lunes, 2 de mayo de 2011

Venganza


Qué diferente es la justicia de la venganza. Tanto que nunca se cruzan en el mismo camino aunque a veces pueda parecerlo. La primera sigue el más difícil, por eso es tan extraño encontrarla. La segunda ignora, tozuda, las enseñanzas de la historia.

42 comentarios:

Myriam dijo...

Primero: La foto es extraordinaria.

Segundo: Si, como se olvidan las enseñanzas de la Historia. Es lo primero que pensé al ver la noticia y que propicio tan cerca de las próximas elecciones en EEUU. Hasta pensé, en un principio, que se lo habían inventado.

Lola dijo...

No soy capaz de añadir nada a tus palabras.... Besos

Isabel Romana dijo...

Terrible escuchar las felicitaciones de los mandatarios por el éxito de la operación. Parece que a nadie le extraña ese modo de actuar y, por el contrario, lo encuentran justificadísimo.
Un abrazo, querido amigo.

Jan Puerta dijo...

Desde que tengo uso de razón la venganza se vende como justicia y esta, a veces como una simple venganza.
Mas paradojas de esta existencial vida.
Un abrazo

Pilar dijo...

no sé qué pensar de todo esto, no me he atrevido en todo el día a manifestar mi alegría por lo que ha pasado...
soy incapaz, y no sé si explicar esto es irresponsable
esto es muy complicado
sea lo que sea, a pesar de que a veces me cuesta creer en la justicia, desde luego no creo en la venganza ni en el odio...
y desde luego como cristiana, menos, realmente es así, ....
en fin, me cuesta explicarme en todo esto...

Asun dijo...

Hay cuestiones relativas a esta noticia que resultan muy extrañas.

Según parece la fotografía que la agencia Associated Press ha difundido era un montaje.

También resulta cuando menos raro que el cadáver sea lanzado al mar con tanta premura.

Son cosas que hacen dudar de la veracidad de la noticia.

ManDrag dijo...

Aos EUA lhes falta a sabedoria profunda que apenas a longevidade da história pode ensinar.
Foi apenas mais um pormenor sangrento num longo e tristemente encarniçado percurso de ódio e morte.

Salutas!

MARIAN dijo...

La violencia genera violencia ¿cuante gente a muerto hasta que han dado con este hombre y lo han matado?¿a merecido la pena? ¿qué repercusiones va a tener? más violencia ¿cuando aprenderemos a utilizar esa supuesta inteligencia que tenemos?
un saludo
Marian

María dijo...

Violencia, venganza, odio, guerras, poder... sentimientos negativos en la vida que destruyen.

Un beso.

Silvi (reikijai) dijo...

Demasiadas lecturas,sin palabras Besos.

MariluzGH dijo...

A estas alturas de todo no creo que se hayan inventado la noticia... personalmente hubiese preferido una captura y un juicio por crímeens contra la humanidad y así mismo lo expresé esta mañana cuan oí la noticia

abrazos, Pedro

São dijo...

Os EUA vingaram-se e cometeram algo repugnante : massacraram toda a gente que se encontrava com Osama.

Além disso, atirarem o corpo ao mar não se coaduna com o cristianismo que os EUA dizem professar tão ardentemente!

Um abraço cerrado, meu querido Pedro.

parce dijo...

¿No les parece que hay algo perverso cuando celebramos la muerte de alguien por muy perversa que fuera esta persona?

La Zarzamora dijo...

No sé qué pensar de todo esto todavía.
Ahora justicia y venganza no son buenas compañeras, como bien dices.
Besos, Pedro.

Gabiprog dijo...

El asunto más importante de que la justicia sea ciega es saber quién y cuándo le han puesto la venda en los ojos...

Hernando dijo...

Cuánto teatro de vodevil, madre mía, antes en el lejano oeste, a los malhechores se les metía un tiro de plomo, y yacían colgados, ahora rápidamente se les oculta en las profundidades de los mares. La gente ha salido a la calle, a festejarlo, tan miopes siguen siendo?
Hay diferencias entre Busch y el Obama? Venganza, justicia han perdido todo el poder de su significado. Con esta venganza-justicia se ha acabado el terrorismo?
Cuánta mediocridad y los días pasan dejando cicatrices tatuadas en nuestros cuerpos.

Natàlia Tàrraco dijo...

"Mia será la venganza, ojo por ojo y diente por diente" la venganza es un plato que se sirve frío...así desde el Génesis, y la Justicia es ciega, diría que muda e invisible.
Besito amigo mío.

José Núñez de Cela dijo...

Justicia y Venganza como conceptos intercambiables, dependiendo de la perspectia, la intención o la manipulación.

En realidad hay muchas diferencias entre ambas, pero en la sociedad de los USA están muy imbricadas, allí ( y en otros lugares) la muerte es una forma de justicia administrada.

Verónica dijo...

Y eso que se nos pasa por alto que quien nos lo comunica , es el Sr al que le dieron el Nobel de la Paz , el mundo está al revés o soy yo ?

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

Lo que menos interesaba a EEUU, a la “Democracia” y a la “Justicia Internacional” (que no honrada ni ejemplar), era apresar a Bin Laden y someterle a un juicio con luz y taquígrafos (demasiados Top Secret que los hombres de bien no merecemos saber), mucho menos encarcelarle y mantener ese rescoldo al rojo y humeante en sus fronteras y entre rejas.
Matarle y lanzar su cuerpo en un cofre sellado (seguro que con baliza GPS) al mar (exactamente en Fondo de Bikini con Bob Esponja) habrá pensado la inteligenzia-Plankton USA, después de un macabro “brain storming” que era la mejor terapia frente al enemigo, es decir, humillar y eliminar el cadáver como residuo radiactivo tóxico. Por suerte, las prácticas caníbales de la Melanesia ya se abandonaron, sino habrían sido aplicadas en este caso, recuérdese; comerse el cadáver del prisionero vivo o muerto, con tenedor ceremonial y públicamente, para humillar al enemigo hasta en su alma y así evitar que su tribu pudiese venerar su espíritu.

En España, hemos visto declaraciones de nuestros dirigentes triunfalistas, a favor del asesinato de estado de Bin Laden, justificando que el fin, bien vale los medios, y así lo acaban de aplicar en otro ámbito democrático nuestras instituciones, al rechazar las listas de la coalición electoral de Bildu, por temor los partidos mayoritarios (PSOE-PP) a perder el poder en Euskadi en favor de los partidos independentistas y de la posible injerencia de ETA en la política.

Ya no le basta al Estado de Derecho la negación de la violencia de ETA por parte de los partidos que concurran, ahora necesita la tan hispana aunque terrible, limpieza de sangre de sus candidatos, o en su valor analógico, el ser cristiano viejo (demócrata viejo).

Ningún vasco inteligente y con memoria entenderá, el porqué del doble rasero, en esa interpretación tan cicatera del derecho, cuando la derecha democrática española y centro, se fundó con partidarios declarados (bajo juramento) de la mayor dictadura criminal de la historia reciente de España.
Habiendo tenido que transigir en nuestro forzado (no olvidemos que el ejercito de entonces y sus mandos no fueron depuestos ni entregaron las armas) consenso democrático con un padre constitucional, hoy ex-diputato, senador y ex-presidente de Galicia, don Manuel Fraga Iribarne, sin duda un chaquetero, que comió y bien, de las manos de su amo y siguió en su momento a pie juntillas las consignas de un dictador, militar, asesino y fascista. Y no hablemos del Rey, porque su figura es la antítesis de la Democracia.

Esperemos que el Tribunal Constitucional razone superando los prejuicios del siglo XVII y ganemos en nuestra baja democracia algo de coherencia.

Suyo, Z+-----

Ana dijo...

Al margen de lo sucedido con Bin Laden, obviamente, ser objeto de una venganza y llevarla a cabo no es lo mismo. Celebrar la muerte de una persona es lo más extraño que podría hacer otra persona. En mi opinión, la venganza nos aleja de la honorabilidad con uno mismo; ¿hasta qué punto soy justo vengándome? Sé que no es más justo que otro tenga inmunidad para causarnos un mal, pero ¿qué acción podríamos ejecutar para subsanar un agravio sin perder el norte de la probidad, sin cometer el mismo acto que censuro en él? Soy una persona circunspecta, que razona antes de pasar a la acción, pero poseemos ―qué duda cabe― ese, llamémosle instinto, que nos mueve a la acción en determinadas circunstancias. Con vuestro permiso pondré un ejemplo: Tenemos un hijo, alguien le ocasiona un gran daño... ¿nos vengamos? Es verdaderamente un asunto que tal vez razone desde un determinado punto de vista, y llegado el caso reaccionara de la manera contraria. Quiero pensar que sería justa y no vengativa, pues la venganza nunca me ha parecido justicia; tal vez la diferencia radique en cómo nos provoquen. Uf.

Ana dijo...

... pero, volviendo al tema de la noticia, poner "en bandeja" a un mártil ―pues es lo que han hecho actuando de ese modo― es la peor y más precipitada decisión que podían haber tomado el puebño americano... bajo mi punto de vista.

SAUVIGNONA dijo...

MMMM BUENO te dire que yo no salgo de la cahcetada al payaso imaginate que una definicion de justicia y venganza no seria muy acertada de mi parte...

lo que te leo es que es muy acertado en lo que definis vos...y tanto que me hubiese gustado decir algo parecido...

me gusto mucho esta definicion...

besines pedro

SAUVIGNONA

Euphorbia dijo...

¿Justicia? Creo que hay demasiadas varas para medirla tanto en el exterior como en nuestras fronteras. Como dice el Sr.de la Vega, lo de Bildu es un buen ejemplo. Demasiados intereses dentro de una justicia que debería suponerse ciega.

Me gustó mucho la foto.

pancho dijo...

No siento ningún tipo de remordimiento por la desaparición de un tipo que no tuvo reparo alguno en desventrar tres trenes de cercanías en hora punta y mandar al más allá a doscientos trabajadores de golpe. Ni a tres mil inocentes de otro.

Gelu dijo...

Buenas tardes, profesor Ojeda:
Preguntas:
¿Quiénes aplican la justicia?.
¿Son justos?
¿Dónde lo han demostrado?
¿Pueden enseñar sus historiales?
Queremos saber. Queremos documentación. Queremos pruebas. Estamos en el siglo XXI.
Tenemos hemerotecas, y memoria.
No creo en la justicia que aplican hoy los que dicen leer folios y folios, precipitados y disparatados.
RESUMEN: No creo en la justicia, que sólo aparece con grandes letras en los edificios donde debiera haberla-
No creo en los poderosos que sólo son hombres de paja, de quienes mueven los hilos del mundo. Es decir el dinero.
Y desde arriba para abajo, lo mismo, desde los más grandes a los pequeños, siempre ocultando pruebas y haciendo TRAMPAS.
GRAN SOCIEDAD DE LA MENTIRA.

Saludos.

elisa...lichazul dijo...

justicia o venganza...depende del lado de la vereda en que pises

el hombre siempre ha intentado llegar a concensos, pero siempre quedan brechas de entendimiento que superan las pruebas y
la subjetividad entonces, se hace patente

besos Pedro y tira pa'rriba en la semana:)

Mª Antonia dijo...

Querido Pedro:
No sé en qué mundo vivimos, pero estoy segura de que la violencia siempre lleva consigo más violencia. Ben Laden es la punta del iceberg y siento verdadero pánico cuando pienso en las posibles consecuencias. El fanatismo es la peor enfermedad.

Un abrazo y todo mi apoyo en estos momentos difíciles.

Luis Antonio dijo...

Aplicar la justicia con todas sus limitaciones dignifica. La venganza genera venganza y, además, no enseña nada.

Merche Pallarés dijo...

Estoy con el SEÑOR DE LA VEGA y GELU. No me creo NADA. Todo es una cortina de humo para tapar ¡qué sabemos! otros tejemanejes mucho más trascendentales. Es como cuando pillan a un barco lleno de droga (gran despliegue mediático) mientras desembarcan cuatro más... Estoy harta de los medios que, aparte de los politicastros, también nos toman por idiotas. Ya ni "El País" me llena. Besotes descreidos, M.

Ele Bergón dijo...

Siempre es mucho mejor la justicia que la venganza de eso no hay duda. Incluso en este caso.

Un abrazo

Luz

virgi dijo...

Para empezar, la foto es impresionante. Veo luz y sangre.
Y es la metáfora de lo que nos queda por vivir. De una parte, el fogonazo que nos impacta, de otra el sendero que se acerca. Ojalá no.
Todos los valores que figuran en nuestra sociedad son tan relativos como la propia vida, según quién la viva, quién la cuente, cómo, dónde, cuándo...

MIMOSA dijo...

En cuanto a la noticia, aún me estoy planteando la veracidad de la misma.
Un cuanto a diferenciar entre justicia y venganza, hay quienes han creído conveniente tapar lo uno con lo otro.
Besos Pedro

Spaghetti dijo...

No me alegra la muerte de ningún ser humano. Lamento profundamente la muerte de hombres mujeres y niños, sean terroristas, esposas, hijos o nietos de dictadores. No quiero ser responsable de más asesinatos por venganza o por una guerra que me obligan a financiar con mi dinero. Me niego a pagar al que mata porque eso me hace su cómplice. No mas muertos. No mas dinero para la guerra.

Neogeminis dijo...

Es por eso que la justicia nunca puede provenir de las víctimas. Hace falta distancia del dolor que el agravio ha producido.
Un abrazo.

Carmela dijo...

Debería haberse implementado la correspondiente justicia. Matar a un hombre desarmado que se resistió... Por qué no haberlo juzgado según la ley?
Acaso después de este hecho surgirán consecuencias que desatarán otras muertes.O es una estrategia para justificar una postura que, tal vez, no tiene justificación...
La imagen : Impacta.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora Merche, veamos, yo estoy obligado a creerme todo lo que me dicen los medios y gobiernos del supuesto asesinato del presunto criminal Bin Laden, en una acción rocambolesca teledirigida desde la pintada Casa Blanca de puro blanco; porque en caso de no hacerlo [crédulamente], de mi mente surgirían alternativas literarias nada tranquilizadoras:

Supongamos los dos (Usted y yo), que sea real que detectan al enemigo público nº1 de USA y Occidente, (algo que sinceramente yo creo, aunque otra pregunta abierta es ¿por qué tardaron tanto?, ¿conveniencia estratégica para ocupar países, inutilidad de la CIA, o realmente tenía el Don de la evasión como Mortadelo?).

Si los peliculeros americanos hubiesen querido simular su captura se hubiesen ido a las montañas Afganas y a una cueva subterránea, mucho más cinematográfica que una urbanización residencial a las afueras de Islamabad en Pakistán asaltada por los foca (SEAL) de la Navy, además no solo debe ser creíble para nosotros sino para los seguidores de Osama y Obama.

Bien, Bin Laden estaba allí. Lo creemos por el momento y aceptamos la premisa; dicho esto imaginemos literariamente que:

Yo soy el presidente Obama, y mis servicios de inteligencia me proponen lo siguiente:

1 ¿bombardeamos su guarida-chalet y a todo el vecindario?
2 ¿entramos en plan Los Hombres de Harrelson?
3 ¿esperamos que salga a pasear el perro, y le decimos que está detenido?

Supongamos que Obama o sea yo, como soy premio Nobel de la Paz y no del todo tonto, decido la opción 2, ante ello, mis matones condecorados de las fuerzas armadas de la Guerra me proponen lo siguiente:

1 ¿le disparamos sin decirle hola?
2 ¿le atrapamos vivito y coleando?
3 ¿a lo que salga?

Supongamos que como Obama o sea yo, no lo tengo claro, y no me considero infalible como el Papa, solicito 'el comodín CIA', para preguntarles su experta y psicopática-paranóica opinión sobre estas cosas, a lo cual la CIA me expone a su vez diferentes escenarios:

1 Le matamos salga lo que salga, le metemos en una urna de plomo que lanzamos a un lugar secreto del fondo marino que solo nosotros sepamos.

2 Le atrapamos vivo y considerando que Bin Laden, es un excelente agente de la CIA y en base a los servicios prestados durante décadas, le damos lo prometido (100 millones de dólares) una identidad nueva, un cargo como asesor en la FED y decimos que Osama Bin Laden ha muerto, también, que le metimos en una urna de plomo que lanzamos a un lugar secreto del fondo marino que solo nosotros sabemos.

3 Le atrapamos vivo, decimos que se nos murió en el acto y así podremos torturarlo indefinidamente con las técnicas más inimaginables posibles para cualquiera, menos para nuestros torturadores, y con ello sacar toda la información que solo el nº1 de Al-Qaeda (pero también excelente agente al servicio de la CIA) puede saber; y llegado el momento que se nos muera bien exprimidito, igualmente le metemos en una urna de plomo que lanzamos a un lugar secreto del fondo marino que solo nosotros sepamos.

Obama esta vez, o sea yo, con terror a equivocarme juego mi última carta y pido 'el comodín de la opinión pública americana', y mi asesor en manipulación pública, me informa:

-sea lo que sea Señor, nuestros conciudadanos necesitan dormir con su sed de venganza saciada, con la justicia de la pena capital ejecutada y sin el miedo de ver a un Bin Laden zombi o glorificado saliendo de su tumba, así que haga lo que haga, dígales a nuestros patriotas, aliados y enemigos, que a Bin Laden le metimos en una urna de plomo y que le lanzamos a un lugar secreto del fondo marino.

Entonces, tanto yo, como Obama supimos lo que hacer, aunque seguro que la realidad mi Señora Merche, supera mi ficción.

Suyo, Z+-----

mojadopapel dijo...

Qué buena reflexión!!

Aldabra dijo...

pues yo celebro su muerte, sinceramente, una ¿persona? tan despreciable no merecía respirar el mismo aire que respiramos muchas personas honradas.

biquiños,.

Erebus dijo...

La justicia es el empleo legítimo de la violencia y de la coacción por parte de quien normalmente le es legítimo ejercerlos: el Estado. Es decir, la justicia, si no separamos la función reparadora de la función punitiva no es más que una venganza legítima. Lo único que la separa a veces de una venganza cruel y descarnada es la utilidad y el derecho.
¿Se ha hecho justicia matando a Bin Laden? ¿Ha sido tal vez una simple venganza, largamente buscada? Qué se yo. Tal vez hay un terreno donde estas palabras ya no valen nada, y en el que la única frase con sentido es: "Obedecer las órdenes". Una excusa más, pero quizás ni justicia ni venganza, sino algo incluso más sórdido.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

Recordaba ésta entrada suya y mis experimentos mentales de posibles opciones (todas criminales) para el presidente Obama frente a Osama.

Curiosamente en este mes de agosto ha ocurrido un hecho de guerra, que ha ido variando según las noticias se aclaran.

Primero 38 militares entre americanos y afganos, (dijeron que eran de la OTAN), murieron (dijeron que en un accidente) al estrellarse un helicóptero.

Resultó con el pasar de los días, que eran fuerzas especiales del ejercito americano en misión también especial, curiosamente muchos de ellos miembros de un comando SEAL (¿recuerdan los foca?) que perdieron la vida, en algo que finalmente no pareció un accidente, sino que un talibán que pasaba por allí disparó al aire al helicóptero (así leí algún artículo).

En USA el caso se declara secreto y no se ofrecen datos ni nombres de muertos (algo difícil porque algunas familias de los fallecidos hablan).

Hace casi una semana la OTAN, declara haber matado en una operación especial de ataque y bombardeo, a todos los miembros de los talibanes que habían derribado el helicóptero americano. También resulta que 22 de los muertos (30 americanos) pertenecían al comando SEAL (fuerzas especiales Navy) desde el primer momento muchos periódicos e investigadores, puntualizaron que el equipo SEAL era el 6 (algo que ahora parece confirmado, aunque primero se negó), es decir el equipo que mató a Osama Bin Laden, y otros incluso aventuran que han muerto justo en este derribo, todos los SEAL que habían participado en esa operación supersecreta y de la que todavía quedan tantas dudas en el aire sobre la muerte (o no) del terrorista enemigo de USA y el mundo nº1.
[vídeo de noticia OTAN]

En fin, muertos lo que mataron supuestamente a Osama, y muertos los que han matado a los que supuestamente mataron al supuesto muerto. Ya podemos dormir tranquilos.

Luego se quejan los racionales analistas de política y guerras, que exista conspiranoia en el mundo.

Un cordial saludo,

Suyo, Z+-----

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Querido SR. DE LA VEGA: la verdad es la primera víctima siempre en la política. Incluso cuando no hay guerra.