lunes, 18 de octubre de 2010

Colegio Cervantes y noticias de nuestro Quijote.

Google da 903.000 resultados cuando se hace una búsqueda con los términos colegio y Cervantes. Por supuesto que no tiene validez estadística ni responde exactamente a la realidad, pero nos documenta que Miguel de Cervantes ha sido un referente a la hora de poner el nombre a un centro de educación -colegios, institutos, universidades, academias, etc.

Como ya vimos con los locales teatrales, la circunstancia no deja de esconder una ironía: no sabemos con certeza la formación académica que tuvo Cervantes -aunque hay indicios certeros que lo sitúan dentro de círculos humanistas de educación antes de su marcha a Italia- y, durante mucho tiempo, ilustres académicos y escritores le negaron la erudición y el ingenio suficiente como para escribir las obras que escribió. Sin embargo, casi todos los países de habla española le han honrado poniendo su nombre a cientos de edificios dedicados a la educación desde el siglo XIX. En algunos momentos, a la vez que abrían centros con su nombre, los gobiernos de turno quisieron imponer una visión oficial sobre Cervantes y su legado que redujera el potencial crítico de su obra y su personalidad: se percibe este hecho en muchos centros abiertos en el franquismo, en los que se daba una versión edulcorada de su legado literario y una lectura reduccionista, en especial del Quijote. Aun así, ahí está Cervantes, como presencia constante de la cultura hispánica y, sean cuales sean las razones que llevan a poner su nombre a un colegio, el personaje obliga a quien traspasa cada día las puertas de las aulas a estar a su altura.

Traigo aquí, como ejemplo, la fotografía del Colegio público Cervantes de Miranda de Ebro, situado en la plaza del mismo nombre. Alguno de los que participáis en la lectura habéis aportado otros ejemplos.

Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.

También os pido que me remitáis autorretratos quijotescos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.

Noticias de nuestra lectura

Aviso: circunstancias personales me han hecho retrasar la circular dirigida a los que habéis manifestado vuestra intención de acudir a la comida quijotesca. La enviaré a lo largo de esta semana. Espero que sepáis disculparme.

Como un juego de pícaros ve Jan Puerta la historia de los azotes del capítulo de la semana. No os perdáis la ilustración, que guarda sorpresa, así como los varios grabados que recoge su entrada.

Debemos incluir varias entradas de Firvulag para nuestra lectura, alguna de las cuales se me pasó en su día y por eso pido disculpas. En la primera, comentaba el inicio de la nueva burla de los Duques con su opinión sobre la participación en ella de los protagonistas, a los que ve moralmente superiores a sus anfitriones. En la segunda, trata del carácter y origen del personaje de Altisidora. Finalmente, presta atención a la sabiduría matemática de Sancho a la hora de calcular el precio de los azotes.

Mª Ángeles Merino, Abejita de la Vega, comenta la virtud del pícaro Sancho, que se afana en descortezar árboles. Y lo ilustra como en ella es habitual. Mientras tanto, el Sanchico (que en el capítulo anterior había dejado clara su opinión sobre Altisidora) se debate entre la alegría al saber que su padre vuelve a casa con dinero y poco azotado y la tristeza al saber que Ele Bergón dejará de darle voz: en esto se parece a nosotros.

Cornelivs -que, como sabéis, es patidario de que Don Quijote no era consciente del engaño de Sancho- desgrana la razón y precio de los azotes y las conversaciones posteriores entre ambos protagonistas.

Pancho propone la lectura del capítulo a partir de una apreciación de Unamuno que tiene mucha enjundia. No os perdáis las ilustraciones de su entrada.

En la entrada de Merche Pallarés encontraréis una buena acumulación de trucos y refranes sanchopancescos, dignos de enredar al bueno de don Quijote.

Paco Cuesta analiza minuciosamente el carácter de Sancho en relación con el asunto del encantamiento de Dulcinea y de los azotes. No os perdáis su entrada.

Antonio Aguilera hace un divertido y acertado análisis de la actitud de Altisidora y el comportamiento de Don Quijote, no os lo perdáis.

Aldabra no ha podido contenerse y usa el final del Quijote en su última entrada: no vayáis -por ahora- aquellos que queráis que os sorprenda Cervantes.

Manuel Tuccitano aprovecha el camino de regreso para continuar su lección de geografía quijotesca, algo que separa esta obra de las que parodia. Un acierto.

Kety, fiel a su proyecto del Quijote en verso, anuncia el regreso a la aldea. Es de apreciar cómo se conserva el espíritu cervantino en sus versos.

Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl Urbina : Primera parte y Segunda parte.
Enlace con el blog construido por Manuel Tuccitano expresamente para esta lectura y que puede considerarse un agregador con los enlaces de todos los blogs participantes de forma regular, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

16 comentarios:

Lola dijo...

Es curioso este mundo del internet y aunque exista gente que diga lo contrario a mi me ha sumado más que restado entrar en el. Un beso Pedro

Merche Pallarés dijo...

KETY debería publicar su Don Quijote en verso. Es genial. Besotes, M.

Myriam dijo...

Pués te diré que se multiplican más que los conejos, ahora Google da la módica suma de ¡¡1.810.000 en 0,07 segundos!!

Besos

en Estambul. dijo...

Ya me pasaré, para darte el KULTUR PROGRAMI de Eylül-Aralik 2010 del Instituto Cervantes de Estambul.

Neogeminis dijo...

Interesante propuesta, todo un desafío!

Saludos.

São dijo...

Porque será que há sempre esta tentação de negar aos grandes escritores a autenticidade das suas obras: Cervantes, Borges,Shakespeare, ...?!

Besos, amigo mio.

Asun dijo...

Pues chico, yo hago la prueba, y cada vez me da un resultado distinto, dependiendo de si lo pongo entre comillas, de si le incluyo el "y" o no, de si le pongo un +... En fin toda una serie de intentos (por enredar, que no por otra cosa) y ninguno coincide ni con el tuyo ni con el que dice MYRIAM.

Bueno, mejor dejo de enredar y me pongo trabajar.

Besos

pancho dijo...

La elección de Cervantes como denominación de cualquier edificio, centro cultural, teatro o colegio tiene la ventaja de que se ahorran discusiones estériles y mucho tiempo en llegar a un acuerdo; con pocos personajes habrá habido tanta unanimidad como con el escritor alcalaíno.

Supongo que será difícil saber a ciencia cierta cuál era el grado de instrucción y erudición de Cervantes, pero de lo que podemos estar seguros es de que el Quijote no surge de la nada ni por generación espontánea. Detrás hay muchas lecturas y escrituras previas, y un gran trabajo de coordinación de materiales de muy diversa índole, tan extenso como la misma obra, que no serían nada si no se contara con la gran imaginación para inventar historias del escritor.

Bueno me callo que parezco un entendido, que esto lo lee mucha gente que sí lo es.

Una cosa que se descubre sobre Cervantes en el Google es que varían las referencias si se hace con Mocilla o con Explorer.

Gracias de nuevo por todo el tiempo que inviertes en el resumen de todas las aportaciones y por la referencia personal.

Un abrazo.

pancho dijo...

Se me olvidaba decir que debe imponer pasar todos los días por delante de ese busto tan enorme ( al menos lo aparenta en la toma), también un acicate para intentar hacer las cosas bien y no defraudarle, que todo lo ve y escucha desde el patio.

Selma dijo...

Y gracias a “La Acequia” y a quien tan magistralmente la dirige, he vuelto a acercarme a este Autor, con una mirada nueva .. lejos de como lo viví en mis “ Classes d'Espagnol” y ahora con entrañables contertulianos que aquí encuentro..

Besos para tí, Pedro, para todos..

Abejita de la Vega dijo...

En la zona de Cuatro Caminos de Madrid, en Raimundo Fernández Villaverde, hay un CEIP Cervantes. Cuando la estación de Continental estaba en la calle Alenza, yo salía del metro justamente al lado de ese colegio. Recuerdo un edificio de ladrillo visto, al lado de aquel "scalextric" que se eliminó.
Ya conté en mi blog que en Burgos el desaparecido colegio Cervantes está ocupado hoy por las aulas María Zambrano.

Es un nombre muy socorrido porque no molesta a nadie, creo. Bueno...no creo que en Guipúzcoa haya ninguno con ese nombre. Igual estoy equivocada, ojalá.

Sancho y su virtud entran dentro de la mentalidad de una época en que lo mágico ocupaba más lugar que ahora. Resucita doncellas, desencanta Dulcineas...y descorteza árboles.

Esta lectura ha sido algo único y maravilloso. ay, la aldea ya se ve. Gracias, Pedro, por proporcionarnos esta lectura tan extraordinaria y enriquecedora.

Un abrazo

Kety dijo...

Pedro, si Cervantes tuviese que elegir un escribano, serías tú sin duda alguna.

Merche, muchas gracias, pero ya se va publicando en Internet. lo que me pesa, es no haberlo hecho desde el primer capítulo. ;-)

Un abrazo a todos

Paco Cuesta dijo...

Permanece y se mantiene pese a los envites de la historia y los personajes y personajillos que por ella discurren.

Goathemala dijo...

En el Instituto Cervantes de Madrid, donde diera clases Machado, hice mi COU.

Un abrazo.

Kety dijo...

El primer colegio que pisé; Miguel de Cervantes -El Toboso-
Lo recuerdo vagamente, pues tenía, apenas unos años.

http://www.eltoboso.es/web/contenido.jsp?id=56&turismo=TRUE&i=

BIPOLAR dijo...

pues discrepo un poco con Pancho y sin buscar el suspenso pues mi ignorancia es atrevida

siempre traslado la comparativa al terreno de los pintores de brocha fina y lo que se obvia es la genialidad del autor, que no se aprende en ningún sitio aunque se pueda enriquecer con los estudios.

¿acaso todos los pintores han realizado estudios de Bellas Artes?