sábado, 18 de junio de 2011

El misterioso asunto de las relaciones personales


Nadie tiene la receta para que mejore una relación que se ha enturbiado en unas pocas semanas. Es curioso cómo a veces se intenta arreglar algo y termina estropeándose más y donde había complicidad ahora hay desencuentro. Y duele. Al paseante ahora le ha dado por meditar triste sobre estas cosas fijándose en las puertas del barrio viejo que lleva dentro.

39 comentarios:

enletrasarte dijo...

me surge algo así:
Amor que se distrae sin sentido
y deja quieta el alma en su reposo,
sea esa la mujer o sea esposo
tendrá alguno un amante prohibido
.
Si calla la mujer o bien su esposo
palabra que no cumple prometido,
habrá uno que amor llora en pena asido
y otro en oscura noche con su gozo...
.
A ruinas el casado, va enojoso,
por quien diera la vida para amar
ni vale triste llanto ni quimera
.
si esposa o si tal vez sea el esposo
dejados sin amarse y sin hablar
mejor es divorciarse y no sufriera.
.

un abrazo (hay algo de sintonía, ¿no profe?)

Lola dijo...

Mirarle a los ojos y preguntar ¿porque? y si no es posible llegar a un acuerdo dejar un kitkat en la relación para que esta no se estropee más....

Myriam dijo...

Si algo tan simple como debiera ser el hablar entre dos adultos no funciona, creo que hay dos alternativas: 1- "sentarse" y "esperar" a que las cosas vuelvan a su cauce y se des-enturbien. Como dice el dicho: "quien se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen". 2- O buscar el momento adecuado más adelante para volver a hablar.

Silvi (reikijai) dijo...

Todo pasa por alguna razón ...algo se debía aprender ...saca lo mejor del momento y sigue adelante.Besos.

Montserrat Sala dijo...

hago mias si ella me lo permite, las palabras de nuestra amiga Myriam. Sin quitar una coma.
Saludos cordiales.

Pilar dijo...

Imagino que el paseante se refiere a las relaciones personales amorosas, no a las amistosas o a las laborales o de otro tipo...
Sobre las amorosas...podría hacer una tesis, cualquier día la hago...
A veces es difícil la relación con uno mismo. A veces uno depositó toda su esperanza y toda su energía en alguien, por ejemplo, y esa persona no alcanzó eso que uno esperaba...Otras, a lo mejor nos engañó nuestro propio deseo de sentirnos amados, queridos, acompañados...y eso cegó lo que realmente la otra persona nos aportaba...Sí creo que con los años las relaciones son más complicadas, llevamos nuestras mochilas ya con muchas cargas...El amor, o mejor dicho el amor puro es a los veinte, después ya es difícil...Sobre este tema, que me apasiona, me cuesta escribir, me daría para una tertulia. Un abrazo fuerte, Pedro...

Pilar dijo...

Por cierto, esa puerta se la quita esa pintura que está seca, se la lija bien, y se la da dos o tres manos de pintura, y luego dos capas de barniz, y como nueva...
Ah, y si no, se compra otra y en paz!! Puertas, hay muchas...Otro abrazo, Pedro.

Juan Navarro dijo...

Quizá porque donde parecía haber complicidad había sólo una mala mano de pintura.

MariluzGH dijo...

La receta debe contar con dos ingredientes imprescindibles: intención de arreglar y humildad para pedir disculpas

dos abrazos y buen finde :)

Alimontero dijo...

Querido Maestro, vaya cómo las puertas te llaman la atención en estos días....diría que tienes un par por ahi por abrir...quizás el paseante desee restaurarlas y luego abrirlas de par en par....
Así pasa con las relaciones tambien!

un gran abrazo Pedro!

Ali

Asun dijo...

Se suele decir que dos no riñen si uno no quiere, y yo también diría que dos no arreglan las cosas si uno no quiere.
A veces un malentendido, una interpretación errónea de algo dicho o sucedido hace que nos ofusquemos, y el ofuscamiento es incompatible con la reconciliación.

Un abrazo

mojadopapel dijo...

Tienes razón no hay recetas...pero siempre podemos revisar actitudes ante el problema.

Julita Fernández (Profesora) dijo...

Puede ser un entorno laboral el que cree un desencuentro cuando el trabajo se quiere hacer muy bien.
Mi consejo es seguir haciéndolo cada día mejor.
¡Mucho ánimo!

São dijo...

Meu querido amigo, quando a cumplicidade se transforma ou se perde, difícil se torna salvar a relação...

Um grande abraço.

Merche Pallarés dijo...

Estoy con los comentaristas, especialmente MYRIAM, pero yo te voy a dar un truco más hollywoodense: regálale flores y poneros a hablar pausadamente. Generalmente funciona. Besotes amorosos, M.

Luis Antonio dijo...

Ni recetas ni autoeducación que valga.... El tiempo es la solución... Unas puertas se cierran y otras se abren..

Luis Antonio dijo...

Quería decir automedicación, claro...

Euphorbia dijo...

Puff... hay que ser muy buen restaurador para arreglar una puerta... no sé, dicen que lo de sentarse tranquilamente delante de ellas para recomponer la pintura que se haya descascarillado a veces funciona...
Lo de dejar pasar tiempo no lo veo claro, en muchos casos reseca más la pintura y luego no hay quien la lije.
Pero antes que nada, creo que vale la pena pararse a pensar si nos queremos dedicar a la restauración, puede ser un oficio muy duro y que las puertas que nos encontremos no tengan la calidad de madera suficiente que nos merecemos. Cuidado con los contrachapados.
Un abrazo

virgi dijo...

Ese barrio viejo que todos llevamos dentro y que a veces, tristemente, nos da con la puerta en las narices.
Tal vez los goznes estén irremediablemene oxidados.
Un fuerte abrazo.

Antònia Pons Valldosera dijo...

Pienso exactamente como Euphorbia. A veces puede ser divertido restaurar si la puerta vale la pena. Si está carcomida y la madera es de poca calidad mejor poner una nueva.
Un abrazo.

La Zarzamora dijo...

Cuando ya llevamos algunas puertas desconchadas, lo mejor es no restaurar nada, y esperar una nueva, reluciente y llena de vida.
Beos, Pedro.

La Zarzamora dijo...

Besos, quise escribir ;-)

Kety dijo...

"Si lloras por haber perdido el Sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas"

Sé que es dificil retenerlas en momentos duros.

Un abrazo

Esilleviana dijo...

no tengo la experiencia de todos tus comentaristas, pero el movimiento ha creado cierta desilusión porque no estaba lo suficientemente coordinado y con las ideas claras, acerca de cómo actuar. La puesta en común era: cambiar lo establecido, pero las recetas cada persona o pequeño grupo por separado tenían las suyas, sin tratarlo con otras asociaciones, grupos,...
esto también se puede trasladar a la vida personal, si no tienen algo en común, comparten opiniones y pareceres, es complicado actuar conjuntamente.

una excelente reflexión.

saludos

impersonem dijo...

Es que en esas relaciones, a veces, los puntos de encuentro no coinciden, y los ánimos se inquietan a la hora de establecer las rutas, las estancias, y quién elige y cuándo, y para qué, y por qué, y si tal, y si cual, y... todas esas emociones internas que, influenciadas por las cosas externas, rigen lo que hacemos y sentimos...

Abrazos.

aina dijo...

Esa puerta tan olvidada...necesita horas de dedicación.

Antonio Aguilera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio Aguilera dijo...

Cuántos desencuentros nos trae la vida!!

Por un momento he creído ser Pedro Ojeda II, desenconttraos andamos hoy...Y hay que correr con los preparativos para la manifestación de esta tarde en Priego. Hay mucha ilusión puesta..., aunque iré "desencontrao" tb
Piensa uno:"hubiese sido mejor haber permanecido callado"

El latir de muchos corazones al unísono nos llenará de alegría. Verás como sí. Un abrazo

Isabel. dijo...

Creo Pedro que te refieres a los últimos y desafortunados acontecimientos del 15-M. Pues bien, no hay porque desmoronarse por una "minoria" que pierde los papeles o unos cuantos que aprovechan cualquier ocasión para participar en actos que nada tiene que ver con sus ideas, simplemente los utilizan para sacar fuera su agresividad y mal hacer. Vamos a quedarnos con la esencia del 15-M lo que ha intentado transmitir y creo que ha logrado. Besos Isabel.

Hernando dijo...

Yo aún me estoy riendo, ahora resulta que los políticos además de ser, estómagos agradecidos, lameculos, prepotentes, resulta que también son plañideras. Como lloraban ante las cámaras y en el parlament català. Hay indicios que hubo unos cuántos que quisieron reventar el acto, para desacreditar el movimiento 15M, pero hoy vuelve a resurgir. Pedro la amistad, sincera y con complicidd nunca muere.

Gabiprog dijo...

Si se supiese trazar la frontera entre la sinceridad y el reproche nadie hubiera inventado la palabra complicidad.

Abejita de la Vega dijo...

He reconocido esos arañazos que surgen en las relaciones personales, de todo tipo, no tiene por qué ser una relación sentimental. Lo malo es que de tanto arañazo, se hace un agujero.

Besos domingueros

María dijo...

Me ha gustado mucho el comentario de Myr, me parece muy acertado.

Pero es cierto, cuando más queremos arreglar una relación, creo que la empeoramos aún más, por eso es mejor dejar que las aguas vuelvan a su cauce.

Un beso.

José Antonio (Joanimiko) dijo...

¿Por qué nos complicamos nosotros mismos-as? Hace unos días vi una película donde comentaba que nunca conocemos totalmente a una persona, menos conocemos como nos va a ir en una relación con otra.
Supongo que todo es no fijarse objetivos, …, lo que ata mata. ¿ese no será el truco?. ¡no se!.
Un abrazo y espero regresar pronto a tu blog, te tenía olvidado y eso que siempre paso buenos ratos por acá.

Aldabra dijo...

en un instante "todo" se puede desmoronar ante nuestros ojos, incluso a veces con la certeza de que nada podemos hacer.

tratamos de buscar la explicación que nos deje convencidos pero una y otra vez nos preguntarmos qué pasó, dónde dimos ese paso que nos separó de la otra persona.

y llega el momento de reconocer que hemos de decir adiós, porque no hay otra salida.

duele mucho pero con paciencia [esperando que llegue el olvido silenciosos] podemos conseguir salir del bache y continuar el camino con ilusión.

porque nunca hay que perder la ilusión, aunque nos equivoquemos mil veces.

biquiños,

jg riobò dijo...

Al cerrar una puerta se abren otras.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

La palabra es un efectivo 3 en 1, usada justamente, limpia corazones, elimina acritud y lubrica con la lágrima.

Es verdad, llegado el momento, que hay puertas falsas porque no se abren a nada, quizás nunca se abrieron; pero la reflexión, si ese fuese el caso, sería ¿qué espacio creíamos adivinar antaño detrás de esos marcos?

Cambiar de barrio es un ejercicio de movilidad, que nos abre al mundo y recupera en nuestra memoria puertas artesanales y puertas que estuvieron siempre abiertas, también puertas que por suerte no cruzamos nunca.

Suyo, Z+-----

Paco Cuesta dijo...

Tratamiento o cirugía. He aquí el dilema.

Isabel Huete dijo...

A veces nos empeñamos en llevar la carreta por el lodazal hasta que llega un punto en el que ya no puede avanzar más, sin pararnos a pensar que que podemos elegir otros caminos que atraviesan los campos de hierba fresca.
Un beso grande, amigo.