sábado, 14 de mayo de 2011

Europa y el miedo


Fomentar el miedo siempre da malos resultados a largo plazo. Acceder al poder alimentando la xenofobia y el desprecio a aquellos que no son nosotros solo porque nacieron unos quilómetros más allá es jerarquizar los valores para un futuro chato. La hipocresía de las últimas decisiones políticas de los gobernantes europeos solo se entiende por el cortoplacismo electoral: ganar votos a costa de lo que sea o impedir que los ganen los contincantes políticos. El político europeo tiene un horizonte vital de apenas dos años y no puede permitirse ser un estadista de mirada larga.

Pedimos a los inmigrantes que estén para ayudarnos en el sostenimiento de la economía y nuestro bienestar pero que no se note su presencia; que abandonen sus credos, costumbres, lenguas y forma de vestirse nada más cruzar la frontera y acojan los nuestras porque sí como si nosotros, además, fuéramos de una única manera; que se integren pero que vivan apartados de nosotros y que no tengamos que cruzarnos con ellos en las escaleras de nuestras casas o en las aulas de nuestros colegios; que vengan solo aquellos que nosotros queramos mientras saqueamos sus países o permitimos que sus líderes lo hagan con nuestra protección dejándolos en la pobreza; les vendemos tecnología desde la que pueden ver cómo vivimos nosotros pero no les permitimos vivir de la misma manera; nos soprenden que sus movimientos revolucionarios pretendan igualarse a nosotros y nos da miedo que echen abajo la falsa estabilidad internacional que habíamos conseguido financiando gobiernos corruptos; les culpamos de la extensión de enfermedades que creíamos erradicadas en los países que habitamos pero no favorecemos que nuestra industria farmacéutia fabrique y venda en los suyos las vacunas a un coste razonable para sus economías. Cerramos los ojos cuando mueren a cientos en el mar intentando cruzar los pocos quilómetros que separan sus costas de las nuestras pero necesitamos que vengan para que sean nuestros jardineros y cuiden a nuestros ancianos con sueldos miserables y sin un contrato que pueda darles derechos.

Si Europa se instala en el miedo, el miedo dará paso al odio: primero hacia el que procede de fuera de Europa; después al que es europeo pero menos europeo que nosotros; después al que, sencillamente, piensa diferente a como pensamos nosotros. La historia nos enseña dónde acuden las sociedades que viven así en un momento de crisis del sistema parlamentario.

29 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Tienes toda la razón.
La política xenófoba francesa en contra de los roms fue una vergüenza para quien se dice regentar el país de las libertades y los derechos humanos. Pero así se recogían votos de la extrema derecha. No hay dignidad ninguna en esos casos y hay que decir hasta aquí llegamos en las urnas por lo menos.

Besos, Pedro.
Un excelente post que daría para un debate más a fondo pues abordas numerosos temas.

São dijo...

Creio que a Europa está retrocedendo muito e depressa.
Assusta-me o avanço da Direita e e a falta de respostas da Esquerda.

Cada vez mais me parece que a união Europeia se desmorona a olho nu.

Fuerte abrazo, querido amigo mio.

MariluzGH dijo...

Estamos repitiendo peligrosamente pasos ya dados en otros tiempos, no tan lejanos...

abrazos, amigo Pedro

Anónimo dijo...

El miedo: he ahí el quid de la cuestión. Desde el origen de los tiempos,el que controlaba (o creaba) el miedo ajeno —a la muerte, al más allá, a los dioses del bosque, a la peste, a los enemigos, a los espíritus de la noche, a los tipos que vivían al otro lado de la montaña— tenía asegurado el poder. Las cosas no han cambiado tanto, y los políticos europeos actuales, con sus trajes de Armani, siguen operando como los gurús y los chamanes del neolítico, sabedores de que la mayoría somos una pandilla de gallináceas asustadizas que corren acojonadas ante cualquier espantapájaros que planten en mitad de su corral. Y las pocas águilas que quedan, como las de verdad, no tienen nada que hacer. Sólo los buitres tienen el terreno abonado.

ManDrag dijo...

Muito perigoso quando a história parece recuar.
Como pode uma sociedade, que ganhou e afirmou a liberdade, voltar a um nacionalismo reaccionário?

Salutas!

Neogeminis dijo...

Duele ver que rápidamente se olvidan los errores y las barbaries cometidas por la xenofobia y el racismo.
Por algo se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Buen post. No sé dónde y cómo va acabar Europa... Miedo me da el derrotero que están tomando los politicastros, por eso, ahora más que nunca, los ciudadanos deberíamos salir en tromba a la calle para que se enteren de que la mayoría no estamos de acuerdo. No os olvideis de salir hoy a las 18:00. Besotes intranquilos, M.

Spaghetti dijo...

Soy un inmigrante en USA más parecido a un marroquí en Tardajos que a cualquier ciudadano en su tierra. No me siento extraño aquí ni siento el cacareado desprecio de los oriundos, a pesar de portar el lastre cultural y la marca de identidad de haber nacido fuera. Tampoco he realizado grandes esfuerzos de integración (aunque debiera hacerlo)miro a los ojos de frente, no soy menos que nadie aunque no tenga los mismos derechos legales.
Sueño con que un día el mundo no tenga fronteras, y todos tengamos los mismos derechos y las mismas obligaciones, pero se convierte en pesadilla solo con imaginar que habría un único gobierno global.

Euphorbia dijo...

Esta tendencia de los políticos de vivir obsesionados por los resultados electorales en lugar de mirar a largo plazo por el bien general es uno de los peores lastres de la democracia actual y que afecta a todo, emigración, educación, terrorismo... un desastre.

Sociedad de Diletantes, S.L. y Casilda García Archilla dijo...

Por todo esto y mucho más yo también me manifestaré esta tarde a las 18 h. Al menos que sea una catarsis de tanta rabia y asco que no estamos tragando, indignados e impotentes.

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Maese Pedro, esta como otras cuestiones politicas bienen de lejos de muy lejos, ahora se remarcan mucho mas y es que sin lugar a dudas el personal se esta dando cuenta (gracias a Dios), de la gran farsa que representan los politicos y sus intereses, no obstante todavia tenemos muchas y grandes asignaturas pendientes, por eso debilitan los derechos mas necesarios, amparados en leyes , recortes y miedos.
Se hicieron fronteras, se diferenciaron las clases, las religiones no se ponen ni se pondran de acuerdo, las catastrofes naturales y sus consecuencias, sin querer actuan sobre lo economico, pero no de una manera concienciadora, mas bien y debido a la cultura que se imparte como un mal futuro y por ende, salvese el que pueda, el que puede piensa:
"Ande yo caliente... que les den"..
Quisiera ser menos lerdo y menos esclavo de esta sociedad consumista, por lo que sigo creyendo en mis sencillos analisis que todo lo que sucedio y sucede se ampara en lo economico y con grandes errores por egoismo y vanidad.
Los grandes capitalistas, los intermediarios, los poderes facticos, Las grandes guerras, la incultura, etc...Todo ello partio de este Continente Europeo viejo y acomodado, hoy por hoy el estado del bienestar no esta en los pueblos y en sus gentes, lo disfrutan unos cuantos y no quieren bajarse del burro.
Saludos muy cordiales.
Jesus
¡ah!,,Que los Dioses nos protejan.

Txema dijo...

Pedro, el miedo es el peor enemigo de la libertad y la convivencia.

Pero, tal como se desarrollan los hechos, resulta evidente que el miedo es el vencedor porque se sustenta sobre la ignorancia, tan dañina como el miedo.

Un saludo

Ele Bergón dijo...

Queremos a los emigrantes para utilizarlos y no pensamos que solo son personas que han nacido en otro lugar distinto al nuestro.

La forma de dominar a las personas siempre ha sido y es el miedo. Los poderosos lo saben muy bien.

Un abrazo

Luz

Myriam dijo...

Suscribo a cada una de tus palabras. El miedo lleva al odio indefectiblemente. Es hora ya de cambiar el discurso.

Un beso

Hernando dijo...

Es terrible, les acusamos de traer enfermedades que creíamos enterradas (sarampión...etc.) les acusamos de nuestra infelicidad, de que nos quitan los puestos de trabajo, y la verdad que solo les damos los que no queremos. Nos creemos superiores, y no nos damos cuenta que son seres humanos, que sufren, que necesitan amar, que piensan.
Luego está la política, que por un puñado de votos, no les importe sembrar la semilla del odio en la sociedad.

Lola dijo...

El miedo paraliza o te hace saltar y este arrebato puede quitar vidas..... No al miedo y si al dominio de la razón aunque a veces esta no sea la más adecuada.

Asun dijo...

Asusta ver las tendencias que van cobrando fuerza en Europa.

virgi dijo...

La historia es cíclica, desgraciadamente volveremos atrás y cuando no lo veamos, quizá, tal vez, es posible, no sé, ojalá...recuperemos la humanidad.
Besos, Pedro.

MIMOSA dijo...

Si miramos atrás, nuestra historia es repetitiva, pero parece que el tiempo no ha servido para aprender de todo lo que en ella fue sucediendo. Cambian los caracteres, los escenarios, la palabrería, pero seguimos estancados en ciertas materias en el mismo sitio.
Qué triste realidad la que llevamos!!
Tu post, una vez más, es excelente, profundo y reflexivo.
Besos a raudales.

PD: Se que te sumaste a la iniciativa, dejé comentario pero se borró, también quise poner tu post de enlace pero no pudo ser con los problemas que ocasionó blogger, no obstante, tras haberse reestablecido el servicio, te pido permiso para enlazar tu entrada.
Besos Pedro.

Paco Cuesta dijo...

Sólo podremos, salir de ese miedo con diálogo, convivencia, comunicación y participación en costumbres y hábitos culturales.

Martine dijo...

Fantástico Post el tuyo, Pedro, lo suscribo desde la primera hasta la última linea..este etnocentrismo que tanto daño ha hecho, esta falta de memoria en cuanto a recordar que si Alemania, Francia llegaron a ser lo que son ha sido gracias a estos trabajadores venidos de otros lares, la falta, de empatia, este populismo alimentando a los más bajos instintos del ser humano..en las municipales en BCN se está luciendo con este discurso la señorita Camacho.. Sí, Pedro has analizado a la perfección esta realidad, triste realidad..

Un beso para tí, para todos.

Silvi (reikijai) dijo...

Excelente...en la historia la respuesta.inda semana.Besos..

elisa...lichazul dijo...

yo pienso que ese miedo y ese resquemor y esos nacionalismos, hace mucho que están instalados en esa parte del mapa, Pedro, es más creo que siempre han estado, pero han sido maquillados con ideas de globalización y de integración a conveniencia
y lamentablemente no es solo cuestión de Europa, sino del género humano en sí mismo, somos especie territorial, belicosa y desconfiada
somos especie de guerreros listos para la batalla

besos Pedro y buen fin de semana

Abejita de la Vega dijo...

Miedo, explotación, hipocresía...
El portal de mi casa está siendo reformado. Ayer, un emigrante eliminaba el gotelé, el peor trabajo y en sábado. La imagen de es ecuatoriano trabajando solo, otros días son varios, me dio que pensar.

Besos

pancho dijo...

Cuando los inmigrantes venían a ocupar puestos que los paisanos no queríamos, la intolerancia con ellos, mal que bien, se sobrellevaba. Ahora que las tasas de paro han subido tanto, sobre todo entre los jóvenes de trabajos no cualificados y que por lo tanto entran en competencia con los inmigrantes, se ha producido una radicalización de pensamiento que asusta. Lo veo todos los días.

A muchos de aquí les va a tocar sentir en qué consiste buscarse la vida en un país extranjero.

Gabiprog dijo...

El miedo siempre es un negocio.

Y cuando la clase politica funciona a base de encuestas y asesores... Toca lo que toca...

jg riobò dijo...

Todas las maniobras en este mundo tienen como finalidad instalar el miedo.

enletrasarte dijo...

Una advertencia honorable en medio de la criminalización de la emigración.
Tengo el honor de ser casado con una gallega (emigrante), muchos venidos de esas tierras, junto a rusos, lituanos, italianos, etc. levantaron el barrio donde nací.
Estoy contigo 100%
(incluso si no tuviese la maravillosa esposa que tengo)
Un abrazo fraternal

Aldabra dijo...

el miedo sólo conduce a un callejón sin salida.
biquiños,