lunes, 6 de junio de 2011

Cuatro del Apocalipsis


Canto esperanzado: Eran cuatro y todos ellos siniestros. Pasaron uno detrás de otro por la población. Lo que no sabían es que al diezmarla, la hacían más fuerte.

29 comentarios:

Juan Navarro dijo...

¿Sabía la población de su fortaleza? Las mayores derrotas las infrige la ignorancia.

Lola dijo...

Hasta las hormigas cuando se las pisa se levantan....

Isabel Romana dijo...

Desde luego la humanidad es muy resistente... Un abrazo, querido amigo.

J. G. dijo...

Siempre los menos pueden con los más tiene más formas, métodos, sutilizas, y están entre ellos, entre nosotros, nosotros somos ellos luego.

São dijo...

O que me preocupa é que a ignorãncia campeia e isso acaba por infligir derrotas a quem a tem.

Besos, amigo mio.

MariluzGH dijo...

Y aquí seguimos sobreviviendo a nosotros mismos

un abrazo :)

Spaghetti dijo...

Solo tres eran siniestros, el del caballo blanco era el arquero de la Victoria a quien es difícil de identificar entre los cuatro rostros que presentas. Quizás sea la victoria final sobre el Hambre la Guerra y la Peste o quizás sea el más cruel por condenarnos a la vida. Habrá que repasar el libro de las Revelaciones.

Euphorbia dijo...

Menudos grafittis nos pones...
Esperemos que no triunfen los jinetes, pero habrá que seguir luchando para que no lo hagan.

Sudeste dijo...

Tenemos, como humanos todo el poder,a veces mal utilizado...los jinetes pasaron de largo.
Un placer leerte.
Saludo.

Marina dijo...

Y más sabia, croe yo.
Besos de fin de curso.

jg riobò dijo...

Miedo en el cuerpo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Se quedaron con sus cuatro caras...

enletrasarte dijo...

Letras inteligentes, que seducen la esperanza, que revelan que están atentas...
Un abrazo solidario

Aldabra dijo...

los humanos [casi siempre] nos crecemos en las desgracias.

biquiños,

Delgado dijo...

¿Qué pensaría quien lo pintó? Al final solo los más fuerte lo consiguen. Muchos compañeros acaban sucumbiendo en la titánica lucha del crecer, otros simplemente prefieren apartarse a la calzada.

Gabiprog dijo...

Ganarás, pero no convencerás... Me gusta recordar esta frase. Indica quién de verdad es el vencedor.

Abejita de la Vega dijo...

Todo lo que no mata, fortalece.

El Gaucho Santillán dijo...

Adhiero completamente al comentario anterior.

El problema es cuando te acostumbras.

Un abrazo.

Montserrat Sala dijo...

la piel se va curtiendo, a baso de golpes y de traiciones. Se hace mas fuerte, mucho más dura.
Saludos profesor.

Myriam dijo...

Ya te contaré otra historia sobre 4 jinetes que de siniestros nada tenian pero que de los 4 confines de la tierra se reunieron para dar el último adios a quien los engendró ( cuya mente había partido hace 3 años pero su cuerpo se había resistido hasta ahora).

Un beso

Merche Pallarés dijo...

Los cuatro jinetes del Apocalípsis cada vez están más cerca... Veremos quién vence a quién. Besotes ecuestres, M.

La Zarzamora dijo...

Un precioso graffitti, y con esos jinetes cabalgando hasta el despertar de las conciencias.
Besos, Pedro.

elisa...lichazul dijo...

ellos vendrán una y otra vez , pero el hombre común sabe enfrentarlos
sabe reconocerlos, sabe relegarlos a su lugar

besos Pedro

Asun dijo...

Es lo que tiene el ser humano, que cuando las adversidades hacen mella saca fuerzas ni se sabe de dónde.

virgi dijo...

Es increíble la de recursos que tienes.
Un abrazo

Ana María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana María dijo...

Hay que procurar que cuando cabalguen NO nos asfixie el polvo que dejan a su paso.
Un abrazo

Ele Bergón dijo...

A lo largo de la historia siempre ha sido asi y asi seguira´ siendo.

Un abrazo

LUz

impersonem dijo...

Depende, pues no será más fuerte si tambien diezman, en la misma proporción o, como suelen, con desproporción sus recursos...

Abrazos.