domingo, 13 de marzo de 2011

Era yo quien no la había visto. (Los almendros.)


No había visto la noticia de la primavera próxima. Iba yo con la cabeza gacha y acogido a mis pensamientos y mis tristezas. ¡Y bastaba con levantar la mirada, como todos los años por estas fechas!

38 comentarios:

Manolo dijo...

Es imperceptible su llegada, pero llega y se ve aunque no mires hacia arriba.
Un abrazo, Pedro.

Abejita de la Vega dijo...

Me alegro de que levantes la cabeza para contemplar ese árbol tan bello. En mi blog puse un ciruelo en flor,atrapado entre asfalto y coches, pero hermosísimo.

Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

ya era hora...estoy cansado del invierno...un abrazo

Martine dijo...

Tomáte este respiro, Pedro, lo necesitas.. estas flores con su exuberancia, te darán fuerzas y algo de color en tu caminar, tu espera..
Besos.

María dijo...

¡Cuántas veces pasa que uno va envuelto y absorto en sus pensamientos! tanto que... no apreciamos lo que tenemos enfrente, dentro de nada, ya es primavera, todo pasa, pero todo llega...

Un beso.

impersonem dijo...

Se siente próxima sí... esperemos que venga cargada de lo mejor.

Un abrazo.

encuentro en mi camino a clase dijo...

por esta Meseta el invierno viene pronto y es largo-
y la primavera. Junta en su imagen, el reposo de la naturaleza y su feliz rebrote.

Asun dijo...

Aunque sepamos las fechas, suele llegar tan repentinamente que es muy fácil que nos pille absortos o desprevenidos.

Te deseo que con su colorido y alegría alivie tus tristezas.

Un beso

Basseta dijo...

Tengo la suerte de vivir en un pueblo de la montaña alicantina, Ibi, cuyos campos se visten cada febrero con la túnica rosa de los almendros en flor. Muy recomendable para el espíritu. Saludos cordiales.

MariluzGH dijo...

Desde luego es un regalo para los ojos, amigo

Abrazo y buena semana

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

¡Qué hermosura!.
La belleza de la primavera, como la poesía, son regalos y consuelos siempre.

Un abrazo.

Spaghetti dijo...

Las IDUS de Marzo traen buenos pronósticos ...dicen...(si no te llamas julio Cesar o no eres japonés). Sí, Pedro, ya han empezado los ensayos de la sinfonía primaveral. La bulla de los pajaritos anuncia el cambio de estación,
He visto una alondra incubando en los campos de cereales y pronto nuevas familias de patos pasearán por el Arlanzón. Algo nos dice que nos espera lo bueno, los días son mas largos y la luz le va sisando minutos a la noche. Pero no hay que bajar la guardia, la primavera siempre ha sido traicionera con las almas sensibles.
Ahora que se despierta la curiosidad adormecida por el largo invierno vuelvo a preguntarme ¿qué pasará mañana?

Alimontero dijo...

Maestro, la cabeza está gacha del peso de los pensamientos y las tristezas...y la primavera, como mi otoño, nos recuerdan que levantándola nuestro panorama puede cambiar por instantes...y ese breve momento es gota de rocío a nuestro corazón...

Un beso querido Maestro Pedro,

Ali

Euphorbia dijo...

Tal como vamos hoy en día, mirando al suelo con nuestras preocupaciones, a los almendros cada vez les cuesta más divulgar la noticia, tendrán que ponerse al día con nuevas técnicas en ciencias de la información.

Merche Pallarés dijo...

¡Preciosa foto! Un día de éstos, no te olvides del peral... Besotes primaverales, M.

Hernando dijo...

No hace falta levantar la vista, su olor, su perfume nos delatará que estamos ante un árbol florido, con flores de cuatro o cinco pétalos blancos por fuera, es el blanco del invierno, y rosáceo cerca de la corola, es el anuncio de la primavera.

Myriam dijo...

¡La Naturaleza siempre es generosa con nosotros! (Algo de masoquista tendrá.) Hermosa foto.

José Núñez de Cela dijo...

Siempre llega. A veces avisa, otras no y no la recibimos como debiera, pero no es recorosa porque comprende nuestras preocupaciones... a veces.

Pilar dijo...

Da igual como uno se encuentre, es igual que el alma esté invernal u otoñal...No depende de mí, no depende de mi estado anímico...
Ahí fuera todo sigue...
Los ríos no paran...
Las olas siguen llegando a su orilla y rompiendo en las rocas...
Mires hacia arriba o hacia abajo, estés hacia dentro o hacia fuera...
Es igual, todo sigue viviendo y todo brota...

Paco Cuesta dijo...

Yo lo noté por las humildes margaritas, no llegué a levantar la cabeza. Tan concentrado iba.

Ele Bergón dijo...

Aunque a veces nos cueste, mirar de vez en cuando hacia arriba merece la pena porque podemos encontrar la belleza de estas flores que curiosamente, tambien miran hacia el suelo.

Bonita foto.

Un abrazo

elisa...lichazul dijo...

por acá el otoño, cada ciclo tiene su melodía, y sí hay que levantar la vista, mirarse siempre el paso nos lleva a un remolino cerrado y nos perdemos de tantas cosas...


buena semana Pedro

Juan Navarro dijo...

La felicidad está en los más pequeños asuntos diarios que, precisamente por pequeños y ordinarios, nos pasan desapercibidos.

La Zarzamora dijo...

:))
Gracias por mostrármela. Ensimismada, yo tampoco la había visto aún emerger.
Besos, Pedro.

Natàlia Tàrraco dijo...

Pues si, hace días que están rodeándonos, ¿cuando llegan las inefables golondrinas? Arriba esas cabezas y abajo, donde los prados florecientes.

jg riobò dijo...

Si no lo observas no existe.

El Gaucho Santillán dijo...

Que cosa rara.

Aquì se estàn cayendo las hojas de los àrboles, y parece que viene el otoño!!

No estarèis equivocados?

Un abrazo.

Señorita Rock'N Roll dijo...

Y es que a veces basta con dejar de mirarnos los pies.

Ana María dijo...

Incluso es perceptible su aroma.
Un abrazo

Cornelivs dijo...

Bienvenida sea siempre la primavera. Y que olor mas agradable se desprende de la flor del almendro.

Uno de mis favoritos.

MIMOSA dijo...

La mayor de las hermosuras radica en la sencillez, siendo nuestra madre naturaleza la primera en recordarnos tal detalle. Es una preciosidad esta imagen, por aquí, parece que acaba de empezar el invierno, nos movemos a destiempo, pero se agradecerá saber llegar esa primavera más verde y hermosa aún.
Abrazos y besos Pedro.

XuanRata dijo...

Los floreció tu mirada. Nadie podrá demostrarte lo contrario.

Gara dijo...

Hermosa estación, la Primavera.

Como te ha dicho Mimosa, por aquí estamos de lluvia y frío que parece estamos en invierno, menos mal que no va a durar mucho, o eso creo ...

Ultimamente me pasa, que me despierto con el trino de los pájaros, siempre han estado ahí -tengo un parque cerca- pero nunca los había escuchado y ahora les presto atención ...

Así que mira a tu alrededor más a menudo y contemplaras bellas estampas ...

Abazos

Aldabra dijo...

Da igual el estado de ánimo de los humanos; la naturaleza nunca se detiene. Y a veces duele. Biquiños.

Mar dijo...

Vivo cerca del Parque de los Almendros en Parquesol y me siento privilegiada en estas fechas. A veces es como formar parte de esas postales japonesas, es como si todo estuviese lleno de hadas, los almendros inundan todo de una especie de alegría muda de una belleza impresionante.

Besos desde un faro en mitad del mar...

Mar(... la vendedora de humo)

Gabiprog dijo...

Demasiados malos vientos me han acompañado este invierno...

Camino a Gaia dijo...

Ha llegado a renovarlo todo, a sacarnos del refugio.
Un abrazo

virgi dijo...

Estaban ahí para alegrarte, esperando, esperando, como los amores verdaderos.
Besitos.