jueves, 3 de febrero de 2011

El Purgatorio está en el interior de cada uno y noticias de nuestras lecturas.


Los expedicionarios que han logrado sobrevivir al paso por la Escalera Dorada, tardan en descubrir que el Purgatorio corresponde con exactitud a las propias debilidades de sus almas. Por eso, cada uno vive en la ciudad del Gran Rey su propia historia, aunque se agrupen. Por esto, también, cada uno tendrá su propio final. Incluso cuando conozcan la reglas para sobrevivir en ese mundo extraño tampoco reaccionarán igual: por decirlo de una manera clásica, cada uno lleva su destino escrito en su carácter. Y es este carácter, que se ha exagerado en sus manifestaciones tras el paso, el que decidirá la evolución en la novela.

A lo largo del relato, además, comprenderemos que no todos han llegado a ese otro mundo en el mismo momento: hay otros intrusos como ellos. Incluso hay quienes fingen serlo. De la misma manera, entre los habitantes del mundo fantástico al que llegan los hay muy diversos: algunos se apidan de ellos y los ayudan, otros no; algunos recuerdan su paso por la vida terrenal, otros no. Eso sí: en aquel mundo también hay leyes y dinero y todo resulta tan descorazonador como en la España en guerra que abandonaron, aunque no para todos, puesto que hay quien no quiere volver al Burgos de partida.

Podemos leer la novela como una continuación fantástica de la expedición, y esa ciudad que es tan igual y tan diferente a Burgos será un lugar extraño al que se ha llegado, como en las novelas de Julio Verne, a partir de la realidad. Podemos leerla también como una clave moral, simbólica, del mundo que han dejado -o quizá no lo hayan hecho y sólo vivan una alucinación colectiva o quizá sí y estén muertos todos-. Pero podemos leerla también como ambas cosas, que esa gracia tiene la literatura.


Consulta aquí las recomendaciones para incorporarte al proyecto y aquí un índice de las entradas correspondientes.

Hace tiempo creé en Facebook un grupo de lectores de Óscar Esquivias (no confundir con su perfil pesonal) que se convierte también en una herramienta para seguir esta lectura. Aquellos que tengáis perfil en Facebook, podéis solicitar uniros.

Noticias de la lectura de la trilogía dantesca


Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, tras dar la voz a Román y seguirle en su caminar por una ciudad en tensión béclica, hace un recorrido ilustrado por los lugares citados en el inicio de La ciudad del Gran Rey, de gran utilidad para los que no los conozcan.


Paco Cuesta escribe, a la manera en la que viene comentando la trilogía, una prodigiosa entrada en la que hace ficción sobre la ficción mientras la analiza y nos muestra en sus propios personajes lo que sucede en la novela. Después, de la misma manera, medita y recrea la ciudad real y la ficticia y sobre los relatos breves incorporados.

Merche Pallarés nos deja una nueva entrega de su diccionario de personajes antes de irse a Ibiza. Conociéndola, en la maleta irán los ejemplares de la trilogía.

Manuel de la Rosa, Tuccitano, analiza el salto entre el primer volumen y el segundo y cómo en éste se desarrolla la tragedia de cada personaje y su simbolización individual y colectiva.

Aldabra continúa su útil diccionario para comprender Inquietud en el Paraíso: en esta entrada hay muchos himnos, lo que explica la guerra.

Pancho analiza el último capítulo de Inquietud en el Paraíso, primero tras el camino tragicómico de Rodrigo, luego de la mano de Julián, uno de los personajes mejor caracterizados por Esquivias. Una inteligente mirada hacia la narración. No os perdáis las ilutraciones.

Myriam, continúa su acertado análisis de la juedeofobia y la cita de los macabeos. Para ello, plantea primero un agudo comentario sobre el carácter del arzobispo que tanto gusta de citar a los macabeos y los de los perplejos generales que no saben por qué lo hace. Finalmente, explica con exactitud tanto lo que son los macabeos como su uso en la novela. Imprescindible.

Firvulag  documenta y analiza la presencia de las lágrimas de San Lorenzo en la noche última de Inquietud en el Paraíso.

J.G. busca la extrapolación en la realidad de los personajes de La ciudad del Gran Rey en un texto construido a partir de la clave que cambia del primer al segundo volumen de la trilogía.


Os invito a participar en esta lectura colectiva y virtual de la trilogía dantesca de Óscar Esquivias, continuando la variedad de estilos, propósitos y miradas que nos han enriquecido la lectura del texto cervantino en los dos últimos años.

Si me olvido de alguien, hacédmelo saber para corregir la omisión

18 comentarios:

J. G. dijo...

seguiremos, seguiremos hasta el final

Myriam dijo...

Por todo lo que dices en tu primer párrafo me encantó la lectura de este libro. Oscar relata de forma excelente como cada uno vive su propia pesadilla.

Asun dijo...

Los personajes se encuentran en una ciudad que a pesar de en muchos momentos resultar ficticia viven como si estuvieran en el mundo real, porque ¿acaso no llevamos cada uno de nosotros nuestro purgatorio a cuestas que a la larga determinara nuestro final?
Desde ese punto de vista creo que no hay grandes diferencias entre la Ciudad del Gran Rey y el mundo real.

Besos

cara y cruz dijo...

Los bueyes doblan la frente
impotentemente mansa,
delante de los castigos:

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra

No soy un pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan

La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,

yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas

Merche Pallarés dijo...

Hijo, para este viaje no se necesitaban tantas alforjas... Estoy casi acabando "La ciudad del Gran Rey". El cuarto y larguísimo último capítulo, admito, se me está haciendo muy cuesta arriba. No obstante he dejado programados mis comentarios sobre este volúmen que irán apareciendo cada viernes. Voy a visitar a FIRVULAG y J.G. que son los que me faltan. Besotes purgatoriales, M.

Hernando dijo...

Yo me he quedado descompuesto, cuando he terminado de leer, "La ciudad del gran rey", pues toda la vida pensando en la vida placentera que será la otra vida y resulta, que en el purgatorio, hay vicio, hay envidias, hay guerras, hay ambiciones...etc y no digamos lo que nos podemos encontrar en el cielo. Así pues he tomado la firme decisión de quedarme en la tierra.
He leído una gran novela, que se puede leer de muchas maneras, y si una característica de la literatura es su carácter lúdico yo he disfrutado mucho con las dos novelas, hoy comenzaré la tercera.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Me he incorporado más tarde a la lectura, pero ya estoy a punto de acabar el primer libro. Me ha parecido una obra de gran calidad, y estoy aconsejándosela a todos los amigos a quienes les gusta la literatura de verdad. ¡Cuántos libros "menores" se exhiben en los mostradores de las librerías o los grandes almacenes, mientras que de estos autores que saben escribir y saben narrar tenemos pocas noticias!
En ese sentido, agradezco hacer encontrado referencias de Esquivias en tu blog, en el de Merche, porque la lectura me ha supuesto unas cuantas horas de deleite literario.

São dijo...

Tenciono deslocar-me a Espanha em breve. Irei tentar comprar a trilogia de Esquivias.

Um óptimo final de semana para ti e família, querido Pedro.

SAUVIGNONA dijo...

espero poder seguirla....parece muy interesante...

te dejo besines pedri y que tengas un buen fin de semana!
:)sauvignona

Aldabra dijo...

En esta segunda novela, Óscar lleva a los personajes a enfrentarse con sus más recónditas debilidades, así Rodrigo encuentra su sexualidad, Paisán pierde los nervios… Es muy interesante y como bien dices tú, nuestro cielo, nuestro infierno y nuestro purgatorio está en nosotros mismos.
Biquiños,

Aralia Daruna dijo...

Habrá que leerlo... jajaja, pinta interesante!
Hola, somos Aralia Daruna, hace un tiempo abrimos un blogspot en el que escribimos nuestras inquietudes, nuestras historias, en el que compartimos una parte de nosotras con quien quiera, tal vez te guste!

MIMOSA dijo...

Desde luego que me recuerda a las novelas de Julio Verne.
Al principio desconcierta un poco, cuando vamos descubriendo las nuevas realidades en las que se ven inmersos los personajes y van despertando poco a poco, amedrentados algunos, situándose en este nuevo mundo al que van llegando.
Voy saliendo de "la ciudad doliente" hacia "la primera salida"; veamos que nos depara.
Un abrazo y besos

Abejita de la Vega dijo...

Cada vez me gusta más "Inquietud en el Paraíso", acabo de decírselo a Merche. Es un libro lleno de matices por descubrir. Estoy escribiendo otra entrada sobre el primer libro porque no quiero dejarlo tan cojo y , además, es que lo paso muy bien, que es lo principal.

Con el segundo, lo siento, no comparto el entusiasmo, es una interesante experiencia literaria pero...Iré comentándolo con imágenes y podría pasar que llegara a cogerle el gusto, por qué no.

¿Muertos? ¿Víctimas de alucinación colectiva? Cada uno vive su pesadilla, su purgatorio o lo que sea.

Un muchacho vapuleado por su amo está rondando mi ordenador, el Quijote no lo dejo.
Un abrazo, Pedro.

Paco Cuesta dijo...

Queda sentado que hay tantas novelas como lectores. La dificultad estriba en -si leemos en clave simbólica- aplicar el símbolo correcto. ¿O todos son correctos?

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

a mi me ocurre como a Mª Ángeles, si el primero me cautivó según iba leyendo...este se me va atragantando conforme avanzo. salud

pancho dijo...

En esta segunda lectura, que es mucho más pausada y como yo debería de leer todas, te das cuenta de la complejidad narrativa de la propuesta de Esquivias, con detalles de gran escritor. Gran novela y este primer capítulo, un escalón por encima de la primera a mi juicio y corrigiendo la primera impresión de la lectura anterior.

Tiene infinidad de cosas que comentar y todas positivas; al menos no soy capaz de encontrarle las negativas.

Gracias por la referencia y el resumen de todos los participantes.

Antonio Aguilera dijo...

Qué difícil de interpretar el segundo libro. Voy por la página 150 y estoy a dos velas. Creo que este es de los que necesita relectura, pero ¿dónde vamos a por el tiempo??

Lo voy a tener difícil comentar incluso el sábado próximo. El fracaso (acumulación de asuntos, algunos serios) me ha invadido de nuevo y me desborda.

Espero que hayas pasado un buen Domingo.

Sr.K dijo...

Si "Inquetud en el paraíso" me emocionó y motivó por todo lo que descubrí de mi ciudad natal, "La ciudad de Gran Rey" me está resultando muy entretenida... Sí, aunque parece que en general a todos os esté resultando "duro". ¿Seré raro? ;P

Leyendo los comentarios de varios de los lectores en sus blogs creo que no se ha hablado del humor delirante y tan puramente surrealista (como el encuentro fortuito de una máquina de coser y un paraguas sobre una mesa de disección). Yo quiero ser estatua y que me dé la sopa boba doña Beatriz. Quiero echar un ajedrez con algún polilla y fliplar con las tortugas explosivas. Me encantan tantas absurdeces XD

A parte, hay denominaciones hiladas muy finas y con mensaje para los autóctonos de aquesta tierra del frío y catedral de regalo. La librería Súcubos de Yago Pérez hace alusión a LA LIBRERÍA de Burgos: Hijos de Santiago Rodriguez. El Rombo Alturista hace referencia al Círculo Católico, ese ente tan burgalés y tan surrealista para los no burgaleses.

Quizá porque me dejo llevar por lo histriónico y brutal que tiene este segundo libro, sin darle muchas vueltas más (los "mensajes ocultos" como el de la librería me han llegado en momentos del día en los que no estaba leyendo) la lectura, aunque larga se me hace entretenida. Haciendo un paralelismo con la guerra, ya que uno solo no puede para la guerra ni entenderla, por lo menos intentemos disfrutar de los momentos que estamos vivos y si al final sobrevivimos, reflexionemos y veamos qué pasó. Con este libro es mejor dejarse llevar y no analizar cada paso, sino analizar el recorrido completo cuando lo acabemos.