domingo, 9 de mayo de 2010

Relaciones como astillas


Es curioso cómo algunas relaciones giran para clavarte todas las astillas.

36 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Bueno eso es algo que sucederá de forma inevitable toda la vida. Hay mucho interés e interesado por ahí. Por cierto creo que esto de los blogs a veces es un poco de interesados. De todas formas de vez en cuando haces amigos por aquí.
UN abrazo.

Myr dijo...

Lo que lamentablemente sucede es que hay personas que se convierten en puerco-espìn.

Myr dijo...

(o en madera astillada)

Randle dijo...

Lo peor es el contagio ambiental que puede producir.

Asun dijo...

Y contentos nos podemos ver si conseguimos que no se nos quede ninguna clavada.

María dijo...

Efectivamente.

Yo creo que mejor ignorar las relaciones negativas, cuando no aportan nada positivo a nuestras vidas, sino todo lo contrario, sentimientos negativos que hacen daño y destruyen, como hipocresía, falsedad, deslealtad etc.

Un beso, Pedro.

vazquez74 dijo...

Y, como dicen la Escrituras, mucha gente ve la astilla en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

silvi dijo...

Todas las maderas deberán carecer de astillas ...y los clavos ¡!!
Linda semana. Besitos.Silvi

Viajero, escucha: Yo soy la tabla de tu cuna, la madera de tu barca, la superficiede tu mesa, la puerta de tu casa. Yo soy el mango de tu herramienta, el bastónde tu vejez. Yo soy el fruto que te regala y te nutre, la sombra bienhechora que te cobija contra los ardores del estío, el refugio amable de los pájaros…Yo soy la leña que te calienta en los días de invierno, el perfume que te regala y embalsama el aire a todas horas, la salud de tu cuerpo y la alegría de tu alma…Por todo esto, viajero que me contemplas, tú que me plantaste con tu mano y puedes llamarme hijo, o que me has contemplado tantas veces, mírame bien,pero… no me hagas daño. Rabindranath Tagore

silvi dijo...

Quise decir "y de clavos ¡!!" Besitos.Silvi.

carmensabes dijo...

Giran y giran las muy ladinas... y nos dejan la sangre cortada, las venas azulean a través de la piel y en verano, sin camisa de manga larga para esconder la marca del aguijón.

Besos querido Pedro.

Alimontero dijo...

Querido Maestro... lo peor es cuando nosotros, somos carne para astillas!! y tambien eso es aprendizaje...porque siempre estamos disponibles...
Una cosa que estemos disponibles y otra que "nos claven"...vale??

Gracias Pedro, que tengas una bella semana...una abrazo ;-)

Ali

aniki dijo...

La verdadera fortaleza es ser serenamente dueño de uno mismo. Hagas lo que hagas necesitarás valor. Tomes el rumbo que tomes, siempre hay alguien que te dice que te equivocas. A mí, particularmente, me encantan las astillas. Cuando me clavan una, me pregunto: ¿acaso tomé el camino equivocado?. Y si la respuesta es afirmativa doy media vuelta y le doy las gracias a la astilla por mostrarme el camino correcto.

Besosssss.

Edgardo dijo...

Es curioso ver como negamos lo que ocurre, desconocemos los daños que podemos sufrir, por el simple hecho de construir esas relaciones, de “poseer” aquello que nos parece “bello” y va a provocarnos tanto daño. ¿Cuántas formas de lastimarnos tenemos?

Con vos siempre menos es más, es increíble lo profundo de tu escritura.

Un abrazo fuerte.

HologramaBlanco

Merche Pallarés dijo...

Ay, nene, necesitamos una coraza de acero para transitar por esta vida. Así no hay astilla que pueda traspasar. Besotes no obstante astillados, M.

XuanRata dijo...

Tal vez estas relaciones sean las más duraderas, aunque solo sea por el tiempo que habremos de emplear para ir extrayendo una a una todas las astillas.

Ele Bergón dijo...

Tambien podemos girar nosotros . Lo importante es hacerlo en el sentido adecuado para que no nos hagan daño.

Un abrazo

Luz

MeTis dijo...

las relaciones?

la vida misma nos da la vuelta y nos deja clavados en su madera podrida.

un saludo.

Caminante dijo...

Como ya una anterior a mí ha dicho, quizá también nosotros clavamos alguna astilla, lastimamos sin conciencia -de ello-.
Hubo un tiempo, hará 4 años, en que unas pocas de éstas se revolvieron e hincaron a la vez. La fuerza del grupo, el anonimato?, la coraza que te ofrece.
Te puede hacer mucho daño, más por tu propia debilidad que por su fuerza, y es que ¡no somos perfectos!
¿Sabes de donde vengo?
de Randle, creo que firma así.
Con tus once palabras has liberado ochocientas -estimadas, algo había que poner-
Buen día: PAQUITA

Montserrat Sala dijo...

Mejor fotografía no hubiera podido encontrar para ilustrar su pensamiento.
ESta clase de mezcla de madera i colas fuertes simpre dejan algun pincho con el que te haces daño. Mejor ponerse guantes antes de manipular. Aplique la idea a su refexión, profeso Ojeda. Buena entrada, de las que hacen pensar.

Juan Luis G. dijo...

Eso pasa por no tratar con maderas nobles.

marga dijo...

"el amor tiene fácil la entrada y dificil la salida" Lope de Vega.

Pilar dijo...

y lo peor es que esas astillas
dejan dolor
pero dejan un vacío
Es difícil
muy difícil
el mundo de las relaciones
Sobre todo
cuando uno se olvida de que es mayor y se entrega como un niño
Y de repente se encuentra
solo, vacío y dolorido.
Te comprendo, Pedro

Euphorbia dijo...

Las hay, seguro, pero es bueno aprender a esquivarlas y buscar las partes romas, que también existen, aunque escaseen algo más.
Un beso, Pedro.

Lola dijo...

Que razón llevas Pedro.... Pero siempre podemos encontrar el aceite que nos ayude a sacarlas......

Anónimo dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Me quedo con el comentario de Juan Luis G.
Pero una vez la elección equivocada, como hay que ser positivos, pasemos a la acción: cojamos un tamborcito y con un poco de música, hagamos bailar a todas las astillas hasta colocarlas en su sitio. Es sólo cuestión de hacerlas que giren, con un poco de paciencia, una a una, como hacemos con el ratón cuando queremos enderezar una fotografía.
Pongo una canción -como ayuda- a ver si...

http://www.youtube.com/watch?v=F1l-C_4zuY8

Saludos. Gelu

elisa...lichazul dijo...

ay profe!!
y como duelen y como nos afiebran y como nos dejan sencibles la piel...

besitos de luz
tenga una semana preciosa

jg riobò dijo...

Amalgamando las astillas damos con el tablero, cuerpo sólido.

José Núñez de Cela dijo...

por mucho lijar, decapar, barnizar, etc... siempre queda alguna. Las hay que son visibles y se pueden evitar (o intentarlo) pero otras no, esas son precisamente las que se te clavan, desprevenido, y te hacen más daño.

saludos ... y guantes!

calamanda dijo...

Astilla, astillar...una sola y nos
hace astillas y ¿no nos ha pasado a
todos alguna vez?...

Saludos.

Gabiprog dijo...

A veces basta una para que se te gangrene hasta el alma...

Joanimiko dijo...

Hay astillas que dan directamente donde mata, astillas que van directamente a la vida de muchas mujeres, y jóvenes.
Hoy voy a un funeral por una chica de 20 años que la asesinarón a cuchilladas, no la conocí, de vista puede que sí.
En cierta manera compartiré el dolor de muchas madres, mujeres, jóvenes que sufren la lacra por todos conocidos.
¡Qué pare la violencia de Género ya!

Aldabra dijo...

hay personas crueles que no saben aceptar lo que la vida les depara y entonces se dan (agreden, clavan, muerden, pinchan, taladran...) a los que están a su alrededor.

biquiños,

LIGEIA dijo...

Todos llevamos espinas, ajenas y propias, pero cuando nos clavan todas las astillas no es cuestión de erizos enfadados, sino de puntería (mala-leche, maldad, ira, odio, venganza, avaricia, desamor, etc.)y puede que no nos dejen ver donde van las nuestras cuando estamos doloridos, ni siquiera cuanta puntería tenemos también.

Un abrazo.

pancho dijo...

Hay relaciones viciadas desde el nacimiento; se envenenan y revuelven clavándose como puñales.

Cosmo dijo...

Es un dolor intenso como cuando se pincha uno con una aguja,este año estoy liberándome de varias astillas.
Abrazos

BIPOLAR dijo...

es la RUEDA DE LA FORTUNA. Hoy arriba mañana abajo y aplastado por el carro.