domingo, 12 de septiembre de 2010

Tasca de barrio obrero


Decidimos que éramos demasiado ricos para frecuentar estos lugares.

33 comentarios:

Myriam dijo...

Ricos.... y de ¡¡"buenas costumbres"!!

Aclárote que fuí al RAE a culturizarme, y me dice que la tasca es una casa de juego de mala fama o taberna. Pues eso...

Aunque de mayorcita en una época le di al poker y era bastante buena, claro que apostabamos cerillas (sin bidón de gasolina)

Besos

Myriam dijo...

¡Buen lugar para pegar una publicidad de Viajes! ¿Los habrán mandado a todos los que estaban adentro a una isla desierta?

Lola dijo...

Pues en Jaén, las tascas son esos lugares entrañables donde siempre tienes que ir con los amigos, cuando sales de cervezas y si viene alguien de fuera se los enseñamos como un monumento más. Un beso Pedro

Asun dijo...

¿Estás seguro de que esta tasca está operativa? Demasiado candado y abandono veo, incluso para un barrio obrero.

Myriam dijo...

Cuidado, no te quedes atascado en las Ferias...

María dijo...

Los ricos no son más que nadie porque tengan más bienes, todos, al fin y al cabo vamos a ir a parar al mismo lugar, sin distinciones.

Un beso.

Alimontero dijo...

Existen lugares donde "pobre los ricos" comparten con la prole...

Este lugar no me parece ser una tasca, por muy obrera que sea....

Saludos y una bella semana para tí!

ali

Merche Pallarés dijo...

Hay tascas y tascas... (Qué casualidad que fuiste a buscar la más cutre...¡cómo eres!). Besotes obreros, M.

Hernando dijo...

Siempre he sido pobre y siempre me ha gustado frecuentar las tascas y bares del obrero, del pueblo, las cantinas de los campesinos, hay mucha sabiduría, ha vida en ellas.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Myriam: aunque se empeñe la RAE, una tasca de un barrio obrero no era más que una cantina, un bar. Sólo se jugaba a las cartas o al dominó después de comer. Estos locales comenzaron a cerrarse en los años 70 porque nos hicimos modernos y ricos.

Luis Antonio dijo...

En estos ámbitos se podía sentir el auténtico pálpito de la sociedad más humilde. Un auténtico barómetro sociológico. Con la modernidad y la "coca cola" se ha perdido autenticidad...

Kety dijo...

La cadena en la puerta lo dice todo. Está abandonado
Seguro que en los años sesenta habría buenas tertulias de vecinos obreros. -No vecinas-.

Un abrazo

jg riobò dijo...

Abandono de la clase social por el consumismo voraz.

Montserrat Sala dijo...

Por un momento no sabía si estaba en le blog de Jan Puerta o en el suyo Profesor. O a lo mejor es que ha decidido copiarle.
Efectivamente desde que todos somos tan ricos y delicados, estos "sitios" ya no nos interesan. Pero sigue habiendo vida, no lo olvidemos.
Gracias por recordarnos que somo menos ricos de lo que creemos.

Neogeminis dijo...

Convengamos que no se ve muy confiable en cuanto a cuestiones sanitarias!...y de seguridad, tampoco! jejeje
Saludos.

Myriam dijo...

Vale, tomado nota: entonces retiro mi primer comentario.

Yo no tengo ningún problema en vistar cantinas de ese tipo que aún existen en otros paises y mezclarme con la gente local (sin tener en cuenta si es pobre o rica)
lo he hecho en mis viajes por distintos lugares ya que habitualmente rehuyo a los sitios "turísticos de moda". Se aprende mucho. Lo único que si me molesta enormenete es cuando se fuma, que por tanto humo me ahogo y salgo de ahi sintiéndome pescado ahumado.

Abejita de la Vega dijo...

"...y pedantones al paño que
miran,callan, y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas."

http://machadoantonio.blogspot.com/2008/03/he-andado-muchos-caminos.html

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ayyy, la tasca o taberba o el "antro" de mi barrio, allí la vida la VIDA con sus penas, alegrías, tapas, cañas, olor a gente, !que sudamos tooodos!.
La gente rica va a las tascas para dárselas de "progres" o de turisteo "ojo avizor y foto que te crío". La vida es otra cosa por más que "esponjen" o límpien los ayuntamientos en plan "quítame ahí esa vida FEA que afea la "imagen"
Qué rica vida nos escatiman, prohibir, cerrar, defuncionar todo aquello que parece o "carece" de diseño según la onda, y así nos luce.
En el Rabal de Barcelona, el puterío, el marinerio, la gente de siempre, da paso a la mezcla de razas(!ave!), pero...mal entendida, y a los hotelitos con "encanto", ayyyyy, coplilla.
Añado, las cuestiones sanitarias deberíamos limpiarlas por arriba, que es donde se anida la m....de verdad. Limpia y fija, da esplendor y déjanos pelaos, anestesiados.
¿Dónde estás Makinavaja, el último chorizo? Pajares, Rubianes !!!

rubo dijo...

¡Cuanto proliferaron rincones así, en los años cincuenta, sesenta y setenta! ¡Y cuantos han desaparecido ya, con la "modernización" de los barrios!
Saludos.

José Núñez de Cela dijo...

Tras esa fachada pueden encontrarse las mayores delicias gastronómicas, ... amés de una tertulia agradable y sincera.

... o no

elisa...lichazul dijo...

pájaros recluídos en sus jaulas preciosas
el cerrojo va por dentro profe
y la llave la cuelga la palabra

besitos pedro
feliz semana

elisa...lichazul dijo...

lo de la rae sin duda quedó obsoleta...como muchas presumidas ascepciones que no asemejan realidades actuales

El Deme dijo...

La tasca, a diferencia de la taberna, tiene un ambiente popular y campechano tan entrañable que mucho me temo que la Sanidad Pública va pasando lista una por una y no le queda más remedio que reciclarse en enoteca (ribera del duero 3 euros, tosta de salmón y foi 5 euros) o simplemente cerrar para siempre.

Anónimo dijo...

La pobreza no está reñida con la higiene y el buen gusto ¿no? Besos Isabel.

Selma dijo...

Me gustan las tascas..los pequeños cafés.. tienen vida..no son tan impersonales como lo pueden ser estas cafeterías de "design"..
Esta misma si hablara...¡Cuántas historias, dramas, historias de amor entrañables... podría explicar..

Un beso, Pedro

Fernando López Fernández dijo...

Pues a mi me encantan las tascas. están llenas de novelas y buenas historias. En ellas se vive la vida de manera más intensa, aunque estén llenas de silencios.

Un saludo

Ele Bergón dijo...

Pasate por Vicalvaro, un abarrio obrero de Madrid donde vivi y guardo muy gratos recuerdos y yo creo que todavia encuentras mas de una como esta. ¡Que tiempos aquellos! Nos importaba lo esencial y prescindiamos de lo superfluo, como el lujo.

Un abrazo

LUz

lemaki dijo...

No pero lo curioso es que esta tasca o bar de barrio obrero y trabajodor, está cerrado... ya sé que se repite el comentario, pero es inevitable: hoy los obreros no pueden permitirse determinados caprichos y los bares, las cervezas, las copas es algo extra...

Además de la supuesta apariencia que todos tenemos: fachada, aspecto, superficialidad... en esto somos casi auténticos actores interpretando nuestros papeles de personas eruditas, dignas, con principios y clase... hoy no tengo un buen día.

Agradable... siempre haciendo pensar.

saludos.

pancho dijo...

Veo la España de cuatro millones de desocupados en edad de producción y cuarenta por ciento de jóvenes inactivos más cerca de la mugre hortera de Torrente que del oropel y glamour de las pistas de tenis. País de sol y sombra.

BIPOLAR dijo...

Y la de carreras que se aprobaron en estos antros de conjetura del pito.

Gabiprog dijo...

¿Estará abierta el día 29?

Paco Cuesta dijo...

Cuando desaparecieron los hogares de "Educación y Descanso" los proletarios cambiaron el porroncillo por el vaso.

Aldabra dijo...

vale, admito que algunos de esos lugares se podrían conservar pero otros eran realmente mugrientos... no me digas que no.

¡que viva la limpieza, hombre1

biquiños,