viernes, 11 de febrero de 2011

Proyecto agua: Aguas ocultas.


De todas las aguas de una vida, las más peligrosas son las ocultas. Deberíamos tantear el suelo en cada paso, porque es tan frágil que una pisada imprudente puede hacernos caer en ellas. Caer tan adentro que pareceríamos olvidarnos de nosotros mismos, de nuestra casa y del camino que cada día nos lleva hacia el amor, la palabra cariñosa y el abrazo que necesitamos junto al trozo de pan que nos alimenta. Seguiríamos nuestro camino, pero dejaríamos los brazos vacíos, con un hueco tan grande que tardaríamos una vida entera en oír el eco de nuestra propia respiración, si para entonces aun supiéramos, al menos, nuestro nombre.

es una videoinvestigación sobre la relación del agua
con los espacios autobiográficos
y sirve de presentación del Canal de YouTube de La Acequia

29 comentarios:

Myriam dijo...

Por eso, en esas aguas, hay que buscar siempre el azul.

elisa...lichazul dijo...

ocultas y ocultos nos recorremos hasta dar con el punto de luz

besos y feliz fin de semana Pedro

Asun dijo...

En esas aguas ocultas a veces se forman remolinos que nos succionan, haciendo inevitable la caída.

Besos

MIMOSA dijo...

En ocasiones, esas aguas ocultas se transforman en ciénagas profundas y difíciles de sortear, importante no desviar la vista del mínimo punto de luz que siempre queda.
Un abrazo Pedro y buen fin de semana.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

eso es lo malo que disfrazadas nos engañan....un abrazo

pozo AZUL dijo...

El Pozo Azul es la entrada a una cueva activa subacuática, de un agua purísima, gélida (11º) y de un increíble color azul (de ahí su nombre). En las profundidades del pozo, a más de 15 metros y visible, gracias a la transparencia del agua, se abre la boca de una cueva de más de cinco kilómetros de longitud.

Oh! manantial de Covanera:
Irisada vidriera,
que del abismo subes
misteriosas aguas azules. (…)

Gara dijo...

Difícil es salir del pozo cuando te alejas de la luz aunque hay que ser positivo "renacer como el ave fénix"

Un abrazo

Lola dijo...

Aguas ocultas.....pozos sin fondo, de los que si caemos es muy complicado salir.... Besitos

São dijo...

Tens razão, Pedro, as mais perigosas águas são as ocultas , mas as coalhadas , são as que mais doem.

Besos, amigo mio.

MariluzGH dijo...

Pero también esas aguas ocultas sirven para sanear nuestra superficie, lo importante es saber cuándo sumergirse para limpiarnos completamente y hacerlo en compañía para que no nos atrape el fondo.

Abrazos y feliz fin de semana, Maese Pedro :)

Merche Pallarés dijo...

¡Ay, esas aguas pantanosas...! Besotes cristalinos, M.

Juan Navarro dijo...

Caer por imprudencia, dices, o por abrazo enloquecido, como Storni o Wolf, por ejemplo. De todas formas, las más peligrosas no son las que se ocultan, sino las que ocultamos.

La Zarzamora dijo...

Hay tantas aguas ocultas en las que nos encerramos y ocultamos. Vaya que sí. ¿Será por miedo?
Besos, Pedro.

pancho dijo...

Las prisas nos hacen parecer torpes, olvidar la
precaución y caer sin decir adios al que fuimos. Hay algo que nos dice que hacemos falta donde no estamos.

Paco Cuesta dijo...

Entiendo que debemos caminar con precaución, sin miedo, apoyándonos en las personas que sin nosotros pedirlo aportan su brazo a nuestra seguridad.

Luis Antonio dijo...

A veces también se oculta lo mejor...

El Gaucho Santillán dijo...

Le temerè a las aguas ocultas, cuando estè seguro que llevo el rumbo correcto.

Por ahora, no.

Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

son unas aguas que debemos aprender a manejar y convertirlas de oscuras en transparentes y puras...
saludos.

Isabel. dijo...

Nuestros miedos, debilidades, torpezas, fracasos, volver a besar el suelo...somos frágiles, indefensos y nunca conseguimos la suficiente experiencia. Cuidado con esas aguas oscuras y turbias. Besos transparente. Isabel.

María dijo...

Como sucede en la vida misma, que vamos tomando decisiones, a veces, con temor a equivocarnos, pero no nos damos cuenta de que somos humanos, y que, de esos errores, vamos creciendo interiormente.

Un beso.

elena clásica dijo...

Te felicito por un proyecto tan lírico, tan íntimo, profundo, generoso, original, creativo donde los haya.
Las aguas ocultas son tan peligrosas como adviertes.

Me has hecho recordar unos versos de "Poeta en Nueva York":

"No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda".

De "Ciudad sin sueño", donde no se habla de agua, pero si de un paso maldito en el que nos desmoronamos por las escaleras hacia el interior de la tierra o desde el suelo que tambaleante se convierte en agua.

Y volviendo al divino Federico, grita la "Niña ahogada en el pozo":

"No, que no desemboca. Agua fija en un punto,
respirando con todos sus violines sin cuerdas
en la escala de las heridas y los edificios deshabitados.

¡Agua que no desemboca! ".

Muy sacudidoras tus palabras, muy vivas, continuar el camino no es el fin sino comprenderlo.

Me gusta mucho la relación del agua con el espacio autobriográfica.

Siempre creativo, enhorabuena.
Besazos.

Abejita de la Vega dijo...

Las aguas ocultas, antes o después, salen a la luz y hay que encauzarlas.

rubo dijo...

En las aguas ocultas se encierra la clave de nuestros misterios.
Salu2.

Antonio Aguilera dijo...

Seamos de diáfanas y bien localizadas aguas interiores.

XuanRata dijo...

Video y palabras profundas que le llevan a uno a la superficie, a tomar aire.

virgi dijo...

En esas aguas caemos una y otra vez.
Besos besos

Aldabra dijo...

agus ocultas que se emponzoñan con el paso de los años.
Biquiños.

BIPOLAR dijo...

este es el pantano de la tristeza en el que cayó Atreyu...

el vídeo es inquietante, le falta una música de éstas que producen inquietud

jg riobò dijo...

No hay aguas más profundas que las que corren por nuestro interior.