miércoles, 12 de mayo de 2010

Sobre pactos de educación y electoralismo


Hace unos días, la noticia en España fue que había fracasado el Pacto por la Educación. El Gobierno del Partido Socialista Obrero Español y el Partido Popular, partido mayoritario de la oposición, anunciaron que no habría pacto después de semanas de negociación: se echaron la culpa mutuamente. Los partidos minoritarios tampoco se mostraron satisfechos con el último borrador: los partidos de izquierda consideraron que el Ministro (al que todos habían alabado su talante negociador) había cedido demasiado en su interés por alcanzar un pacto con la derecha y los partidos nacionalistas temían la intromisión del Estado en las competencias de cada uno de los gobiernos autonómicos.

No va más: España camina hacia un horizonte electoral de dos largos años. En las últimas semanas se ha promovido desde algunos sectores un adelanto electoral o la formación de un Gobierno de concentración para el que se han propuesto varios nombres para ocupar la Presidencia, algunos francamente pintorescos. En el estado en el que hoy se encuentran los dos principales partidos políticos españoles no considero que sea una buena idea: otra cosa es que el PP se atreviera a plantear una moción de censura o que se produjera una crisis de Gobierno radical, que es lo que deberá suceder en cuanto termine la Presidencia española de la Unión Europea. Aunque no se adelanten las elecciones nacionales, las convocatorias, en su orden, de elecciones autonómicas, locales y generales de los próximos tiempos tendrán paralizado el país.

Cualquiera que haya tenido acceso a las proximidades de los diferentes niveles de gobierno en España (local, autonómico o nacional) sabe que, cualquiera que sea el color político que las gobierne, las administraciones españolas en tiempos electorales sólo están para gestiones poco complicadas porque quien debe firmar las que necesitan el ejercicio responsable del poder no suele encontrarse en su despacho y está ocupado en reuniones, convesaciones de café y pasillos, comidas pagadas con el dinero público en las que se resuelven carreras políticas privadas, conspiraciones para entrar en las listas electorales o sacar a quien no le guste de su propio partido, entrevistas públicas o privadas con empresarios y propietarios y directivos de los medios de comunicación, reparto de futuros cargos, mítines, redacción y divulgación de consignas o programas electorales.

Y, sobre todo, todo aquel que tenga aspiraciones de continuar con su cargo, obtener uno o mejorarlo, huirá de la toma de cualquier decisión que pueda ser entendida como polémica, conflictiva o que pueda provocarle dolores de cabeza. Conozco un alto cargo que en estos tiempos jamás habla más de una frase seguida con cualquiera de su propio partido y delega toda decisión dudosa en los técnicos, como él dice, pero sin sancionarla posterioremente con su firma. Por si acaso.

Es decir, entre el tiempo que se dedica a las elecciones (muchas veces sólo para salir como público en el mítin del candidato como único resultado) y la parálisis en la toma de decisiones para evitarse problemas, a partir del próximo otoño todo lo que se hará en la administración española más allá de los trámites rutinarios tendrá como objetivo sobrevivir en la carrera política: adhesiones inquebrantables, descalificaciones pretendidamente ingeniosas del contrario, repetición de consignas simplificadoras, ocupar el puesto adecuado en la foto oportuna, logros espectaculares de última hora, inauguración de obras públicas aunque no estén terminadas, etc.

Mientras tanto, las reformas más urgentes de la educación española en todos los niveles, quedarán aparcadas, al menos, tres años -los dos electorales más el primero de la siguiente legislatura.

Como la sociedad española es vociferante pero poco efectiva, entre la grave crisis económica y el clima electoral, me temo que habrá muchos gritos pero escaso ejercicio democrático por la ciudadanía, que comenzará en breve -mejor a la vuelta de vacaciones, que ahora empezará a hacer mucho calor y en unas semanas se inicia el mundial de fútbol en la que la selección española calmará todos los ánimos- la algarabía pidiendo dimisiones, adelantos electorales, insultando a los unos o a los otros y debatiendo sin debate, es decir, sin oír al otro, que es un ejercicio muy español. De la algarabía no sale la democracia y tampoco una revolución digna de ser tenida en cuenta. De ahí que todavía tengamos pendientes algunas.

Entre todos la mataron y ella sola se murió.

21 comentarios:

Cornelivs dijo...

Describes certeramente la realidad Pedro, y he sentido tristeza leyendo el panorama que describes (con el cual, insisto, estoy totalmente de acuerdo).

¿Sabes? En mi humilde opinion es una pena que se haya perdido tiempo. Siempre me acuerdo del clasico refran: "lo que no hace el listo al principio, tiene que hacerlo el tonto al final".

Un abrazo.

Alberto Gamarra dijo...

Y como siempre, los estudiantes cual inocentes civiles sometidos a las ráfagas de los francotiradores de la oposición y el gobierno, regando con sus descalificaciones y malos resultados el suelo patrio.

Un saludo

Asun dijo...

Estamos constantemente metidos en elecciones sean de un tipo o de otro, y como bien dices nadie quiere mojarse en exceso no vaya a ser que luego les pase factura. Lo único que les interesa es mantenerse o acceder al poder. ¿Qué tendrá que les atrae tanto? ¿Realmente les interesa el progreso del país? Yo tengo mis dudas.

A mi cada vez me cansa más escuchar a los miembros de un partido descalificar a los del otro.
La verdad es que resulta bastante desilusionador.

Besos

Myr dijo...

Describes un panorama certero y aterrador.

Deberìan escucharte/leerte.

Sino se implementa el cambio que tan claramente propones, las consecuencias seràn nefastas.

Besos

Myr dijo...

PD La ciudadanìa debe ejercer su poder ciudadano.

silvi dijo...

Que hacemos con lamentarnos querido Amigo. ...Si; muchos no votan,luego se golpean el pecho. Son verdaderos payasos,dan pena.Besitos.Silvi.

Merche Pallarés dijo...

Es una tragedia que no se haya llegado a un acuerdo en la educación tema tan importante. Ya sabemos que a los politicastros no les interesa tener una ciudadanía inteligente y crítica porque entonces, sí, se rebelaría como ocurrió con los de mi generación. Quieren ovejas sumisas que no rechisten como al parecer ya pasa con los jóvenes. ¡Alucino que no protesten con todo lo que está cayendo!
Muy bueno y necesario tu post. Besotes revolucionarios, M.

Gabiprog dijo...

Vamos a ver como viene el próximo invierno dentro de este invierno que nos toca sufrir.

Cuanta razón tienes... Y mira que me jode, y me jode no porque tengas razón (que sería lo habitual en este país) sino porque me entristecen estos horizontes...

Un saludo nada electoral...

Antònia Pons Valldosera dijo...

¡Cuánta razón tienes! El clima político que estamos viviendo me recuerda a os últimos tiempos de la UCD, pidiendo gobiernos de "salvación nacional", con las descalificaciones, acusaciones, electoralismo puro y duro y mientras tanto la casa sin barrer.
¿Y qué decir de las medidas económicas dictadas ayer mismo?
Los costes de una crisis vamos a pagarlos aquellos que no la hemos provocado y los directamente responsables van a salirse de rositas o mucho más ricos si cabe. Y aquí no pasa nada...
Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Pedro, muy buen analis, claro y verdadero. Estoy completamente de acuerdo contigo. No se puede decir mejor. ¿Cuando nos daremos cuenta los ciudadanos que si queremos nosotros tenemos el poder? Pero no nos movemos y seguimos metidos en el juego de los politicos que hacen exactamente lo que tu dices.
Asi nos va.
Un abrazo

Luz

Juan Luis G. dijo...

Qué razón tienes y que bien describes a los "prohombres" de la patria.

Saludos.

elisa...lichazul dijo...

genial entrada profe, una crítica y un visión sin duda, lástima que el sistema sea tan pero tan pesado y que apenas de sintomas de mejorar...

besitos Pedro
tenga un excelente fin de semana

crisis en todos lados , por acá...los profesores nuevos egresados de las universidades quedaron expuestos en falencias básicas de conocimiento y procedimiento académico a través de un exámen que se les tomó , muchos en faltas gramaticales y ortográficas compresnsión lectora otros simples resoluciones aritméticas...como ve , en todos lados se cuecen habas:=)

São dijo...

A Ibéria bem se podia tornar uma confederação, pois os erros e o resto são semelhantes .

Aqui foi o Pacto de Justiça que falhou entre P S ( no Governo) e PSD e, claro, que cada um dos partidos responsabilizou o outro!

Abraço-te, querido Pedro.

Montserrat Sala dijo...

Que panorama mas triste que nos describe, profesor. Y es todo así,tal cual lo cuenta siendo magnánimo o muy "fino" en sus afirmaciones. Mi madre también lo decia: Entre todos la mataron y ella sola e murió... La democracia, claro.
Muchos saludos de los de siempre.

Paco Cuesta dijo...

En la sociedad española somos tremendamente insolidarios. España trae sin cuidado a los políticos, lo que de verdad les importa es su partido y ellos mismos.

Caminante dijo...

"Conozco un alto cargo que en estos tiempos jamás habla más de una frase seguida con cualquiera de su propio partido y delega toda decisión dudosa en los técnicos, como él dice, pero sin sancionarla posterioremente con su firma. Por si acaso".

Pues eso, qué bonita foto y es que... con los reflejos el éxito está asegurado.
Con una ciudadanía sin criterio es harto difícil "avanzar"
Viva el Aleti!
PAQUITA

Anónimo dijo...

Y ¿no crees que nos merecemos lo que tenemos? Que triste panorama. Besos Isabel.

Aldabra dijo...

tienes mucha razón pero me da tenta lástima leerlo que... ¡está el panorama tan negro!...
bicos,

jg riobò dijo...

Grandes actores para la comedia del mundo.

Cosmo dijo...

Sí,aparentemente todos "sufren" por la situación aunque nadie coge al toro por los cuernos,¿Por qué el PP nunca se arriesga a una moción de censura? Recuerdo a Felipe González cuando se la puso a Suárez,no se trata de ganarla o no,sino de poner en marcha las ideas que se defienden y he caído en la cuenta de que en esta legislatura han dejado de salir a la calle de manos de la Iglesia,¿qué ocurrió?¿dejó de importarles aquellos temas o hubo algún cambio del que no me he enterado?.
¡ Cómo me desagrada este juego de la política de partidos ! Piensan antes en ellos que el bienestar social.
Abrazos

Antonio López-Peláez dijo...

Vociferante pero poco efectiva. El comentario da, a mi entender, en el clavo. Sé que no resulta demasiado elegante -más bien nada- referirse a uno mismo, pero justo sobre esa cuestión -el ruido y las nueces- versa el texto redactado por un servidor: http://antoniolopezpelaez.com/2010/03/29/antonio-lopez-pelaez-las-reglas-del-juego/