domingo, 19 de diciembre de 2010

La nueva Ortografía de la lengua española


El pasado 17 de diciembre, el príncipe de Asturias presentó la nueva Ortografía de la lengua española en la sede de la Real Academia Española.  Aparte de las anécdotas del acto y de las novedades de esta Ortografía con respecto a su predecesora de 1999 (que no son tantas), me ha llamado la atención que una parte de los medios de comunicación españoles hayan optado por tratar el asunto con el mismo sensacionalismo con el que abordan muchas de las cuestiones de la información política y las noticias del corazón. Hay medios que han llegado a fabricar titulares directamente falsos que sólo pueden deberse a que el redactor ni se ha leído la nueva ortografía ni ha consultado el diccionario en línea de la RAE ni se ha tomado la molestia de atender a lo que dice el mismo cuerpo de la noticia para la que decide el titular.

La ortografía es un conjunto de normas que siempre ha sido y será polémico. Si se fija sin respertar los cambios que el uso introduce con el tiempo de forma general, nadie lo respetará. Si se introducen modificaciones que no son generales y que tan solo responden a las modas o al predominio de unos hablantes sobre otros, quedará desprestigiado. Por eso, las normas ortográficas deben modificarse con tiento y a su tiempo.

Desde hace décadas, la Real Academia Española decidió, con gran acierto, que la lengua española no le pertenecía a España o a Castilla por el mero hecho de ser su lugar de nacimiento y abandonó el celo centralista y con gotas de soberbia por el cual se había regido hasta ese momento: porque vio el futuro, porque se preocupó por el idioma y porque otra opción hubiera significado que nadie le hiciera caso. Todavía hoy, en algunas de las charlas que doy, me encuentro con personas que piensan que los castellanos somos no sólo los propietarios sino también los tiranos del idioma: de ahí, por ejemplo, la absurda polémica sobre el origen del castellano que, curiosamente, une tanto a los que, desde una perspectiva en exceso localista, son tan divergentes en ideologías. Como si una lengua entendiera de los límites fronterizos establecidos tantos siglos después de que apareciera. Me preocupa mucho el nacionalismo aplicado a las lenguas y me preocupa más en aquellos que critican el nacionalismo lingüístico de los otros.

La nueva ortografía nace de dos realidades actuales: por una parte, el reconocimiento del panhispanismo, de que es la comunidad de los hablantes del español la que construye esa lengua y decide los usos mayoritarios; por otra, el presente de las herramientas informáticas.

Decidir anclarse en el estado anterior significa, por un lado, provocar el distanciamiento de las zonas en las que se habla español entre sí; por otro, dificultar la presencia del español en Internet y en la tecnología más actual, con las implicaciones que esto tiene.

De todas las formas, léase primero la Ortografía antes de decir cosas que no están en ella. Y si los académicos se han equivocado en sus decisiones, el uso mayoritario les corregirá, como ha pasado en tantas ocasiones. Así, por ejemplo, Nebrija, tanto en su Gramática castellana (la primera escrita  para una lengua moderna) como en sus Reglas de ortografía de la lengua española eligió opciones que ya en su tiempo no eran mayoritarias puesto que le pesaba mucho en su interpretación filológica tanto la herencia latina como el uso cortesano toledano y acabaron arrumbadas por el tiempo.

Por mi parte, sólo puedo alabar la intención y resultado de este trabajo académico.

33 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Bienvenida sea la nueva Ortografía y esperemos que no haya más titulares engañosos.

Me llamó la atención el que se ocuparan de la Ortografía, con cierto tono de pitorreo, en programas de cotilleo y famoseo.

Espero que su contenido sea claro y sirva para resolver nuestras dudas.

Un abrazo

MIMOSA dijo...

Muy aclaratoria la entrada, ayer tarde en nuestra tertulia con los amigos fue uno de los principales temas de conversación y discusión,creo que el modo en que se encajó la noticia ha hecho mucho daño y muchos están confundidos allende de no molestarse en consultar y creerse todo lo que nos cuentan.
Con anterioridad se han producido algunas modificaciones que no causaron tanto revuelo, y los bulos que andan circulando por los e-mail también son tremendos, alguno ya me ha llegado.

Bueno, yo sigo en mi búsqueda del primer libro de la trilogía, parece que no lo voy a encontrar, ni siquiera lo tienen en la biblioteca pública, lo malo es que ya me leí el primer capítulo por internet y ya me quedé engolosinada, así que lejos de desistir, buscaré una solución para que llegue a mis manos.

Un abrazo Pedro.

Lola dijo...

Permiteme decir que algunos cambios creo van a confundir más que ayudar, no se pero no lo tengo muy claro. Un beso

Luis Antonio dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que expones, pero sigo pensando que los cambios en la norma escrita han de medirse mucho y ser los mínimos debido al desconcierto que siembran entre los usuarios, sobre todo, cuando se comparan textos que aplican unas u otras normas ortográficas.

La razón, insisto, obedede al hecho de que la lengua escrita es más conservadora y menos dinámica que la lengua oral. El hecho de ser más estable y selectiva en el empleo de palabras y expresiones, hace que la lengua escrita se caracterice por su discreción para aceptar neologismos y formas coloquiales y modas conyunturales...

Saludos

Marina dijo...

Evidentemente tengo que mirarla despacio. Pero me hizo gracia una alumna mía de 5º de primaria que me dijo: Seño, dice la Real Academia que la palabra guion YA no lleva tilde...pero según las reglas de ortografía, no debería haberle llevado nunca ¿no?

Bienvenidas las modificaciones que aclaran las dudas lícitas de nuestros alumnos.

Un abrazo

Monika dijo...

Como sea está bien, ya tengo problemas con la vieja ortografía,..ni quiero pensar con la nueva! será cuestión de costumbre, y la ayuda del corrector de Google jaja!!
Un abrazo ((:))

Silvi (reikijai) dijo...

Llevara su tiempo,pero nos acostumbraremos a 27 caracteres.la “b” dejó de llamarse be larga y es sólo be; la ve corta (“v”) es ahora uve para todos, así como nuestra doble ve (“w”), que habrá que llamarla doble u; a la “y” griega (ahora ye) y la “i” latina se las nombrará a secas, sin alusiones gentilicias.Acentos que se eliminaron en el “solo” adverbial, en pronombres demostrativos como “este” y “esta”, y en monosílabos con diptongo como “guion”, “sion” y “truhan”. El prefijo “ex” se escribirá unido a la base léxica. Varió también el uso de “q” “quórum” de ahora en mas debe escribirse “cuórum”.Si sirve adelante.Besos.

MariluzGH dijo...

Soy 'la tonta' de los acentos así que debo tener cuidado con los cambios, mientras actualizan los correctores. La lengua está viva y como tal debe evolucionar... aunque a mi me cueste adaptarme. Espero me ayudes si meto la gamba ;)

abrazo

Goathemala dijo...

Me atrapó un poco con el pie cambiado, quiero decir que no me enteré bien de los cambios. Acostumbro a no ver la televisión. Buscaré los cambios, gracias.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Mucho me temo que yo seguiré escribiendo igual que lo vengo haciendo desde mi tierna infancia pero me doy cuenta de que ciertos cambios son necesarios de vez en cuando. Con tal de que no desaparezca la "ñ", bienvenida sea la nueva ortografía. Besiños, M.

P.D. SILVI, creo que al final la "y" ha quedado como griega ¿no, profe?

Asun dijo...

A mi creo que me va a costar acostumbrarme a los cambios, pero bueno, supongo que con el tiempo todo acaba por interiorizarse.
Mientras tanto procuraré irlas aprendiendo poco a poco.

Besos

José Núñez de Cela dijo...

Tienes razón. Era/es muy extraño que los medios se lo tomaran con tanto entusiasmo. Más bien parece una campaña comercial para promocionar su venta e intentar que en todas las casas haya un ejemplar en la estantería aunque no se abra nunca.

Silvi (reikijai) dijo...

Hola Merche: La `y` griega (ahora ye) y la `i` latina se las nombrará a secas, sin alusiones gentilicias. Besos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

HOLA A TODOS: Plantearos unas cosas: la mayor parte de los cambios establecidos ahora ya estaban en la ortografía anterior; la mayor parte de los cambios "radicales" afectan sólo a unas pocas palabras; la mayor parte de los cambios ya eran norma de uso en los países hispanoamericanos, no tanto en España; la mayor parte de los cambios que la gente ve mal no tienen nada que ver con la ortografía, sino con la costumbre; la mayor parte de los cambios permiten -como ya lo hacían en ediciones de la ortografía anteriores- seguir usando las viejas formas si ésa es nuestra costumbre.
Me parece muy interesante la apreciación de José Núñez de Cela. Aparte de las razones expuestas en mi entrada, hay una razón comercial. La RAE tiene que hacer caja. Y eso yo no se lo voy a criticar.

moderato_Dos_josef dijo...

sí, para qué tanto ruido si apenas son unas modificaciones.
Feliz Navidad.
un abrazo.

Myriam dijo...

Lo esencial me quedó claro:

Eme
ye
ere
i
a
Eme final: de mamá.


Un abrazo

Paco Cuesta dijo...

He de reconocer que fui castellano-propietario, hoy afortunadamente arrepentido. Permitid que repita una frase de Miguel Delibes -cabecera de El Alfoz- "Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas".

nerea dijo...

Yo también creo que me voy a liar... sobre todo con el tema de las tildes, ya me puedo leer un poquito de la nueva ortografía porque voy a perderme seguro...

Besicos!

Nerea

Ele Bergón dijo...

!Buf! ando un poco despistada con esto de la nueva ortografia. He oido algunas cosas, otras he leido pero al final lo tengo un poco embarrullado. TEndre que irlo aprendiendo poco a poco.

Un abrazo

Luz
( De momento sigo en el ordenador sin las tildes)

El Gaucho Santillán dijo...

Lo siento, pero voy a seguir escribiendo igual. Y con las tildes al revès, porque solo esas me salen.

Naestro, un gran abrazo para usted, que pase felices fiestas, y que Dios nos bendiga a todos.

Un abrazo.

François de la Carmogne dijo...

Me gusta la vocacion de panhispanismo de la Real Academia Española de la Lengua.

No asi algunas de las modificaciones introducidas en la nueva ortografia; aunque concuerdo con usted en alabar la intención y el resultado global de este trabajo académico.

Un placer saludarle de nuevo, profeso Ojeda.

Francisco O. Campillo dijo...

"Y esto es enriquecer la Lengua, sobre quien tiene poder el vulgo y el uso."

No lo digo yo, sino Cervantes

Mar dijo...

Estas Navidades tenía pensado "estudiarme" las nuevas reglas de Ortografía...

Te adelanto que me va a costar mucho eliminar la tilde de "sólo"... En fin...

Un abrazo.

impersonem dijo...

Cuando vi la noticia pensé como José Núñez de Cela y aunque han pasado unos días sigo pensando lo mismo...

... sobre todo lo que dices no tengo una oponión fundada, pero mucho me temo que mi ya pobre ortografía dará el salto a la cacografía, pues no voy a seguir ninguna de las normas propuestas, no por nada, sino porque no tengo tiempo para "desmecanizarme" de la ortografía anterior y atenerme a la actual.

Abrazos.

São dijo...

Deveras interessante, principalmente porque desconhecia o tema Aqui em Portugal também entrou em vigor recentemente o Acordo Ortográfico, que deu muitissima polémica.

Besos, , querido amigo mio.

pancho dijo...

A los profesores nos han evitado el trabajo de explicar por qué vio y dio son monosilabos y no se acentúan y guió, rió, huí son bisilabos y sí llevan tilde. Ellos se evitan unas cuantas faltas de ortografía al admitir las dos grafías. Yo seguiré pronunciándolas de dos golpes de voz, como siempre he hecho.

Borja Santos Porras dijo...

¡Qué bonita es la evolución del idioma!

María dijo...

Tendremos que ir acostumbrándonos a dichos cambios.

Un beso.

Raúl Urbina dijo...

Tengo pendiente una entrada sobre esta nueva Ortografía. La estoy revisando en profundidad para ver si mantengo el criterio inicial de muchas luces y alguna sombra (pero importante).

Aldabra dijo...

sin duda, nos ofreces aquí una opinión sensata y no la que estamos oyendo estos días en las noticias, como bien dices.

biquiños.,

La Zarzamora dijo...

A mí me da muy mala espina, por no decir muy mala tilde ;)

Besos, Pedro.

BIPOLAR dijo...

mi solo es sólo mío, no puede morir.

Magui dijo...

O português também teve modificações mas Portugal insistiu em discussões idênticas às que vc descreve.Não percebem que o importante é simplificar para não deixar o idioma morrer.