miércoles, 26 de mayo de 2010

Cuanto peor, peor.

En el refranero español hay dos que hacen referencia a estrategias de negociación, como diría un asesor moderno, y que siempre me han llamado la atención. Uno de ellos es Cuanto peor, mejor y otro, que se refiere a lo mismo pero con otros matices, A río revuelto, ganancia de pescadores. Parece que en algunas situaciones hay una tendencia a llevar las cosas al límite para sacar provecho del derrumbe y que algunos avispados pesquen lo que puedan -siempre hay a quien le gusta chapotear en el lodo- sin pensar en el mañana.

En la situación de crisis actual, cualquier debilidad de un país es aprovechada por los especuladores para jugar con las finanzas a corto plazo sin pensar en las consecuencias futuras de sus actos y en lo que eso implica para la gente de a pie, esa que jamás tendrá un capital que invertir en acciones. Con la globalización y la tecnología actual, estos expertos intervienen en países en los que no viven -en realidad tampoco viven de verdad el día a día de sus propios países y jamás viajan en trasporte público que no tegan primera clase- y entran y salen de sus finanzas en cuestión de horas. Por otra parte, en algunos rincones del sistema liberal capitalista hay individuos que gustan de jugar al Monopoly con las naciones en un tablero con nombres de calles intercambiables.

Cuando se ajusta la coyuntura internacional a países concretos, estos, según inercias históricas y cultura democrática de las sociedades, reaccionan de una u otra manera: así, no han reaccionado por igual los Estados Unidos que Alemania o Francia, Grecia o el Reino Unido. En el ajuste a España han salido las peores cosas de la historia parlamentaria de este país y hemos visto las consecuencias: los dos grandes partidos nacionales han demostrado sobradamente que no están capacitados para sacarnos adelante con cierta dignidad. Los pequeños partidos nacionales están desaparecidos y enredados en la pequeñez de su discurso o en la esterilidad del liderazgo de la mediocridad personal, los nacionalistas en sus reductos regionales esperando la oportunidad de las próximas elecciones autonómicas. El panorama político español es tristísimo en la peor de las coyunturas posibles. Ésa en la que algunos esperan sacar tajada.

Si la situación de la política nacional es preocupante, también lo es la de ámbitos regionales y locales ante una perspectiva de confrontación electoral en los próximos meses: a pocos les importan más cosas que recoger el número suficiente de votos que les permita gobernar. Las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos han sido administraciones derrochadoras en los últimos años. Curiosamente, algunas quieren seguir siéndolo en estos tiempos porque saben que de ello depende, en gran medida, el resultado de las próximas elecciones. Nadie colabora, de verdad, a mejorar la situación y a calmar los ánimos. Ni siquiera la jerarquía de la Iglesia católica -de la que un buen sector de la sociedad española desearía otros comportamientos-, que ha tenido en los últimos días una posición deplorable en el asunto de Caja Sur, una Caja de Ahorros de pequeño tamaño cuya propiedad le pertenecía mayoritariamente y que ha debido ser intervenida por el Estado para salvarla. Saco esto en el argumento de este artículo porque parece ser que la decisión de la jerarquía eclesiástica que la gobernaba de no aprobar la fusión prevista ha contribuido activamente al juego de los especuladores financieros contra España y porque da grima la inmoralidad con la que han actuado los miembros de su Consejo de administración a pesar de llevar un alzacuellos como forma de identificación personal.

La situación española actual es muy preocupante. Ni el partido en el gobierno ni el partido mayoritario de la oposición van a actuar con la racionalidad que demanda el presente, sobre todo teniendo en cuenta el calendario electoral que se avecina para los dos próximos años. Ninguno de los otros del espectro político tiene oportunidad de gobernar ni maneras que tranquilicen y hagan pensar en otra forma de conducirse.

Por ahora, la sociedad española está más o menos tranquila, asistiendo avergonzada -excepto los seguidores acérrimos de cada uno de los partidos- a lo que está pasando. No hay, en el panorama español actual, ni un sólo referente ético al que acogerse, nadie que practique con la suficiente honestidad la pedagogía política ni intente serenar y reconducir los ánimos. No debemos buscar salvadores, que sabemos dónde conducen, sino unos cuantos que puedan servir a los ciudadanos de este país como ejemplo, aunque no se comporta con ellos las ideas políticas. Es urgente una regeneración para no dejar el campo en manos de los sectarios, de los intransigentes y de los autores o seguidores de fáciles consignas.

¿Cuánto tiempo será así, cuánto tiempo una sociedad puede aguantar sin referentes democráticos sólidos de buena gestión a los que acogerse?

35 comentarios:

Myriam dijo...

No voy a comentar la situación particular española cuyos vericuetos desconozco en profundidad, pero lo que tu referencias en tu artículo, me recuerda en mayor o menor medida, la fragilidad de la República de Weimar, cuyas nefastas consecuencias todos conocemos...

Jesús Garrido dijo...

Exceso de dramatismo nos vende este señor que aspira a mandar, un dramatismo que aunque en menos escala siempre ha existido en la gente. Ahora o nunca está diciéndose.

Lola dijo...

Se agarran al "todo va mal" sin ser capaces de unirse "politicamente hablando" codo a codo a salvar al pais de la quema.

mojadopapel dijo...

Que magnífica exposición Pedro, todavia no acabo de entender el pasotismo que tenemos, y qué, nos impide lanzarnos a la calle a exigir de nuestros políticos un poco de decoro y honestidad que nos demuestre que son capaces de actuar por el bien democrático y nó en su propio interés electoral.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

hace tiempo que esto se ve venir...y veamos si no somos la siguiente "Grecia"... la situación es grave...muy grave...crisis+unos políticos que no tienen ni la más mínima idea de qué camino tomar y encima mienten... de un oposición que sin duda eso oposición pura y dura que se va ver beneficiada por la ineptitud del que gobierna... e imbuidos en tramas de corrupción varias...
no es nada fácil el panorama....pero nada de nada...salud y suerte

Alimontero dijo...

Una excelente artículo Pedro...no soy española ni política, si testigo de lo que ocurre leyendo las noticias.
Muchos países si bien es cierto no han logrado recuperarse del todo, lentamente van paso a paso....pero España está cada vez mas complicada.
Y ahora que te leo veo que es lo mismo en todas partes: los políticos...

Deseo lo mejor pronto!

Ali

São dijo...

Com está doente a Humanidade, meu amigo!!

Aqui não vamos muito melhor, só que não temos esse problema das autonomias. Mas oficializámos o mirandês, imagine-se!!!

A Igreja católica portuguesa é menos fascista do que a espanhola, verdade seja dita.

Que podemos fazer contra estas criaturas que só olham para si mesmas e para os seus interesses?

Uma noite boa.

Edgardo dijo...

¿Qué les pasó? Lo mismo que ocurre siempre en estas situaciones. A lo largo de esto últimos 15 años vivieron una profunda transformación, tanto del régimen social de acumulación como del régimen político de gobierno, que impactó fuertemente sobre los soportes tradicionales de conformación de las identidades políticas. Si a esto le sumamos la desregulación desordenada y la apertura indiscriminada de la economía española en condiciones de competitividad desfavorables, más una redistribución fuertemente regresiva del ingreso producto de valores y ecuaciones incompatibles.

Dentro de este marco, dominado por el eufemismo de la “flexibilización financiera”, fueron perdiendo consistencia social los referentes funcionales de conformación de identidades políticas y la sociedad inmersa en las mieles de la dulce primavera que les regalo la eurozona disfrutaban de las comodidades que el sistema capitalista otorga a sus hijos ortodoxos y fieles.

El sistema político fue dominado por un proceso de fuerte personalización de la representación que permitió a los gobiernos concentrar recursos para la toma de decisiones, al mismo tiempo que limitaba las posibilidades del subsistema de partidos para estructurar una representación política organizada sobra la base de clivajes ideológicos y propuestas programáticas. Esta crisis final, desnuda el fracaso de una elite política que había piloteado la transición democrática después del régimen de Franco. Todo se revela definitivamente incapaz, tanto de estructurar formas racionales y participativas de representación, como de garantizar la vigencia de los más mínimos controles republicanos en el funcionamiento del sistema político.

Pese a todo, ¿rompe la crisis griega, española y portuguesa, con la ficción neoliberal del acceso a los mercados como un espacio público de reconocimiento social y constitución de ciudadanía? La verdad que no lo creo, pese a que por estas horas el dramático cuadro que se pinta desaliente futuras inversiones, especulaciones, negocios, proyectos, fue tanto el furor especulativo, los beneficios y lo que se gasto y “disfruto” que a la larga nada de esto importará. Hoy pueden gritar (con o sin cacerolas, como más les guste) ¡QUE SE VAYAN TODOS, QUE NO QUEDE NI UNO SOLO! Pero mañana los volverán a votar. Este fin de semana que paso leía un articulo sobre España donde muchos españoles ya veían con buenos ojos la vuelta de Aznar (¿?). Volviendo a lo que decía antes, este modelo de una ciudadanía de baja intensidad, configurada sobre la base de la doble interpelación como consumidazo con diversos grades de acceso al mercado y cliente de empresas privadas monopólicas, liberadas de toda regulación y control estatal en la provisión de servicios-públicos, se combino durante buena parte de este crecimiento económico español, con una concepción delegativa de la democracia (pensar cuantos votaron en las últimas elecciones, a cuantos le importó la política o los políticos que la manejaran). El deterioro institucional es directamente proporcional a la calidad de los políticos que las constituyen, y la calidad de estos es inversamente proporcional a la indiferencia de la sociedad en los temas y en los deberes políticos. En todos los casos, la selección y legitimación de los liderazgos políticos se realizo en función de la capacidad de las elites para mantener el estado de cosas, independientemente de la eventual clausura del espació público como escenario de participación y control colectivo de la gestión de gobierno. El miedo y las amenazas matizaron los exabruptos, los robos, las estafas y el despilfarro.

Edgardo dijo...

En definitiva, construyeron y propiciaron una democracia defectuosa, sustentada en la capacidad de negociación directa de las elites con los grupos de interés más allá de cualquier instancia deliberativa o control republicano.

Al final, la resultante de la crisis económica y la fraccionalización del PP y el PSOE, los partidos minoritarios y otras organizaciones políticas han contribuido a la aceleración del descontento público con todos los partidos políticos.

Donde unos ven catástrofes, otros ven oportunidades, porque el ojo del Dios dinero, del Dios poder, del Dios sistema capitalista nos enseña que uno nunca debe claudicar en la búsqueda de éxito sin importar el contexto o las consecuencias.

Lo que ahora vive Europa, Latinoamérica lo ha vivido por 200 años (para el que no sabe y quiere saber tan solo les dejo un libro, solo uno, para que se informen, “Las venas abiertas de America Latina” de Eduardo Galeano y van a entender), no les queda mucho margen de acción y no creo que estén a la altura de los acontecimientos, sobre todo si han vivido de una forma tan “cómoda” estos últimos años

Hay mucho por decir, espero sigamos hablando. Espero logren encontrar la forma de sobrellevar la crisis y sobre todo CAMBIAR, porque va a sufrir mucha gente sino.

Un abrazo gigante Pedro, creo que ahora es donde deben estar más alertas, participar, militar, no ser indiferentes, lo que se hizo mal ya se hizo, lo que no se hizo, ya esta, pasó, no se hizo, es ahora donde deben pensar y tomar medidas determinantes.

HologramaBlanco

Merche Pallarés dijo...

Muy interesante tu post y los comentarios. Ayer vi la excelente entrevista de Iñaki Gabilondo al presidente de ATTAC una asociación que ya advertía hace años de la deriva de nuestra situación actual. Al Sr. Martínez le sorprendía, como a mi, que la ciudadanía no reaccione con lo que está cayendo y sin embargo salgan todos en tromba cuando gana un equipo de fútbol. ¡Cuánto daño hizo el neoliberalismo de Aznarín durante sus ocho años de gobierno! No olvidemos que es cuando la economía se basó en la construcción y empezaron los programas basura para atontar a la plebe y, ahora, ¡¿van a ganar de nuevo?! NO con mi voto, eso os lo puedo asegurar. Los CIUDADANOS ¡tenemos que reaccionar! Besotes revolucionarios, M.

Hernando dijo...

Con la iglesia hemos topado, que se dediquen a rezar, por la situación.
Veo que la gente está muy negativa y pesimista. Saldremos adelante, pero por la gente, por la masa humana que forma esta sociedad, este país, de tantas autonomías,no por los ineptos de los políticos que si tuvieran un mínimo de humildad dimitirían y se harían ermitaños, paraque no verlos ni en pintura.
El pueblo habla, y habla trabajando, arrimando el hombro, oigo mucho "que se va hacer pues nos apretaremos más el cinturón, si así salimos de la crisis"
Estos políticos de mierda, no saben, que tiene una masa humana, dispuesta a sacrificarse para que la sociedad sea un poquito mejor cada día, para que todos podamos vivir en un bienestar asequible . Mientras ellos, se dedican a chorizar, lazarillar, insultar y no gobernar.

Aldabra dijo...

Si supiera argumentar también como lo haces tú, Pedro, diría exactamente lo mismo. La situación actual que vivimos creo que es penosa y de una gravedad que da miedo; al menos yo tengo miedo en muchos momento.

Miedo de mi recorte de salario, en un salario de por sí pequeño (1.245euros, Administrativa N.18 en el Mº de Defensa, con 25 años de antigüedad en la Adminsitración), juzga tú si no.

Miedo de mis poquitos ahorros, que más que ahorros han sido regalos de mis padres que se han esforazdo toda su vida para darme una vida digna y mejor que la que ellos tuvieron.

Miedo del futuro que se le presenta por delante a mi hija, en un sistema educativo sin valores ni referentes (en muchos casos, no quiero generalizar) y en un mercado laboral empobrecido en condiciones y ofertas.

Es tremendo!

bicos,

Juan Luis G. dijo...

Tu reflexión es la que tenemos la mayoría de la gente que día a día presenciamos estupefactos el lamentable espectáculo que nos ofrecen aquellos que deberían aportar soluciones.

Saludos.

Antònia Pons Valldosera dijo...

No puedo sino estar de acuerdo con todas tus palabras. Nos sobran politiquillos (por no hablar de los chorizos que pervierten la Política para engordar sus bolsillos, que esto clama al cielo) y nos faltan estadistas.
Ya ni siquiera me pregunto cómo vamos a salir del túnel. Me conformo con vivir el día a día. Pero sí que me preocupa y mucho qué va a ocurrirles a mis hijas, sobre todo a la pequeña que es autónoma.
Sobre los partidos nacionalistas, pues sí a mi desde Cataluña me da la risa que con la que está cayendo discutan sobre consultas independentistas. Sin embargo mucho me temo que van a tener la clave en las próximas elecciones, hablo de CiU y que van a pactar con el mejor postor. Hay por ahí algún paisano que quiere ser ministro y le da igual con que gobierno.
También estoy de acuerdo con Merche.
No con mi voto.
Un abrazo.

Gabiprog dijo...

No se gobierna en base a unos objetivos, ni siquiera amparados en cierta linea ideologica. Se gobierna en virtud de conseguir y no perder votos... No sé contestar a tu última pregunta.

elisa...lichazul dijo...

todo sistema es frágil...porque todo sistema se dirige por Don dinero...y allí todos sabemos que la tentación es Grande:=)

'tamos sonaos!!como decimos acá
más vale diablo conocido ...que otro por conocer

besitos de lux profe

ánimos!!, todos los tiempos y todas las naciones han pasado por crisis , aomoa un re en la constante espaciotemporal:=)

elisa...lichazul dijo...

erratas

aomoa...somos

nuevo lenjuaje unga punga jajajaj

vazquez74 dijo...

Has indicado la palabra exacta: Regeneración. O quizá Refundación del sistema, porque está dando señales, claramente, de colapso, tanto en lo económico como en lo político.
Como siempre, emites un juicio acertado con un lenguaje impecable. Una maravilla leerte.
Saludos.

María dijo...

El presente es penoso, alarmante y dramático en España, pero creo que lo que se avecina, me parece a mí que será mucho peor.

Recortan este año el 5% a los funcionarios, además, les congelan al año siguiente su salario.

Congelan las pensiones a los jubiliados al año que viene.

Al año que viene (y perdona por la redundancia) no pueden pedir créditos los Ayuntamientos, para lo cual, nos acribillarán a los ciudadanos de impuestos.

Nos van a subir el IVA., suprimirán la ayuda que ofreció ZP a los parados de 426 euros.

Al año que viene quitarán el cheque bebé.

No sigo, Pedro, porque me pongo malita, de pensar todo lo que se avecina.

A quién tiene trabajo, este Gobierno, le "j..." (hablando en castellano", a quién le tuvo, ya nos "j...", y a los que tienen derecho a descansar porque ya trabajaron en su día, y a disfrutar de su mísera pensión, también les va a "j...."

Pero ¿qué está creando este Gobierno? ¡¡¡¡una sociedad parásita!!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡improductiva!!!!!

Su política es inmadura e insegura, hoy dice una cosa, mañana cambia, vuelve a rectificar...

Ya estamos cansados de todo esto, deberíamos salir TODOS A LA CALLE, TODOS, no nos hace falta sindicatos, nosotros podemos, sin apoyo de nadie, y que se vaya ZP, que nos deje por lo menos respirar, que está quedando el país como un desierto, que ya no va a ver quién lo levante nadie

Gracias, Pedro, por dejar que me desahogue en tu blog.

Un beso.

Merche Pallarés dijo...

MARIA, el que se vaya ZP y entre Rajoy no es la solución porque el problema, aunque los medios nos machacan todos los días y por todos los lados con que ZP es el culpable, NO es él. El problema viene de la política neocon practicada por el PP justamente en sus años de gobierno y aún de más atrás. Ese fantasma conocido como "el mercado" es lo que nos está llevando a la quiebra. Simplificando, estamos millones de ciudadanos a expensas de unos cientos de millonarios especuladores. Ahora, que como dice ANTÒNIA nos faltan estadistas, nos faltan líderes con garra que tengan las agallas de enfrentarse a esos cientos de desalmados y los ponga en su sitio, como hace Lula en Brasil.
Te recomiendo veas el video en Youtube (el link en SE BUSCAN LECTORES) del discurso de Daniel Cohn-Bendit en el parlamento europeo.
Excelente.
Y sí, tendríamos que salir a la calle TODOS como en la pelicula "Novecento" de Bertolucci... Besotes, M.

Cornelivs dijo...

Poco mas se puede añadir. Conozco bien el tema de Cajasur (estamos al ladito) y tu analisis me parece correctísimo.

Y en cuanto al panorama politico, tambien coincido.

Mi escepticismo se está haciendo crónico.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yo con la que está cayendo, no podría defender a ningún grupo político como lo hace Merche Pallarés, por ejemplo. Hace tiempo o mejor dicho nunca me ha entusiasmado nadie de los que he conocido. Me parecen todos iguales, aunque se esfuercen en parecer diferentes. Todos pensando en ocupar buenos sillones a costa de lo que sea, y ¡cuánto les cuesta admitir que se han equivocado y me retiro! Todos se quitan el marrón echándole la culpa al otro partido, me da igual PP, PSOE. Me gustaría un golpe de aire freco, diferente, que nos hiciese confiar un poco en ellos, que sintiésemos que de verdad se preocupan por todos nosotros. Lo espero. Isabel.

Isabel Huete dijo...

Lo que más me preocupa siempre de este país es que a las duras todo el mundo calla y nada dice (me refiero a los ciudadanos) si ven aumentos en sus prestaciones sociales, en sus salarios, en sus pensiones... Es como si fuera maná caido del cielo que nos viene dado por derecho natural y no supusiera la realización de ningún esfuerzo por parte de nadie. Es entonces cuando nos dedicamos a gastar a espuertas, a comprarse pisos cuyas hipotecas no se sostienen ni con andamios de hierro forjado, cuando nos dejamos lisonjear por los Bancos creyéndonos ser el Maharajá de Kapurtala, cuando cambiamos de coche porque lo ha hecho nuestro vecino previamente... Vivimos por encima de nuestras posibilidades y nos parece que la vida sólo se vive una vez y hay que aprovechar ese momento para comerse el caramelo y no dejar ni los restos.

Cuando vienen maduras hacemos un cambio drástico (como ese que ha hecho ZP) y por supuesto todo nos parece una mierda porque son los demás los que han puesto el ventilador en marcha y nosotros somos unos mártires a los que hay que seguir manteniendo en ese paraíso nefasto en el que tan cómodamente nos habíamos instalado porque nos negábamos a asumir nuestras propias limitaciones. Era la gran "follie". Ya nadie se acuerda de lo magnífico que le parecían las subidas del 20 o 30% de las pensiones, ni de las subidas salariales por encima del IPC (salvo los funcionatas en los que nadie pensaba, ¿para qué?), ni de la ley de igualdad, ni de la puesta en marcha de la ayuda a la dependencia, ni de los derechos sociales conseguidos ni de tantas otras cosas. No parecía que ZP fuera tan malo porque nos daba mucho sin exigirnos apenas nada... Ahora resulta que es la pura imagen del irresponsable, el inepto, el histérico, el despilfarrador.
No se me confunda: no quito responsabilidad a ZP de los errores cometidos, que son bastantes, algunos graves, y todos probablemente como consecuencia de un exceso de confianza (lo cual es un fallo político de primer orden), pero alabo los aciertos que ha tenido porque hemos avanzado en cosas que ni nos podíamos imaginar cuando gobernaba nuestro internacionalmente admirado Sr. Aznar. No nos quedemos en el trazo fino, en los "chocolates del loro", y miremos los trazos gruesos que son los que ocupan más superficie y benefician a más gente.
Los reinos de taífas en los que se han convertido nuestras autonomías y el afán recaudador a costa de lo que sea de nuestros ayuntamientos no ha servido más que para echar más leña al fuego, para crear más presión, para fraccionar aún más el puzzle y para ponernos a todos un poco más cerca del abismo. Aquí han aparecido varias pinzas: la del PP con los empresarios y la Iglesia, la de las autonomías con los ayuntamientos, la de los banqueros con los especuladores, la de Europa con el FMI, la de Zapatero con sus propios ministros...
Una sociedad que no sabe valorar las cosas cuando las tiene y se quita la responsabilidad de encima (la parte que le toca tener, coño) cuando no las tiene es difícil que genere referentes éticos y menos aún que estén dotados de la serenidad suficiente como para no sucumbir ante las jaurías: las que se ven y las que no se ven.

burgospedia.org dijo...

Se echa en falta tranquilidad política y aquella mesura de la transición, como se echan en falta tus excelentes fotos Pedro.

Jan Puerta dijo...

Hay circunstancias tan desoladores que no nos permiten racionalizar la realidad. Desgraciadamente una actitud llamada sentarse a verlas venir, nos está llevando a una situación insostenible donde la incapacidad, improvisación y miedo a perder, deja a todos los que cumplen religiosamente con lo establecido con el culo al aire.
Aquí no se salva ni el apuntador parafraseando un tópico.
¿Puede un político consolidarse a fuerza de despropósitos? Personalmente creo que no. Pero la realidad de los resultados electorales hasta la fecha me dice me dice que sí.
Hoy en día, la realidad es tan precaria que ya parecemos un país de esos que llaman tercermundistas, esperando el mundial de futbol para darle una alegría al malhumorado pueblo a ver si se olvidan de las mediocridades de sus señorías.
Un abrazo
A modo de presentación ideológica he de decir que personalmente no comparto una ideología política clara. No me considero de derechas, pero tampoco encuentro representación en la izquierda que nos contempla. Y eso del centro democrático es tan sutil y etéreo que no se por donde cogerlo. Nacido en Barcelona, pero no catalanista correligionario de un separatismo visceral como el que parece haber anidado en casi todos los partidos catalanes con representación lógica parlamentaria.
Menudo horizonte el mío.

Merche Pallarés dijo...

ANÓNIMO, querida Isabel, yo no defiendo a ningun partido político porque encuentro, como tú, que todos son mediocres e incompetentes aunque mis simpatías siempre se inclinarán hacia los "ideales" (que ya no existen, desgraciadamente) izquierdistas. Besotes, M.

T.M. dijo...

Como dicen por ahí arriba, no se puede añadir nada más. Lo dejas bien clarito, y creo que coincidimos el 99,9% de los españoles contigo.
Hoy he leído una entrevista en un periódico, y me ha dejado preocupada una cosa, dice que nuestros hijos serán los primeros que vivan peor que sus padres. Con eso ya se puede resumir lo bien que andamos.
Saludos.

Paco Cuesta dijo...

¿Será cierto que cada pueblo tiene el gobierno que se merece?
Empiezo a pensar que sí.

Antonio López-Peláez dijo...

No estoy de acuerdo con el discurso según el cual los partidos políticos son perversos y canallescos, y el honrado pueblo contempla avergonzado el espectáculo. Aquí todos somos corresponsables de lo que pasa. Tiene toda la razón Paco Cuesta cuando piensa que cada pueblo tiene el gobierno que se merece. Tanto más en un sistema democrático como el que, afortunadamente, disfrutamos.

http://antoniolopezpelaez.com

jg riobò dijo...

En épocas así, nuestro interior rebosa de atención.

Casía dijo...

solo se mueven por sus propios intereses, el pueblo no importa, importa llenar sus bolsillos por si caen en las proximas elecciones, la crisis (y solo soy una ignorante ama de casa) en estos momentos es la punta del iceber, ¿creeis que nos cuentan toda la verdad?

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Pedro y blogger@s, poco me prodigo ya por Bloggerandia, (sin animo de ofender), estoy como acorchado, intentando mantener ese trabajo que me da todavia la oportunidad de pagar esos impuestos, la hipoteca, la comida y el poco placer ludico de salir algun dia a tomar una cerveza con los amigos, afortunados todavia, aunque con una gran carga de sencillez pues no he dispuesto de esas riquezas que dan tanta tranquilidad a esos cerdos especuladores sin alma ni vision de futuro, siempre intentando ser lo mas respetuoso con Madre Natura......
Soy de los que por fuerza, ha sido acostumbrado al ahorro por el bienestar futuro de la vejez en prevencion de las temibles enfermedades que acechan a la puerta del alma y del cuerpo....
Nunca, en esta casa, creimos en los politicos y biene de lejos, ahora que la crisis los destapa socialmente y en general, las gentes y nosotros tenemos miedo, seguimos necesitando aquello a lo que año tras año el capital ha acostumbrado al personal....DINERO.
Tenemos que saber y no lo digo a aquellos que estamos en este estupendo Circuito Cerrado que es Blogger, que ha alguno de nosotr@s o a varios nos tocara ir a vivir debajo de un puente, si hay lugar.
O eso... o la guerra, en este Pais se ha tocado fondo y se veia venir, a principios del año pasado ya advertiamos que la cosa se pondria peor... Y aqui esta.
No ha habido politica util ni de un lado ni de otros, no ha habido cojones de doblegar y convencer al Capital de invertir mejor para la continuacion de la evolucion social, que les seguiria permitiendo vivir sus opiparas situaciones, ganado menos pero ganando, la ambicion y el ladronicio en todos los estamentos estatales y bancarios continua....
Es desesperante y para algunos ya es horrible.
Por eso y por tantas injusticias, no paro de recordar aquella frase de Machado - españolito que al mundo vienes, te guarde Dios de una de las dos Españas que te partira el corazon... y el bolsillo.
Magnifico y realista Post, querido Pedro, no menos magnificas las opiniones de los colegas bloggeros.
Fuerte abrazo.
Jesus

Antonio Aguilera dijo...

Pedro: este análisis tuyo (pesimista, no puede ser de otra forma) de la vida económica y política del país, es acertadísimo y compartido por una inmensa mayoría de la población: excepto los muy acérrimos, como bien destacas.
¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie para mejorar esta situación?: ahí está la madre del cordero (o la cuestión del pavo, según la geografía).

Debemos protestar de alguna forma por la calamidad de políticos que nos tocó vivir y, por ende, sufrir.

Por lo pronto mostraré tu artículo a los compys del Espolón; si tú nos das permiso podemos incluirlo en el siguiente Nº. Ya me dirás.
El recienpublicado ya viaja en busca de lector.

BIPOLAR dijo...

Las barricadas cada vez están más cerca. Es ineludible.

Desconocía que la Iglesia administrara un Caja. Cuando lo vi en la tele hasta me persigné.

(Claro que hay que administrar los centimillos del cepillo, será por eso)

Nome Andrés dijo...

Me he asomado aleerte un poco y no puedo por menos que felicitarte por este ponderado y certero análisis: la situcion es tristísima, la sociedad asiste avergonzada..., no hay referentes éticos... Cuántas verdades.
Un abrazo.
andres