viernes, 10 de diciembre de 2010

Somos nuestros sueños

De niño nunca atrape el pañuelo: cuando pude hacerlo había crecido tanto que olvidé el sentido del juego.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Por amor de dios, eso no se olvida!
Pero tienes que querer tener presentes las reglas.
Un abrazo grande.
Concha.

impersonem dijo...

Tal vez porque en nuestros sueños sobrevive la esencia de lo que realmente somos...

Cabe darle muchos sentidos al juego del pañuelo... pudiera ser que cualquier día, en uno de tus sueños, recuerdes cuál era el sentido del juego... para ti.

Un abrazo.

María dijo...

¡Cómo me gustaba el juego del pañuelo! no tenía importancia para mí si no lo alcanzaba, lo divertido era participar y jugar con los demás, desde niños tenemos que ir aprendiendo que no siempre se gana, porque así es la vida, como un juego en el que muchas veces tenemos que perder.

Un beso.

Asun dijo...

Uyyyy... Yo era buenísima jugando al pañuelo. No sólo lo cogía sino que era capaz de volver a mi sitio sin que me pillaran.
Ahora, aunque he crecido, sigo conservando el sentido del juego, y lo disfruto como nunca.

Un beso

Cornelivs dijo...

Conozco a un amigo que estaba tan acostumbrado a perder...que ganar le molestaba.

(No estoy seguro de haberte entendido bien, Pedro.)

Un abrazo.

El Gaucho Santillán dijo...

Aqui no se juega a eso, pero la esencia del JUEGO es la misma.

Para ganar debes ser inmisericorde. Insensible.

Entonces, te dicen :GANADOR.

El diablo los lleve.

Un abrazo.

Lola dijo...

Quizá en esta vida suele pasar que cuando tenemos a nuestro alcance aquello que siempre habiamos esperado sea tarde, porque no encontremos la razón de porque lo perseguiamos. Un beso, me gustó tu entrada, como bien te decían ayer sabes dar vida con mucho arte a lo inanimado.... (con otras palabras claro)

BIPOLAR dijo...

yo también lo veo absurdo

BIPOLAR dijo...

aquí venimos a jugar a la Oca

BIPOLAR dijo...

y tiro, porque me toca.

Alimontero dijo...

No sé ese juego Pedro, sin embargo las palabras del Gaucho Santillán me llegaron ...."para ganar debes ser inmisericorde, insensible, y te dirán GANADOR.... WOUOWWWWWWWWWWWW!!!

debió ser divertido...;-)

gracias...;-)

Ali

Ele Bergón dijo...

Por eso, porque somos nuestros sueños, creo que nunca debemos olvidar que todo es un juego y entonces todo tiene un sentido.

Un abrazo

Luz

Merche Pallarés dijo...

Muy bueno el comentario del GAUCHO. A mi también me ha gustado. Nunca jugué a ese juego, excepto, siendo niña, un dia en Hendaya (Francia) había una atracción de feria donde ibas dando vueltas e intentabas atrapar una especie de rabo de peluche. Lo atrapé una vez y me tocó dar otra vuelta gratis... Besotes juguetones, M.

Myriam dijo...

... sólo si nos permitimos soñar esos sueños que llevan a la acción.

Pero, el miedo a caernos y a rasparnos, paraliza y hace que lentamente también olvidemos el sentido.

Es que, se necesita valor para jugar, para Vivir.

Natàlia Tàrraco dijo...

el pañuelo, era un señuelo, lo recuerdo, esa era el sentido del sueño ¿o no?

Tal vez ahora, otros son nuestros sueños ¿tendrán sentido?
Besitoooo.

Nieves LM dijo...

Ay me has recordado los juegos de la infancia en la calle. No deberíamos de dejar de soñar nunca. Besos.

Luis Antonio dijo...

Mi autoestima se ha disparado porque sigo soñando mucho y bien...

Carlos Alberto dijo...

No llegue a jugar a eso creo jejeje! pero sii a la gallinita ciega, o al burro y demas juegos. Lo pasabamos genial eran otros tiempos.

Gracias! por hacerme recordar con tu entrada. Un abrazoo Pedro.

Antonio Aguilera dijo...

Somos lo que soñamos y soñamos lo que nos merecemos.
No quiero pensar en el día que deje de alimentarme de sueños: creo que dejaré de existir, como le pasó a don Quijote supongo. No quiero ser émulo de Alonso Quijano, ni ser "Bueno".

Bueno y soleado día por Vandalia. Feliz día por Castilla.

Antonio Aguilera dijo...

La vida como sueño o juego.

Jan Puerta dijo...

Somos. Fuimos y seremos. ¡Menudo panorama!
Un abrazo

XuanRata dijo...

El pañuelo sigue ahí, temblando.

virgi dijo...

Jugar siempre nos espera.
Besitos

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Pedro, creo que nuestro cuerpo y mente, nos avisa del esfuerzo que en cada momento debemos hacer, y ademas creo que es automatico, cosa de las neuronas.
Sin embargo no era imprescindible atrapar el pañuelo, la cuestion era intentarlo.
Al final, si no consideramos de importancia el haberlo atrapado y exibido como trofeo, es posible que se nos olvidara de que iba el juego.
Recomiendo una sesion intesiva de sueños al respecto, a ser posible con garantias de atraparlo, aunque resulte dificil, estoy convencido que a base de soñarlo lo conseguiremos.
Fuerte Abrazo.
Jesus

Aldabra dijo...

el sentido del juego sólo es la diversión en si misma: reirse en la carrera, los empujones inocentes, dejar pasar el tiempo...

y NO LO HAS OLVIDADO, Pedro, todavía tienes el niño a flor de piel.

biquiños,

Silvi (reikijai) dijo...

No conozco el juego.Para mi no es importante ganar,me gusta jugar.Lindo domingo.Besitos.

elisa...lichazul dijo...

acá se jugaba así
en un círculo los niños arrodillados haciendo palmas atentos al compañero que corría cantando con el pañuelo en la mano por fuera del círculo

corre corre la guaraca
el que mira para atrás
se le pega en la pela


y se dejaba el pañuelo detrás del niño y este debía recogerlo y tratar de atrapar a quien lo había dejado y si este alcanzaba el lugar dejado por el otro , continuaba el juego quien quedaba con el pañuelo

gracias a ese juego mis rodillas tienen mucha smarcas , me caí un montón de veces jajajaja

besitos profe

Gabiprog dijo...

A veces los pañuelos no pueden ser atrapados porque simplemente algo nos sujeta desde la otra mano.

MariluzGH dijo...

Me encantaba el juego del pañuelo; hoy -aunque quisiera- mis piernas no me acompañan para correr, pero disfrutaría muchísimo jugando de nuevo :)

abrazos

jg riobò dijo...

Trofeo transformado en bronce que nunca nos llevaremos a casa.