativos, los elegidos en las urnas, son marionetas de grandes poderes financieros, que la ley y la justicia andan caminos cada vez mas separados y que en definitiva, estamos ante un fallo grave del sistema y que es la democracia misma la que está en peligro.

José M. Martínez dijo...

La derechona ha barrido por culpa de la propia izquierda. Después de la gestión de ZP realmente hay que estar loco para querer otra legislatura así. En ´The Economist' venía el otro día un artículo en el que se afirmaba que realmente la derecha no había ganado muchos votos en números absolutos. Lo que pasó es que quienes antes votaban al PSOE (muchos del 15 M y otros desencantados) esta vez no lo hicieron. Y yo tampoco lo hice. No me considero ni de derechas ni de izquierdas, prefiero verme como independiente, así puedo votar al margen de cualquier bloque, incluido el 15-M, con el que coincido en muchas cosas, pero no en todas.

jg riobò dijo...

¿Pasará algo?

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro, aqui en el "Barri", ya tenemos asambleas, continuamos.
Saludos cordiales.
Jesus

Asun dijo...

Ahora hace falta que los políticos encuentren un buen otorrino que les quiten los tapones de cera de los oídos que les impiden escuchar todo lo que ha pasado, porque me da la sensación de que siguen estando un poco (bastante) sordos.

Besos

Cornelivs dijo...

Coincido en gran parte de lo que dices, querido amigo, a proposito de lo que ha supuesto el 15 M, y sus posibles -y futuras- vicisitudes.

La pregunta es: ¿como encajarlo en el sistema democratico español actual?

No coincido en la negativa -a mi juicio apresurada- a la elaboración de un programa politico. ¿Por qué no?

Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Has hecho un buen análisis. También yo creo que, si no hay cambios significativos en la vida político-económico-financiera en España, la frustración seguirá instalándose entre nosotros y no acarrerá nada bueno. A ver si alguien ha tomado nota... Un abrazo, querido amigo.

Nieves LM dijo...

No sabes cuanto te agradezco esta entrada Pedro. Después de las cosas que leo por ahí, leerte es más que gratificante. El 15M no ha hecho más que empezar, las acampadas han sido parte, pero lo importante está en lo que queda por hacer en los barrios, entre todos.
Quiero disculparme por mi ausencia por aquí, pero precisamente por el 15M no tengo tiempo para mucho más. Estoy entregada a la causa!!! Muchos besos y no te olvido.

Aldabra dijo...

coincido en que lo que está pasando era de esperar y en que tendrían que haberse "disuelto" antes pero también creo que han sembrado una semilla, han regado un sueño dormido y eso no tiene precio.

biquiños,

Aldabra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
impersonem dijo...

Se ha dado el primer paso, queda por hacer todo el camino. Ese camino no se podrá hacer si no se ubica la acción en el marco de la posibilidad, sabiendo que lo posible, mientras determinadas reglas sigan vigentes, es la utilización de esas reglas en función de lo que se pretende... y no hay otra alternativa, aunque mi afirmación suene intransigente.

Quienes se dedican, desde la oportunidad, que no desde la ideología como cabe entenderla, al trabajo de la política, NO SE HAN ENTERADO DE NADA, siguen, r que r, instalados en un mundo, que por distante, está lejano del nuestro, haciéndose los despistados cuando no el muerto... nadie mueve ficha por miedo a que se la coman; nadie juega ninguna partida porque no quiere gastar sus triunfos hasta ver qué pasa; nadie dice nada porque tiene miedo a que detecten lo que realmente piensa; nadie dice dónde está, políticamente hablando, porque no quieren que le detecten y le vuelen su hábitat; y así, y tal vez de otras muchas maneras, creo que está el patio donde los recreos son cortos y la vigilancia alta.

Abrazos.