martes, 26 de abril de 2011

Lección de vida. Consolatio.


Algunas muertes son lecciones de vida. La dignidad del que agoniza, el recogimiento de los que lo rodean durante sus últimos días, la densidad del silencio encogido y respetuoso es la del cariño, el tiempo pesa exactamente la medida  de la pena. En esos momentos en los que todo es adiós, hay gestos espontáneos que no se olvidarán nunca. Cuando entra la muerte a segar el transcurso de la vida todo pasa una prueba: aquello que la supere permanecerá toda la vida en nosotros para nuestro bien o nuestro mal.

Todo aquel que asiste a la muerte quedará marcado. Quien no perdone ante el cadáver de su muerto ya no lo hará nunca. Quien no deje de odiar, cargará con el peso del odio para el resto de su existencia. Quien no recupere el amor, estará condenado a vagar sin amar ni ser amado. Siempre se tendrá en cuenta quién estuvo allí en el momento de la muerte. No hay mejor alivio o peor dolor que la emoción sentida en ese justo instante. El círculo de vida en el que uno se moverá hacia el futuro quedará sellado: para siempre, los que son, los que importan.

No hay mejor consolación que el recuerdo feraz que nutrirá la vida futura o peor devastación que el nudo endurecido del corazón que no se logrará desatar nunca. A veces, entre un camino u otro solo hay centímetros o segundos.

45 comentarios:

Manolo dijo...

Ante la muerte sólo nos consuela el amor, el que tuvimos y el que nos queda.
Un abrazo.

Conchita dijo...

Una muerte es lo último, si antes no has intentando ser y estar con la persona que parte, es cierto que nunca se hará. Ese momento es una prueba de la grandeza o pequeñez de las personas. Y a partir de ahí queda la eternidad.
Buenas noches.

impersonem dijo...

Todo lo que dices es así y así lo pienso yo también.

A mí las pérdidas me derrotan y me hunden, pero todo lo que dices es tal cual, es lúcido y es una lección cierta...

Un abrazo Pedro, un fuerte abrazo.

Myriam dijo...

"Quien no recupere el amor, estará condenado a vagar sin amar ni ser amado." :

Que cierto, que justo, que fuerte.

Lola dijo...

Y a veces recorrerlos o verlos pasar se nos hace el trago más duro por la insensibilidad que nos rodea. Un abrazo amigo mio, tus ultimas entradas dan mucho que pensar en algo que es tan "normal" en nuestra vida con el transcurso del tiempo y tan dificil de aceptar.

Myriam dijo...

"No hay mejor alivio o peor dolor que la emoción sentida en ese justo instante": es el instante de la más cruda verdad.

Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MIMOSA dijo...

Uno se reconcilia consigo mismo en esos momentos, ordena sus pensamientos y prioriza lo realmente importante e indispensable de la vida, amar.
Besos Pedro.

Myriam dijo...

"El círculo de vida en el que uno se moverá hacia el futuro quedará sellado: para siempre, los que son, los que importan".: Amén, Amén,
Amén.

Verónica dijo...

"Todo aquel que asiste a la muerte quedará marcado. Quien no perdone ante el cadáver de su muerto ya no lo hará nunca. Quien no deje de odiar, cargará con el peso del odio para el resto de su existencia. Quien no recupere el amor, estará condenado a vagar sin amar ni ser amado"

Excelente . He sentido lo mismo cuando la vida me puso de frente a la muerte de mi abuela .Un beso

Ibso dijo...

¿Te has percatado que en cada uno de los tocones de árboles de tus tres últimas entradas crece la vida sobre ellos?. Estas fotos que son sinónimas de muerte, pero lo son también de vida. El dolor es la única ventaja que nos concede la muerte. Ese dolor que se agarra a cada célula de nuestro cuerpo es también una lección de vida: existe cada instante como si fuera el último porque yo no te diré nunca cuando te vendré a visitar.
Con todo mi respeto.
Ibso.

María dijo...

La vida es morir pero entre una y otra también está el seguir y el volver a comenzar.

Un beso.

Gelu dijo...

Querido profesor Ojeda:

Cuando la muerte llega tras una larga enfermedad, ha habido tiempo para amar y para demostrarlo.
¡Qué ciertas sus palabras, también recogidas por Myriam!:

"El círculo de vida en el que uno se moverá hacia el futuro quedará sellado: para siempre, los que son, los que importan."

La vida contínúa, y el dolor de la pérdida se va mitigando con el tiempo. El amor a la persona, crecerá con cada pequeño detalle que nos la recuerde y, de algún modo, no se irá nunca de nuestro lado.

Un abrazo.

São dijo...

Meu Pedro, penso que sim, que tens razão.

Mas há mágoas que ficam, mesmo além da morte. E essa verdade não implica ódio, claramente, senão muita dor.

Apertado abraço, amigo.

Grandolina dijo...

Ante la muerte solamente me queda el silencio.

Quien no perdone ante el cadáver de su muerto ya no lo hará nunca. Quien no deje de odiar, cargará con el peso del odio para el resto de su existencia. Quien no recupere el amor, estará condenado a vagar sin amar ni ser amado.

Un fuerte abrazo.

Jan Puerta dijo...

Los sentidos siempre siguen intactos. Los recuerdos, son el motor que nos aísla ante lo efímero y nos hace seguir hacia la incertidumbre.
Un abrazo

Alicia dijo...

Queda lo vivido, lo amado, lo anhelado. Atrás el vacío y el dolor.
Pero siempre se aprende. Siempre.
Saludos cordiales.
Alicia

MariluzGH dijo...

Tu primera frase: "algunas muertes son lecciones de vida" la he experimentado y estoy plenamente de acuerdo contigo.

Solo pido no olvidar hasta mi nombre y recordar siempre a quienes me dieron la vida

abrazos, amigo

virgi dijo...

Es terrible apreciarlo así, pero aprendemos algo más gracias a la muerte de los que nos importan. Y ese algo suele ser definitivo, una huella indeleble que nos hará más sabios y también más frágiles.
Otro abrazo

Txema dijo...

Pero no siempre es sencillo.

saludos

Montserrat Sala dijo...

Somos frágiles ante un hecho consumado e indiscutible.
Aceptar y acompañar al ser querido en sus últimos momentos, es lo mas duro que existe. Muchas personas no lo superan nunca. Espero que no sea tu caso, profesor. Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Bellísimos tus pensamientos sobre la inevitable muerte, especialmente las frases entresacadas de MYRIAM. Eros y Tánatos hacen que existamos. Besotes amorosos, M.

Merche Pallarés dijo...

Por cierto, bonito tronco con sus fases diferentes. Ésta última con las pipas vacías me ha gustado mucho. Besotes de nuevo, M.

jg riobò dijo...

Insisto en la excelencia de las fotos.
También es importante el recogimiento y la soledad en esos momentos.

Cornelivs dijo...

Y a veces están tan entrelazados uno con otro que no se sabe muy bien cual es cual.

Te comprendo bien, amigo. Estoy contigo.

Un enorme abrazo.

SAUVIGNONA dijo...

muy buena refñexion ..me lleva a pensar que quiero irme al cielo(como quien dice) en paz conmigo y con mis seres queridos...o sea quiero irme bien es un trabajo no dificil si hacemos como dices una densidad al silencio... a la tranquilidaidad del espiritu...

bueno pedro como me gusto leerte hoy...


besines y que tengas un calido dia de sol

:)SAU

El Gaucho Santillán dijo...

Mientras hay recuerdos, no hay muerte.

Uno muere cuando ya nadie te recuerda.

Un abrazo.

Asun dijo...

Son momentos en los que se pone a prueba nuestra capacidad de amor y perdón.

Un beso.

Juan Luis G. dijo...

Y eso que suponíamos tan oscuro, de repente, nos da luz.

Un fuerte abrazo.

Ana María dijo...

"gestos espontáneos que no se olvidarán nunca"
Un saludo

Isabel dijo...

Para mí, hay dos circunstancias muy comunes en casi todas las personas, que son dos grandes lecciones de lo que es la vida: el nacimiento de tus hijos y la muerte de tus padres. Un beso Pedro y mucho ánimo. Isabel.

Aldabra dijo...

Después de pasar unos días desconectada me encuentro con tus palabras tan apenadas, Pedro y sólo puedo enviarte un abrazo grande y unas palabras de consuelo.

La muerte es muy cruel y nos deja devastados, sobre todo si es muy cercana como la tuya pero el tiempo hace su labor y poco a poco la pena se hace más llevadera, al mismo tiempo que van resaltando todos los momentos buenos que nos deparó la persona que se fue, que seguro fueron muchos. Es algo que tenemos que asumir como normal pero ¿qué es normal? Nadie quiere morir porque a pesar de los pesares la vida es muy hermosa.

Aquí estamos, Congo y yo para darte nuestro pésame y un fuerte abrazo. Biquiños

Aldabra dijo...

P.d.: el blog seguro que te sentará bien. Te arroparemos en tus momentos bajos.

Spaghetti dijo...

A todos nos ha pasado cerca,nos ha rozado el ala de la muerte o se ha llevado una parte de nuestros corazones.
Independientemente de la condición de cada uno, el sentimiento es universal, el dolor por los que nos quedamos, mas que por los que se van.
Y aquí seguimos mientras estamos, esperando alegremente nuestro turno.
...
siento contigo.

pancho dijo...

Se nos achica el tiempo hasta que el horizonte se hace todo despedida.

Con el dolor tan a flor de piel, no es momento de valoraciones, pero me parece el texto más triste y lleno de esperanza de los que has escrito. Lo guardo para repetirlo como tantas veces he hecho con elbreve espacio que no estás.

Antonio Aguilera dijo...

Ciertamente, lo nuestro es pasar...
Admiro tu entereza y cómo miras a la muerte cara a cara. A fin de cuentas, deberíamos de considerar la muerte como algo tan "natural" como el nacer. Pero ¿quién se acostumbra a eso?.

Un abrazo Pedro

Abejita de la Vega dijo...

Sobre el tronco carcomido alguien ha comido pistachos, la vida sigue.

Un gran abrazo

elisa...lichazul dijo...

"Quien no perdone ante el cadáver de su muerto ya no lo hará nunca. Quien no deje de odiar, cargará con el peso del odio para el resto de su existencia. Quien no recupere el amor, estará condenado a vagar sin amar ni ser amado"

Absolutamente cierto, lograr perdonar yperdonarnos hace que podamos mirar de frente

besos Pedro y abrazo

La Zarzamora dijo...

Y a ese eterno retorno, regresaremos todos. Y la humildad será el único consuelo que nos quede.
Un abrazo enorme, querido Pedro.

Paco Cuesta dijo...

El ser querido que se nos va deja una marca, difusa con el tiempo, pero indeleble.

elena clásica dijo...

Siento lo que te ha ocurrido, Pedro. Lamento profundamente tu dolor.
Es cierto lo que dices, cuando la muerte visita tu vida ya siempre forma parte de ella, y esta cambia irremediablemente. Parece que muchos misterios se resuelven tristemente.
Qué congoja.
Te envío un gran abrazo, querido amigo.

Boni dijo...

Pedro, además de tu dolor, comparto tu ideario. A mí me tocó, por partida doble, hace muchos años, y algo sé de eso. Y recientemente me ha tocado con una personita especial, en plena flor de la vida. ¿Hace un "monográfico" para el próximo curso, sin morbo y con mucho "sentimiento" del "auténtico"? Un gran abrazo.

Alimontero dijo...

Ese nudo del corazón es lo más importante.....
te abrazo y en silencio...
te respeto, te quiero...

Ali

Kety dijo...

"Aunque el tronco ya no esté, el musgo sigue creciendo"
Juan Carlos Cabrejas "Puntos suspensivos...


Pedro, siento mucho no haber acudido en el momento justo.
Un fuerte abrazo

eva dijo...

"La muerte: un amanecer" by Elisabeth Kübler-Ross
..."se trata sencillamente de abandonar el cuerpo físico como la mariposa abandona el capullo de seda"

ELLOS están aquí: en los guiños de la luz, en la caricia del viento, en el cosquilleo de la nariz, en el escalofrío de cada día,...

La muerte no tiene la última palabra.


Un abrazo dps de 14 años.
eva