lunes, 28 de junio de 2010

La necesidad del reencuentro y noticias de nuestro Quijote.


Don Quijote y Sancho no podían estar más tiempo separados. Cervantes sabe que cada uno de ellos necesita al otro y que la misma novela los necestia juntos. La separación ha fomentado el crecimiento de Sancho ante los lectores: ya no es, de ningún modo, un personaje secundario, Cervantes ha conseguido sacarlo del rol inicial definitivamente. Cuando se habla de la evolución de Sancho se suele incidir sólo en su evolución psicológica: pero hay algo más, algo genérico que acaba de reventar Cervantes. Si Sancho era, en gran medida, el gracioso del teatro barroco en su versión narrativa, ha dejado de serlo: es un cambio que violenta las convenciones literararias para abrir nuevos caminos en los que experimentarán los narradores a partir del Quijote.

En efecto, Sancho tenía mucho de réplica paródica: de los escuderos de la literatura caballeresca pero también de su amo. De hecho, en la mentalidad popular han quedado ambos como valores contrapuestos -lo ideal frente a lo material; la locura frente al sentido común, etc.- lo que no es cierto como comprueba todo el que lee la novela con cierta atención. Pues bien, la separación ha hecho crecer a Sancho de tal manera como personaje que a partir de este momento él mismo y también los lectores conocen que ya no tiene una relación de dependencia con su amo. No es algo improvisado: se había apuntado en la primera parte con la mentira fabricada a partir de la falsa visita a Dulcinea y se había concretado en la historia del encantamiento de la dama, que tanto juego da a lo largo de toda la novela.

Con el reencuentro, don Quijote y Sancho ya sólo son diferentes en sus roles según la jerarquía social, pero no como personajes de la novela.

Si la separación ha servido para esto, el reencuentro sirve para retomar el pulso de la pareja: es inminente ya que salgan del nuevo al camino porque es en el camino en donde la relación de ambos da los mejores resultados.

Os animo a mandarme imágenes que reflejen la iconografía cervantino-quijotesca o a que las publiquéis en vuestros blogs, para acumular toda la información posible sobre Cervantes y el Quijote. Sobre todo me gustaría publicar imágenes no usuales, aquellas de pequeños lugares.

También os pido que me remitáis autorretratos quijotescos. Recordad que debéis estar con un ejemplar del libro o en actitud quijotesca.


Noticias de nuestro Quijote.

Firvulag anda ya por el capítulo XLI de la primera parte y comenta las huellas moriscas en las referencias quijotescas. Una de las cosas más ciertas del Quijote es que refleja todas las culturas del momento. Buena aportación la suya.

Cornelivs
imagina las sensaciones de Cervantes al escribir este capítulo y su posible conciencia sobre la grandeza de la obra. No os perdáis su moraleja final.

Paco Cuesta enfoca su comentario a partir de la metáfora de la cueva como contrapartida al gobierno: no le falta razón. Y aprovecha para hacer reclamo burgalés de huesos.

Pancho analiza los recursos técnicos manejados por Cervantes para narrar la separación y el reencuentro de sus personajes, del que detalla los elementos esenciales con ilustraciones, que, como siempre, no os podéis perder.

Jan Puerta se disculpó el jueves: una gripe le ha dejado indispuesto, pero nos deja foto quijiotesca. Recuperado, el domingo cumplió con el comentario del reencuentro entre don Quijote y Sancho: se centra, en especial, en ver cómo se teje en el diálogo la devoción del escudero por su amo. Lo acompaña de alegoría del reencuentro, un video y un grabado parisino.

Merche Pallarés sufre junto a Sancho ese azaroso viaje de retorno: ánimo, querida amiga, pronto dejarán la casa de las burlas.

Manuel Tuccitano ve las ganas que tenemos todos -hasta el narrador- por cerrar la etapa en casa de los Duques. Y comprueba que hasta las grandes superficies se nos unen a la lectura...

Asun no cumple su palabra y publica porque el Quijote engancha, sin duda. Le sale un acertado comentario que ilustra con excelentes imágenes.

Kety comenta el reencuentro en buenos versos y se fija, sobre todo, en cómo se da a través del reconocimiento de la voz de ambos personajes.

Antonio Aguilera, además de su buen y divertido comentario del capítulo, lo ilustra con una imagen que no sé si tendrá algo que ver pero ya querría Sancho y aprovecha para promocionar su empresa en tiempos de crisis....

A Abejita de la Vega se la ve muy veraniega al inicio de su comentario cuando comenta la apacible noche veraniega en la que el pobre Sancho cae en la gruta y teme por su vida. La segunda parte del comentario -no os perdáis la ilustración- se centra en el reencuentro de los protagonistas. La tercera, a cielo abierto, es para la nueva lección de Sancho sobre cómo abandonar un gobierno pese a las burlas y los murmuradores. Finalmente, gracias a Ele Bergón, nos da a conocer la nota del Sanchico: el pobre se ha asustado por la aventura subterránea de su padre. Si es que este mozo es un buen hijo...


Enlace con el índice de nuestra lectura, elaborado por Raúl Urbina : Primera parte y Segunda parte.
Enlace con el blog construido por Manuel Tuccitano expresamente para esta lectura y que puede considerarse un agregador con los enlaces de todos los blogs participantes de forma regular, aquí.
Enlace con el grupo en Facebook, aquí. (Este grupo no sustituye a la lectura en este blog y no estáis obligados a uniros: lo usamos sólo como complemento, para informarnos, preguntar y debatir.)
Enlace con la entrada en la que encontraréis sugerencias si os incorporáis con la lectura ya iniciada, aquí.
Si me he olvidado de alguien, hacédmelo saber y lo subsanaré. Recordad enlazar vuestras entradas con La Acequia, para poder encontrarlas.
Vale.

9 comentarios:

Lola dijo...

Salto de una parte a otra de Don Quijote, leyendote por un lado y empezando por el mio. Creo que al final te mandaré una foto convertida en Don Quijote jejejeje y eso que no iba a leerlo nunca jejejeje

Abejita de la Vega dijo...

Otra entrada para guardar, estupenda...
No sólo en la mentalidad popular, eso "-lo ideal frente a lo material; la locura frente al sentido común, etc.", eso está en muchos manuales de Literatura,hechos por vete a saber quién...

Noches de verano apacibles,como aquella que soñaba Sancho, que todos las tengamos.Sin caernos en ninguna sima, claro.

Un abrazo a todos

Kety dijo...

Pedro, ¡FELICIDADES!
Que pases buen día.

Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Continúo sin atreverme a opinar sobre
El Quojite, pero no quiero dejar pasar por alto, el dia de S.Pedro sin felicitarle. Tanto si lo celebra como si nó, ya le mando una recuerdo y un saludo nuy especial,en este dia.

F E L I C I D A D E S

Merche Pallarés dijo...

Es verdad, es tu santo hoy... ¡FELICIDADES, querido Pedro!
Cervan es un genio resolviendo problemas literarios. Eso de que Quijo se acercara a la sima con la excusa de los entrenamientos duelísticos es, simplemente, genial. Estoy deseando que retomen el camino ellos dos solitos y perdamos de vista a los pérfidos duques. Besotes cervantinos, M.

pancho dijo...

Las burlas de la ínsula y el miedo acumulado de Sancho (el asalto y la caída en la sima) dan como resultado un escudero más sensato y reflexivo. La mala experiencia le ha hecho valorar lo que perdió cuando partió para satisfacer su humana ambición. Su evolución intelectual es consecuencia de sus vivencias. Se trata de un Sancho fiel a su amo: rechazó doscientos escudos de su paisano Ricote para volverse al pueblo en busca del tesoro y un puesto “donde pudiera hacer las paredes de mi casa de oro, y comer antes de seis meses en platos de plata”.

A partir de ahora tendremos que mirar a Sancho de otra forma porque ha dejado mucho por seguir a su caballero andante, consciente de la responsabilidad que contrajo de devolverle a la aldea sano y salvo cuando se unió a él en la última salida.

Como dice la Abejita otros dos comentarios para enmarcar.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Todo este crecimiento de SANCHO es extraordinario, desde el punto de vista literario, psicológico y espiritual.

Me es posible inferir todo un mensaje de Cervantes al hombre común de que es posible lograr la superación personal.

SANCHO no se quedó achanchado en elconformismo sinó que probó sus alas y regresó más sabio.

Abrazos a todos

Asun dijo...

Sancho a crecido en todos los niveles sin necesidad de la presencia de su amo, pero los lazos que le unen a él son fuertes y ambos se necesitan, ¡¡¡¡Y nosotros también los necesitamos juntos!!!

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Es que el reencuentro es una necesidad más que necesaria....¿quién es uno sin el otro?...saludos