jueves, 7 de abril de 2011

La valentía de un editor y noticias de nuestra lectura.


La Nota final con la que cierra Óscar Esquivias Viene la noche -y, de paso, toda la trilogía- es una suma de homenajes aclaratorios de cosas sustanciales en la forma de enfocar el autor su trabajo literario. Culmina con la que hace a los componentes de la tertulía en la que se juntaba con otros inquietos artistas cuando residía en Burgos. Quien ha vivido este tipo de espacios de encuentro en una ciudad de provincias comprende el párrafo final y, en especial, las certeras frases que dan significado a una vocación de escritor: recuerdo cómo allí se fundó y refundó varias veces la literatura universal. Aquella tertulia de poetas fue un pequeño paraíso, un jardín en mitad del invierno burgalés, un rayo luminoso de York. Y todos los que lo compartíamos lo sabíamos.

Si culmina así, comienza con el agradecimiento al editor, cuya comprensión y disposición para animar la escritura libre explica el salto de la tercera novela y su vuelo más allá de lo argumental -cosa rara en el mundo editorial-, para llegar a la exploración de terrenos no frecuentes en la asustadiza historia de la narrativa contemporánea:

Esta novela es muy distinta de la que imaginé como cierre de mi trilogía. Nunca agradecerá lo suficiente a mi editor, Eduardo Riestra, su respeto ante mi cambio radical de planes. Viene la noche ha nacido gracias a él y le pertenece en muchos sentidos y por muchas razones (todas buenas).

Consulta aquí las recomendaciones para incorporarte al proyecto y aquí un índice de las entradas correspondientes.

Hace tiempo creé en Facebook un grupo de lectores de Óscar Esquivias (no confundir con su perfil pesonal) que se convierte también en una herramienta para seguir esta lectura. Aquellos que tengáis perfil en Facebook, podéis solicitar uniros.

Noticias de la lectura de la trilogía dantesca

Paco Cuesta  comenta la importancia de la música en Viene la noche, pero su entrada es mucho más. Todo un acierto la forma en la que ha decidido analizar la trilogía.

Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, ilustra magníficamente el reencuentro de Benjamín Tobes con Burgos, que tantos guiños irónicos tiene para comprener el giro de la trilogía. En su siguiente entrada, aborda con acierto la forma en la que Esquivias introduce en la narración los hechos del atentado del 11M.


Cecilia, a partir del comentario de lo que le suscitó una frase de Viene la noche, escribe una extraordinaria entrada con algunas de las claves esenciales sobre la estética de Esquivias. Imprescindible.

Pancho comenta el final de Viene la noche, ilustrándolo con la certeza habitual. Tiene razón en su enfoque del infierno particulara de cada personaje.

J. G.hace su personal balance de Viene la noche, en la que suma tema y estilo de Esquivias junto a los habituales motivos de su excelente diario.

Antonio Aguilera, por no dejar cojo o manco el análisis de la trilogía, se atreve con el sexo en Viene la noche, no os lo perdáis.

Os invito a participar en esta lectura colectiva y virtual de la trilogía dantesca de Óscar Esquivias, continuando la variedad de estilos, propósitos y miradas que nos han enriquecido la lectura del texto cervantino en los dos últimos años.

Si me olvido de alguien, hacédmelo saber para corregir la omisión

17 comentarios:

Jan Puerta dijo...

No pude conseguir el libro pero seguí dentro de lo que pude el hilo argumental del mismo gracias a vosotros.
Un abrazo

Myriam dijo...

Pués yo también agradezco que el editor haya respetado el cambio de Esquivias , porque a mi me encantó como enlaza Oscar La tercera a las otras dos.

Disfruté mucho toda la lectura de la trilogía y los trabajos que hice sobre ella, también leer tus clases y los aportes de los compañeros.

Saludos a todos

Ele Bergón dijo...

Pedro, me gustaria que te pasaras por mi blog.

Un abrazo

LUz

Silvi (reikijai) dijo...

A mi me cuesta mucho,no tener el libro.No me engancho.Besos.

Merche Pallarés dijo...

Hay editores valientes. Me alegro mucho por Esquivias. No sé si te dije que al final el que me gustó más fue "La ciudad del Gran Rey"... Besotes psicodélicos, M.

Lola dijo...

Mis obligaciones familiares han echado al traste poder colaborar en la lectura colectiva, pero he disfrutado compartiendo vuesstras entradas. Un beso Pedro, ya queda menos para volver a la normalidad, mañana es la boda.

Paco Cuesta dijo...

Quiero pensar que "NADIE" preveia tal final. Da la impresión que al igual que El Quijote la obra se va "haciendo" a medida que se crea.

pancho dijo...

A mi juicio el riesgo reside sobre todo en la elección de unos personajes tan poco habituales que van desde el recién nacido que no llega a ver la luz, hasta el veterano que ve cómo se consumen las últimas etapas de su carrera y que contempla desde la atalaya de su última madurez cómo las sombras se apoderan de la luz que nos hace.

Gracias por la referencia y tus palabras.

Natàlia Tàrraco dijo...

Añado saliendo del contexto sin salime del todo. ¿Habeís visto las ilustraciones de la Divina que ha hecho Barceló? Habla él las palabras del Dante desde otra óptica, pero las dice o las traduce o las lee a su manera, como cualquiera en otro idioma, sea texto o estética a base de acuarela, sobretodo.
Siempre podemos ver un texto de formas múltiples !qué gozada!

Asun dijo...

Pues yo también estoy agradecida al editor de que respetara la decisión de Esquivias, porque me ha permitido leer una obra que me ha desconcertado desde el principio intentando encontrarle una relación con las dos anteriores y me ha sorprendido cuando la he encontrado.
Así que gracias al editor y a Oscar Esquivias por haberla escrito.

Besos

Euphorbia dijo...

Creo que el que más me gustó fue este último.

¿Tenemos ya el pistoletazo de salida para Becquer? Aún no me decidí ni a abrirlo... ejem.

Hernando dijo...

Yo difiero un poco con la opinión de que son personajes poco habituales, yo creo que hay mucho de estos personajes (me refiero a los personajes de Viene la noche), en las novelas actuales, un ejemplo en "Diario de un jubilado" de Delibes, No hay mucho de Benjamín en él?
Pienso que la trilogía es genial, no quito méritos, y he disfrutado mucho leyéndola y leyendo todos los comentarios. estoy muy agradecido a todos los que hemos participado de las novelas de Oscar Esquivias.

Sor Austringiliana dijo...

Esquivias convierte en literatura lo rigurosamente real, un sepulcro tardogótico o un intercambiador de transporte claustrofóbico y deteriorado.

Hay que reconocer el mérito al editor comprensivo hacia esta singular trilogía. Se ve que conocía bien a Esquivias. El enganche del tercer libro con los otros dos se resuelve de una manera magistral y originalísima.

¿Y qué me decís del entierro de Aurelio? Una danza de la muerte con toques de "thriller", a lo Michael Jackson.

No cabe duda, es un gran escritor.
En Burgos también luce el sol de York.

Sor Austringiliana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abejita de la Vega dijo...

Comprenderéis que, hablando del mundo de ultratumba, se haya colado mi fantasma: Sor Austringiliana.
Un abrazo, disculpadla.

Cecilia dijo...

Sólo decir que me alegro de haber optado a esta lectura colectiva porque me ha permitido descubrir a un estupendo escritor. De calidad, en mi opinión. Me gustaría charlar algún día con él, comentarle algunas de las impresiones que me ha producido sus novelas. A ver si un día me lo cruzo por las inmediaciones del bar de Benjamín.

Aldabra dijo...

De bien nacidos es ser agradecidos. Biquiños,