viernes, 7 de enero de 2011

Proyecto agua: Patio de luces



Quizá la primera noticia de la lluvia nos llegue por el patio de luces de la casa: pequeño, en el que se confunden las voces de todos los pisos, las risas, los llantos, los olores, el canto de una vecina mientras hace las camas, el murmullo de una radio encendida que se escapa por una ventana. Barrios enteros de aluvión obrero construidos alrededor de estos patios, como espirales de todas las emociones. Cuando oímos el rumor del agua y levantamos la cabeza de la mesa en la que escribimos, ¿cuánto tiempo hace que llueve? La vida entera se nos suspende un momento: llueve, llueve, llueve. Sobre todas las cosas y el corazón, llueve.

Entrada del Proyecto agua
(videoinvestigación sobre la relación del agua
con los espacios autobiográficos)
y presentación del Canal de YouTube de La Acequia

31 comentarios:

Martine dijo...

Il pleure dans mon coeur
Comme il pleut sur la ville ;
Quelle est cette langueur
Qui pénètre mon coeur ?

Ô bruit doux de la pluie
Par terre et sur les toits !
Pour un coeur qui s'ennuie,
Ô le chant de la pluie !

Il pleure sans raison
Dans ce coeur qui s'écoeure.
Quoi ! nulle trahison ?...
Ce deuil est sans raison.

C'est bien la pire peine
De ne savoir pourquoi
Sans amour et sans haine
Mon coeur a tant de peine !


Paul Verlaine.

Besos para tí, Pedro, para tod@s

Lola dijo...

Y sentimos que no dejará de llover nunca.... Besitos Pedro, me encantó tu entrada. Gracias

Alimontero dijo...

Tus letras y trasfondo me encantan....
Mi cariño y que pases un buen fin de semana, ojalá sin lluvia querido maestro...aunque a mi ella me encanta!!! ;-)

Besos

Ali

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Llevas razón...aún hoy recuerdo cunado llueve,... como me arropaba mi madre en las noches de tormenta...saludos

María dijo...

Pero qué poco me gusta la lluvia, porque los días así se transmiten nostálgicos, sin sol, y grises.

Un beso.

Narci dijo...

Qué bella la lluvia tras los cristales, siempre que sus fuerzas no se desaten para destruirnos en su torrente, claro está.
Saludos

Neogeminis dijo...

Una buena manera de sentirse vivo y acompañado!


Un abrazo.

MariluzGH dijo...

Me hiciste recordar las tardes de lluvia, en la sastrería de mi padre, cuando escuchábamos el sonido del agua entre las voces de las radionovelas :)

abrazos

Spaghetti dijo...

Patio de luces tamizadas, de reflejos de luz en las paredes que fueron blancas, de miradas furtivas a la intimidad vecina. Patio de luces que se encienden y se apagan tras las próximas ventanas, donde vidas como la tuya, trajinan y no se cansan. Como gotas de la lluvia que no cesa tras los cristales y siempre sobre los tendederos de ropa recién lavada.
Para mi son viejos recuerdos de casa y de familia que aún me conmueven ahora que la realidad cambia, pero sé que aún quedan esos patios esas luces y esa lluvia que rodea la vida en cualquier lugar de España.
Marcelo

Merche Pallarés dijo...

¡Pobre casa inundada! Bello el poema de Verlaine que nos regala MARTINE. Eso de no saber porque, sin amor y sin odio su corazón siente tanta pena... Precioso. Besotes lluviosos, M.

La Zarzamora dijo...

Y cuando llueve en el corazón no hay paraguas que lo pare.
Besos, Pedro.

Kety dijo...

Cada día se oyen menos cánticos por las ventanas. ¿Serán las prisas?

Un abrazo

Asun dijo...

La lluvia propicia la melancolía y mientras llueve, llueve, llueve.

Besos

pancho dijo...

Como una espiral que nos sumerge a
mil besos de profundidad

Antonio Aguilera dijo...

Lávense con ella todas nuestras miserias y ruines vanidades

Myriam dijo...

No hay escenario mejor en el que el corazón pueda llover...

Myriam dijo...

Gracias MARTINE por esa poesía que me trae reminiscencias de mi juventud en Paris.

Myriam dijo...

Besos, abrazos y saludos a todos.

El Pinto dijo...

Llueve tras los cristales, y la calle y el parque se llenan de silencio en el paseo con Roma, mi perra. Luego al llegar a casa continua la vida, con ese calzado embarrado y esa retahíla, de "no pises"...
Un placer amigo y buenas lluvias

rubo dijo...

Siempre me han parecido lugares muy tristes, donde se palpa la soledad y la fealdad de nuestras ciudades modernas.

Martine dijo...

¡Gracias a tí Myriam, Guapa!
Me hace feliz haber contribuido a traerte gratos recuerdos.. Un beso cariñoso.

MIMOSA dijo...

Llueve y nos arrastra a esa nostalgia interior, donde apenas quedan lugares donde refugiarse, pero me gusta oír el sonido del agua cuando cae, y acompasar mis pensamientos que me transportan a una rara calma.
Besos Pedro

oliva dijo...

También puede que esa parte de la vivienda es la que iguala a todas, los pisos de 60 m2, los duplex, los adosados o los chalets, todos tienen un patio de luces o un patio trasero, oculto y que guarda aquello que no quiremos que los demás encuentren... y allí aparece la lluvia, con un sonido como el de tu vídeo.

Me agradó.

un saludo.

Isabel dijo...

Esa lluvia que nos hace sentir tanta cosas... me gusta y a la vez me entristece. Besos Isabel.

São dijo...

Detesto chuva e nevoeiro!

Besos, Pedro mio.

Kety dijo...

LLUVIA


En el silencio de la noche
Escucho el tintineo de las gotas de lluvia en el tejado
Quiero sumergirme al sopor del sueño,
Acompañada de su dulce sonido
Y dejarme llevar por el letargo.

Pero ella, imprescindible en la vida
Me recuerda con su tintineo insistente
Su presencia ineludible y necesaria.
En su compañía, cierro los ojos y sigo soñando.
La vida está presente en cualquier lado


http://reflexiomes.blogspot.com/2009/03/lluvia.html

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Enlazo una canción, de mis recuerdos -lluviosos- en Burgos.

Gotas de lluvia que al caer

Saludos.

XuanRata dijo...

Qué envidia me daban los que vivían abajo, en el primer piso, y tenían acceso al patio de luces, aunque la verdad es que nunca vi a nadie en él. El patio de luces es una versión venida a menos del patio interior, un patio de vecinos hecho tan solo de vacío, caja de resonancia como tú bien sugieres del latido de la vida en el barrio. También el espacio que nos separaba de una loca que nos hacía la vida imposible con sus canciones destempladas a deshoras. La vida.

virgi dijo...

Son preciosas tus palabras, siendo como suelen ser, descuidados, los patios de luces.
Besos

Aldabra dijo...

melancolía... a veces con la lluvia se nos empapa el corazón.

biquiños,

jg riobò dijo...

Resuena la lluvia ahí fuera.