miércoles, 22 de diciembre de 2010

Fantasmas



Es curioso, pero la mayoría de los fantasmas que conozco viven en la puerta de al lado, esperando a que vaya a pedir un poco de sal para hacer la comida.Vecinos y cotillas. Por eso, compro la sal por sacos de 10 quilos.

32 comentarios:

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda, llamaba hoy a su puerta para pedirle un poco de sal para un guiso.
Claro y si no le importa, paso.

Suyo, su vecino.
Z+------

Lola dijo...

Buenisima entrada jejejejejejeje. Buenas noches

Sor Austringiliana dijo...

Iré a pedir a su caridad un poco de sal. Me apagaaaaan.

María dijo...

¡Qué poco me gusta la sal!

Muy buena la foto.

Pedro, te deseo unas felices navidades y que el nuevo año te traiga todo lo que desees.

Un beso.

XuanRata dijo...

Con tanta sal no tardarás en tenerlos a todos a la puerta.

Asun dijo...

Pues ten cuidado, que como se enteren de que el depósito de sal lo tienen en la puerta de al lado serán ellos los que llamen a tu puerta sin cesar
:D :D :D

São dijo...

Alguns fantasmas ainda vivem mais perto: residem dentro de nós!

Meu querido Pedro, te peço que passes amanhã pelo "são", sí?

Desde já o meu grato abraço.

MariluzGH dijo...

Ah, tremendo... de joven, hasta escuchaba los murmullos tras las puertas cuando me "veían" llegar a horas de cantar el gallo gggrrrrr

abrazos y cuidado con la sal ;)

Marina dijo...

JAJAJAJAJAJAJ. y yo debería hacer lo mismo...de hecho me voy a por sal...bueno, mejor mañana que ahora no sé dónde voy a ir.

Besos

Monika dijo...

Deduzco que es un vecindario poco amistoso. Mejor comprar la sal,... y azúcar también por si acaso!
abrazo ((:))

Merche Pallarés dijo...

Chico, ¿10 kilos de sal? Supongo que también la usarás para limpiar la nieve de la entrada de tu casa... Y ¿perejil? ¿Cuánto perejil tienes? ¿eh? Besotes fantasmales, M.

Hernando dijo...

!10 kilos de sal? tienes unos vecinos hipertensos, hipercotillas e hipercaraduras.
Saludos para todos los "acequianos" que nos miramos en las aguas de la acequia y una navidad cargada de salud y sueños.

virgi dijo...

Y ajos, por si acaso...
Besos, disfruta, que tengas unos días serenos y felices.

BIPOLAR dijo...

:D :D :D :D :D

España de Sálvame de Luxe...

La Zarzamora dijo...

Sí, Pedro, todavía estamos viviendo en esa España de fandango y pandereta ;)

Besos.

jg riobò dijo...

La realidad es que nosotros también somos fantasmas.

Silvi (reikijai) dijo...

Modera el consumo de sal,te servirá para prevenir los problemas gástricos y los cardiovasculares.Y adiós a los fantasmas.Jajajaja.Besos.

Natàlia Tàrraco dijo...

a puñaditos de sal, espanta los fantasmas, échatela por la espalda a lo romano !ave! fuera espíritus. ¿Tienes tantos fantasmas como para necesitar 10 kg de sal?
Me miro en el espejo y me digo: ya te conozco fantasma, vade retro.

pancho dijo...

Qué gregarios son los fantasmas, ni atados se van de nuestros desvanes y buhardillas, amasando tiempos en los rincones.

Ele Bergón dijo...

Ya lo dice el refran " Es mejor prevenir que curar" para no tener que pedir ni deber favores a nadie que luego se los cobran y mucho.

Besos

Luz

Myriam dijo...

NO lo pensé cuando acepté estar en el celebérrimo Concejo de Administración de mi siempre pOnderado y bienamado edificio. Ahora más que sal, uso el vinagre para espantarlos.

Myriam dijo...

Felices Fiestas y abrazos al anfitrión y a todos los tertulianos de La Acequia.

Juan Navarro dijo...

No, en la puerta de al lado sólo hay un espejo; los fantasmas conviven con nosotros.
Un abrazo.
P.S.: Lo de la sal daría para un tratado: sazona, pero también conserva. La mujer de Lot se convirtió en estatua de sal al volver la vista atrás.

rubo dijo...

Mejor así. FELICES FIESTAS!!!

Aldabra dijo...

Ja ja ja… Menos mal que yo he tenido suerte con mis vecinos de ahora porque en la casa donde vivía antes tenía una que ¡¡válgame el cielo!!, que elementa. Con no abrir la puerta tienes arreglado, igual así se dan cuenta de que molestan.
Biquiños,

Cornelivs dijo...

Yo la compro por sacos de 15.

Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Lo mejor es tomar la comida sin sal, como yo hago. Lo malo es que lo llamen a uno soso.

Estamos llenos de fantasmas, algunos son amigos de nuestros vecinos.

MIMOSA dijo...

En casa me educaron bajo la premisa de "cada uno en su casa y Dios en la de todos", aún así siempre hay quien quiere otear!
Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

Nunca debiera de faltarnos el pan y la sal.

elisa...lichazul dijo...

nosotros estamos exportando por estos días al viejo continente como locos, por la ola de nieve que no cesa ni da tregua en los aeropuertos

BESOS Y BUENAS ENERGÏAS PEDRO
Felicidades Siempre!!!

Caminante dijo...

¿Quien da la vez?
¡Ah! Que coja el nº
El 31, y... ¿Por qué nº va?

Fantasmas somos todos en alguna casión y los blogueros, en especial, tenemos más "espacio" en donde "lucirnos".

Una pena no disponer de vecinos agradables. La convivencia en vertical es terreno abonado para ello, al parecer.

Que disfrutes de unos agradables días, te deseo; lo mismo que a mí.
Recibe un fuerte y cálido abrazo desde Getafe/Madrid: PAQUITA

Gabiprog dijo...

Lo paranormal acaba a veces en un 'para qué', y total, mientras sean otros quienes lleven sus sabanas y cadenas...