martes, 21 de diciembre de 2010

Orden de lectura


Es curioso cómo cambiando el orden de lectura de una imagen modificamos su significado. De la oscuridad a la luz, de la luz a la oscuridad. Picasso pintó el Guernica al revés, como si pensara la plancha de un grabado, lo que descoloca a los que miran el cuadro sin conocer esa clave. Técnica de vanguardia para el comprosimo, es decir, para hacer de la vanguardia su antítesis. A veces uno desanda su propio camino y lo que le cegó al ir por la luz que rompe las normas clásicas de una fotografía, le sumerge en las sombras durante las décimas de segundo en las que el ojo tarda en acostumbrarse. A pesar de todo, desandar el camino no es regresar, aunque lo parezca. Jamás regresamos: tengo la sensación de que sólo nos quedamos dando vueltas bajo las arterias de las grandes carreteras de circunvalación de la vida.

26 comentarios:

Juan Navarro dijo...

Los malos estudiantes regresan en septiembre o repiten curso. No sé si se recrea el camino o se da por hecho el recorrido.

J. G. dijo...

El recorrido siempre está y permanece, nunca desaparece, el actual no lo percibes. Cuidado con la aparente simetría de la imagen.

rubo dijo...

Nunca se regresa porque, aunque intentemos pensar lo contrario, los momentos nunca se repiten, no vuelven a ser los mismos.
Saludos.

MIMOSA dijo...

Regresar no creo que regresemos, pero en ocasiones nos quedamos perdidos, deambulando y buscando un nuevo punto de partida, hallado, seguimos avanzando, seguro algún día saldremos a la superficie y nos lloverá la vida.

Besos Pedro.

MariluzGH dijo...

oh, nunca se me había ocurrido pensarlo, ¡qué torpe! Ciertamente nunca regresamos, por poco tiempo que se tarde en volver al punto de partida, el tiempo que ha transcurrido y las vivencias experimentadas nos han cambiado... volvemos pero no regresamos.
Gracias, Maese Pedro :)

abrazos con viento y lluvia

Spaghetti dijo...

Acaso es una regresión mirarse al espejo?¿contemplar nuestra imagen es desandar el camino? El efecto es el mismo que pintar un cuadro por detrás para ser visto por delante.
La reflexión también es una palabra que se mira en el espejo. En este caso la magnífica reflexión de nuestro amigo Pedro, planteándonos la imposibilidad del retroceso.
No sabía que Picasso lo pintara por detrás y no me lo explico, pero cuando tuve el Gernica delante, sentí el mismo escalofrío que si lo miro a través del espejo, y es que lo mires como lo mires es una obra de arte.
Gracias Pedro por tus reflexiones que nos hacen pensar como el reflejo de las aguas de tu Acequia.

Merche Pallarés dijo...

Me ha gustado eso de que "nos quedamos dando vueltas bajo las arterias de las grandes carreteras de circunvalación de la vida" Creo que así es, querido. Besotes mareados, M.

Myriam dijo...

Es que a veces no encontramos la salidad del laberinto, desandando camino, cuando en realidad solo había que avanzar un poco más para encontrar la salida.

Pamela dijo...

Es difícil aprender a mirar, cosa que tu sabes hacer muy bien y nos prestas tus ojos, lo que es de una gran generosidad. ¿regresar? no se puede regresar

Hernando dijo...

Si se mira con atención el "Guernica " de Picasso, parece que sean piezzas sueltas de un gran puzzle que nosotros tenemos que unir. Muchas veces nuestro camino consiste en ir dejando piezas sueltas (trozos de nuestra vida) como los parches(parecen planchas de grabados)que hay en las carreteras secundarias, tan importantes en nuestras vidas, como son las grandes arterias de circunvalación de la vida.

Antonio Aguilera dijo...

Me gusta mucho la reflexión de HERNANDO: vamos dejando piezas sueltas de nuestra vida "porhai" por donde vamos pasando. ¿Qué nos quedará al final del trayecto?, quizás nos quedemos en "chasis", que no sé si trasladado al ser humano serán nuestros huesos mondos y raídos, como quedaron los de don Quijote.

Voy por la imagen del Guernica "pa ponerla bocabajo".

Ele Bergón dijo...

Me gusta decir que " el tiempo es circular pero nunca coincidente". Aunque nos lo propongamos, no desandaremos el camino, porque el camino ya esta hecho. Jamas volveremos a lo que fue.

Me ha encantado tu texto

FELICES FIESTAS

Un abrazo

Luz

Lola dijo...

Esto es como lo de cristal con que se mira.... Un besito Pedro

Natàlia Tàrraco dijo...

Aquello de "al volver la vista atrás se ve el camino que no volverás a pisar" Panorama grafitero bajo las autopistas, otro mundo posible. Pedro, besitos casi navideños disfrazada de ovejita, beeee o de lobita, auuuuu,
depende del día.

jg riobò dijo...

La nostalgia evita todo regreso.

Paco Cuesta dijo...

Desandamos nuestras dudas.

Silvi (reikijai) dijo...

Muy cierto;me dispara una frase de Lincoln "Voy despacio, pero jamás desandando lo andado".Besitos.

São dijo...

Relativamente ao psot abaixo, sempre apreciei muito os prendizes de feiticeiro, ademais adoro felinos, rrss

Quanto a este post, pois ... nunca regressamos, somos com as águas do rio, que nunca são as mesmas!

para ti e para os teus, principalmente tua filha, umas festas alegres, um natal com muito amor e um óptimo 2011. querido Amigo!

Nieves LM dijo...

Imposible desandar, simplemente imposible.
Feliz Navidad Pedro. Un beso.

Cornelivs dijo...

¿Vamos o venimos?

¿Andamos? ¿Caminamos?

O no sera que, mas bien, ¿Erramos?

¡Quien sabe!

Un abrazo.

MariluzGH dijo...

Querido amigo, regreso a dejarte un enlace realmente mágico. Tal vez lo conozcas ¿pero y si no?... Quijote interactivo. Tal vez gustes de mandarlo a tus "lectores" (por si acaso).

Un pequeño regalo para agradecer todo cuanto he aprendido de La Acequia, en el par de años que os sigo.

Abrazos y reitero mi deseo de Paz para todos nuestros hogares. Beso

Aldabra dijo...

Yo voy más allá, yo creo que no hay ningún orden. Uno escribe pero en cuanto escribe, la interpretación de las palabras (o un dibujo…) ya no le pertenecen y el que observa interpreta lo que ve o lee en ese momento. Porque si el momento cambia la interpretación ya será diferente. Todo es tan relativo que da miedo pensar que nos movemos siempre en arenas movedizas. Nuestro único amarre somos nosotros mismos, no hay nada más que eso.
Biquiños,

¡Como nos haces pensar siempre, Pedro!, pero se agradece.

Asun dijo...

No se pueden desandar los pasos que hemos dado, porque después de un tiempo ni el camino, ni el momento, ni siquiera nosotros somos los mismos que éramos cuando los dimos.

Besos

virgi dijo...

¿Y quién nos asegura cuándo vamos por encima o por debajo'

Besos

pancho dijo...

Cuando regresamos a los sitios de los que partimos, el silencio y el olvido se ha adueñado de lo que conocimos. Sólo la piedra eterna con la que nuestros ancestros construyeron el lugar permanece, y ya ni eso, por el afán destructor que nos asalta.

Siempre conviene mirar el reverso de las cosas, suele albergar sorpresas, sobre todo en arte.

BIPOLAR dijo...

yo creo que se pueden dar muchas vueltas para evitar ciertas cosas pero al final -por una u otra razón- uno se topa con ellas.

El tattoo de Matutano mola. Buen trucaje.
;)